martes, 25 de abril de 2017

El nuevo periodismo del gobierno cubano: Canal Caribe

Un intento por atraer al público joven, cada vez más alejado del dogma oficialista. Nuevos gráficos, música drum & bass y jóvenes presentadores. Al menos en su presentación, el último canal de televisión público de Cuba es una ruptura con el pasado
Por: Will Grant
Llamado Canal Caribe, es un intento de destacarse de los noticiarios rigurosamente presentados y con guion que han sido transmitidos por televisión estatal durante décadas.

El canal está probando diferentes formatos, incluyendo enlaces directos con corresponsales internacionales a través de Skype y el uso de redes sociales como Twitter; herramientas ya comunes en la mayoría de los canales de noticias, pero nuevos para la televisión cubana.

El director del canal de noticias, Ovidio Cabrera, mostró al corresponsal de la agencia británica la redacción del nuevo canal.
Cabrera, uno de los fundadores de Telesur, financiado por Venezuela, dice que esta nueva “aventura” será única en Cuba.

“La diferencia clave es que este será un canal de noticias e información que estará en el aire durante 18 horas al día”, dice Cabrera.

“La gran mayoría de nuestra cobertura, alrededor de dos tercios, será en vivo”, añadió.
Director del canal, Ovidio Cabrera
“Más revolución”
Un canal de noticias de televisión en vivo, las veinticuatro horas del día, podría no sonar particularmente innovador, pero en Cuba tales cambios ocurren lentamente.

Por ejemplo, el diario estatal y portavoz del Partido Comunista de Cuba, Granma, apenas ha cambiado su tipografía en décadas.

La cuestión es si editorialmente Canal Caribe será diferente de otros canales en la isla dirigida por los comunistas, y si la crítica será difundida.
“Este es un canal para más revolución”, dice Cabrera, aplastando de inmediato cualquier sugerencia de que Canal Caribe será algo menos que 100% pro-gubernamental.

“No dejaremos de criticar lo que no funciona, de hacer sugerencias, analizar y discutir problemas sociales, pero siempre a través del prisma de apoyar el proceso revolucionario, no contra él”, explica.

Los jóvenes periodistas de Canal Caribe insisten en que, a pesar de las restricciones que se les imponen, informarán sobre asuntos que afectan a la gente común.
Luis Miguel Cabrera
“Como interno [trabajando en medios estatales] aquí, me dijeron muchas reglas que consideré una tontería”, dice en inglés fluido el presentador de noticias Luis Miguel Cabrera.

“Estoy muy orgulloso de haber visto cómo esas reglas han sido ―no puedo decir ‘cambiado’ exactamente― pero ciertamente hechas más flexibles”.

Sin llegar aún a los treinta años, Cabrera presenta el programa El Mundo Ahora y cree que Canal Caribe es una evidencia del cambio en las actitudes mediáticas en Cuba.

“Personalmente he experimentado que podría reportar el tipo de problemas que uno no podría hacer en el pasado, así que creo que tenemos esa responsabilidad de empujar con fuerza para cambiar cosas que no encontramos representativas de lo que está pasando no sólo en Cuba, sino también en el mundo”, añadió.

Sin embargo, conoce el entorno editorial en el que trabaja.

“Hay que tener en cuenta que se trata de un canal estatal, pero creo que podemos mostrar de forma responsable lo que está pasando en Cuba y lo que es representativo del pueblo cubano”, dice.
Cambio en curso
La forma en que los cubanos están consumiendo sus noticias está sin duda cambiando.

“No he visto televisión estatal en años”, dice por su parte un productor de videos musicales.

“Recibo toda mi información del paquete semanal”, añade, refiriéndose a la forma de compartir archivos en Cuba sin Internet, con discos duros, una modalidad a la vez barata y enormemente popular.

También hay ahora alrededor lugares públicos wifi repartidos por toda la isla y muchos jóvenes prefieren pagar una hora de acceso a Internet que sintonizar las noticias nocturnas.

Canal Caribe puede ser el intento del Gobierno cubano de abordar esta pérdida de audiencia, pero les resultará difícil involucrar a los jóvenes de la isla.
Un proyecto piloto acaba de terminar para permitir las conexiones a Internet en hogares privados y, en teoría, pronto debería estar mucho más disponible.

Mensaje esencial
Un blogger cubano, Ariel Montenegro, cree que los días en que Internet era percibido como peligroso por las autoridades están contados ahora.

“No creo que el Gobierno cubano crea ahora que Internet es malo y va a ser malo para el país y para la revolución y para el socialismo y así sucesivamente”, dice, sentado en un lugar público de wifi.

Aunque estar en línea sigue siendo lento y costoso, dice, es ampliamente optimista sobre el futuro de la conectividad de la isla.

Parte de la sala de redacción de Canal Caribe es un sitio de construcción. Mientras montan un set totalmente nuevo, dentro del estudio donde se transmitirá al aire el joven equipo de periodistas se está preparando para transmitir en vivo otra vez.

En un entorno mediático en rápido y constante cambio, el Gobierno cubano es muy consciente de que los eslóganes del pasado ya no atraen a muchos jóvenes.

Ahora, con un canal de noticias ininterrumpido, esperan volverse más relevantes para su audiencia mientras siguen enviando el mismo mensaje esencial.
Fuente: BBC

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: