jueves, 4 de febrero de 2016

Fútbol para Todos un negoción para algunos canales privados

Cada emisora le abonará al estado 45 millones de pesos por televisar a los equipos grandes, a razón de un millón por partido. El costo de una ficción de duración similar para el prime time de esos mismos canales excede los 2 millones
Por: Emanuel Respighi
La confirmación oficial de que los partidos más convocantes del fútbol de Primera División van a ser transmitidos, en exclusividad, por El Trece, Telefe y América TV marca una nueva etapa del Fútbol para Todos. Este fin de semana, cuando la pelota empiece a rodar, se podrá apreciar en pantalla quiénes son los beneficiarios y quiénes los perjudicados del reparto de los derechos de televisación que suscribió el gobierno nacional con los canales de TV de mayor audiencia de la Argentina. Basta un dato, irrefutable, para comprender que lo que se declama como una “apertura” no es más que un negocio redondo para las emisoras privadas: el costo económico que cada partido representa para El Trece, Telefe y América es mucho menor a lo que esos mismos canales deberían desembolsar para producir y emitir ficciones en el mismo lapso. Un negocio que se refuerza, además, con la posibilidad de los canales privados de comercializar por su cuenta los espacios publicitarios de un producto televisivo siempre atrayente para los anunciantes.

El martes último, finalmente, el gobierno nacional firmó un acuerdo con la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) para la televisación de los partidos de primera división. El acta, según el comunicado oficial, detalla que la Secretaría General de la Presidencia “ya había firmado un acuerdo con los canales de televisión de alcance nacional: TV Pública, Canal 9, América, Telefe y El Trece para la transmisión de los partidos de fútbol”. A su vez, informa que “todos los encuentros (15 por fecha) estarán disponibles en canales de TV de aire y la TV Pública complementará la cobertura de los partidos transmitidos por canales que no lleguen a todos el país. Así, El Trece, Telefe y América se comprometen a transmitir un mínimo de dos y un máximo de tres partidos por fecha, la TV Pública televisará entre seis y ocho partidos y Canal 9 ofrecerá su pantalla en caso de necesidad de calendario”. Además, se aclara que los superclásicos entre River y Boca, en la sexta y la decimosegunda fechas, serán transmitidos en simultáneo por todos los canales.

Los detalles del nuevo esquema de televisación de FPT dejan en evidencia varias cosas. La primera, la más evidente, es el inexplicable pésimo negocio que resulta para el Estado Nacional la cesión a las emisoras privadas de los partidos más importantes, convocantes y con mayores posibilidad de comercialización. En materia económica, porque el Estado Nacional le pagará a la Asociación de Fútbol Argentino 881 millones de pesos en concepto de derechos de televisación del torneo, para luego cederle con exclusividad a El Trece, Telefe y América los partidos de mayor audiencia, a cambio de una cifra cercana al 15 por ciento de lo que invirtió. Es decir: el Estado hace la inversión mayor para luego cederle, por migajas, los derechos exclusivos de los partidos de River, Boca, Racing, San Lorenzo e Independiente a los privados. Según las cifras que trascendieron, El Trece, Telefe y América TV pagarán por transmitir hasta tres partidos por fecha 45 millones de pesos cada uno. En total, el Estado recaudará 135 millones de pesos, debido a que Canal 9 finalmente desistió de participar de la compulsa. La cifra es sustancialmente menor a los 180 millones que el gobierno pensaba recaudar, ya que serán sólo tres los canales que pagarán por los derechos de televisación para el campeonato que comenzará el viernes.

Si la TV Pública asoma como la principal perjudicada en el nuevo FPT, los canales privados parecen haber concretado uno de sus negocios más rentables de los últimos años. Vale hacer algunas cuentas para dimensionar lo barato que les terminó costando a Telefe, El Trece y América obtener la exclusividad y el privilegio de la televisación de los partidos de los “cinco grandes”. Cada pantalla pagó 45 millones de pesos. A razón de contar con la posibilidad de transmitir hasta tres cotejos por fecha, a lo largo de las quince jornadas, cada emisora tiene derecho a transmitir 45 partidos en el torneo. Si esos 45 millones de pesos que les sale a cada canal el “paquete” de partidos, se los divide por los 45 cotejos para los que tienen exclusividad, la cuenta da que cada transmisión sale un millón de pesos. Así, a secas, la cifra de un millón de pesos por partido no dice demasiado.

La clave para entender el negocio está en comparar ese costo por lo que a los canales les cuesta, por ejemplo, producir un capítulo de una ficción de calidad, como las que emiten en el prime time. En esa comparación es donde queda demostrado que el nuevo esquema de FPT resulta más negocio para los privados que para el Estado. Según pudo constatar Página/12 con dos importantes productores de ficción, el costo total de un capítulo de una tira diaria en la actualidad varía entre los 700 mil y el millón de pesos, mientras que el de un unitario ronda entre el 1,2 millón y 1,5 millón. Los costos varían según el cachet del elenco, el nivel de producción y la cantidad de escenas en exteriores. Cada uno de esos episodios duran 45 minutos de artística, con la única posibilidad de comercializar no más de 12 minutos de tanda comercial. O sea: el valor del costo de la ficción es sólo por una hora de pantalla.

Por su parte, el millón de pesos que cada canal abona por partido, en concepto de derechos de televisación, se debe dividir a lo largo de las dos horas y media que tendrán cada una de las transmisiones. En efecto, el esquema resulta tan ventajoso para los canales que las tres emisoras contemplan “previas” de entre media hora y 45 minutos para “calentar la pantalla”, y vender y descargar publicidad, a sabiendas de que el fútbol es uno de los activos más demandados por los anunciantes para promocionar productos y servicios. Para que no queden dudas: la inversión que las emisoras pagan por dos horas y media de programación de fútbol (un millón de pesos) es al menos la mitad de lo que les costaría emitir capítulos de ficción durante el mismo período (por lo menos dos millones de pesos, calculando 800 mil pesos por hora al aire).

Desde el FPT y el Gobierno señalan que la venta de los derechos de televisación a los canales privados le hará ahorrar algo de dinero al Estado Nacional. Se trata de una mirada de la que se valen para justificar la decisión de que la TV Pública entregue la exclusividad –como ocurría hasta diciembre último– de la transmisión de los partidos que disputen River y Boca, que son los que generan mayores audiencias e ingresos publicitarios. ¿No hubiera sido mejor negocio para el Estado Nacional, en su afán de recuperar parte del dinero invertido, comercializar por su cuenta los partidos que jueguen los “cinco grandes del fútbol argentino”, transmitiéndolos desde la pantalla estatal? ¿Por qué conformarse con poco más de un centenar de millones si, tomada la decisión de comercializar el FPT, el fútbol siempre fue uno de los productos más atractivos para los anunciantes? ¿No le hubiera sido posible al Estado, además de continuar valorizando la pantalla estatal con la transmisión de los principales partidos, recaudar más dinero en concepto de venta de espacios publicitarios? Interrogantes que rodean al flamante FPT, en el que –como en los viejos tiempos– los que festejan parecen ser los conocidos de siempre.

Relatores y comentaristas
El “renovado” FPT dará la potestad a cada pantalla de elegir a sus parejas de relator y comentarista. Según pudo confirmar PáginaI12, los tres canales ya tienen sus duplas conformadas. En Telefe, el partido más importante será transmitido por Rodolfo De Paoli en los relatos y Ariel Senosiain en los comentarios, mientras que la emisión del segundo cotejo estará a cargo de Hernán Feler y Ariel Rodríguez. En El Trece, la dupla principal de transmisión está conformada por Sebastián Vignolo y Diego Latorre, como relator y comentarista, respectivamente. Por su parte, las emisiones de los partidos en América TV tendrá como caras visibles a Paulo Vilouta en los relatos y a Gustavo López en los comentarios. En la TV Pública, por último, sólo se sabe que varios periodistas del antiguo FPT continuarán, como el caso del relator Pablo Ladaga.

El cronograma de partidos
Viernes:
19. Banfield-Gimnasia (TV Pública)
21. Rosario Central-Godoy Cruz (TV Pública)

Sábado:
17. Argentinos Juniors-Tigre (Telefe) y Aldosivi-Olimpo (TV Pública)
19. Patronato-San Lorenzo (El Trece) y San Martín (SJ)-Newell’s (TV Pública)
21. Temperley-Boca (Telefe)

Domingo
17. Independiente-Belgrano (América) y Defensa y Justicia-Unión (TV Pública)
19. River-Quilmes (El Trece) y Colón-Arsenal (TV Pública)
21. Atl. Tucumán-Racing Club (América)

Lunes
19. Estudiantes-Lanús (TV Pública)
21. Sarmiento-Vélez (TV Pública)
Fuente: PáginaI12
Ver anterior: El Gobierno firmó el acuerdo con AFA por el Fútbol para Todos por $ 881 M El Gobierno cortará desde el segundo semestre los aportes estatales al Fútbol para Todos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: