sábado, 13 de febrero de 2016

Mariano Martínez Rojas deslizó una posible venta de Tiempo Argentino

El dato fue mencionado por los funcionarios de la cartera laboral durante la audiencia que se concretó ayer, donde debían comparecer Sergio Szpolski y Mariano Martínez Rojas, considerados solidariamente responsables de la deuda de haberes. En medio del conflicto, los árbitros del Estado frenaron una tarjeta roja porque el diario volvería a ser vendido. Rumores
El empresario de origen correntino Mariano Martínez Rojas, presunto nuevo dueño del diario Tiempo Argentino, estuvo ayer a un paso de recibir una multa millonaria del ministerio de Trabajo por el reiterado incumplimiento en el pago de los salarios adeudados de diciembre, enero y el segundo medio aguinaldo de 2016. El castigo económico podría variar entre los 2 y los 15 millones de pesos. Estaba a un paso de caer sobre la carrera del titular del Grupo M Deluxe en el mundo de los medios. Pero no pudo ser, porque la cartera laboral resolvió suspender la multa “ante la versión de que la semana próxima haya una solución empresaria”, explicó un funcionario de la repartición a los presentes, durante la cuarta audiencia que convocó el ministerio de Trabajo para encontrar una salida al conflicto que protagonizan todos los trabajadores del diario desde fines del año pasado.

La suspensión de la multa y las razones que argumentaron tal decisión fueron los dos datos más importantes de una audiencia donde fueron citados el presunto vendedor del diario Sergio Szpolski y el autodenominado nuevo dueño del medio Martínez Rojas. El dueño del Grupo 23 en desguace no asistió y anotó su primera inasistencia porque, a pesar de sus habituales prácticas para evitarlo, fue formalmente notificado. En el caso del empresario del espectáculo que ahora poseería Tiempo y a Radio América, sólo se presentó su abogada María Luisa Paonessa. La letrada no cambió su propuesta inicial, salvo por el presunto compromiso de “pagar la suma de 3500 pesos el día 22 de febrero a todos los trabajadores de la empresa”. Se trata de la única oferta que reiteró la empresa, además de su intención de pagar la deuda de los salarios de diciembre, enero y el medio aguinaldo en 10 cuotas mensuales. La primera entraría en abril, con el pago del salario de marzo: una operación que se concretaría luego de cancelar (en tiempo y forma) el salario de febrero.

La repetición de la oferta no fue ninguna novedad para los integrantes de la asamblea del diario que ya afrontaron cuatro incumplimientos, sin aviso, de las imposiciones de pago que formuló Martínez Rojas apenas informó la presunta posesión del diario y de Radio América. Con su credibilidad por el suelo, el empresario de origen correntino ordenó a su representante mantener la misma oferta y repetir ante los funcionarios que “ésa” era su única propuesta.

La reiteración de la maniobra dejó la puerta abierta para la aplicación de las primeras sanciones por la deuda de haberes. Pero en ese momento la cartera laboral informó que suspendía la aplicación del castigo pecuniario porque desde “Alem informaron que está en marcha una solución empresaria”, es decir, que el diario Tiempo Argentino estaría otra vez en venta, en una posible nueva operación de venta que se sumaría a la actual y opaca transferencia de bienes que, hasta ahora, no cuenta con ningún respaldo documental.

Es la primera vez que el Ministerio de Trabajo desliza la existencia de una operación de venta de un diario en medio de un conflicto por el pago de salarios y aguinaldo. La cartera laboral no aportó más datos ni detalles, pero fue el argumento que utilizaron sus funcionarios para suspender una multa que ya había sido anticipada el jueves y que ayer quedó a un paso de ser aplicada.

Por fuera de las especulaciones (que sobran en el oscuro mundo de los dueños de los medios) la información de una nueva y presunta venta del diario fue mencionada por los funcionarios de Trabajo para justificar la suspensión de la multa que ahora queda en suspenso, cuando ya habían sobradas muestras de un incumplimiento que tiene a más de 200 familias en una situación desesperante.

La audiencia concluyó con la firma de un acta donde los trabajadores dejaron en claro que la no salida del diario desde hace ya más de una semana es resultado de un lock out patronal. Además se fijó una nueva audiencia en el ministerio para el día miércoles 17 a la que deberán comparecer Mariano Martínez, Sergio Szpolski y, ahora, también Matías Garfunkel.
Ver anterior: Martínez Rojas recibirá multas millonarias y Szpolski tendrá que dar la cara

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: