miércoles, 27 de abril de 2011

Papel Prensa con derecho de admisión

Cuenta PáginaI12:
Ayer se produjo un nuevo encontronazo entre el Gobierno y Papel Prensa cuando los representantes del Estado no pudieron participar en una reunión de directorio porque los accionistas privados (el Grupo Clarín y La Nación) alegaron que existía una resolución judicial que les impedía asistir a esos encuentros. Sin embargo, para la Comisión Nacional de Valores, conducida por Alejandro Vanoli, esa “prohibición” habría quedado sin efecto. El organismo estatal presentará hoy la impugnación de esa asamblea.
“La CNV tendrá que impugnar esa reunión porque es totalmente irregular que les sigan prohibiendo el ingreso a los directores del Estado y continúen tomando decisiones a espaldas del Estado”, indicó uno de los representantes del Estado. Este nuevo cruce se da en un momento donde está en discusión el rol que deben tener los representantes del Ejecutivo en las empresas donde haya inversiones estatales. En este sentido, la Anses tiene el 9 por ciento de participación accionaria en la empresa Clarín.
“Nos dejaron ingresar y luego nos pidieron que nos retiráramos. Hubo un debate y un intercambio de ideas donde nosotros manifestamos nuestra posición y le dimos toda la documentación que llevábamos de la Comisión Nacional de Valores. No les interesó absolutamente nada y siguieron en su postura de no dejarnos participar del encuentro”, agregó el representante oficial. Desde el año pasado la CNV viene denunciando una serie de irregularidades dentro de Papel Prensa, todas recurridas por la compañía. Muchas de las causas ya están en manos de la Corte Suprema de Justicia. Hace casi dos semanas, la Corte le solicitó al procurador general de la Nación, Esteban Righi, su opinión sobre una serie de recursos extraordinarios presentados por la papelera y apelados por la CNV. Esto haría suponer que los supremos magistrados podrían expedirse sobre las cuestiones de fondo en una serie de temas relacionados con la facultad de la CNV para decretar irregularidades en las asambleas y ejercer su rol fiscalizador.

Edita La Nación
Papel Prensa fue ayer escenario de un nuevo conflicto, cuando varios directores que representan al Estado en la empresa y que habían sido removidos en agosto intentaron participar de una reunión de directores en abierto desafío a una resolución de la Cámara Comercial. Los accionistas privados, Clarín y La Nación, dueños del paquete mayoritario, se opusieron, haciendo valer aquella decisión judicial.
El entredicho surgió cuando Beatriz Paglieri y Pablo Cerioli intentaron ingresar en la reunión, que se realizaba ayer en la sede de la papelera, situada en Bartolomé Mitre al 700. Pero los directores del sector privado les recordaron que el 12 de agosto último la asamblea de accionistas no había aprobado la gestión que habían realizado los representantes del Estado nacional.
Aquella asamblea fue ampliamente conocida porque se vieron imágenes del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, con guantes de box y profiriendo amenazas. Por ese motivo, días atrás, el fiscal federal Guillermo Marijuán pidió la indagatoria de Moreno. Pero en esa misma reunión también se resolvió no aprobar la gestión de Paglieri y Cerioli.
Los accionistas privados, ayer, entendían que esta resolución judicial debe ser obedecida.
Con el argumento de que el Estado nacional no había sido notificado de esa decisión judicial, la CNV dictó una nueva resolución y pretendió habilitar nuevamente a Paglieri y Cerioli -los suplentes nunca concurrieron a la reunión-. Ahora, ante la negativa de Clarín y La Nación a aceptar esa participación, la CNV dejó trascender que dictará una nueva medida, según consignó un cable de la agencia TelAm.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: