sábado, 20 de febrero de 2016

Electroingeniería se desentiende del salario de Sandra Russo y le pide pague su espacio

Contó Sandra Russo:

Para los oyentes de Dejámelo Pensar, el programa que conduzco hace más de 3 años los sábados de 9 a 12 por Radio Del Plata:

Escúchennos mañana, porque es el último. Nos tenemos que despedir así, después de haber trabajado el verano (y sin cobrar desde octubre) porque la radio nos cambió las condiciones.

Nos piden que paguemos el espacio y se desentienden de los salarios. Uno nunca fue Majul. No tengo resto ni modo de pagar eso. Llegarán otros con auspiciantes. Para mi propia línea editorial, que comparto con miles de oyentes en todo el país, los auspicios no existen.

Nos despediremos con mucha tristeza, porque sabemos perfectamente que la comunicación con un referente de años es un capital popular, y otra vez estamos ante una pérdida de espacio. Igual, nos las arreglaremos para seguir en contacto, porque lo deseamos, lo merecemos y lo necesitamos.

Va mi abrazo.

Su despedida de los micrófonos de AM Del Plata:
"Es el último programa de "Dejámelo pensar", ya les contamos cuales son los motivos por lo cual ya no vamos a estar acá en estos micrófonos. Son motivos que nos exceden largamente, tiene que ver con conseguir dinero que no conseguimos. Pero lo que si conseguimos es hacer un buen programa de radio", aseguró y continuó: "Y nosotros nos dedicamos a hacer programas de radio, lo mejor que nos salgan".

"Posiblemente en mi propia vida esa sea una materia pendiente, el conseguir financiamiento, a pesar de la estigmatización y la demonización que tuve que soportar en estos últimos años y que el corolario de esa estigmatización, me implica ahora ser borrada de los medios tradicionales. No me arrepiento en absoluto, pero son costos altos y uno los termina pagando", expresó la periodista de PáginaI12.

Luego agradeció a todo su equipo y finalizó "fue un placer, lo hemos disfrutado, nos hemos llevado bien, hemos aprendido el uno del otro y hemos estado haciendo un tipo de comunicación en la que creemos y en la que seguiremos insistiendo. En la medida que podamos y allí donde nos dejen. Los quiero mucho.
Sandra Russo, en dialogó con Gustavo Yuste y Estefanía González Rebolledo de El Ciudadano, Chile dijo: 

"No existe la libertad de expresión. Hay una falacia que tiene que ver con que los funcionarios de gobierno dicen que sí hay libertad de expresión porque los despidos fueron en medios públicos. El caso de Víctor Hugo fue en una empresa privada con lo cual ellos dicen que no tienen nada que ver, pero este gobierno tiene la pauta pública y la pauta privada también. Poca gente puede negar que 6,7,8 sería un programa de un rating absolutamente deseable por cualquier canal, pero sin embargo no está porque la pauta privada también forma parte del gobierno. Tenemos un ministerio con cada trasnacional, esa es la pauta privada, con lo cual, si Macri tiene pauta de la Ciudad de Buenos Aires, de la provincia de Buenos Aires y pauta nacional, y las trasnacionales también están en el gobierno es obvio que ellos van a dirigir los contenidos periodísticos de todos los medios de la Argentina. No hay libertad de expresión y hay listas negras".

Muchos periodistas sostienen que hablar de listas negras o censuras es una exageración por parte de ustedes.
¿Por qué?

Porque, según ellos, es faltarle el respeto a lo que sucedió durante la dictadura, por ejemplo.
Esto es una forma de dictadura. Faltarle el respeto a la dictadura es decir que no se sabe cuántos desaparecidos hubo y eso lo hace el gobierno. Lista negra me refiero a que nadie que pasó por 6,7,8 puede ser contratado por ningún canal privado. Es evidente. Cada uno de nosotros está trabajando en redes sociales, ejerciendo la comunicación desde lugares que no tienen que ver con medios tradicionales y eso no sucede porque seamos menos profesionales, porque estemos menos capacitados, porque nos falte trayectoria; yo tengo cuarenta años de trayectoria. Es sencillamente por la manera en que pensamos. Eso es persecución ideológica, naturalmente. Los que dicen que es una exageración es porque ellos tienen trabajo. Es más, hay muchos casos de periodistas que estuvieron trabajando en Canal 13 o en canales monopólicos que ahora también van a pasar al staff de Radio Nacional. Pan con pan, comida de sonso. Eso no es pluralismo.  Cuando nosotros estábamos en los medios públicos, era porque en los medios privados, por nuestra manera de concebir el Estado, evidentemente no íbamos a estar. Ahora que el Estado se privatizó, los únicos que tienen trabajo son los que tienen esa manera liberal de pensar, no necesariamente neoliberal, pero sí liberal. Nosotros no tenemos una manera liberal de pensar, con lo cual los medios públicos y privados de la Argentina están cerrados a quien piense distinto.

¿Y el vaciamiento del Grupo 23 lo pondrías en esa misma dirección? 
No, eso es ya una cuestión de plata. Una cosa es ideología y otra cosa es dinero. Yo la verdad que no seguí muy de cerca cómo manejaron después Garfunkel y Szpolsky el grupo. Me parece también que hubo muchos errores de los gobiernos anteriores en el tema de la construcción de medios de comunicación. En el Grupo 23 pusieron mucho dinero que no sirvió para nada. No hay un sólo medio de comunicación real con espalda para bancar un proceso político adverso. Por ejemplo, PáginaI12 siempre fue un diario muy pequeño con muy poca publicidad, pero nunca hubo tal concentración de poder, siempre la ciudad estaba en manos más o menos progresistas, estaba Aníbal Ibarra a fines de los ´90, con lo cual, si no tenías pauta de nación, tenías de Ciudad, si no tenías de Ciudad, tenías de Provincia. Hoy, nada. Con lo cual, hay que sacarles la careta.

¿En qué sentido sacarles la careta?
La palabra del PRO es vacía, no significa nada, te pueden decir cualquier cosa con su mejor sonrisa y los periodistas que están ahora en la televisión van a decir que sí, pero la verdad, nada significa nada, ni las preguntas de los periodistas ni las respuestas de los funcionarios.

Ahora con este tiempo que ya lleva fuera del aire el programa 6,7,8, ¿qué virtudes le ves en todos estos años y qué autocrítica harías del programa? 
En cuanto a las virtudes, un poco lo que venía diciendo anteriormente: fue el primer programa que hizo lo que hizo; no hay en otros lugares del mundo tampoco. Fue un programa contra hegemónico que mostró las contradicciones y los montajes de la prensa hegemónica. Eso no existe porque no encontraría un canal… necesitaría un gobierno que banque un Estado, como sucedió acá durante los últimos años; un gobierno que banque un Estado y que ese Estado proponga un modelo como el que nosotros creemos que es contra hegemónico al modelo que llegue con los tratados de libre comercio y en diversas latitudes. Eso ha sucedido en pocos lugares. Yo le veo muchas virtudes.  Por otro lado, la autocrítica o lo que yo podría corregirle, por un lado, pasa por el propio programa. Yo haciéndolo me aburría. Es decir, me parece un programa que era absolutamente necesario, pero estar ahí siete años la verdad que era muy desgastante porque era una participación muy acotada, el verdadero núcleo del programa eran los informes, no los panelistas.  Las críticas que le han hecho siempre, la verdad que me parecen estúpidas, porque las críticas más frecuentes era que no invitábamos a opositores o que no había debates, pero la verdad que nunca fue un programa de debate político, era un programa de análisis de medios. Ahí me parece que lo que falló fueron las autoridades del canal que no generaron periodismo en otros espacios donde de verdad se podrían haber dado debates políticos, invitar uno de un partido, otro de otro partido y que debatan. Pero no era 6,7,8, el que tenía que hacer eso. Nada impedía que se hicieran más programas periodísticos en los medios públicos. Ahora, si los funcionarios no los hicieron, no es problema nuestro. A mí me incomodaba cuando había debate en 6,7,8, porque no me habían convocado para un programa de debate, me habían convocado para un programa que analizara el discurso de los medios, que es en donde yo siento que puedo aportar algo. Era un programa de una hora y media por día, nada más que eso. Todo lo que se le reclamó a 6,7,8, creo que encubre las fallas de quienes manejaron la comunicación en el país y que no generaron otros programas que fueran útiles para entender la realidad.

¿Por qué creés que no se tomó esa decisión desde los funcionarios de generar otros programas periodísticos en medios públicos?
El problema del kirchnerismo siempre fue la comunicación. Siempre fue el punto débil. Cómo comunicarse con los demás, cómo comunicarse internamente, cómo comunicar hacia el resto de la sociedad, ahí siempre hubo un problema, siempre. Es muy difícil que alguien haya pasado cerca del kirchnerismo y que no termine enojado por algo. A mí también me pasó que me trataron mal, que me echaron de la radio pública. No es que es una bolsa de ángeles el kirchnerismo, también hubo muchos errores. Y la comunicación siempre fue un problema porque me parece que tiene que ver con una actitud defensiva. La  pelea con Clarín llegó muy pronto, en el gobierno de Cristina me refiero. Néstor tuvo otros tiempos y también le dio a Clarín todo lo que quiso hasta que en un momento le dijo: “No”, que fue en relación a quién lo iba a suceder a él. Hasta que terminó el mandato y decidió quién iba a ser el candidato o la candidata en las siguientes elecciones, a Clarín se le dio todo lo que pedía. Clarín es un extorsionador: si le dan, las tapas son buenas. Cuando no le dan, empiezan a encontrar corrupción por todas partes, lo han hecho en todos los gobiernos.

Electroingeniería la patria contratista
Electroingeniería es una firma cordobesa originalmente dedicada a la construcción y operación de obras públicas y servicios. Según informó Julio De Vido es la segunda constructora que más le facturaba al Estado Nacional.

La empresa es propietaria de Radio del Plata, 360 TV y Pulxo 95.1. en Córdoba.

Desde julio de 2009 hasta junio de 2015, Electroingeniería, recibió cerca de $ 57 millones para sus medios porteños, en publicidad del Estado Nacional. Vale recordar que el canal 360 TV, emite sin la licencia exigida por la ley Audiovisual.

Recientemente los trabajadores de 360TV y Radio del Plata denunciaron que la empresa "no les pagó los sueldos y les adeuda aportes patronales y cargas sociales".
Ver anteriores: Trabajadores de 360TV denuncia que se encuentran ante un Lock-Out patronalSandra Russo deja Nacional

5 comentarios:

  1. El cinismo en persona. Menos mal que ya son pasado.

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo Luis. Cínica es la manera más apropiada de calificarla

    ResponderEliminar
  3. Mentirosa serial!! No conseguis auspiciantes porque sos mala profesional. Nadie quiere poner un mango por Uds. No existen listas negras. Sin plata del estado no son capaces de armar un programa más o menos bueno. No los veía nadie a Uds!!! Por suerte son solo un mal recuerdo en el que se regaló plata de mis impuestos!!!

    ResponderEliminar
  4. Se pregunta Sandra Russo por qué no tiene auspiciantes? Se pregunta por qué al nuevo gobierno no le preocupa tener periodistas pagos por el Estado para que hablen bien de ellos? Por qué ella piensa que la plata de los impuestos se tiene que usar en pagarle el sueldo y el espacio y no en otras cosas?

    ResponderEliminar
  5. Si fueras una buena periodista tendrías oyentes por millones y anunciantes por docenas. Sólo sos una pésima propagandista de un régimen neofascista que cayó.

    ResponderEliminar

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: