miércoles, 9 de septiembre de 2015

Radio Ahijuna y su nueva propuesta

Once años después de la puesta en el aire de Ahijuna, radio comunitaria del Sur del conurbano bonaerense, Carlos Leavi, Juan Pedro Legarreta y Martín Iglesias repasan la historia y su proyección
Por: Carlos Leavi, Juan Pedro Legarreta y Martín Iglesias*
Las experiencias de comunicación popular y comunitaria como las de Radio Ahijuna caminan sobre unas trayectorias que las preexisten, aunque su desafío permanente es reinventarse a sí misma en los contextos socioeconómicos, culturales y tecnológicos en los cuales se inscriben. Pasaron 11 años de la primera transmisión cuando todavía luchábamos por no ser “cerrados” y “decomisados” dado el marco normativo que impedía el acceso de la sociedad civil a los medios audiovisuales: la 22285 de 1980.

No fue fácil ponerla al aire. Como signo de época organizamos un “Patacón party” donde tocó Arbolito y un “Forrazo” con Diego Capusotto para el 1 de diciembre de 2001. El 20 de ese mismo año nos encontró resistiendo a la represión estatal. Con la disparada del dólar de uno a cuatro pesos en la salida de la convertibilidad compramos los fierros de la torre. El transmisor llegó de la mano de los mismísimos patacones del sueldo universitario de uno de los integrantes del equipo. Llevamos adelante estrategias de las más variadas: un centro cultural, una obra de teatro infantil itinerante (“Cerro Chico contra el Sr. Del Hambre”), campañas financieras y la realización de cortos radiofónicos para reparticiones del Estado. Con el cambio de época que trajo la asunción de Néstor Kirchner definimos la presentación pública de la emisora el 27 de agosto de 2004, en coincidencia con el lanzamiento de los “21 puntos por una Radiodifusión Democrática”. Con torre prestada y en el local de una parrilla al paso nació Ahijuna.

Quienes pusimos en marcha, construimos y producimos desde Ahijuna elegimos que la emisora la gestione la Cooperativa de Trabajo “La Usina de Ideas Ltda”. Este modelo, propio de la economía social, se reconoce en las tradiciones argentinas y latinoamericanas de asociativismos, de juntarse para ser más y mejores. Somos cooperativa porque creemos en la propiedad social. Creemos en el trabajo colectivo, en la autogestión. Como sostuvo Graciana Peñafort en la apertura de la asamblea anual de Farco “la comunicación comunitaria no es comunicación solitaria”, donde cada colectivo define y diseñar su propio programa, programación o sus necesidades de expresión aisladamente. Este modo de organizarnos nos permite fortalecer la construcción de lo público junto con las organizaciones sociales y con las políticas de Estado que promueven la participación popular y la multiplicidad de voces. Producimos discursos para ser escuchados masivamente, al mismo tiempo que nos abrimos a las iniciativas a la agenda del territorio y de las universidades nacionales, la Defensoría del Público, los organismos de la economía social (INAES), las áreas sociales y culturales, entre otras.

Pasada ya una década de trabajo, la emisora es parte protagónica de la implementación, por parte de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), de los Fondos para Medios de Comunicación Audiovisual (FoMeCA). Se trata de una política pública que da cumplimiento al art. 97 inciso f) de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Precisamente la ejecución de estas líneas de financiamiento permitieron la mejora en la gestión y sus procesos, en los contenidos y su modo de producirlos; en el equipamiento y la renovación tecnológica. Estos fondos, estas políticas públicas, este rol del Estado promoviendo la multiplicidad de voces y profundizando la democracia permite que en Ahijuna la ley audiovisual se exprese con más y mejor información, con música variada y “bien de acá”.

En este marco de trabajo conjunto con otros actores fundamentales para la democratización de las comunicaciones, arrancamos una nueva etapa. Con la voz tan particular de Norberto “Ruso” Verea en la propuesta la artística: un hombre nacido y criado en el sur del Gran Buenos Aires. Con más información, expresada en la producción periodística del horario central (9 a 15 horas) y las emisiones horarias del Servicio Informativo de Radio Ahijuna. Con una renovada propuesta musical, que combina la difusión de géneros nacionales, latinoamericanos y de músicos independientes, buscando el equilibrio entre estilos, ritmos y épocas. Y con más voces, que se anuncian en el amplio segmento de la programación dedicado a coproducciones independientes locales y otros programas producidos por emisoras comunitarias de todo el país. Todo esto hace que Ahijuna sea una propuesta diferente en el dial: música e información con identidad propia. A 95 años de la epopeya de “Los locos de la azotea”, los oyentes del sur del conurbano bonaerense (a través del éter en la FM 94.7) y quienes la escuchan por la web (www.ahijuna.fm) podrán acceder a una mejor, más amplia y plural comunicación radiofónica.
*Integrantes del colectivo de Ahijuna
Fuente: PáginaI12

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: