miércoles, 20 de junio de 2018

Dante Mario Antonio Caputo 1943 - 2018

Este miércoles murió Dante Caputo, canciller durante la presidencia de Raúl Ricardo Alfonsín, cargo que ocupo desde el 10 de diciembre de 1983 hasta el 26 de mayo de 1989.

Caputo fue luego diputado de la Nación (1989-1993) y en un segundo período (1997-1999).

Dante Mario Antonio Caputo había nacido en Buenos Aires, el 25 de noviembre de 1943.

Además, promovió acuerdos con Brasil y Uruguay, los que constituyeron las bases para conformar el bloque del Mercado Común del Sur (Mercosur), fundado en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Fue presidente de la 43 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, cargo para el que fue electo en 1988.

También desempeñó varios cargos en la Organización de los Estados Americanos.
Una lección que aprendí para toda la vida
La clase política de la época, primero con desconfianza y después con resignación, tuvo que aceptar que Radio Bangkok era también formador de opinión, y que pasar por él podía significar un considerable avance en una carrera política. La FM había trascendido ideologías y colores partidarios; todos querían estar en el programa, claro que algunos lo transitaban mejor que otros. Bobby Flores recuerda el incidente con Dante Caputo, ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Raúl Alfonsín:
Fue una época en la que estábamos muy de moda, y los políticos querían venir aunque sabían que los íbamos a verduguear. Caputo daba muy para la joda; ya en televisión lo imitaba Mario Sapag, estaba bueno como invitado. La cuestión es que vino y se sentó al lado mío, en medio de la charla yo le hice un chiste medio pelotudo que ni siquiera me acuerdo y se rieron todos. Cuando fuimos al corte, Caputo me abrazó muy cariñosamente, y me dijo: “Mirá, Bobby Flores, ¿qué estabas haciendo el lunes a las 2 de la tarde”. “Salí de acá y me fui a comer a La Boca con dos amigos, ¿por?”, le contesté. “Porque yo el lunes a las 2 de la tarde estaba discutiendo el desarme de Irán con Khadafi y se me puso bravo, terminamos como a las 9 de la noche. No tengo ganas de discutir con vos también”. Me dio una lección que aprendí para toda la vida: no te hagas el gracioso al aire en tu programa pedorro, porque hay cosas importantes en serio. El tipo me cagó a pedos pero con mucha altura. Ahí me di cuenta de que yo era un pelotudo.
Una historia real muy Radio Bangkok. Muy Rock & Pop.
Del libro de Guillermo Courau y Francisco Anselmi, Rock & Pop La Imaginación al poder

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: