jueves, 1 de noviembre de 2018

Recorte de derechos comunicacionales

Por: Roberto Samar*, Clementina Crisoliti**
Los discursos que circulan en los medios masivos de comunicación que ocupan posiciones dominantes se naturalizan y se vuelven invisibles. Es clave, en ese sentido, el permanente estado de alerta por parte de las audiencias y públicos para que esos discursos no se cristalicen.

En ocasiones, se estigmatiza a determinados grupos históricamente vulnerados, como cuando se asocia a las personas migrantes con delito y peligrosidad, cuando se representa a jóvenes y adolescentes como “drogadictos” o se descalifica y agravia a grupos sociales por su origen étnico. También se ejerce violencia simbólica y mediática cuando no se respeta la autopercepción de género, cuando se perpetúa la cosificación de mujeres o cuando las prácticas comunicacionales excluyen a colectivos de personas.

Cada vez que los medios llevan adelante este tipo de prácticas comunicacionales se están construyendo imaginarios que lastiman y hieren subjetividades, incidiendo en las formas de ver el mundo y de crear realidades. Cuando estas miradas se tornan dominantes, cuando esos son los sentidos que ganan las batallas, nuevas formas de violencia nacerán al calor de las palabras e imágenes que descuidan y destratan.

Cuestionar estas representaciones y promover recomendaciones de prácticas comunicacionales inclusivas es la tarea de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual. Una tarea fuertemente pedagógica que nos invita a interpelarnos en el ejercicio de ver y escuchar, de ser activas audiencias en la construcción de democracia comunicacional plena.

Desde su creación en noviembre de 2012, y a partir de la sanción de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26522 que le dio origen, la defensoría trabaja en función de contribuir a la profundización de un nuevo mapa comunicacional desde el paradigma de Derechos Humanos y los valores democráticos.

En nuestra región la Defensoría del Público estuvo presente: la comunidad Huayquillán en Colipilli se capacitó para gestionar la FM Peuman Hueche “sueño joven” en lengua mapuche. Un grupo estudiantes de quinto año agudizó su mirada sobre la construcción de representaciones de género en los medios en el CPEM N° 53 de Neuquén. Integrantes de radios educativas, comunitarias y públicas de Zapala, Chos Malal, Junín de los Andes y Los Catutos se encontraron con estudiantes y docentes de Mariano Moreno y Aluminé para construir agendas periodísticas alternativas y reflexionar sobre el rol pedagógico de la radio. Comunicadoras y comunicadores de Radio Puelmapu en Neuquén se capacitaron con la intención de fortalecer la identidad, el idioma, las costumbres y la cultura de los pueblos originarios. La lista es larga, continua y recorre todo el país.

Lo que puso en juego la defensoría en la escena pública es la comprensión y debate en torno a un nuevo paradigma desde el cual pensar y comprender la comunicación: entender la comunicación como un derecho humano. Desanclarla del paradigma que ve en la comunicación un negocio, que privilegia y defiende los intereses de unos pocos para convertirse en un servicio comunicacional que nos ayude a construir una democrática más plena, donde las diversidades estén representadas y tengan voz propia para luchar contra los imaginarios negativos, contra los relatos que se presentan como dominantes.

Visibilizamos hoy, con énfasis, el trabajo y desempeño riguroso, cálido y planificado de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, porque ha sido intervenida de manera sorpresiva e imprevista con la designación en la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, del abogado Emilio Jesús Alonso como encargado transitorio. Porque se desconocen los motivos que dieron origen a esta designación y los antecedentes del funcionario.

En el marco de un gobierno que propicia y promueve la concentración de medios, el vaciamiento y despido de trabajadores y trabajadoras en los medios públicos, que transforma el servicio público en un negocio y borra de un plumazo señales la grilla de TV (Telesur, Pakapaka, Deportv), nos alarma y preocupa este escenario de nuevos recortes de derechos comunicacionales.

Como sostuvieron la Red de Periodistas con enfoque de derechos de Neuquén y el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCo), esperamos que el gobierno y el Congreso reconsideren esta decisión y garanticen el normal funcionamiento de este organismo, la tranquilidad de sus trabajadores y trabajadoras y el respeto a la misión, objetivos y valores para los que fue creado. Hoy es preciso que visibilicemos a la Defensoría del Público porque, como refería su extitular Cynthia Ottaviano, “Nadie defiende un derecho que no conoce”.
* Licenciado en Comunicación Social (UNLZ) y docente de la UNRN
**Licenciada en Comunicación Social (UNLP) y docente del ISFD Nº 13

La Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual ha sido intervenida de manera sorpresiva, designando a un abogado como encargado transitorio.
Fuente: Diario Río Negro

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: