viernes, 8 de junio de 2018

Basta de despidos en DirecTV

El ajuste en DirecTV que viene llevando a cabo la empresa a través de retiros voluntarios, reestructuraciones de áreas y despidos a cuenta gotas, se profundizó en estos días con una seguidilla de despidos de personal técnico en varias bases.

El anuncio a principios de abril por parte de la empresa de centralizar la torre de control (lo que afectaría, según el SATSAID, unos 130 puestos de trabajo a nivel nacional, poniendo en riesgo las fuentes laborales) encontró como respuesta una asamblea por parte del secretario de organización Federico García y el secretario general Horacio Arreceygor y los cuerpos de delegados en donde se afirmó que se iban a preservar los puestos de trabajo y se estaba trabajando conjuntamente con la empresa para buscar soluciones.

Lo cierto es que DirecTV abrió una oferta de retiros voluntarios con límite hasta el 31 de mayo, en simultáneo con la centralización de la torre de control, reubicando a los compañeros y compañeras en otros lugares, con modalidades y horarios diferentes a los que venían teniendo, afectando las condiciones de trabajo.

Vencido el plazo, la empresa comenzó a realizar despidos directos en algunas bases como Ituzaingó y Munro, sin que el sindicato haga algo al respecto y cuando en los hechos, niega que exista esta situación que está afectando a las compañeras y compañeros del gigante yanqui.

Lo prueba el hecho de que el mismo Federico García, en la emisión de Imagen de trabajo del 20 de mayo, pese a afirmar el peligro de los puestos de trabajo de cerca de 130 trabajadores, y la posibilidad de retiros voluntarios, niega que la empresa los haya realizado. Ante la pregunta de la cronista, afirma “que todavía no lo ofrecieron”.

La garantía “de una cláusula de defensa de los puestos” en la que estarían trabajando conjuntamente DirecTV y SATSAID es una impostura, ya que la empresa está llevando a cabo despidos directos y otros encubiertos bajo la rubrica del “retiro voluntario” a la par que se desarrollan estas negociaciones.

Al mismo tiempo, varios delegados han renunciado y en algunas bases los compañeros se encuentran sin representación gremial, lo que afecta lógicamente la posibilidad de ofrecer alguna resistencia organizada al ataque patronal.

Mientras se realiza este ajuste en el nivel técnico, los trabajadores del call center de la empresa, que según Federico García es un sector que “viene decayendo”, sufren condiciones laborales desastrosas al tiempo que se profundiza la tercerización del sector, que en dos años redujo su planta en 140 trabajadores que se fueron yendo, sin ser suplantados.

El “goteo” producto de pésimas condiciones laborales no es explicado por García quien en ningún momento de la entrevista plantea una plan de lucha o algún tipo de resistencia a este avance que está sucediendo frente a sus narices.

La participación de los trabajadores y trabajadoras de DirecTV en la defensa de nuestras condiciones y puestos laborales exigen condiciones de deliberación colectiva que hoy se encuentran ausentes, como en tantas otras empresas. Las escasas asambleas de carácter informativo y la hostilidad a todo lo que sea una opinión disidente son una marca registrada.

Los trabajadores y trabajadoras de DirecTV debemos reagruparnos para poder llevar adelante una lucha consecuente por nuestros reclamos y la defensa de los puestos y las condiciones laborales.

La necesidad de superar una dirección que nos ha llevado a esta situación emerge objetivamente.

Desde La Naranja de televisión repudiamos el ataque en forma de despidos y retiros voluntarios.

No a los despidos. No a la tercerización. Plan de lucha para defender nuestras condiciones y puestos de trabajo
La Naranja Televisión

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: