domingo, 28 de febrero de 2016

Contrapunto entre Trabajadores de TelAm y Pablo Sirven por la pauta oficial

Escribió Pablo Sirvén, en La Nación:
TelAm, una agencia en busca de redención
Son sólo un remedo de Néstor Kirchner y un aljibe. Uno porque es un busto feo y burdo que pretende recordar al ex presidente; el otro, porque sin estilo y con puro yeso reemplaza al original de la época colonial, que alguien se birló.

Ambos conviven a pocos centímetros uno del otro -el Néstor tosco apunta con mirar estrábico al aljibe trucho- y conforman una involuntaria alegoría de los graves latrocinios padecidos en estos años. Permanecen en estado de abandono en la llamada Casa Defensa, una de las tres sedes centrales de TelAm, la agencia oficial de noticias. Dicho inmueble es una de las pocas reliquias edilicias que subsisten desde la época de las Invasiones Inglesas. Durante el kirchnerismo funcionó como una suerte de peña, lugar de charlas de periodismo militante y de muestras. Las nuevas autoridades de TelAm encontraron allí una escalofriante escenificación de tierra arrasada: cables arrancados, computadoras rotas, destrozos y deterioros varios.

Nada que llame demasiado la atención en tan particular compañía estatal: hace pocas semanas trascendieron videos de las cámaras de seguridad que detectaron cómo, con total impunidad, tres de sus anteriores gerentes se llevaban durante horas cajas repletas de documentación de la que hoy sería vital disponer para que la nueva conducción conociera con mayor amplitud y precisión el debe y el haber de la monumental compañía que duplicó su personal desde 2003. Ahora TelAm cuenta con un millar de empleados (sólo durante 2015 se incorporaron 83 personas más) que se suman, como en capas geológicas, a los nombramientos efectuados en épocas dispares.

Sólo en Legales se encontraron con tres máquinas trituradoras de papel que parecen haber trabajado a destajo en los tiempos finales de la presidenta Cristina Kirchner.

A falta de papeles en orden -si es que en algún momento los hubo, ya que en 2012, sólo por poner un ejemplo, se aprobaron en un mismo día, y a libro cerrado, los balances de los cuatro años anteriores-, se encontraron con remeras del Nestornauta, postales y otros suvenires con consignas militantes mandados a hacer por La Cámpora, que reinó allí en los últimos años y que convirtió la agencia de noticias en un instrumento de propaganda intensa del régimen extinguido el último 10 de diciembre.

El desprecio por la información era tal que TelAm no contaba con periodistas acreditados en organismos gubernamentales fundamentales, pero sí los tenía en Aeroparque, al servicio de Aerolíneas Argentinas, versión relato de Mariano Recalde. Fueron tantos años de exaltar lo bueno del anterior gobierno y de inventar éxitos inexistentes, mientras escondían todo lo malo, que para reponer un periodismo básico en TelAm habrá que llevar a cabo un potente trabajo de reentrenamiento, especialmente entre los empleados más jóvenes sin experiencia fuera de la "década ganada".

Según el punto 5 del decreto 237, del 22 de diciembre último, firmado por el presidente Mauricio Macri, que creó el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, le cabe al organismo "intervenir en la administración y el funcionamiento de TelAm, sociedad del Estado". La idea es que la agencia pueda recuperar credibilidad. Una manera de volverla más transparente y manejable sería relevarla por completo de su función de canalizar la millonaria pauta oficial, hoy reducida a su mínima potencia, un cambio más que abrupto que ya está poniendo en crisis a muchos medios que para sobrevivir necesitan del dinero oficial.

El paso continuo de tal millonada por TelAm se prestaba a jugosos negocios paralelos y a manejos discrecionales. Ahora mismo los pagos pendientes por órdenes emitidas ascenderían a cien millones de pesos. La Cámpora había impuesto un sistema informático para diseñarle a ese dinero caminos y vericuetos insondables. La llegada de periodistas profesionales a la cúpula de la agencia ha puesto en estado de alerta no ya a los muchachos de La Cámpora, en franca retirada, sino al poder permanente en las sombras desde hace décadas bajo un cierto camuflaje sindical. La promesa de transparencia y austeridad de la nueva gestión, más la reducción drástica de la pauta oficial, pone en jaque a quienes acostumbraron manejarse en la discrecionalidad a la caza de las "oportunidades" que hasta hace pocas semanas eran moneda corriente. Por eso no llama la atención que en los últimos días hasta hicieran correr infundados y desestabilizadores rumores de impuntualidad en los pagos de salarios o amenazas de despidos.

El golpe letal para neutralizar esos intereses sería sacarle a TelAm la distribución de la pauta oficial, fuente de tantos negocios oscuros y manejos de poder, y conformar una unidad aparte y específica que dependa directamente de la Presidencia de la Nación.

El dinero en cantidad manejado de manera poco clara corrompe no sólo a las personas. También altera y distorsiona la materia prima de la agencia: las noticias. TelAm llega a 450 abonados y tiene un presupuesto anual de 450 millones de pesos. La pregunta de fondo que aún nadie se atreve a responder es si resulta indispensable que el Estado cuente con una agencia de noticias de este porte.

Responde la Comisión Gremial Interna de TelAm:
Por qué sí es necesaria una agencia de noticias del Estado con distribución de la pauta oficial
En la edición de este domingo del diario La Nación, el periodista Pablo Sirven publicó una nota sobre nuestra agencia. En ella se refiere a dos puntos sobre los que desde esta Comisión Gremial Interna queremos expedirnos para que todos los trabajadores y trabajadoras conozcan nuestra clara postura al respecto.

En primer lugar, Sirven asegura que “El golpe letal para neutralizar esos intereses sería sacarle a TelAm la distribución de la pauta oficial”. Quizás el periodista desconoce, pero cientos de familias de trabajadores y trabajadoras viven de su trabajo en las áreas en las que tramita la pauta que depende del Estado y que se distribuye por una disposición constitucional. No ignoramos que se han realizado y se realizan negocios en torno a su comercialización y distribución. De hecho, los hemos denunciado y combatido. Pero nada de eso es responsabilidad de los y las compañeras que a diario llevan adelante honestamente sus tareas.

Si existen procedimientos que corregir y/o cambiar para transparentar su funcionamiento, desde esta representación gremial lo apoyaremos. Pero no respaldaremos cambios cuya variable de ajuste sean los trabajadores.

Más grave: Sirven afirma al final de su nota que “La pregunta de fondo que aún nadie se atreve a responder es si resulta indispensable que el Estado cuente con una agencia de noticias de este porte”. Sirven, claro, lo formula como una pregunta retórica. No podemos menos que repudiarla.

Hemos sido críticos durante mucho tiempo con el funcionamiento de la agencia, y su devenir periodístico y administrativo, pero esas críticas siempre se orientaron al intento de hacer de nuestro espacio un mejor lugar de trabajo. Jamás permitiremos que se pretenda un nuevo cierre de TelAm ni permitiremos que alguien, sea quien fuere, ponga en duda le necesidad de su existencia.

Como dice el periodista, el servicio de la agencia es utilizado por muchos abonados a lo largo y ancho de la geografía nacional. En los últimos años, además, TelAm sumó un sector audiovisual que complementa a la histórica cablera.

Creemos fundamental que el Estado posea una herramienta comunicacional con un perfil definido, plural, democrático, federal y con raíces latinoamericanas, tal como se pensó hace casi 71 años cuando se fundó.
Comisión Gremial Interna de Telam

SiTraPren repudia declaraciones de Pablo Sirven
El Sindicato de Trabajadores de Prensa (SiTraPren), Personería Gremial N° 1880 y representante de todos los trabajadores de la Agencia TelAm S.E., repudia y rechaza las declaraciones del periodista Pablo Sirven en la nota publicada hoy en el diario La Nación, bajo el título “TelAm, una agencia en busca de redención”

Para empezar es muy grave su interrogante sobre “si resulta indispensable que el Estado cuente con una agencia de noticias de este porte”, dichos que implícitamente buscan abrir la puerta que dejará a los trabajadores sin su fuente de trabajo, tal como sucedió durante la anterior gestión de Pousá durante el gobierno de la alianza que terminó con 250 compañeros en la calle.

En ese entonces, con la lucha emprendida para recuperar la Agencia TelAm luego de su cierre, disolución y liquidación, demostramos por qué sí es necesario contar con una agencia periodística y publicitaria de bandera.

No menos grave es basar su nota en cuestiones que no son ciertas. Con respecto a la pauta publicitaria oficial, la función de la Agencia TelAm es ser contralor de la misma, de ninguna manera son la empresa o sus trabajadores los que deciden a quien se pauta y se paga, eso es facultad exclusiva de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación. Por lo que, si le parece irregular, es a ellos a quien debería dirigirse. Cualquier cambio en la distribución es responsabilidad de los funcionarios de dicha dependencia.

“El golpe letal para neutralizar esos intereses sería sacarle a TelAm la distribución de la pauta oficial, fuente de tantos negocios oscuros y manejos de poder”, afirma en su nota. Señor Sirven esto es una falacia se lo mire por donde se lo mire. ¿Cómo se informó para escribir su artículo? Reiteramos TelAm no distribuye la pauta publicitaria ni la paga, instrúyase primero por favor.

Por otro lado, debemos comunicarle al señor Sirven que “La promesa de transparencia y austeridad de la nueva gestión” deja mucho que desear, más aún si consideramos que la primer medida dispuesta por el Directorio fue el pedido de realización de nuevas oficinas y salas de reuniones en el edificio de la Avenida Belgrano, cuando ya las poseen en óptimas condiciones en el edificio de la calle Bolívar.

¿Es transparencia y austeridad dejar al frente de puestos que involucran manejo de dinero a los mismos gerentes designados por La Cámpora?

¿Es transparencia y austeridad “designar” nuevos funcionarios en cargos que no existen en el organigrama, con salarios jerárquicos, lo cual está fuera de las leyes que regulan las designaciones en Administración Pública Nacional y, en caso de que cumplan funciones en algún sector que no sea el Directorio, violan los estatutos profesionales 12.908 y 12.921 y el Convenio Colectivo de Trabajo 301/75?

¿Es transparencia y austeridad que la gerencia Periodística intente realizar reemplazos por licencia y cubrir vacantes sin respetar lo que estipula para estas situaciones el Convenio Colectivo de Trabajo, en sus artículos 24 y 37, con el consiguiente perjuicio para aquellos trabajadores que esperan acceder a los concursos para poder ascender de categoría?

¿Es transparencia y austeridad que la empresa -también en Periodismo- intente hacer ingresar “asesores” o “adscriptos”, que sin embargo cumplirán tareas en la redacción, situación que es violatoria del Convenio Colectivo de Trabajo y podría ser perjudicial para las arcas de TelAm S.E., ya que cuando esta gestión termine, dichas personas tendrían derechos adquiridos, mientras el funcionario Jorge Sigal se asombra en distintos medios de comunicación de que la empresa “tiene más de 900 empleados”?

¿Es transparencia y austeridad tratar de implementar una de las más vergonzosas formas de esclavitud laboral: la “multitarea”, que no es otra cosa que hacer dos o más trabajos a la vez, como por ejemplo filmar y sacar fotos, hacer una nota radial o televisiva y gráfica al mismo tiempo, en cuanto a los trabajadores del área Periodística, o trabajar para más de una sección en el área Administrativa y Publicitaria, violando el espíritu de toda la legislación laboral y el escalafón, al tiempo que desintegra las fuentes de trabajo?

Y así podríamos continuar…

Por otro lado, resultan llamativas sus palabras sobre “un cierto camuflaje sindical” en TelAm. Esto demuestra su total desconocimiento sobre la cuestión sindical en la agencia, ya que para su información los trabajadores de TelAm están representados en su totalidad por un sindicato con Personería Gremial, esto es SiTraPren, quien además integra el Secretariado General de la Confederación General del Trabajo (CGT).

Con respecto a que “en los últimos días hasta se hicieron correr infundados y desestabilizadores rumores de impuntualidad en los pagos de salarios o amenazas de despidos” le solicitaríamos que se informe correctamente sobre la situación económica de TelAm antes de calificar un hecho que desconoce, y sólo responde a la versión inexacta de los funcionarios de turno.

Otra de las falacias de su publicación gira en torno a la partida presupuestaria de TelAm, otro punto sobre el cual debería asesorarse correctamente, porque los números que usted refleja no son acertados, evidentemente le pasaron muy mal los datos.

Omitieron, por ejemplo, informarle sobre el rebote que hicieron en Economía a un pedido de ampliación presupuestaria por estar mal hecha la nota de presentación de los funcionarios, la cual estaba firmada por Lombardi (titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos) cuando debería estar rubricada por un ministro, no por un secretario de Estado con rango de ministro.

Creemos que, “como buen periodista que es”, tendría que consultar tres fuentes diferentes antes de publicar una información, hecho que evidentemente usted no ha realizado.

Por último, este Sindicato manifiesta que no va a permitir que se atente contra la fuente de trabajo bajo ningún punto de vista y bajo ninguna circunstancia, y eso puede escribirlo en letras de molde.
Comisión Directiva

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: