sábado, 13 de febrero de 2016

Es falso que Martínez Rojas sea un empresario periodístico: “Es el Fariña de los medios”

Claudio Belizan fue chofer de Mariano Martínez Rojas, el empresario que compró parte del Grupo Veintitrés. Lo acusa de crear sociedades truchas. Bolsos con dinero
Por: Giselle Leclercq, @giselleleclercq
Claudio Belizan es corpulento y tiene todo el aspecto de ser un hombre dedicado a la seguridad privada. “Fui el recaudador de Mariano Martínez Rojas. Me contrató como chofer en el 2014 y le transporté paquetes, mochilas y bolsos con dinero”, dispara en una entrevista con Noticias. No sólo eso: también dice haber tomado fotos de los fajos de billetes, que aportó a la revista para que se publicaran en este número.

Belizan apareció de la nada como Martínez Rojas, quien se hizo famoso de un día para el otro como el polémico heredero de los medios Kirchnerista, al comprar el diario Tiempo Argentino y radio América al Grupo Veintitrés. Pero su ex chofer, con quien –según él– trabajó durante un año, desmintió su pedigree en el mundo de los medios y alentó sospechas sobre lavado de dinero: “Su patrimonio lo construyó a partir de la creación de empresas fantasma y vínculos con financieras”,
asegura. Según Belizan, su vínculo laboral con Martínez Rojas terminó de forma intempestiva en octubre del 2015. “Nos teníamos confianza, pero eso después se perdió. Ahora reclamo lo que me corresponde que es una indemnización.

Cuando vi que empezó a dar entrevistas diciendo que era un gran empresario, decidí hablar. Este hombre se maneja con una enorme impunidad”, subraya.

No está muy claro, más allá de lo que él diga, por qué este hombre se decidió a hablar ahora. Ni tampoco por qué fue tomando fotos y registrando documentación que pertenecía a su entonces jefe. Noticias consultó al propio Martínez Rojas sobre su relación con Belizan. Si bien el empresario confirmó que había sido su chofer, aseguró que “es un extorsionador y dice mentiras”. Pero Belizan jura que no se va a callar. Y que tiene pruebas.

Curriculum de un extraño chofer
  • Dice haber sido chofer de Martínez Rojas desde fines del 2014 hasta fines del 2015.
  • Asegura que trasladó paquetes, bolsos y valijas con millonarias sumas de dinero no declarado. Y que él se llamaba a sí mismo “el recaudador”.
  • Ahora explica que está en un proceso de conciliación con el empresario por la ruptura del vínculo laboral.
¿Cómo conoció a Mariano Martínez Rojas?
Me lo recomendó mi madre en el 2014, que trabaja limpiando su casa. Yo trabajaba en el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires y tenía algunos problemas.

¿Cuál fue el trabajo que le ofrecieron?
Chofer y algo de seguridad.

¿Lo contrató a través de M Deluxe, la empresa con la que Martínez Rojas compró los medios de Szpolski?
No. Yo entré antes de que creara la empresa. Puso computadoras en el Palacio Alcorta, que era donde vivía hasta ese momento, y ahí armó la supuesta oficina. Un día entré y estaba lleno de tarjetas y sobres con la marca M Deluxe.

¿Qué tipo de relación tenían ustedes?
Conmigo siempre fue muy amable. No hablábamos pero sí yo lo escuchaba hablar por teléfono con otros. Lo pasaba a buscar entre las nueve y las diez de la mañana y lo llevaba a desayunar a Dashi. Así empezaba el día.

Según Belizan, el vínculo laboral entre ellos duró casi un año. Sin embargo, Martínez Rojas afirmó a Noticias que sólo fue su chofer durante tres meses. El denunciante cuenta que en ese período logró “ganarse la confianza” de su empleador y que sus tareas comenzaron a ampliarse. “En un momento dejé de ser solamente su chofer y yo me autodenominé ‘el recaudador’ porque empecé a trasladar plata. Digo que confiaba en mí porque era muchísimo dinero el que tenía que llevar y traer a distintos lugares”, apunta Belizan.

¿Nunca preguntó de dónde provenía esa plata?
A mí me pedía un trámite y yo se lo hacía sin hacer demasiadas preguntas.

¿Por qué sacó fotos? 
Para cubrirme. Cada vez que me daba algo, cuando me quedaba solo, sacaba fotos. Él no se maneja por derecha.
¿Cuáles eran los negocios que le llamaban la atención? 
Creaba sociedades fantasma y a través de ellas cambiaba cheques en los bancos. Se parece a Leonardo Fariña, aunque manejaba menos volumen de dinero. Yo les saqué fotos a los papeles de las empresas que él manejaba, ya sea como apoderado o de alguna otra manera. Los balances de esas empresas son todos truchos. De hecho, los sellos con los que los presentaba me los mandaba a hacer a mí y los firmaba él, en lugar de un contador. Hasta ese momento habían estado sacando más de 2 millones de pesos por día. Yo me encargaba de trasladar ese dinero.

¿De dónde salían los cheques que cambiaban por efectivo?
No sé. Eso se hablaría adentro de la oficina y yo siempre estaba afuera.

¿Cuál fue la mayor cantidad de dinero que trasladó?
De uno de los bancos hubo que sacar 34 millones y el banco se los quería sacar de encima para que no se investigara. Al final, los habilitaron para retirar esa suma en dos días diferentes. Esa fue la suma más grande que me tocó llevar.

¿Dónde llevaban el dinero que sacaban?
En el caso de los 34 millones, una parte la llevamos a una oficina en Flores. Y otra parte al Palacio Alcorta. En otros casos, una parte de la plata que sacábamos en mochilas la llevábamos a la Bolsa de Comercio y otra parte, a una financiera cerca del Hotel Hilton.
¿Prueba? Belizan muestra su celular con una foto del DNI de Martínez Rojas para demostrar que accedió a documentación de él
La Pista Nac & Pop. Martínez Rojas tiene registradas a su nombre cinco empresas. Sin embargo, Belizan le adjudica más de veinte. Una de estas supuestas sociedades fantasma es Neac S.A. –inscripta en el rubro textil– mediante la cual, según Belizan, Martínez Rojas habría hecho la mayor cantidad de operaciones financieras. Fue creada en octubre del 2013 por Claudia Judith Berdichevsky y Fernando José Berdichevsky, quienes a los pocos meses decidieron vender la sociedad. En la actualidad, y después de cambiar varias veces de dueño, la empresa está en manos de Fernando Samuel Arroyo. El ex chofer dice que, en los hechos, es Martínez Rojas quien la maneja.
Entre las más de cien sociedades comerciales creadas por Claudia Judit Berdichevsky, también se cuenta a Balkbrug S.A., la empresa que imprime el diario Tiempo Argentino (recientemente adquirida por Martínez Rojas). En todas las empresas, su representante legal es Ivana Noemí Berdichevsky, quien trabajó en la Jefatura de Gabinete entre junio del 2014 y noviembre del 2015. Martínez Rojas insiste en que todas las acusaciones son falsas.

¿Por qué dice que Martínez Rojas (foto) no es un empresario?
Porque no tiene empresas. M Deluxe es una ficción y ni siquiera llevó a Corrientes a Ricky Martin, como él dice.

¿Lo veía reunirse con políticos o empresarios?
Yo no estuve en ninguna reunión así pero seguramente tiene contactos políticos. En el Palacio Alcorta, en otro piso, hay alguien a quien Mariano recurre muy seguido.

¿Algún político?
Eso no te lo puedo decir.

¿Por qué?
Porque de eso no tengo pruebas, sólo especulaciones.

¿Alguna vez manifestó interés por los medios de comunicación o lo vio junto a Sergio Szpolski o Matías Garfunkel?
Nunca.

A simple vista, ambos tienen motivaciones para acusar al otro: Martínez Rojas insiste en que Belizan es un extorsionador. “Ni bien lo despedí empezó a pedirme plata. Mi abogada investigó y me confirmó que es su modus operandi: te amenaza con contar cosas que no existen”, apuntó. Por su parte, el ex chofer explicó que con sus denuncias busca “desenmascarar al falso empresario”.

¿Cómo es Martínez Rojas?
Es un obsesivo por las apariencias. No tiene nada a su nombre, ni las oficinas en el Palacio Alcorta, ni los departamentos que usan él y sus padres. Su gran preocupación es que lo vean como si fuera alguien importante, por eso se sienta a comer en los lugares de categoría. Pero ahí no lo conoce nadie. Me hizo comprar camisas, zapatos y trajes que cuestan una fortuna. Me decía que los pagara y que él después me iba a devolver la plata, pero eso nunca pasó. Solamente en vestimenta, invertí más de 20.000 pesos. Todo esto me costó muchísimo. No fue sólo plata. Durante los meses que estuve con él salía de mi casa a las 7 de la mañana y volvía a la madrugada. Me terminé separando. Ahora estoy endeudado y sin nada.

¿Hizo las denuncias en algún otro lugar?
Sí. Todo esto que digo acá lo dije también en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). No sé en qué estará la causa pero tampoco puedo ir de fiscalía en fiscalía para ver si a alguien le interesa investigar. En cuanto a mi situación laboral, estoy con un pedido de conciliación en el Ministerio de Trabajo. Es imposible sacarle algo a este tipo porque no tiene nada, pero creo que me corresponde una indemnización, por lo menos.

Martínez Rojas: El extorsiona. Su defensa dice que Belizan es “mitómano y psicópata”
Te lo resumo en pocas palabras: Claudio Belizan trabajó tres meses conmigo como chofer y lo despedí por hechos de violencia. Automáticamente empezó a extorsionarme y a pedirme plata. Es un mitómano y un psicópata”, afirma Mariano Martínez Rojas en diálogo con Noticias. De acuerdo con su versión, las denuncias que lo involucran con la creación de sociedades fantasma son “absolutamente falsas”.

La historia que cuenta Martínez Rojas sí tiene un punto en común con la que narra Belizan: los presentó la madre del ex chofer. “Esta mujer trabaja hace cuatro años para mí. Plancha en mi casa y limpia en el departamento de mis viejos. Lo contraté por ella, que me lo recomendó”, asegura. De hecho, luego del conflicto que terminó con la relación laboral entre ellos, la mujer continuó con la familia Martínez Rojas: “Yo no mezclo las cosas. No la voy a echar por él. Ella sabe lo que es su hijo”, agregó.

El dueño de radio América y Tiempo Argentino dice desconocer el proceso de conciliación obligatoria al que alude Belizan y la denuncia radicada en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos. “No sé nada de eso. La única denuncia que hay en esto la hice yo contra él por extorsión y amenazas. Me está pidiendo 500.000 pesos”, subrayó. Martínez Rojas contó también que su abogada pudo confirmar que “Belizan ya hizo esto en otras oportunidades. Fue chofer de una jueza de Quilmes durante tres meses y ella también le inició una causa con las mismas características”.

La relación laboral que describe es similar a la que indica Belizan. Sin embargo, Martínez Rojas apuntó que “él no tuvo ningún acceso a mi vida. Me llevaba de mi casa a un restaurante y nada más. No es el transportador, como el de la película”.
Fotos: Juan Ferrari y Enrique Abbate
Fuente: Revista Noticias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: