miércoles, 9 de noviembre de 2016

383 mil avisos en TV para Hillary; el triunfo, para Trump

La larga y friccionada campaña presidencial en EEUU ha llegado a su final, con la sorprendente victoria de Donald Trump. Si el triunfo del candidato del Partido Republicano ha impactado de lleno en el establishment político y financiero, lo cierto es que no menos sacudón es el que ha experimentado el mundo de los medios y la publicidad. En lo que hace a inversión publicitaria, la candidata derrotada gastó tres veces más que su oponente, particularmente en los swing states Florida, Carolina del Norte, Pennsylvania y Ohio.

En efecto, más de 500 mil anuncios de TV en cadenas nacionales abiertas y de pago fueron emitidos durante la última campaña presidencial, con el equipo de Hillary Clinton representando el 75 por ciento de ellos.

Así lo ha revelado un estudio de la organización Center for Public Integrity, dedicada a la promoción de transparencia y accountability en la faz pública, basada en Washington D.C., sobre la base de datos provistos por Kantar Media/CMAG.

De acuerdo con el análisis, la candidata del Partido Demócrata y sus aliados comprendieron combinadamente más de 383 mil anuncios de TV desde el 12 de junio al 6 de noviembre, mientras que Donald Trump alcanzó cerca de 125 mil.

La campaña propia de Clinton, que recaudó US$ 513 millones versus los US$ 255 millones de Trump, fue responsable de más de 282 mil anuncios, lo que significa un 55 por ciento de los anuncios televisivos de la carrera presidencial desde mediados de junio.

Durante este período, la súper PAC pro-Clinton (comité recaudador de la postulante demócrata) canalizó US$ 175 millones en 77 mil avisos de TV, casi lo mismo que toda la campaña de Trump. El principal financiador del ahora electo presidente estadounidense, la Asociación Nacional del Rifle, emitió en ese lapso unos 14 mil avisos de TV pro-Trum o anti-Clinton.

El triunfo del magnate del real-estate hará replantear seguramente muchas cosas en futuras campañas. La de 2016 será recordada como aquella que vio sucumbir a la candidata casi unánimemente favorecida por los grandes medios y cadenas de televisión y ungir al postulante presentado como anti-sistema.

Un análisis más pormenorizado sobre impacto publicitario en pequeñas estaciones locales de TV, en particular en los llamados críticos swing states, surge como asignatura pendiente que deja esta histórica elección.
Fuente: The Daily

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: