miércoles, 26 de julio de 2017

Colombia impone multa histórica a Claro y Telefónica: US$1.600 millones

El Ministerio de Comunicaciones en Colombia informó que las empresas de telecomunicaciones Movistar, marca perteneciente a la española Telefónica, así como Claro, propiedad de América Móvil, pagarán una sanción al Estado casi US$1.600 millones por la devolución de las redes e infraestructura que instalaron para ofrecer el servicio de telefonía móvil en el país sudamericano
Un tribunal de arbitraje de Colombia condenó el martes a las firmas de telecomunicaciones Claro y Movistar, unidad de la española Telefónica, a pagar al Estado mil 554.4 millones de dólares por la devolución de las redes e infraestructura que instalaron para la prestación del servicio de telefonía móvil, informó un funcionario gubernamental.

El director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado, Luis Guillermo Vélez, dijo que el fallo del tribunal de la Cámara de Comercio de Bogotá es la condena más alta a favor de Colombia en toda la historia y que se constituye en un triunfo jurídico para el Estado.

"Un tribunal de la ciudad de Bogotá condenó a las empresas Claro y Movistar a pagarle a la nación la suma de 4.7 billones de pesos", declaró Vélez a periodistas.

El funcionario precisó que Claro, controlada por América Móvil del magnate mexicano Carlos Slim, deberá pagar 3,1 billones de pesos (mil 25.2 millones de dólares), y Movistar, la marca comercial de Telefónica, 1.6 billones de pesos (529.1 millones de dólares).

La reversión de redes estaba contemplada en los primeros contratos de operación de servicio celular, en 1994, y obligaba a los prestadores a devolverlas al Estado en 10 años.

Aunque el Gobierno acordó nuevas condiciones con los operadores, incluida la eliminación de la reversión, posteriormente un organismo de control argumentó que el contrato original se mantenía y no se podía modificar, lo que originó el litigio.

"La cláusula de reversión de activos en los contratos de concesión que se firmaron en la época del año 1994 estaba vigente y es de obligatorio cumplimiento", dijo el ministro David Luna, el miércoles a la radio W.

Según lo que Luna explicó, una ley de 1998 define que al pactar con cualquier empresa un contrato de concesión, esta debe indemnizar al Estado por el uso de sus bienes.

Movistar, filial de la española Telefónica, publicó en su página web que "analizará el contenido de la decisión y adoptará las acciones legales para la defensa de sus intereses, la de sus accionistas y empleados, así como para garantizar la prestación del servicio a todos los colombianos".

A su vez, la multinacional mexicana América Móvil, casa matriz de Claro, respondió en un comunicado que "está revisando las alternativas legales con respecto al laudo arbitral (...) que no está a favor" de Claro.

Colombia tiene en la actualidad más de 58.5 millones de abonados a telefonía móvil, de los cuales 28.5 millones son clientes de Claro y 13.5 millones de Movistar, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Tras conocerse la multa, los títulos de América Móvil pierden un 0.25 por ciento a 15.79 pesos en la Bolsa mexicana a las 12:28 hora de la Ciudad de México, luego de que en sus primeras operaciones perdieron hasta un 0.57 por ciento.
Fuentes: Reuters y AFP

TelAm: Qué mal se te ve...

Adrián Pertoldi, Licenciado y Profesor en Periodismo en la Universidad del Salvador, se tomó el trabajo de analizar que tipo de contenidos sube la Agencia TelAm a su canal de YouTube y marcó algunas conclusiones:
  1. De los últimos 125 videos subidos por la Agencia, ninguno corresponde a voces de la oposición. El último, Florencio Randazzo. 14 de Julio.
  2. De los últimos 40 videos, 3 corresponden a María Eugenia Vidal y 2 a Horacio Rodríguez Larreta. Todos positivos.
  3. De los últimos 150 vídeos que subió la Agencia TelAm, 20 corresponden a inauguraciones y proyectos de Cambiemos.
  4. De los últimos 125 vídeos de TelAm, 9 corresponden a Venezuela. 8 videos a favor de la oposición. En el restante habla Nicolás Maduro.
  5. De los últimos 200 videos de TelAm, 8 corresponden a la figura de Mauricio Macri. Venezuela. Alejandra Gils Carbó. Julio De Vido. Timbreo. Fuerzas Armadas.
  6. Llamativo. De los últimos 90 videos de TelAm, 5 corresponden a actividades del INTA.
  7. La última aparición opositora al gobierno en el canal YouTube de TelAm fue hace 12 días.
  8. Al menos 5 videos, en las últimas dos semanas, lo tienen a Hernán Lombardi, Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, como protagonista
Imagen ilustrativa. Tomada desde el 19 al 21 de julio del 2017. Sin candidatos de la oposición

martes, 25 de julio de 2017

"Los Monos", Historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno

Llega en agosto a las librerías. "Los Monos", Historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno, de Hernán Lascano y Germán de los Santos
“Los Monos. Historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno” es el esperado libro que cuenta el origen de esa banda criminal, visita las leyendas, recupera las voces de quienes los conocieron de cerca y reconstruye el entorno de una larga tragedia de la ciudad. Lo hace, además, con una doble mirada local: la de los periodistas Germán de los Santos y Hernán Lascano.

“Contamos mucho de la historia de Los Monos pero también del contexto: no eran los únicos que mataban. La muerte se convirtió en un ejercicio de estos grupos criminales ligados al narcomenudeo”, afirmó De los Santos y añadió: “No eran grandes narcos, no exportaban cocaína a Europa vía África como vemos ahora”.

El coautor del libro, corresponsal de La Nación y ex periodista de Radio 2, visitó el programa Radiópolis que conduce Roberto Caferra y habló de los mitos ligados a la banda, por ejemplo que “el Viejo Cantero -ex líder y padre de la familia- no había tenido ninguna causa federal”.

“Encontramos que la primera causa federal contra el Viejo Cantero es en Itatí, Corrientes, del año 1999. En el juicio, dice que va rezar a la virgen de Itatí porque se puede comprar el primer auto, un Ford Escort, pero en realidad llevaba 70 kilos de marihuana”, señaló De los Santos y calificó a ese hecho como el “punto de partida” de Los Monos.

El trabajo tiene el plus que le aportan dos de los periodistas que más y mejor trabajaron el problema de la narcocriminalidad en Rosario. “Ellos vendían droga en el búnker, que es un fenómeno local con muchas paradojas, porque es un lugar fijo no clandestino, a la vista de todos gracias a la complicidad policial y a la red de contención hacia los propios grupos”, analizó De los Santos.

Para el investigador, la banda “casi no existe más aunque cada tanto vemos episodios”. El trabajo no persigue el objetivo de determinar culpables o inocentes porque la misión del buen periodismo es otra. “Nosotros tenemos que contar”, resumió el autor.

En el libro, que se podrá encontrar en las librerías desde el martes próximo tras más de dos años de trabajo, excede el relato policial y judicial y recoge testimonios de “gente del barrio, las maestras, gente que los conoció en otro momento”. “Es un libro para que lo lea cualquiera, no para periodistas”, aclaró en la entrevista y comparó el rol de las mujeres de Los Monos, cuando éstos cayeron presos, con "las ciudades llenas de viudas de Paquistán por la guerra"
Fuente: Rosario3

Qué no se apaguen nuestras pantallas

Ante el repentino levantamiento de Fanny la Fan, la Asociación Argentina de Actores se manifiesta en estado de alerta por la contundente pérdida de pantalla de las tiras y unitarios argentinos en nuestra televisión abierta, situación que ya venimos advirtiendo, entrando ahora en una fase casi terminal en la que sobrevive apenas una sola tira diaria en todos los canales de aire.

Estas políticas empresariales afectan las fuentes laborales de todos los trabajadores del sector, debidas a la falta de regulación y fomento en nuestras pantallas, que eximen absolutamente de gravámenes a las producciones extranjeras (latas), sin exigir la obligación de una cuota pantalla para las tiras y unitarios nacionales, conspirando contra el desarrollo de nuestra industria audiovisual y reduciendo, como nunca antes, las posibilidades de trabajo, no sólo de los actores, sino de los guionistas, directores y técnicos.

Nuestro sindicato, junto a otras 15 entidades nucleadas en la Multisectorial Audiovisual, creada hace dos años, viene trabajando de manera concreta en el articulado de normas que regulen y fomenten nuestra industria, que supo ser pionera en el mundo y que hoy atraviesa una crisis sin precedentes.

El más claro ejemplo es la reciente presentación del anteproyecto de la denominada Ley de Televisión y Nuevas Plataformas en el Congreso de la Nación, que propone el fomento de tiras y unitarios, propiciando la reactivación de la industria. Convocamos a nuestros compañeros actores y al público en general a acompañar esta iniciativa, que estamos seguros nos posicionará nuevamente como un gran país productor de series y telenovelas.

Sobre el caso concreto de Fanny la Fan estamos en permanente comunicación con nuestros compañeros, atentos al cumplimiento de la cláusula de prórroga de los contratos y a que se respeten los valores de los bolos de televisión de los actores participantes de dicho programa.

En defensa de nuestras fuentes de trabajo.
En defensa de nuestra identidad y de nuestra cultura.
En defensa de la ficción nacional.
Consejo Integral de la Asociación Argentina de Actores

Ver también: Duro comunicado de Argentores ante el levantamiento de “Fanny, la fan”,
Fanny, la fan otra victima de la pantalla

Fanny, la fan otra victima de la pantalla

El pasado viernes compañeros nuestros, Mariano Ardanaz y Pablo Ambrosini, tuvieron que levantar la grabación de Fanny La Fan, porque su equipo, actores y técnicos, se enteraron que los contratos de los actores, que habían concluido el día anterior, es decir el jueves, no se iban a renovar. Se enteraron, también, que el programa saldría del aire para pasar a emitirse por la web y que a partir del lunes, verían como seguiría la producción del mismo.

Con este episodio concluye “la profecía autocumplida” de: Fanny La Fan no “mide como se espera” y se va a discontinuar. Discontinuar, es el termino frío y “serio” que remplaza a que la van a sacar del aire, y van a interrumpir todos los contratos de los que trabajaban en ese programa.

Dos directores, guionistas, decenas de actores y alrededor de un centenar de técnicos y demás oficios que ven peligrar la continuidad de su fuente laboral.

¿Qué se esperaba que midiera? ¿Por qué se esperaba que midiera eso?¿Qué se mide cuando se mide? ¿Sacando ese programa y poniendo otro, generalmente una lata, una repetición, esa franja, va a “medir mejor”?

El rating promedio de Telefe y Canal 13 es de 9.7 puntos; el de América 4.5, el de Canal 9: 2.9 y la TV Publica: 1.6. Cuando Fanny La Fan estreno, hace menos de un mes, recibió una pantalla con menos de 9 puntos y cuando termino entrego con 13, y se instalo con un promedio de 10 puntos. Media menos que su competidora “Las Estrellas” de Canal 13 pero superando el rating promedio del Canal.

En menos de 2 semanas le cambiaron de horario y su rating promedio descendió a 6.85 puntos. No era lo esperado pero superaba al gran estreno de la pantalla por la tarde que era la telenovela turca “Mar de Amores”.

No hay que olvidar que la misma señal, “discontinuo” y nunca emtió la segunda temporada de “Loco X Vos” aduciendo que era un formato de la corporación competidora a Viacom. El formato era de Sony. Pero también los contratos se interrumpieron.

“Mar de Amores” que mide menos de lo que midió “Fanny La Fan”, sigue tranquilamente al aire, “Fanny La Fan” no!

Si “Fanny La Fan” se hubiese emitido en Canal 9 ¿hubiese sido un éxito? ¿Cuanto mide Fox (suma un 0,9% con todas sus señales incluyendo las deportiva), o TNT (0.43%) o Disney, en el cable?. Por qué no se las “discontuan”. ¿Cuantos tiras o unitarios argentinos emiten estas señales? Ninguno. Por ultimo, ¿Qué se va a emitir en lugar de Fanny La Fan?

La relación del tan mentado rating y la continuidad de un contenido no es absoluto, y si bien esto es una verdad de perogrullo sigue siendo el argumento principal que se esgrime a la hora de dar de baja un programa en nuestra televisión.

En la televisión de aire de la capital federal, había 2 tiras, ahora queda solo una.
Así como intencionalmente se decía “la gente no ve cine argentino” ahora dicen “la gente no ve televisión argentina”. Y viendo como manejan las transnacionales del cine y la televisión las pantallas, la pregunta tendría que ser: ¿Cómo hace la gente para ver televisión argentina?.

Para terminar, en los países donde la industria audiovisual funciona, la cuota pantalla que se exige a los dueños de las concesiones de las mismas es desde un 30 hasta un 10% de contenidos originarios del país donde se emite o donde se proyecta. Y esta exigencia no solo es para los canales de aire, sino que para los de cable, para los canales web y para las OTT (Netflix, etc.) también.

Sin cuota pantalla no hay espectadores y sin espectadores no hay televisión, ni en el aire, ni en la compu, ni en el celu. Sin cuota pantalla no hay televisión.

Para que este asunto crucial no quede en opiniones cruzadas, seguimos impulsando junto con la Multisectorial por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Argentina una ley.

Por una ley de televisión y nuevas plataformas
Porque nuestra ficción cuenta.
DOAT - Directores de Obras Audiovisuales para Televisión

Fútbol para pocos y cooperativas en problemas

El inicio del nuevo torneo llegará con cambios en la forma de ver televisión que incluye el fútbol codificado y una web para ver en vivo, previo pago. La mayor será la desigualdad será en aquellas ciudades y localidades donde se parte de un operador privado o una cooperativa o cable comunitario
La Cooperativa de Arata, en La Pampa, aclaró que su red no permite aún TV digital y que tampoco está la posibilidad de comprar los “deco” hogareños. La entidad hará los esfuerzos pero inevitablemente tendrá que trasladar a cada usuario los costos.

El “Fútbol para Todos” tiene los días contados. Morirá inmediatamente después de las elecciones cuando el gobierno nacional ponga en marcha la maquinaria privatizadora que dejará en manos empresarias la ganancias de ese pingüe negocio. Después de octubre los argentinos deberemos pagar si queremos ver los partidos del fútbol de Primera en nuestros televisores.

Esto no parece, a esta altura, demasiada noticia, pero sí lo es que una vez que se acalle el suceso electoral de medio término la situación cambiará radicalmente para el futbolero pampeano. En realidad para todos los argentinos, pero ponemos énfasis en nuestra provincia donde ya podemos asegurar que de “Para Todos” cambiará a “fútbol para pocos”, o muy pocos.

Tiene que ver esta nueva realidad ya no sólo con cuestiones puramente de poder adquisitivo sino además con la situación tecnológica en que se encuentran mucho cableoperadores en La Pampa, tanto privados como cooperativos. El óptimo servicio que ofrecen en Santa Rosa la CPE y en General Pico la Corpico, no se replica hoy en todas las localidades y sólo algunos están en condiciones de poner en los hogares una señal “Premiun”.

Este panorama técnico tiene, desde los ahora proveedores Fox y TNT, la alternativa “analógica”, es decir el viejo sistema por el que muchos llegan a sus asociados aún hoy con una calidad inferior. Pero aún así no será nada fácil poner en las pantallas de muchos pueblos pampeanos el preciado contenido del más popular de los deportes.

La baja escala
Desde allí aparecen todas las dificultades. Ese muchas veces escaso número de abonados hace imposible nuevas inversiones, mudar por ejemplo de los viejos tendidos a la fibra óptica, la “autopista” que hace falta para que viajen los contenidos digitales con la mejor calidad. Esa misma baja escala le pone freno también a la intención de los cableros, incluidos los cooperativos en esa situación, de invertir en el equipamiento que hace falta para llegar con el fútbol a cada domicilio que lo solicite.

En una serie de consultas que La Arena hizo en los últimos días, alguien recordó algún acuerdo realizado mano a mano con los proveedores de entonces. El operador pagaba a la generadora un valor equivalente al total de los abonados y la señal se inyectaba libre a toda la localidad. En otras palabras, el proveedor hacía un negocio redondo porque sumaba a sus arcas todo lo posible en esa plaza y los usuarios no ponían una moneda.

El dirigente que recordó esta operación indicó que era “en negociación directa con el distribuidor”, pero hoy una simple multiplicación del costo que tendrá por conexión el fútbol por la cantidad de abonados da un número que es imposible de absorber. “Tendríamos que cobrar a todos por igual y obligatoriamente y eso es imposible”, se resignó por lo menos hasta tener, en el futuro cercano, contacto directo.

Así las cosas, entre los que no tendrán la posibilidad de ver por no disponer de los recursos y los que no podrán ver ni pagando por una limitación técnica, por lo menos en La Pampa el Fútbol para Todos será un recuerdo del pasado reciente y reinará el Fútbol para Pocos.

Tecnología y costo
Pequeñas localidades como Arata y Caleufú, separadas por pocos kilómetros y ambas servidas por cooperativas en cuanto a televisión por cable, están lejos de poder ver fútbol de primera por TV paga, mientras que en localidades como General San Martín y Doblas están preparados para agregar los canales Premium. También accederán a la chance abonados a cables privados como el que opera en Winifreda, Mauricio Mayer, Villa Mirasol, Colonia Barón y Quemú Quemú.

Aquellos pueblos con otros servicios dependerán, en cada caso, de los acuerdos que logren con los proveedores y de las disponibilidades técnicas. Para llegar al hogar con un servicio de HD, los cableros deben contar con una red apropiada y con los decodificadores que permitan “bajar” en cada domicilio la señal. Y eso no es otra cosa que dinero.

“Imposible”
Desde la Cooperativa de Arata indicaron que su red no permite aún televisión digital y que tampoco está la posibilidad de comprar los “deco” hogareños. La entidad hará los esfuerzos pero inevitablemente tendrá que trasladar a cada usuario los costos, no sólo del abono sino de la tecnología que deba incorporar. “A menos que se pueda llegar a un acuerdo para poner la señal abierta a todos, en Arata va a ser imposible que veamos el fútbol”, indicaron.

En Caleufú, la cooperativa está en pleno desarrollo de tendido de fibra óptica y aún no ha incorporado los “deco” hogareños. Sus autoridades dijeron que todavía no tenían precisiones de cómo funcionará el sistema ni la comercialización y recordaron que en la etapa anterior del fútbol pago “había muy pocos socios abonados”. Indicaron que con mayores datos podrán hacer una composición más seria pero auguraron que entre las dificultades técnicas y económicas bajará sustancialmente la popularidad del fútbol, al menos vía televisión.

Expansión
El gerente de la cooperativa de servicios de General San Martín, Néstor Schlaps, sostuvo que esta nueva modalidad los encuentra “en plena expansión tecnológica”. Están empezando la obra de tendido de la fibra óptica directa al hogar y preparan los paquetes calidad HD, entre ellos el fútbol.

“Estaremos en condiciones de ofrecerlo a nuestros socios y ellos decidirán. Debemos aclarar que el tendido irá en forma progresiva y podremos dar respuesta a medida que la red avance”, indicó.

“No sé cuántos podrán pagar”
En Jacinto Arauz, el cable es un servicio de la Municipalidad y es mediante fibra óptica como red principal y coaxil al hogar y permitiría la calidad HD. Colsecor provee las señales y el intendente Oscar Beilman dijo que está esperando “precisiones” desde Córdoba pero sin embargo recordó que no utilizan decodificadores y “el abono básico que paga la gente está por debajo de los 300 pesos. Yo no sé cuántos están dispuestos a pagar más del doble para incluir el fútbol”, se preguntó y recordó que “en la etapa anterior habíamos alcanzado un acuerdo con el proveedor y pagábamos por unos 400 abonados y lo ofrecíamos gratis. Ojalá que esta vez podamos hacer algo parecido, aunque me parece muy difícil”, indicó.

En Doblas, la Cosedo, de larga experiencia como operador de televisión por cable, ya está trabajando con un paquete digital con señales en HD y ahí añadirá el fútbol.

Sin embargo, desde la conducción de la entidad señalaron que el 90% de los usuarios paga por el servicio analógico básico que es de 220 pesos. “Y el paquete extra digital con varias señales HD cuesta otros 40 pesos, cifras que como se ve son baratas. No vemos que aquí en Doblas vaya a producirse una avalancha para pedir el fútbol pagando 300 pesos extras”, anticiparon.

Los que sí están en condiciones
En localidades de la provincia donde existen servicios de cable privados, en su mayoría los abonados ya están recibiendo paquetes digitales con señales de alta definición y por lo tanto no tendrán problemas en acceder al fútbol si pasan por ventanilla. “Estamos en condiciones”, confirmó para este informe el propietario del cable que desde hace mucho tiempo atiende desde Winifreda a Mauricio Mayer, Colonia Barón, Villa Mirasol y Quemú Quemú.

En tanto, la cooperativa Colsecor está informando a sus asociadas de todo el país cómo se implementará dicho servicio, que tendrá un costo estimado de $300 mensuales para ambos canales.

De acuerdo a lo manifestado por Turner y FOX, las empresas que ganaron la adjudicación, el fútbol será un producto Premium; esto significa que será parte de las grillas digitales. No obstante, está contemplada una opción comercial para todos aquellos cableoperadores que todavía tengan sistemas analógicos en su servicio.

En ambos casos, se verá a través de las señales FOX Sports Premium y TNT Sports.

En los sistemas de emisión digital cada una de estas señales transmitirá 7 partidos en vivo, disponibles en formato SD y HD. Los mismos se intercalaran semana tras semana. Dos partidos de cada señal serán trasmitidos también en alguna señal básica de estos proveedores. En los sistemas analógicos, el formato disponible será SD. Para ambos casos, el contrato inicia en agosto de este año y tiene vigencia por dos años.
Sigue el fútbol para pocos
A partir del acuerdo de Fox-Turner con la AFA, el fútbol de Primera se dejará de transmitir a través los canales de aire. Los operadores de cable y de televisión satelital sumarán dos canales a sus grillas para emitir los encuentros del nuevo torneo: Fox Sports Premium y TNT Sports y el pack adicional costará $300.

Eso sí, hasta el 30 de septiembre todos los partidos se transmitirán sin cargo adicional en los canales básicos de programación: Fox Sports, Fox Sports 2 y TNT Sports.

Para ver los partidos, necesitarás televisión por cable. A través de la web futbolargentino.tv se pueden obtener más detalles de cómo serán los cambios y las ofertas que ofrecen los proveedores de cable.
Fuentes: Diario La Arena, Señales, La Nación

lunes, 24 de julio de 2017

Jorge Lanata y la fábrica de polaquitos

"El domingo Jorge Lanata presentó junto con Rolando Barbano (jefe de la sección Policiales del diario Clarín) un informe titulado “Infancias robadas”. Barbano empieza entrevistando a la directora del jardín de infantes N°14 de Villa Caraza, que relata cómo algunas personas entraron a robar al lugar y lo dejaron destrozado. El robo funciona como introducción al plato fuerte del informe: “La policía asegura que el robo al jardín lo cometió un nene de 12 años”, explica Barbano. La voz en off de Lanata agrega: “El Polaquito, que mantiene aterrorizado al barrio de Villa Caraza”. Entre que terminó el informe y se explicitó la supuesta necesidad de la baja de imputabilidad pasaron menos de cuatro minutos. Una de las periodistas contó que Germán Garavano, Ministro de Justicia y Derechos Humanos, ya tiene preparado un proyecto de ley donde propone bajar la edad de imputabilidad"
Por: Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI)
“Me fui de PáginaI12 porque se vendió a Clarín”. Lo dijo Jorge Lanata a mediados de los ’90, cuando dejó el diario que él mismo había fundado en 1987.

Más de 20 años después esa explicación, en la voz del mismo periodista, no tendría ningún tipo de congruencia con la realidad.

El domingo Jorge Lanata presentó junto con Rolando Barbano (jefe de la sección Policiales del diario Clarín) un informe titulado “Infancias robadas”. Barbano empieza entrevistando a la directora del jardín de infantes n°14 de Villa Caraza, que relata cómo algunas personas entraron a robar al lugar y lo dejaron destrozado.

El robo funciona como introducción al plato fuerte del informe: “La policía asegura que el robo al jardín lo cometió un nene de 12 años”, explica Barbano. La voz en off de Lanata agrega “El Polaquito, que mantiene aterrorizado al barrio de Villa Caraza”.

Lo que sigue es totalmente revelador en muchos niveles e incluye un patrullero de fondo; un nene de 11 años que roba, se droga y mata; y un periodista que da cátedra acerca de dirigir las preguntas hacia un solo lugar: la necesidad de la baja de imputabilidad.

El informe de Periodismo Para Todos no se presenta de cualquier manera ni de forma aleatoria, mucho menos inocente, sino que pretende mostrarse como un ejercicio en donde se muestra la realidad. Este tipo de periodismo realidad reúne elementos que generan la sensación de ser radiografías de lo que sucede en la actualidad. Para llegar a eso, los elementos en los que se apoyan son, por lo general, el periodista y la cámara en la calle; enfoques de cámara que parecen poco cuidados, movidos, casi como si la cámara estuviera escondida, cuando no oculta; un sonido casi deficiente, consecuencia de la “improvisación”, que obliga a poner subtítulos; entrevistas a “personas comunes” donde los temas versan sobre lo que ocurre todos los días. En definitiva, pareciera que cualquiera que tenga un celular a mano puede construir un producto como ese, no es necesario contar con productores, camarógrafos, conocimientos y periodistas.

Y si está al alcance de todos, ¿porqué mentir? ¿Cómo se sostiene una mentira si cualquiera puede ir, hacer lo mismo y comprobarlo?

Esa lógica, propia del sentido común, es uno de los pilares de este tipo de operaciones mediáticas, donde la efectividad se sostiene en disimular la pre producción y la edición posterior por la que pasó el contenido que se trasmite, con el fin de mostrar cierta espontaneidad, la cual vendría a sostener “lo objetivo” de la nota.

De hecho, al finalizar la trasmisión del informe, Barbano recalca: “Nos encontramos por casualidad con El Polaquito, salimos del jardín y estaba ahí”. Minutos antes, entre las preguntas que respondió el nene, tuvo que escuchar que el periodista le dijera que lo había visto robando en los videos de la policía. Videos que facilitó el municipio y que, evidentemente habían sido vistos con anterioridad por PPT. Ninguna casualidad.

El nene cuenta que se droga, que roba y que mató, todo dicho con liviandad, lo que es interpretado como el sincericidio típico del inimputable por parte del equipo periodístico.

En la mesa de debate posterior, Lanata, Barbano y otros periodistas demostraron que al final sabían un montón sobre El Polaquito: que vive en una casa con otras 23 personas, que estuvo en la comisaría más de tres veces, que la policía no sabe que hacer, que el estado debería sacarle ese nene a esa mamá para mandarlo a un reformatorio.

Pero parece que la plata con la que cuenta el programa, la gente a disposición y lo incisivo de Barbano, Lanata y compañía no alcanzó para ir a comprobar las entradas y salidas de un menor en una comisaría, procedimiento que debería haber quedado asentado, ser notificado a un juez de menores y a partir de eso, actuar.

No las comprobaron, porque de hacerlo, también tendrían que haber dicho que no existen. Como el asesinato de El Polaquito a un transa, por quien parece que nadie se molestó, donde no hay un nombre del muerto, mucho menos un cuerpo, ni hablar de testigos.

Tampoco, a pesar de saber la dirección de la casa, fueron a hablar con la familia, para ver qué es verdad y qué es parte de la fabulación de un niño, quien toma elementos con los que convive para armar un cuento. Como podemos hacer todos. Incluído Lanata, pero con otro grado de responsabilidad.

Entre que terminó el informe y se explicitó la supuesta necesidad de la baja de imputabilidad pasaron menos de cuatro minutos.

Una de las periodistas contó que Germán Garavano, Ministro de Justicia y Derechos Humanos, ya tiene preparado un proyecto de ley donde propone bajar la edad de imputabilidad. El escrito estaría en manos de Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad. Sólo falta que pase el año electoral para debatirlo, no vaya a ser cosa que se mezcle con la política de campaña.

El día posterior el periodista estrella del grupo mediático al que no quería venderse, se enojó porque el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), organización donde milita la madre de El Polaquito, denunció el montaje de la nota.

Una vez más, Lanata fuerza los límites de la realidad para acomodarla como le conviene: “Es una locura que digan que secuestramos al nene”. Ni el MTE en su comunicado ni nadie, dijo que los periodistas habían secuestrado al chico. Eso lo dijo Lanata, con la intención de forzar discursivamente una denuncia real hacia un lugar inverosímil y de esa forma, restarle importancia. Porque si algo de lo que dicen del otro lado termina siendo poco creíble, entonces es más fácil desacreditar todo lo demás.

La realidad es que la pre producción del programa emitido el domingo por Canal 13 fue hecha, en parte, por la policía local de Lanús y la Secretaria de Seguridad, con Diego Kravetz a la cabeza, quien estuvo presente durante la entrevista. Mejor dicho, interrogatorio. Donde sí está el funcionario del PRO y policías presentes, pero ningún familiar del nene, quienes no fueron ni notificados de la existencia del material mediático.

Y lo que denuncia la familia de El Polaquito y las organizaciones barriales es que los días previos el chico fue amenazado por la policía, quien lo conoce del barrio y lo tiene marcado, para que diga lo que dijo frente a la cámara bajo la presión de lastimar familiares, no que Lanata lo secuestró. Esto sí lo puede comprobar cualquiera googleando y leyendo el comunicado del MTE.

Lo que vimos el domingo fue un hito del periodismo amarillista, por la práctica conceptual y por la filiación política. Pero amarillo disfrazado de independiente y objetivo. Con el agregado de manipulaciones evidentes, preparadas en conjunto y a conciencia entre la policía, el municipio macrista y los periodistas.

Hoy hay quienes dicen que lo que hace Lanata no es periodismo, y acá la confusión está en pensar que el periodismo es objetivo. Sobre todo el que hace Lanata, quien durante años despotricó contra el periodismo militante junto con otros tantos colegas suyos (algunos dejaron este año su trabajo en TN para pasar a formar parte de las listas del PRO y el Massismo), parados desde un lugar de independencia. ¿Independientes de qué?

Lanata sí hace periodismo y es periodismo militante, en este caso puntual, a favor de la represión a chicos que no alcanzan los 18 años.

El tema es que le rinde más ocultarlo, no le tiembla la voz al pasar sus opiniones políticas como verdades y conclusiones lógicas devenidas de la realidad. Es cierto, no todo es político, pero todo está atravesado por la ideología, de eso nadie escapa.

Y en este momento Lanata milita por la baja de la imputabilidad, mientras calla los datos objetivos: menos del 3% de los delitos son llevados adelante por personas que tienen menos de 18 años según la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires. Sobre un total de 80 mil presos en las 250 cárceles que hay en el país, apenas 1000 son pibes y de esos, 96 los que están por delitos muy graves.

Cuenta sólo una parte, cuando es sabido que el delito organizado (organizado en gran parte por efectivos de las fuerzas de seguridad) utiliza a los menores como mano de obra barata, cuando no esclava, como sucede en Santa Fé con los chicos que son encadenados dentro de bunkers narcos.

Tampoco le da resquemor afirmar que lo que hace, muestra o dice no genera más impacto social que el que decide no cambiar de canal, como Baby Etchecopar, resguardándose en la libertad de prensa para sostener que a las pibas las violan por la ropa que llevan, ignorando casi un siglo de conclusiones por parte de las ciencias sociales, entre ellas la comunicación, que muestran que la relación de los medios de comunicación con la sociedad es mucho más compleja que agarrar el control remoto.

Desconoce, o pretende desconocer que cualquier cosa presentada con el estilo, el lenguaje y las formas del género periodístico, termina teniendo el mismo efecto que un producto periodístico genuino. A esto, ahora le dicen postverdad, aunque la práctica existe desde que existe el periodismo mismo.

Y por último, decide presentar la realidad como si hordas de menores anduvieran sueltos aterrorizando al país mientras la policía y la justicia son víctimas de estas bombas pequeñitas, cuando el aparato represivo estatal sí prevé un procedimiento penal que es puesto en funcionamiento todos los días sobre cientos de personas que cuentan con menos de 18 años.

Un chico de 12, 15 o 17 años que es detenido por las fuerzas de seguridad, queda a disposición de un juez de menores. La ley 22.278/22.803 permite que a los chicos se le impongan las mismas penas que a los adultos, posibilita que los menores de 16 años (no punibles) estén internados en institutos por tiempo indefinido o hasta alcanzar los 18 y aplica un modelo tutelar, en el que los jueces disponen y deciden en forma discrecional. En este momento son 650 las personas que no alcanzan los 18 años pero están judicializados porque aún siendo menores (conforme la ley) los jueces deciden su internación.

Todo esto pasa cuando la policía decide blanquear la detención en la comisaría, las otras opciones son el gatillo fácil, las torturas o el secuestro y la posterior desaparición como le sucedió a Luciano Arruga, entre otros.

Entonces el Estado no está ausente ni atado de manos, se presenta como se presentó en la vida de El Polaquito. Desde un lugar de represión y con herramientas que reproducen las mismas condiciones sociales que arrastran a los pibes hasta ese lugar.

Hoy Lanata anda furioso, porque el debate se corrió hacía temas que él no pretendía. Es lo que les sucede a quienes están acostumbrados a militar con y para el poder cuando otras voces, que muestran los intereses y las necesidades del campo popular, logramos meternos en sus productos mediáticos, arruinando la pulcritud de lo que pretende mostrarse como la blanca independencia y objetividad para mostrar nuestra realidad, que explica porqué decidimos luchar para cambiarla.

Y lo hacemos con el objetivo consciente y sin vergüenza de que cada vez seamos más, explicitando que nosotros no somos independientes de lo que pasa día a día en los barrios, de nuestros intereses y nuestras necesidades. Somos opuestos a todos aquellos, Lanata entre ellos, que sirven al poder de turno beneficiándose de la miseria ajena y esta oposición no la disimulamos, porque nos muestra que, si esos son los enemigos algo bien hacemos.

Ver anterior: Denuncian que la nota sobre el “Polaquito” en el programa de Lanata es un montaje"Váyase de la mierda, Lanata"Debate: Pobre Polaquito, pobre LanataDebate: El drama de El Polaquito no fue la televisiónExhortación por la difusión de imágenes y datos personales de niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración de derechosCarta Abierta de una jueza de menores a Jorge LanataCarta de la mamá del Polaquito: "Basta, por favor"Múltiples reclamos por la exposición mediática de un niño en un programa periodísticoPeriodismo e infancia, un conflicto innecesario

Empieza el juicio contra 17 periodistas de un diario turco opositor

Ankara les acusa de colaborar con grupos terroristas, pero activistas por los derechos humanos ven un intento de acabar con uno de los últimos diarios independientes del país. Diecinueve empleados y directivos del periódico progresista se enfrentan a penas de hasta 43 años de cárcel por criticar al Gobierno
Decenas de personas marcharon esta mañana hasta el Tribunal de Estambul para pedir que se haga justicia.

La fiscalía pide penas de hasta 43 años de prisión por “colaborar con una organización terrorista sin ser miembro”.

El Instituto Internacional de la Prensa critica los hechos, el director de comunicación del organismo asegura que se está criminalizando el periodismo y castigando a aquellos que hablan y si ahora funciona, lo volverán a hacer.

Diez de los 17 acusados llevan 267 días en prisión. El redactor jefe de la publicación, que también estuvo detenido, comenta desde Alemania:
“Estoy muy orgulloso de mis compañeros que siguen en la cárcel y defiendo su derecho a expresarse y defender la verdad”.
Diferentes organizaciones defensoras de la libertad de expresión han enviado observadores al juicio y critican los hechos en los que se basan para detener a los periodistas, que son, sobre todo, noticias y mensajes en Twitter.

El proceso puede tardar semanas antes de que los jueces dicten sentencia.

La plataforma de apoyo a Cumhuriyet ha convocado para este lunes a las 6.00 una manifestación ante el Palacio de Justicia de Çaglayan en Estambul, donde se celebrará la primera sesión de este juicio.

Organizaciones como Reporteros sin Fronteras, Amnistía Internacional y Human Rights Watch han denunciado la detención de los periodistas como un intento de silenciar las voces críticas, y a inicios de esta semana la actriz Bianca Jagger se sumó a este clamor desde el Festival de Poesía de Medellín.

El diario Cumhuriyet, fundado en 1924 y con una tirada de 40.000 ejemplares, no es uno de los periódicos más leídos de Turquía, pero sí uno de los más prestigiosos, y tanto el diario como su ex redactor jefe Can Dündar fueron galardonados el año pasado con el Right Livelihood Award, conocido también como el "Nobel alternativo".


Foto: AFP
Fuente: EuroNews

Fibertel duplica la velocidad de conexión a sus clientes gratis y para siempre

En 1997, Fibertel se convirtió en el primer proveedor en brindar el servicio de banda ancha de manera masiva en Argentina. Para celebrar su vigésimo aniversario la compañía duplicará la velocidad a todos sus clientes
Resulta indudable que la implementación de las conexiones de Internet a través de banda ancha ha revolucionado los usos y hábitos de los usuarios, a tal punto que hoy en día es imposible pensar en un mundo sin conexiones de este tipo. Ya sea trabajando a distancia, conociendo pareja por redes sociales, estudiando on-line o mirando videos en red, Internet ha cambiado la cotidianeidad de las personas y les ha acercado posibilidades ni siquiera imaginables hace dos décadas.

Navegar en internet tiene un antes y un después de la banda ancha. Las velocidades se han ido incrementando con el tiempo, el costo por mega ha ido descendiendo. Con velocidades iniciales de 256 Kbps y 512 Kbps Fibertel salió al mercado en 1997 y masificó la banda ancha. Hoy, 20 años después apuesta a mejorar la conectividad en el hogar de cada uno de sus más de 2,2 millones de clientes y decide duplicarsu velocidad, gratis y para siempre.

Hoy en día todos los hogares tienen múltiples dispositivos conectados en el hogar, realizando además acciones en simultáneo con gran demanda de conexión. El consumo de contenidos online, por ejemplo, aumentó notablemente en el último tiempo, así como también lo hizo el streaming en vivo y las videoconferencias, entre tantas actividades que en la actualidad son completamente masivas y habituales. Por todo esto la velocidad de conexión en el hogar se vuelve un tema cada vez más relevante.

El proceso para realizar la duplicación de velocidad es simple: Ingresar a www.fibertelduplica.com.ar con usuario y contraseña de cliente y solicitar el incremento de velocidad.

Para poder concretar esta acción de tanto impacto para los clientes, Fibertel trabajó fuertemente en su red y en robustecer la infraestructura en general. Este proceso demandó una inversión en el último año más de 130 millones de dólares. Desde su creación la compañía basó su estrategia en el desarrollo y fortalecimiento de la infraestructura en telecomunicaciones, a partir de inversiones sostenidas que garantizan conectividad y servicios de internet de calidad. Con este objetivo, en los últimos 10 años la compañía invirtió más de 3 mil millones de dólares.

Fibertel cuenta actualmente con más de 2.2 millones de clientes y ofrece servicios de banca ancha de 12, 25, 50 Megas y la nueva velocidad, 100 Megas. Por otro lado, cuenta con Fibertel Zone, el primer circuito WiFi de la Argentina que permite a los usuarios (clientes o no clientes) navegar en forma gratuita a la mejor velocidad en más de 1.800 puntos entre bares, restaurantes, cines, gimnasios y plazas.

Acerca de Fibertel
Fibertel brinda acceso a Internet de alta velocidad a más de 2.2 millones de clientes residenciales a través de una amplia gama de productos diseñados de acuerdo a sus necesidades. Tiene operaciones en más de 100 ciudades del interior del país, 12 provincias (Buenos Aires, Salta, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Río Negro, Corrientes, Chaco, Neuquén, La Pampa, Formosa, Misiones) y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Actualización. El "para siempre" no parece significar lo mismo... Si te pasas del límite te bajan la velocidad, advierte un lector

Periodismo e infancia, un conflicto innecesario

Por: Rodrigo Morabito. Juez de Menores y miembro de la Asociación Pensamiento Penal
Recientemente, el programa Periodismo para Todos, que conduce Jorge Lanata, emitió una entrevista en la expuso a un niño bautizado con el alias "El Polaquito”.

Durante la entrevista, el niño comenta que habría cometido toda clase de delitos, incluso asesinatos a tan corta edad, colocando prácticamente (la nota) al niño en una situación de demonio social, el enemigo que hay que combatir y si es posible, eliminar.

¡Cuánta irresponsabilidad de un medio! ¿En busca de qué? ¿Más rating? No lo sabemos; lo que sí podemos decir es que a través de la nota de mención se vulneraron normas que consagran derechos humanos de los niños.

En efecto, en primer lugar, la Convención sobre los Derechos del Niño ha sido muy clara en cuanto a la importante función que cumplen los medios de comunicación en relación a una información responsable que tenga por finalidad promover su bienestar social, espiritual y moral y la salud física y mental de los niños, niñas y adolescentes (art. 17 CDN).

Igualmente, el tratado internacional más ratificado de la historia del mundo señala que "ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación” y que, a su vez, "el niño tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o ataques” (art. 16.1 y 2).

Sin dudas, el niño que fue expuesto ante las cámaras de televisión fue víctima de una injerencia arbitraria que mancilló su dignidad como persona, como sujeto de derechos y el Estado a través de la ley debe brindarle protección.

Y digo brindarle protección, porque además de las normas señaladas anteriormente, existe una ley específica que, a pesar de sus años, conserva plena vigencia; me refiero a la ley 20.056 que "prohíbe la difusión o publicidad por cualquier medio de sucesos referentes a menores de dieciocho (18) años de edad incursos en hechos que la ley califica como delitos o contravención o que sean víctimas de ellos, o cuando por esa difusión o publicidad fuera escuchado o exhibido el menor o se hagan públicos sus antecedentes personales o familiares de manera que pueda ser identificado” (art. 1).

Evidentemente, el programa Periodismo para Todos incurrió en violación a esta norma, ergo, se difundió supuestos sucesos que la ley califica como delito respecto de un niño. Igualmente, por intermedio de esa difusión, el niño fue escuchado y exhibido, haciéndose públicos sus antecedentes personales y siendo claramente identificado.

Entonces, tal y como expresa la norma, el ciclo periodístico debería responder con una sanción de multa que determine un juez o el órgano administrativo de protección integral, además del comiso de los instrumentos donde conste la difusión o publicidad (arts. 2 y 3).

Ahora bien, más allá de las consecuencias legales que deberían haberse suscitado, lo cierto y verdaderamente preocupante es el trato que a diario muchos de los chicos que generalmente pertenecen a los sectores más postergados y en un alto grado de vulnerabilidad social reciben en los medios de comunicación cuando entran en conflicto con la ley penal.

Lo central de la nota no era mostrar las necesidades básicas insatisfechas y la vulneración de los derechos fundamentales del niño, tampoco lo era la falta de contención y amor familiar ni el problema de su deserción escolar; lo medular era mostrar a un niño demonizado, asesino a sangre fría (aun cuando no se probó que realmente hubiese matado), consumidor crónico; en definitiva, a un enemigo social, insisto, al que hay que combatir y eliminar, pero para nada ayudar.

Vivimos en un país en donde entre el 25% y el 32% del total de niñas y niños son pobres. Esto implica un valor que oscila entre 3,3 y 4 millones de niñas y niños; o sea, 6 de cada 10 niños aproximadamente y si bien pobreza no es sinónimo de delincuencia, por experiencia debo advertir que este flagelo unido a otros como la deserción escolar, la falta de contención familiar, el consumo de drogas y la falta de oportunidades pueden llevar a los niños a la comisión de delitos.

No tengo dudas de que el rol de los medios es trascendental para la construcción y fortalecimiento de la democracia y así lograr sociedades más justas y equitativas, sobre todo respecto de aquellos grupos o colectivos en riesgo constante y con mayor grado de vulnerabilidad social como son los niños, evitando arbitrariedades y exponiendo ante la opinión pública la violación a sus derechos humanos fundamentales; sin embargo, los medios (sin generalizar, obvio) están exponiendo a los niños ya no como sujetos de derecho en peligro, sino como sujetos peligrosos, cuando las estadísticas actuales no dejan traslucir esa realidad.
Fuente: El Esquiú

Ver anterior: Denuncian que la nota sobre el “Polaquito” en el programa de Lanata es un montaje"Váyase de la mierda, Lanata"Debate: Pobre Polaquito, pobre LanataDebate: El drama de El Polaquito no fue la televisiónExhortación por la difusión de imágenes y datos personales de niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración de derechosCarta Abierta de una jueza de menores a Jorge LanataCarta de la mamá del Polaquito: "Basta, por favor"Múltiples reclamos por la exposición mediática de un niño en un programa periodísticoPeriodismo e infancia, un conflicto innecesario

domingo, 23 de julio de 2017

Duro comunicado de Argentores ante el levantamiento de “Fanny, la fan”

Cuando el cincuenta por ciento de la ficción argentina en 2017 en televisión abierta es eliminada del aire de un plumazo, a todos los que integramos la comunidad audiovisual el filo de un puñal helado nos recorre la espalda.

Los números de rating y publicidad que gobiernan despiadadamente al mundo de la televisión local, actúan como juez implacable cuya sentencia cumple un brazo ejecutor que no duda ni da lugar a apelaciones: “No me funciona, fuera”. Así, sin anestesia ni tiempo de espera. Esas son las reglas del juego, dicen todos, y a ellas nos ajustamos los que trabajamos en este medio.

Es verdad: la televisión de gestión privada es un negocio cuyo objetivo es ganar dinero. Pero, cuidado, no debemos olvidar (ni permitir que otros se olviden) que se trata de un espacio en el espectro radioeléctrico que pertenece a todos los argentinos, licenciado por el Estado para la “gestión privada” pero no de manera absoluta, como no lo son ninguno de los derechos consagrados en los cuerpos legales que nos rigen. No debe permitirse que los licenciatarios de una onda que pertenece a la Nación Argentina decidan la programación de ese canal sin tener en cuenta otra cosa que su beneficio económico, sin respetar la tradición audiovisual de la que son herederos, aunque no lo reconozcan.

Sin necesidad de considerar los valores estéticos que tiene el programa “Fanny, la fan”, eliminado el viernes 21 de la grilla de programación, porque nunca fueron tenidos en cuenta por el ejecutor, y del derecho absoluto que parece asistir a los programadores para decidir su destino de aire o de silencio, tenemos la obligación de poner en contexto real este hecho y entender que se trata de uno de los dos únicos programas de ficción diaria estreno que hay en toda la programación.

No es un programa más, es la mitad de la miserable cuota que los canales están dispuestos a poner en onda.

La desaparición de esta entrega diaria es una espina más en la corona que nos lacera, una muestra descarnada de la situación desesperante que atraviesa nuestro sector, crisis terminal nunca vista antes en este país, que fue líder en la producción de telenovelas y series en toda América, que exportó sus productos a Europa y a Asia, que exhibe estándares de calidad que nada tienen que envidiarle a los países más desarrollados y posee talento creativo reconocido por todos los grandes centros de producción del mundo.

Mientras los señores de los medios cierran exitosamente sus balances, nuestros autores, directores, actores, escenógrafos, extras y técnicos ven achicarse sus posibilidades de sobrevivir en esta jungla y están condenados a emigrar o a buscarse la vida como mejor les salga, haciendo lo que no saben y comiendo cuando puedan.

El levantamiento del programa de Telefe es la prueba palmaria de cómo nos maltratan como trabajadores, nos ningunean como creativos, desprecian y rebajan los programas de ficción nacionales y los sacrifican sin piedad en el altar de sus negocios y sus ganancias - que obviamente no son las nuestras - y a muchos le parece normal que esto ocurra.

Debe saber la opinión pública que:
  • cierran, una a una, las fuentes de trabajo para nosotros y a nadie de los que estarían en condiciones de cambiar esa siniestra ecuación, parece importarle...
  • ...desaparece la voz de nuestra ficción en la televisión y a ningún funcionario de la cultura se le mueve el corazón ni le remuerde la conciencia...
  • ...se desintegra una industria, tal vez para siempre, y los que trabajamos en ella nos sentimos huérfanos y abandonados.
Tal como lo viene peleando desde hace un año y medio en la Multisectorial por el trabajo, la ficción y la industria audiovisual, planteando en todos los foros nacionales e internacionales donde participa como institución, declarando públicamente en todos sus documentos, Argentores reafirma una vez más que los autores y toda la comunidad audiovisual argentina necesitan con urgencia, como cualquier otra industria en peligro que requiere de la ayuda del Estado para no hundirse, una ley que regule la actividad del sector audiovisual, específicamente en televisión, y ponga reglas de juego claras y contundentes que nos permitan sobrevivir con dignidad.

No pretendemos limosnas ni dádivas, queremos trabajar y poder exhibir nuestros programas, mostrar lo que somos y hacer conocer a nuestra Patria en el mundo tal y como es.

Queremos ser testigos y a la vez espectadores de nuestra realidad sin tener que asistir pasivamente a la promoción de otros mundos alejados de nosotros hasta el ridículo.

Este país nunca ha tenido sultanes, príncipes o reyes y las mil y una noches que atravesamos son de sufrimiento y espera.

Nuestras mujeres no son vendidas en la pubertad ni usan velo para tapar su cara.

No abrimos las aguas ni volteamos murallas.

Hablamos en argentino y no en doblaje.

Pensamos, escribimos y actuamos en criollo.

Y merecemos verlo.
Argentores, ​​​Consejo Profesional de Televisión



Campaña: normas para los medios públicos

Hernán Lombardi fijó algunas pautas para Radio Nacional y la Televisión Pública Argentina
Por: Pablo Sirvén
Para evitar que se repitan los desequilibrios informativos que favorecieron alevosamente al kirchnerismo en la TV Pública y Radio Nacional durante las elecciones de 2015, el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos dio a conocer ayer un protocolo con los principios para la cobertura de las inminentes PASO y de los comicios de octubre.

"Este es un aporte que contribuye a elevar el nivel del debate ciudadano y a mejorar desde los medios públicos la calidad y transparencia de nuestro sistema electoral", dijo Hernán Lombardi, titular del sistema, en la presentación de las reglas de juego que deberán respetar de ahora en más los principales medios estatales para la cobertura de noticias y notas relacionadas con las campañas electorales.

Se busca impedir así que se reiteren episodios bochornosos como los que, en su momento, los propios trabajadores de Canal 7 repudiaron al denunciar a los entonces responsables de la gerencia de noticias, Carlos Figueroa y Víctor Taricco, por la utilización masiva y "descaradamente de los espacios de los noticieros públicos para posicionar a los candidatos del Frente para la Victoria".

Figueroa, en aquel momento, trabajaba en paralelo en la campaña a jefe de gobierno porteño del FPV de Mariano Recalde.

Ayer, en cambio, se dieron a conocer nueve puntos mediante los cuales el Gobierno se compromete a asumir "la responsabilidad de poner a disposición de la ciudadanía información federal, pluralista y socialmente equitativa acerca del proceso eleccionario".

El documento indica que el foco de sus servicios de noticias estará puesto en "los temas de interés público, de importancia estratégica y de impacto en la vida cotidiana de los ciudadanos, además de la campaña de propaganda y los actos partidarios".

Se subraya que la sociedad "tiene derecho a conocer las opiniones de toda la oferta electoral, por lo que la selección de los temas y candidatos a incluir no debe considerar sólo a las mayorías, sino mantener un equilibrio que considere también las propuestas de las minorías, las organizaciones de la sociedad civil y los expertos en cada materia".

Interesante el planteo de comprometerse a ser "activos en la verificación de los contenidos, aclarando a la audiencia si se trata de una información que no pudo chequearse o cuando la fuente no hubiera aportado suficientes evidencias".

La cobertura federal, teniendo en cuenta el interés de las distintas audiencias provinciales de todo el país, será una "prioridad central" y también cuando los partidos fijen posición sobre temas concretos de interés público como problemas sociales, seguridad, salud, cultura, educación, infraestructura, derechos humanos y medio ambiente. Si se producen errores o inexactitudes en las transmisiones, se obliga a rectificarlas. Del mismo modo se evitará la difusión de afirmaciones injuriosas o incomprobables y la cobertura de denuncias contra los candidatos durante la campaña, que "deberán difundirse solamente cuando se tengan las pruebas de esa denuncia".

Se dará preferencia a las entrevistas a varios referentes por sobre las individuales, proponiendo un tema específico a todos los candidatos "como forma de elaborar una discusión menos dispersa sobre cada asunto".

Además de exigir equidad de género en la cantidad de personas invitadas a opinar y la difusión de encuestas sólidas, que indiquen su fuente y metodología, hay deberes también para el oficialismo: "La publicidad de los actos de gobierno no podrán contener elementos que promuevan expresamente la captación del sufragio a favor de ninguno de los candidatos a cargos públicos electivos nacionales", y quedará prohibido desde la semana previa a los comicios "la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo". El día de la elección, asimismo, los medios públicos no podrán difundir encuestas y proyecciones de resultados hasta las 21.
Foto:  Mariana Araujo
Fuente: Diario La Nación

Medios públicos incluyentes, sin vetos de ninguna índole

Los medios públicos se han convertido en una necesidad para aquellas personas que demandan información de calidad, más aún en estos tiempos en que la tecnología acerca los hechos a los ciudadanos. Todos los países que se consideran desarrollados los tienen y los protegen. En Europa, por ejemplo, la población consume más medios públicos que privados porque los primeros son un referente de calidad.

La administración anterior tuvo el acierto de fundarlos en Ecuador, y ahora el presidente Lenín Moreno ha decidido fortalecerlos. El país necesita medios públicos plurales. Lo ideal es que todas las voces de la sociedad estén representadas en ellos y el ecuatoriano de a pie se vea reflejado en sus páginas; que sus reportajes de radio y televisión aborden temas que en otras estaciones no cabrían porque están sometidas a la lógica del mercado.

Ese es el compromiso de las nuevas autoridades: una línea editorial independiente, pero incluyente, sin vetos de temas ni de personajes.

Editorial de El Telégrafo

Vanesa Defranceschi Sadi de Noble: “Para todos soy el monje negro de la familia”

Vanesa es abogada y esposa de Felipe Noble, uno de los herederos del Grupo Clarín. Dice que a él le legaron responsabilidades y que se está preparando para asumirlas
Por: Julieta Mondet
Hace apenas un mes y una semana que falleció Ernestina de Noble. Son las cinco de la tarde de un día gris plomizo de lluvia incesante. Sabe que será inevitable no abordar el tema y por eso, no le esquivará. Aunque, aclara, dulce y firme a la vez, que su interés es poder promocionar el Horse Parade, una muestra de arte de la que es madrina y que cuenta con nueve artistas que intervendrán caballos que luego serán subastados para una causa benéfica en el Hipódromo de Palermo. “Somos la cara solidaria del Grupo Clarín”, dice Vanesa Defranceschi Sadi de Noble. Entonces, su amiga y organizadora del evento, Verónica Quintana, toma la palabra: “Hacen mucho a beneficio. Y ella es como un ángel de la guarda de él (Felipe Noble), lo cuida con toda su alma, le dio una familia y, a su vez, es temeraria, y puede atender a los medios perfectamente. Funcionan muy bien. Se mueven en bloque y siempre por solidaridad. Sino, preguntale cómo le dicen”. Interpelada, la protagonista responde: “Para todos soy el monje negro de la familia”. Vanesa es la esposa de Felipe Noble, el hijo de la fallecida Ernestina, dueña del mayor paquete accionario del Grupo Clarín. Y ella asume ese apodo con comodidad. “Por algo lo dirán”, lanza refugiada en una taza de té en el bar Malloy’s para enseguida contar cómo surgió este madrinazgo del Horse Parade. “Con Verónica tenemos una larga amistad, y el año pasado Felipe participó interviniendo un caballo y este año me hizo la propuesta de amadrinar la expo y para mí es un honor”, relata entusiasmada mientras la tarde se hace cada vez más oscura y el diálogo va desgranándose poco a poco.

¿El arte es una válvula de escape para Felipe?
Sin duda la familia y el arte son una terapia que lo saca de sus obligaciones como miembro del Grupo Clarín y como “hijo de”. Aunque en estos momentos no está creando porque no tiene tiempo, sí va a museos, son su cable a tierra.

¿Va a las oficinas del Grupo Clarín?
Solía ir tres veces por semana. Ingresa por la puerta por la que entran todos, come en el buffet con todos y saluda a todos. Y yo lo mismo. De hecho, cuando nos ven, muchos empleados nos acercan sus inquietudes para que intervengamos. Felipe tiene la humildad que le inculcó su mamá.

¿Cómo transita la familia el fallecimiento de Ernestina?
Son tiempos muy difíciles porque la presencia de mi querida suegra –así se dirigirá siempre a Ernestina– era muy fuerte y su ausencia aún más. El ir a la casa y que no esté implica que a uno se le retuerza el corazón. Con ella compartíamos charlas y silencios. Ella daba cátedra con sus palabras, sus gestos, sus miradas. Y se tomaba su tiempo para preguntarte sobre tus asuntos. Parece que la puedo visualizar con sus manos sobre la mesa. Era muy cariñosa, se desvivía por sus hijos y nietos. La relación madre e hijo era de un amor muy puro. Y gracias a Dios se pudieron disfrutar.

¿Cómo es la relación entre Felipe y Marcela?
Siempre fueron bastante unidos. Quizás por cuestiones laborales no pudieron estar mucho tiempo juntos. Pero lo más importante es que cuando su madre empezó a no estar bien se unieron muchísimo más. Yo estoy muy contenta por eso y ellos también. Les hace muy bien a ellos y al entorno.

¿Tienen noción de la herencia? El decía que heredaría “una pila de problemas”.
La herencia es un tema privado de los hermanos. Y respecto a los “problemas” yo lo traduciría como una pila de responsabilidades que llegado el momento y en la medida en la que él tenga conocimiento de todo, empiece a manejar.

¿Alguna vez él manifestó querer tomar las riendas del grupo?
Felipe ingresó a la Fundación Noble hace cinco años, y hace mucho, pero no alardea ni comenta. Y respecto a las riendas, mi opinión como su esposa es que él tiene una gran capacidad y va a adquirir mucha más cundo termine la capacitación que le están dando para que pueda ocupar su lugar dentro del grupo, tal como fue la voluntad de mi suegra: que sus dos hijos sigan unidos y con el legado que les dejó junto con sus socios, que fueron hombres leales a ella y van a seguir siéndolo con sus hijos. Todo a su debido tiempo.

¿Cuál es la relación que tienen con Héctor Magnetto?
Felipe lo quiere como a un padre y confía ciegamente en él. Y por ende, yo también. Tenemos muy buena relación y estamos siempre en contacto. Su hija (N. de la R.: se refiere a Marcia Magnetto) de hecho es la madrina de Mora, nuestra hija mayor.

¿Pensaron en hacer política partidaria?
Nos gusta la política en su teoría pero en la práctica no se condice con lo que pensamos o haríamos.

¿Les han ofrecido?
A mí sí. De todos los partidos. Pero no.
Foto: Marcelo Aballay
Fuente: Diario Perfil

¿En la Cumbre del Mercosur se interesan por las víctimas o sólo hablan de negocios?

Preguntó Cecilia González, corresponsal de Notimex, a los cancilleres de Brasil, Aloysio Nunes, y Argentina, Jorge Faurie, en la conferencia de prensa, ante "la preocupación permanente por la grave crisis humanitaria de Venezuela pero nunca se menciona la crisis humanitaria de México". También cuestionó "con qué autoridad pide Argentina la libertad de presos políticos, como volvió a hacer hoy en la declaración final de la Cumbre, si no libera a Milagro Sala"

sábado, 22 de julio de 2017

Mateada en reclamo de salarios dignos en PáginaI12

Aquí estamos, estos/as somos.

Es posible que no encuentren alguna cara conocida, pero el grueso del ejército de ignotos que hacemos PáginaI12 estamos en las fotos porque estamos ahí todos los días. La única diferencia ayer fue que salimos a la puerta de la redacción a hacer público nuestro reclamo, a gritar que exigimos salarios dignos, a recordarle a los patrones (Víctor Santa María, Jorge Prim, Hugo Soriani & Cía.) que están en deuda, que la paritaria que firmaron es una miseria y que los 45 días que llevan sin pagar el penoso 12% de la primera cuota deberían provocarles mucha vergüenza.
En el álbum de la mateada verán fotógrafxs, diagramadores, redactoras, compañeros de administración, de sistemas, motoristas, recepcionistas, vendedores de publicidad, colaboradorxs, pasantes, largo etcétera. Verán a nuestros hijos, verán la redacción (casi) vacía, verán a algunos de los mejores cebadores de mate del Río de la Plata y también a muchos compañeros que vinieron a expresar su solidaridad, trabajadores de prensa de Canal 7, TelAm, Clarín, Perfil y demás medios nucleados en el SiPreBA que por estos días se las ingenian para dar peleas. Verán también a compañeros de ATE Nacional, a Luis Zamora, verán nuestro bombo, nuestra bandera, nuestros pibes correteando.
Nos resistimos a naturalizar el destrato, el pago del sueldo en cuotas, los variopintos incumplimientos de derechos laborales básicos.

Por eso hicimos paros, por eso muchos diarios se publicaron sin firmas, por eso salimos ayer a la calle. Y por eso vamos a seguir luchando.
Algunas de las adhesiones recibidas:
Lxs vecinxs de Parque Patricios que venimos luchando desde hace 4 años por la protección y recuperación del Cine Teatro Urquiza de Parque Patricios queremos solidarizarnos con todxs los trabajadorxs de Página 12.
Fuerza Compañerxs! Arriba lxs que luchan!
Asamblea de vecinxs por el Cine Teatro Urquiza de Parque Patricios.

Adhiero. Cordiales saludos y mucho coraggio!
Pablo Zunino.
Compañeros, colegas, amigos.
Acompaño la lucha que sostienen y adhiero a todos los reclamos que vienen gestionando frente a la patronal.
Por un PáginaI12 digno mi más fraternal abrazo.
Néstor Elias

Adhiero al reclamo de los trabajadores de PáginaI12
María Julia Pérez Tort

Adhiero al reclamo que están llevando adelante los trabajadores de PáginaI12 al grupo Octubre.
Nombre: Federico
Apellido: Jimena
Lector.
PD: Vivo en Mar del Plata, sino iba a la mateada. Suerte y fuerza.

Adhiero al reclamo de los trabajadores de Página12
Claudia Gurovich
Los estudiantes de 3° año de la Tecnicatura Superior en Periodismo de Éter Escuela de Comunicación adherimos al reclamo de los trabajadores de PáginaI12 al Grupo Octubre por:
Pago de sueldos completos
Apertura de negociación salarial
Condiciones dignas de trabajo
Acosta Vargas, Camila, Andreu, Ricardo, Azzaro, Ornella, Camarero, Ana Paula, Caviglia, Magdalena, Condorí, Daniela Belen, Di Carli, Julieta, Escobar, Ignacio, Fernández Mayorales, Paola, Gaisler, Nicolas, Ghiso, Marcelo, Marino, Nicolás, Parisi, Marcelo, Pisera, Julieta, Rey, Evelyn, Roques Zeballos, Andrea, Rosatto, Lucas, Sandro, Adriana, Toccaceli, Leonardo, Villar, Horacio, Villarroel Flores, Natalia, Villarruel, Martín, Villegas, Florencia

Estimados compañeros de PáginaI12:
Atentos a la realidad que vienen padeciendo, desde el Colectivo de Poetas por la Memoria, la Verdad y la Justicia adherimos a la lucha de los trabajadores ante el atropello del Grupo Octubre:
Por el pago de sueldos completos
Apertura de negociación salarial
Condiciones dignas de trabajo
@PoesiaYaCdP
Compañerxs, vimos la actividad que hacen en el día de hoy. No quería dejar de transmitirles nuestro apoyo y adhesión de parte de Luis Zamora, Marta Martinez y la mía personal junto a la de todxs lxs compañerxs de Autodeterminación y Libertad. Quedamos a disposición para lo que necesiten. Fernando Vilardo.

Compañeros trabajadores de PáginaI12:
Reciban el saludo, acompañamiento y colaboración de los militantes de la Liga Socialista Revolucionaria.
Nos ponemos a su disposición para lo que ustedes consideren necesario en su lucha por:
* pago de los sueldos completos;
* apertura de la negociación salarial;
* condiciones dignas de trabajo.
¡Viva la lucha de los trabajadores!
Saludos fraternales,
Liga Socialista Revolucionaria

Adhiero al reclamo de los trabajadores de PáginaI12.
Saludos y fuerza,
Javier Sarquis
Compañeros y compañeras, les mando un fuerte abrazo y mi total solidaridad en este difícil momento que están atravesando.
Alejandro Bodart, Izquierda al Frente

Compañerxs, les enviamos adhesión para la mateada de hoy ya que no llegamos a estar presentes porque llevamos adelante la jornada de lucha en el Obelisco.
La CTEP Evita de la Ciudad de Buenos Aires acompaña a las trabajadoras y trabajadores de PáginaI12 en su lucha por condiciones de trabajo y salario dignos. No hay proyecto nacional posible si no defendemos los derechos de los laburantes.
Saludos y fuerza.

Múltiples reclamos por la exposición mediática de un niño en un programa periodístico

La Defensoría recibió una serie de denuncias y consultas por la exposición mediática de un niño en la emisión del programa “Periodismo para Todos” de Canal 13 correspondiente al domingo 16 de julio
La Defensoría del Público, después de recibir múltiples denuncias y consultas por la exposición mediática de un niño en la emisión del programa “Periodismo para Todos” de Canal 13, correspondiente al domingo 16 de julio, hizo un análisis de manera interdisciplinaria e identificó elementos inconvenientes respecto de las normas de protección de la niñez en los medios audiovisuales. En función de ello notificó los reclamos y convocó a Arte Radiotelevisivo Argentino (ARTEAR), licenciataria de Canal 13, para mantener una reunión.

A su vez, el organismo transmitió la preocupación de las audiencias al Consejo Asesor de la Comunicación Audiovisual y la Infancia (CONACAI), que funciona en el ámbito del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom). El CONACAI informó públicamente el inicio de actuaciones en relación con el programa. En ese contexto, la Defensoría solicitó que arbitre medidas necesarias para evitar la vulneración de los derechos del niño en función del cumplimiento, por parte de la licenciataria, de las leyes 26.522 y 26.061, de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

La cobertura periodística respetuosa y responsable de situaciones que involucren a niñas, niños y/o adolescentes, y la protección efectiva de sus derechos en los medios audiovisuales es una de las líneas de trabajo prioritarias para el organismo, desde su creación. En este sentido, pueden consultarse las distintas resoluciones adoptadas por la Defensoría y las guías y recomendaciones temáticas disponibles.

Guía para el tratamiento mediático responsable de la niñez y la adolescencia

Recomendaciones sobre tratamiento de situaciones de violencia contra niños, niñas y adolescentes

Tratamiento de casos de violencia sexual que afectan a niños y niñas

Ver anterior: Denuncian que la nota sobre el “Polaquito” en el programa de Lanata es un montaje"Váyase de la mierda, Lanata"Debate: Pobre Polaquito, pobre LanataDebate: El drama de El Polaquito no fue la televisiónExhortación por la difusión de imágenes y datos personales de niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración de derechosCarta Abierta de una jueza de menores a Jorge LanataCarta de la mamá del Polaquito: "Basta, por favor"Múltiples reclamos por la exposición mediática de un niño en un programa periodístico

viernes, 21 de julio de 2017

Por qué es conveniente para Argentina limitar fusión Telecom-Cablevisión

Por: Gustavo Fontanals
Se anunció una decisión que las partes se dedicaron a negar durante el último año y medio, un supuesto que articuló buena parte de las políticas de telecomunicaciones del gobierno de Argentina. Se trata de la fusión de una de las operadoras incumbentes de telecomunicaciones con el principal operador de televisión paga y banda ancha: Telecom Argentina y Cablevisión (con sus subsidiarias Personal y Arnet, Nextel y Fibertel).

De aprobarse la operación se daría origen a la principal compañía de telecomunicaciones del país, con una posición de liderazgo en todos los segmentos del mercado y un control mayoritario sobre recursos públicos escasos e infraestructura esencial. Además, se ubicaría como el primer y único operador nacional de la denominada “convergencia”, en una posición envidiable para seguir creciendo. Y se reforzarían sus economías de red, escala y precedencia, haciendo más difícil el desarrollo de una competencia efectiva, al menos hasta el establecimiento de un conjunto de medidas precautorias que actualmente no están vigentes.

El argumento es que Argentina no cuenta con un marco legal e institucional capacitado para dar cuenta de una operación de tamaña envergadura, en un sector de servicios esenciales cada vez más estratégico para el desarrollo socio-económico. Dada esa fragilidad se torna conveniente que las autoridades con capacidad de intervención prioricen su limitación, al menos hasta que se hayan establecido las capacidades estatales necesarias.

La previa
Adelantamos que los controlantes de Telecom y Cablevisión, el fondo Fintech que lidera el financiero mexicano David Martínez y el principal grupo multimedios argentino Clarín, venían acomodando los tantos para concretar una fusión. Explicamos cómo FinTech ingresó a Telecom a muy bajo precio, y contamos su larga relación de socios con Clarín en Cablevisión. Ambos hacía casi una década que estaban interesados en la telefónica.

Fintech tiene un modo privilegiado de actuar: la compra de deuda a bajo precio como camino para ingresar a negocios que suelen tener altas barreras. Participó de los procesos de reestructuración de deuda de Multicanal y Cablevisión, siendo activo promotor de su fusión. Así como de Telecom, quedando desde entonces al tanto de sus operaciones.

Fintech acordó la compra del control de Telecom Argentina a finales de 2013, pero la operación nunca fue aprobada por el gobierno de Fernández de Kirchner. Apenas asumió Mauricio Macri, fue autorizada por las nuevas autoridades de Comunicaciones y Defensa de la Competencia, sin ninguna observación a que mantuviera su sociedad con Clarín en Cablevisión. Ambas partes se dedicaron desde entonces a negar que fueran a avanzar en una fusión, o en última instancia que era una posibilidad remota que recién se daría en el caso de que la legislación lo permitiera. Lo que sigue sin ocurrir.

Ese argumento fue tomado por el gobierno, resultando en una serie de decisiones que miradas retrospectivamente, implicaron un favorecimiento para ambas y a la postre un fortalecimiento de la compañía que pretende emerger, limitando otras opciones.

Grupo Clarín fue beneficiario de las políticas de comunicaciones implementadas. Resumimos, pero en principio se benefició de los inmediatos decretos del gobierno que modificaron la legislación existente (Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y Ley Argentina Digital). Lo que le quitó las principales limitaciones que se le habían impuesto y que, fallo de la Corte Suprema mediante, habían conducido a una propuesta voluntaria de escisión.

Las modificaciones no sólo le permitieron mantener su posición de liderazgo como grupo de medios, sino que liberaron el camino para que convirtiera a su operadora de cable en una compañía integral de telecomunicaciones, a la que de inmediato escindió y puso a expandir (Cablevisión Holdings). Un proceso en el que también recibió venias de las nuevas autoridades, receptivas a sus iniciativas.

Primero, la aprobación de la compra de la operadora móvil Nextel, así como de otras cinco empresas de servicios fijos pero inalámbricos de Internet. Seguido de un proceso de reatribución de espectro que éstas tenían para usarlo en 4G. Las compras de esas empresas no hubieran tenido mayores reparos en caso de que no viniera esta fusión. La reatribución a 4G sí fue polémica. Porque la recomendación internacional es que se realice un rescate por parte del Estado y su posterior reasignación a través de una licitación pública, con obligaciones transparentes y un valor final de mercado (especialmente cuando se trata de tanto espectro -140 MHz- y en bandas tan fructíferas -la mayoría en 2.5 GHz, de especial capacidad para datos urbanos de alta velocidad).

El gobierno reconoció el hecho consumado de la compra por Cablevisión. Y recién ante la protesta pública de las otras operadoras móviles le exigió la devolución paga de una parte del espectro, para organizar una distribución a demanda, sin licitación. Nuevamente, bajo el argumento de que se trataba de empresas separadas, Telecom Personal fue una de las beneficiadas, adjudicándose espectro adicional que ahora en conjunto terminan ubicando a la potencial fusionada como clara dominante.

En caso de que ya se previera la fusión, un camino más apropiado hubiera sido el impulso de una operadora entrante en telecomunicaciones móviles (como, por ejemplo, el caso chileno de WOM-Nextel), que operara como desafiante en un mercado de tercios que hace años tiene una dinámica poco competitiva.

Y esa fue precisamente la justificación del gobierno ante cada decisión: que se otorgaban las autorizaciones a Cablevisión-Nextel para que se convirtiera en un cuarto operador que ahora sí introdujera competencia. Algo similar con la ahora más extraña decisión de limitar el ingreso de las telefónicas en TV de paga por dos a tres años, que de hecho fue una nueva postergación al mentado proceso de “convergencia”, retrasando otra vez el incentivo para que actualicen sus tendidos finales de fibra óptica.

El argumento que asumieron los propios funcionarios era que se debía proteger el fortalecimiento de Cablevisión (así como de otras cableras) para “nivelar la cancha” frente a las poderosas telefónicas internacionales. Sorprendidos en la madrugada, nos encontraríamos ahora no con más sino con menos operadoras, una de ellas en situación de privilegio.

La fusión
De a poco se fue haciendo claro que los socios tenían previsto avanzar en la fusión, y que incluso el gobierno la esperaba, aunque probablemente no todavía. Se puede pensar que David Martínez (que se caracteriza por su habilidad para la negociación política) y Grupo Clarín (que tiene al juego político como núcleo de sus actividades) aplicaron una hábil estrategia de doble pinza, negociando cada uno en representación de “su” compañía. Una vez asentadas las decisiones comentadas, en un contexto electoral en el que el gobierno se juega mucho de su futuro político, decidieron que era momento de volcar la carta sobre la mesa. También es cierto que el gobierno no hizo nada para obstaculizar ese camino, si no es que lo despejó.

Grupo Clarín es el principal editor de diarios, propietario de las radios líderes en AM y FM, de una de las principales cadenas de TV abierta y de varias señales de TV de paga, además de accionista de Papel Prensa y de la agencia de noticias DyN. Su desempeño para la llegada de Macri a la Presidencia es innegable. Las condiciones para que el gobierno le propine una negativa son frágiles. Tenemos así una decisión entre privados que buscar imponerse sobre el poder público. El problema es que, al menos por el momento, poder público significa prácticamente gobierno nacional. A lo que se suma que no hay normas preestablecidas para procesarla. Por el contrario, una experiencia reciente de sucesivas decisiones ad hoc, que además le han sido favorables.

El acuerdo de fusión prevé que sea Telecom la que absorba Cablevisión. Incluye una valuación de las compañías (unos 6,400 millones de dólares para Cablevisión y 5,500 para Telecom) con una redistribución accionaria que dejaría a Fintech con 41.27 por ciento y a Cablevisión-Clarín con 33 por ciento, y el resto en manos de accionistas minoritarios (entre los que destaca el Estado nacional a través del fondo de inversiones de Seguridad Social). A su vez, comprende un acuerdo a un año de plazo por el que Fintech le vendería en 634 millones de dólares otro 6 por ciento a Cablevisión-Clarín, con lo que quedaría como accionista mayoritario con 39 por ciento.

Igualmente, suscribieron un convenio por el que más allá de esas participaciones Cablevisión -Clarín podría nombrar la mayoría del Directorio, Comité Ejecutivo y otros órganos de gobierno, con lo cual se haría con el control operativo desde el inicio. Una clara evidencia de la distribución de roles entre los socios.

La complementariedad entre ambas empresas es evidente, por servicios y por redes. Además de complementar redes troncales de fibra, centrales y la capilaridad de tendidos de acceso a los abonados, integrar redes, espectro y torres móviles, Telecom podría servirse de la digitalización y modernización de red y tendidos finales de Cablevisión para servicios de banda ancha de alta velocidad y de TV de paga, además de la larga experiencia en la prestación, contratación y producción de servicios audiovisuales y de la plataforma de streaming Flow. Se suman a eso las ganancias de eficiencia y economías de escala generales, que implican una reducción de costos y mejora de los márgenes, con su contraparte vía un achicamiento en empleados y locaciones físicas.

La compañía integrada puede a su vez limitar sus inversiones en aquellas áreas en que se vea favorecida por su contraparte. Por ejemplo, reduce los requerimientos de tendidos de fibra finales de Telecom donde puede aprovechar los de Cablevisión, o la necesidad de Nextel de desarrollar una nueva red móvil 4G y esforzarse por captar esos clientes. Así como concentrarlas en aquellas áreas en que todavía no se vea favorecida, enfocando por ejemplo los despliegues de fibra en zonas rentables en las que aún no los tiene, adelantándose a cualquier opción de competencia. La excelente recepción en las Bolsas indica que los mercados convalidan sus perspectivas.

La dominancia
No existen datos oficiales de participaciones de mercado en telecomunicaciones en Argentina. Pero de acuerdo a estimaciones que hicieron circular las propias compañías, Telecom Cablevisión tendría -según la cantidad de conexiones nacionales- una cuota de: 42 por ciento en telefonía fija; 57 por ciento en banda ancha fija; 39 por ciento en TV de paga, incluida la satelital; 55 por ciento en TV de cable; 30 por ciento en telefonía móvil y 40 por ciento en banda ancha móvil (figura 1). Eso la colocaría como la primera operadora en todoslos segmentos del mercado.

(Nota: en telefonía fija quedaría a la par con Telefónica, pero es ahí donde más predomina la división territorial heredada de la privatización de ENTel, y es completamente dominante en la región norte, a la vez de que se trata de un servicio en caída con las mayores posibilidades de integración convergente con banda ancha y cable, donde lidera. En telefonía móvil se encuentra a la par en un reparto de tercios con Telefónica Movistar y Claro de América Móvil, pero lidera en datos y en servicios con abono, más estables que los prepagos).

La versión que difundieron las compañías, que inmediatamente fue replicada a la opinión pública no sólo por periodistas sino sorprendentemente también por funcionarios, es que tomando en cuenta un “mercado convergente” que englobe todos los servicios la participación sería “sólo” de 36 por ciento. Que de por sí es un porcentaje preocupante, que apenas se replica en algunos países en el sector “convergente” de telecomunicaciones (sin contar TV de paga) y con empresas sometidas a rígidas regulaciones. Pero que además busca solapar que la situación es más grave, en varios sentidos.

Como punto de partida, esa cuenta total aprovecha una sobre estimación de los clientes móviles, que se cuentan por habitantes y no por hogares o establecimientos. Además, se registran como activos clientes prepago con escaso e incluso ningún uso. Eso permite decir, por ejemplo, que Claro sería un tercer competidor cercano con 25 por ciento del “mercado convergente”, cuando se trata casi exclusivamente de un operador móvil, con una participación marginal y muy limitada territorialmente en conexiones fijas (apenas 1.5% del mercado).

Por otro lado, la convergencia y los llamados triple, cuádruple e incluso quíntuple play son una realidad y una clara tendencia a futuro. Aquel operador que se encuentra en posibilidades de ofrecerlo es el que mayor chance tiene de seguir creciendo (reduce costos de prestación y puede presentar “paquetes bonificados” más económicos que la contratación por separado). En Argentina el único gran operador convergente que contaría de inmediato con un profundo alcance nacional sería Telecom-Cablevisión fusionadas.

Ni siquiera Telefónica está en condiciones de hacerlo más que en algunas zonas limitadas de grandes centros urbanos, y tendría que encarar fuertes y progresivas inversiones de red para poder brindar servicios convergentes de forma decente en otras zonas. Mientras que muchísimo más lejos se encuentran los medianos y pequeños operadores localizados, que podrían dar pelea parcial en sus respectivas áreas, pero que apenas arañan porcentajes a nivel nacional y no son los que generan una dinámica competitiva global.

A su vez, es importante el control sobre la infraestructura. Si nos seguimos ateniendo al porcentaje nacional de usuarios, llegamos a que Telecom-Cablevisión controlarían más de 50 por ciento de los abonos fijos de telefonía, banda ancha y TV de paga, lo que representa un control mayoritario sobre los accesos de los abonados (cobre, cable o fibra). Eso de por sí desataría procedimientos regulatorios de las autoridades sectoriales y de defensa de la competencia de cualquier economía de mercado (Europa, Estados Unidos, México, Colombia, Chile…). Como referencia, la empresa se convertiría en la tercera operadora de accesos de banda ancha fija de toda América Latina, tan sólo con su participación en Argentina. A eso hay que sumarle la integración de las redes troncales y las centrales, que a su vez se complementan como backbone y backhaulcon las redes y torres móviles integradas, recursos esenciales y limitados que son muy difíciles de replicar.

En México, por ejemplo, se fijó una regulación de “preponderancia” ex-ante (previa a cualquier otro estudio) que obliga a regular de inmediato a cualquier operadora con una participación sectorial superior a 50 por ciento nacional sea por suscriptores, tamaño de red, tráfico o capacidad utilizada, aplicándole medidas asimétricas. Se trata de un bloqueo precautorio, anterior a cualquier otro control que pueda hacerse acorde a estudios más focalizados.

Así llegamos al aspecto más importante: la práctica internacional (ITU, Comisión Europea, OCDE, CEPAL) enseña que las posiciones dominantes no deben medirse exclusivamente por los porcentajes nacionales, sino a través de estudios (específicos y periódicos) de cada uno de los denominados mercados relevantes, lo que se hace en forma cruzada por sector, por producto, por tipo de cliente y por área geográfica. Implica decisiones y capacidades que escapan a las autoridades regulatorias existentes, sostenidas sobre normas que en Argentina ni siquiera están reglamentadas.

De antemano, es evidente que el control de la empresa fusionada sería todavía mayor en muchas regiones y localidades del país donde ambas son alternativas únicas o dominantes, incluyendo las zonas de mayor poder adquisitivo y concentración demográfica. Eso se puede plantear en general en toda zona de la región norte en la que Telecom es la red incumbente, sea única o con pequeñas alternativas, y en aquellas localidades en las que Cablevisión está presente y opera como opción, lo que también se da en amplias zonas del AMBA. Un ejemplo extremo es el de la rica provincia de Córdoba, donde la empresa fusionada controlaría cerca de 95 por ciento del mercado de banda ancha.

Hay finalmente otro desafío para la regulación: la posibilidad de que la compañía fusionada emprenda prácticas de exclusividad para contenidos audiovisuales relevantes, un plus que el Grupo Clarín ya aprovechó para la expansión de Cablevisión.
Las versiones oficiales
Los interesados y algunos funcionarios salieron de inmediato a decir que sólo se trata de que los reguladores actúen como corresponde, autorizando la operación, con algunas limitaciones. Y punto seguido las restringen a la tenencia de espectro y a la participación mayoritaria en banda ancha fija. Sostienen además que la fusión será beneficiosa para el país, porque los competidores se verán obligados a invertir y se generará más competencia.

Como veremos, hacen una construcción sui generis de los procesos de “convergencia” y “consolidación” en telecomunicaciones, que pretende barrer bajo la alfombra prácticamente todas las recomendaciones de las denominadas “buenas prácticas internacionales”, que fijan organismos liberales, por cierto. Analizamos anteriormente que el gobierno confunde políticas pro-business con políticas pro-market: alienta el desarrollo de negocios específicos y se desentiende del funcionamiento del mercado (promoción de la competencia o control de fallas).

Es obvio que de avanzar la fusión debería ordenarse una devolución de espectro, porque no sólo supera el límite establecido (140 MHz por operador) sino que alcanza casi la mitad del actualmente asignado a las operadoras móviles existentes (un total de 463 MHz, mientras que la fusionada llegaría a 230 MHz en varias áreas del país, incluyendo el AMBA).

Es significativo que fuentes del propio regulador (Ente Nacional de Comunicaciones, Enacom) deslizaran que el organismo “dará luz verde a la operación”, restringiendo su control a aquello que le corresponde: el límite de espectro. Efectivamente, el precario marco normativo del sector no otorga al regulador otras capacidades de control, como estudiar concentraciones de mercado o establecer medidas asimétricas a un operador dominante.

También lo es que la autoridad ministerial declarara de inmediato que el gobierno prevé elevar ese límite a corto plazo, llevándolo a 180 MHz e incluso a más si fuera necesario, dado que tienen previsto que pronto se repartirá más espectro. La única opción que se vislumbra a corto plazo es el espectro que por ley está asignado a la estatal ArSat. Es el gobierno nuevamente el que se atribuye esas decisiones. Y es sorprendente que salga a anunciar ahora mismo que pretende cambiarlas.

Por otro lado, se dice que corresponderá a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) evaluar si encuentra algún aspecto problemático en la operación. Que los interesados limitan nuevamente a banda ancha fija. Quedará por ver si la CNDC le exige a la fusionada “alguna desinversión” o le impone “alguna medida asimétrica de control”. No retomaremos lo de arriba, pero acordemos que convergencia mediante la banda ancha fija se presta por las mismas redes que la telefonía y la TV por cable.

El punto principal, que explicamos abajo, es que la CDNC se encuentra precariamente capacitada para imponer esas medidas de control. De entrada, porque le implicarían un arduo y prolongado trabajo de investigaciones de mercado. Pero peor aún, porque no cuenta con un respaldo en la legislación vigente para aplicarlas, ni para que el regulador sectorial las haga cumplir.

Se puede considerar que la CNDC sí estaría en condiciones de imponer una exigencia más próxima de “desinversión”, lo que correspondería a alguna de las redes fijas de las compañías, al menos de los tendidos finales donde se superponen. Podemos suponer que en ese caso la fusionada optaría por desprenderse de los más vetustos de Telecom. La situación entonces es qué operador estaría en condiciones e interesado en comprar tendidos tan desparramados a los que tendría que sumar fuertes inversiones. Fuentes oficiales dicen que sería la oportunidad de Claro para hacerse de una red fija de alcance nacional. Sea cual sea el caso, queda por comprobar esa venta. Mientras, vuelve a ser apropiado limitar el avance de la fusión.

La competencia

Podría darse en efecto a corto plazo que la fusionada presente “ofertas convergentes” con una reducción de precios respecto a los servicios separados, principalmente en fijos en aquellos lugares donde sí haya competencia. Pero sin recaudos es un arma de doble filo.

En cuanto al mercado móvil, ya comentamos que la distribución de tercios resultó en una competencia estanca en precios o productos (las ofertas de servicios son similares y los precios aumentan siempre en forma conjunta). Queda a probar que decidan emprender una competencia más agresiva, que reduce sus ganancias, principalmente con la desaparición del rol desafiante que se asignaba a Cablevisión-Nextel (con la fusión pierde la exigencia de disputar el mercado a la baja para hacerse con una base sustentable de clientes).

Por otro lado, se acrecientan los peligros en aquellos mercados en que quedaría como dominante en servicios fijos, con amplia libertad para fijar los precios. Lo que no es algo nuevo. Cablevisión ya fue denunciada e incluso está siendo investigada por la CNDC por elevar sus precios en mercados en que se convirtió en el operador único de cable.

En cuanto a las inversiones, ya vimos que la fusión limita los incentivos de Telecom para avanzar en tendidos de fibra donde se complementa con Cablevisión, y las habilita para concentrarse en aquellas zonas en las que no los tenga y encuentre perspectivas de rentabilidad. Lo que se cruza con otra de las decisiones vía decreto del gobierno, que otorgó una “vacación regulatoria de 15 años” para todo tendido de “nueva generación”. Según esto, ahí donde llegue el primero disminuyen los incentivos para cualquier otro competidor.

También se dijo que “Telefónica deberá acelerar ahora sus inversiones”. Resaltemos que si algo caracterizó el pasado de Telefónica en el país es más un comportamiento extractivo de rentas que la promoción de inversiones, principalmente en su red fija. A lo que se suma un cuadro de alto endeudamiento global, con anuncios de desinversión. Queda por ver cuánto decide avanzar en costosas inversiones de fibra, al menos más allá de zonas de alta rentabilidad de centros urbanos. El único competidor de alcance nacional no parece muy incentivado.

Algo mucho más difícil para Claro, que no tiene más que una presencia limitada en redes fijas, aunque más modernas. Se dice que también podría avanzar con la compra de las cableras TeleCentro e incluso SuperCanal, lo que en todo caso le sumaría presencia en zonas del AMBA y/o en localidades de la región de Cuyo. Así, la competencia convergente de “dos o incluso tres operadores nacionales” parece una apuesta arriesgada, limitada a algunos centros urbanos.

Todo esto choca con otra contradicción del marco normativo creado por los decretos, que posterga el ingreso de las telefónicas a TV por cable hasta enero de 2018 para las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, y a determinar desde 2019 para el resto del país. Eso implica un bloqueo normativo vigente para la fusión de Telecom y Cablevisión en prácticamente todo el país (dado que es la telefónica la que absorbería, además de que la normativa impide “cualquier tipo de participación cruzada”). Y un bloqueo de la convergencia a nivel nacional.

El gobierno quedaría obligado a volver otra vez vía decreto sobre sus propias decisiones. Y en el caso de DNU vuelve a involucrar al Congreso. Se rumorea que, como compensación a las telefónicas, se podría quitar la prohibición para que brinden TV de paga satelital (TDH). Eso les permitiría a Telefónica, Claro pero también a Telecom alcanzar en forma inmediata cobertura sobre todo el territorio nacional para servicios de TV, con base en una estructura satelital que ya tienen disponible. Y es claro que quitaría más aún los incentivos para modernizar las redes fijas.

Las falencias institucionales
Argentina no cuenta actualmente con un esquema institucional apropiado para procesar esta operación de concentración de alto impacto para su desarrollo socio-económico, tanto por las capacidades de sus autoridades de regulación como por la ausencia de un marco normativo para justificar y aplicar las medidas de control pertinentes.

Ya hicimos un análisis del marco institucional instaurado por el gobierno, lo retomamos acá acorde al asunto. El gobierno asumió con una fuerte intervención vía decretos, que comprendió el reemplazo de los órganos de gobierno y la modificación radical de la legislación vigente. La medida fue presentada como un paso de emergencia temporal, que daría lugar a la elaboración de un nuevo marco normativo, integral y convergente para su tratamiento en el Congreso. A pesar de las reiteradas promesas, eso nunca sucedió.

Al contrario, el gobierno consolidó un esquema de baja institucionalidad, en el cual concentró la toma de todas las decisiones sectoriales, incluidas las de regulación. Mostrando además un comportamiento errático, con una sucesión de decretos y resoluciones ad hoc en gran medida contradictorias, destinadas a arbitrar entre los intereses de los involucrados. Se hizo evidente que bajo ese esquema toda decisión puede ser tomada, así como modificada, acorde a las negociaciones que encare el mando político. En un sector que suele esgrimir la inseguridad jurídica como pretexto para justificar bajos niveles de inversión y mala calidad de servicios.

Ese esquema incluyó inicialmente la creación de un Ministerio de Comunicaciones, que absorbió las decisiones políticas pero también muchas de las regulatorias, principalmente en telecomunicaciones. Ahora el gobierno resolvió la disolución de ese Ministerio, pasando sus funciones al de Modernización. Allí se trasladó la Secretaría de TIC, que es en definitiva la que venía articulando la mayoría de esas decisiones.

Por otro lado, creó el ENaCom, destinado a reemplazar a las AFSCA y AFTIC. En el cual no sólo repitió el esquema de integración política de su Directorio, sin ninguna exigencia de concursos o capacidad profesional, sino que además reforzó su dependencia del Poder Ejecutivo. Designa a la mayoría de sus directores y puede remover a todos a gusto.

Así se vio reforzado un rasgo que caracterizó las políticas de comunicaciones argentinas en los últimos 40 años: la capacidad discrecional del gobierno en turno para la toma de todas las decisiones sectoriales, y su extensión en un esquema de negociaciones o intercambios, de escasa visibilidad y control público, con aquellos actores que logran acceso. Principalmente los más grandes, que tienen recursos diferenciales para la negociación política. Eso resulta en una dinámica que se hizo evidente en esta gestión: una sucesión de decisiones erráticas, en la que termina primando el intercambio de intereses particulares (sean los políticos del gobierno o los de negocios de las empresas) por sobre intereses sectoriales o sociales de más largo plazo.

Por otro lado, el gobierno tampoco avanzó en el fortalecimiento de las capacidades normativas de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, un organismo dependiente de la Secretaría de Comercio del Ministerio de Producción, a la cual remite recomendaciones que no son obligatorias (sí pueden tener cierto peso público y ser presentadas en recursos judiciales). El Ejecutivo designa a su presidente y sus cuatro vocales, sin ningún tipo de concurso, los que históricamente cambian con el gobierno. Eso ocurrió también en este caso. El seguimiento histórico muestra que sus recomendaciones tienden a adecuarse a los intereses del gobierno en turno, principalmente en los casos de alto interés político.

La aprobación que la CNDC hizo en 2016 del ingreso de Fintech en Telecom es un antecedente preocupante: en una resolución express consideró que no era pertinente poner reparos a su presencia simultánea en Cablevisión ni evaluar una potencial concentración económica, dado que no tenían capacidades de decisión cruzada, lo que quitaba el peligro de que coordinaran acciones. Según venimos viendo, y se suman otras decisiones operativas de ambas empresas, fue un argumento sumamente endeble.

La CDNC viene anunciando importantes esfuerzos internos para profesionalizar sus labores. Debemos destacar que una de las vocales designadas es una reconocida profesional con probado conocimiento del sector de telecomunicaciones. La CNDC anunció también que hará un estudio profundo del caso, convocando a diversos actores y consultando al Enacom. Pero se repite el problema de fragilidad institucional.

Por un lado, faltan datos transparentes, actualizados y localizados sobre los mercados de telecomunicaciones. Eso dependerá en principio de la información que le brinde el Enacom, que es precaria. A la vez, si decidiera avanzar en la definición de cada uno de los mercados relevantes y evaluar el poder sustancial o las condiciones de competencia efectiva, estaríamos considerando un proceso de entre 18 y 30 meses.

Por otro lado, llegaríamos al problema fundamental: no existe la reglamentación sectorial que sustente ese trabajo y las decisiones consecuentes de la CNDC. Más allá de que la Ley Argentina Digital incluye las figuras de operador con poder significativo de mercado y la determinación de segmentos y participaciones relevantes, así como la indicación de que le corresponden medidas asimétricas, no lo hace más que en forma genérica y nunca se avanzó en su reglamentación (más allá de que eso no fue anulado por los decretos). De este modo, la CNDC no está en condiciones de respaldar ese tipo de decisiones, como tampoco el regulador sectorial de hacerlas cumplir. Y no es prudente dejar que el Ejecutivo las defina mientras se evalúa la operación.

Las buenas prácticas
Nunca deben perderse de vista las características estructurales del sector de telecomunicaciones, que requiere de grandes inversiones en costos hundidos que recién maduran en el tiempo, lo que se refleja en altas economías de red y de escala que conducen a una tendencia “natural” a la concentración: pocos y grandes jugadores se ven beneficiados en la prestación de los servicios. Es un dato conocido por los reguladores, a fuerza de la evidencia, que replicar la infraestructura ya desarrollada por los operadores establecidos no sólo es poco eficiente sino una posibilidad cada vez más remota. Pocos inversionistas están dispuestos a hundir capital intensivo en mercados maduros para pelear por rentas que recién recuperarían a plazo. Los ingresantes de cero en todo caso suelen limitarse a las zonas de alta rentabilidad o a nichos poco cubiertos, o son promovidos con beneficios especiales.

Además, los procesos de convergencia ponen a convivir actores de magnitudes muy diferentes, operadores con redes heredadas o desarrolladas a lo largo del tiempo, con alto grado de capilaridad nacional y grandes recursos de inversión, con otros de mucho menor porte, locales o entrantes. Es por eso que la experiencia internacional pone especial énfasis, bajo la recomendación de políticas de corte liberal, en las herramientas de promoción de la competencia, con una regulación especialmente severa si se detecta operadores con posición dominante.

Hay muchas medidas de regulación para la promoción de la competencia, desde obligaciones minoristas destinadas a garantizar derechos y reducir las barreras de salida de los abonados, hasta mayoristas orientadas a reducir las barreras de entrada al mercado. Se destacan las exigencias de interconexión en condiciones y precios regulados, las obligaciones de compartición de infraestructura o de desagregación de red, e incluso la separación estructural de redes para servicios mayoristas.

A su vez, la implementación de estas políticas exige el desarrollo de capacidades estatales, lo que comienza con un marco legal robusto (vía una ley definida por el Congreso) a ser aplicado por una autoridad sectorial y de defensa de la competencia con garantías de autonomía del gobierno y de los grupos económicos, con canales institucionales de participación y mecanismos de visibilidad de los procesos decisorios (controles cruzados, presentación de agendas e informes, estadísticas públicas, audiencias, etc.).

Todo eso está ausente en Argentina. Un contexto muy malo para procesar una operación de esta envergadura.
Fuente: mediatelecom

Ver también: Bomba! Telecom y Cablevisión anuncian que arribaron a un Compromiso Previo de FusiónTelecom Personal adquiere el 70% de la empresa de TV satelital: TuVes ParaguayLa primera operadora de cuádruple play tendría 30 millones de clientes por la fusión Telecom-CablevisiónUna solución argentina para los problemas de ClarínCórdoba: La fusión Telecom - Cablevisión dejará 95% de la banda ancha en manos de un solo operadorPerfil de David Martínez, el caballo de Troya de ClarínLa ANSeS, otro ganador de la anunciada fusión de Telecom y CablevisiónCompetencia podría llamar a consultas por fusión Telecom-CablevisiónTelecom - Cablevisión: cuando la concentración obliga a la oportunidadObservan en España que Telefónica comienza a sufrir la 'pinza' de Cablevisión y TelecomArgentina: Un mexicano ‘se come’ el mercado telecom (y no es Slim)Fusión por absorción: Telecom cómo sociedad absorbente y Cablevisión como sociedad absorbidaEl Grupo Clarín arrasa desde la llegada de Mauricio MacriNo se habla de otra cosa que de la fusión Telecom y CablevisiónMacri-Magnetto: La verdadera boda del añoTelecom y Cablevisión deberán desprenderse de espectro para fusionarseTelecom-Cablevisión: "Es una fusión de alto impacto local"David Martínez y Clarín complican los planes de Carlos Slim y TelefónicaDavid Martínez se apodera de las telecom en Argentina y pone en jaque a SlimCablevisión elevará de 33% a 39% su participación en TelecomTelecom o Cablevisión deberán vender o alquilar sus redes en CórdobaOscar Aguad y los servicios prestados, Cercados por Clarín, Cablevisión y Telecom

Otras Señales

Quizás también le interese: