viernes, 25 de noviembre de 2016

Un año de Barricada TV, un año de interferencias

Escribió Natalia Vinelli:
Se cumple un año de que resultamos adjudicatarios de una licencia para prestadores sin fines de lucro en la TDA.

Fue la primera vez que canales alternativos, populares y autogestionados logramos la legalización, después de un largo proceso de construcción, demanda y movilización.

Hoy se cumple un año de la interferencia que El Trece, del grupo de medios más poderoso del país, impide que nuestra propuesta se encuentre con sus audiencias, ante la inacción del ENaCom.

En este año sin embargo emitimos las 14 horas diarias que establece la LSCA, en artículos aún vigentes.

Realizamos más de 400 piezas audiovisuales que subimos a nuestra web, conteniendo información sobre conflictos y actividades desarrolladas por numerosos sectores que no tienen acceso a los medios comerciales o públicos.

Produjimos 5 programas en vivo, y otros tantos en diferido.

Pusimos la pantalla a disposición de colectivos audiovisuales y de cine militante. Estuvimos en la calle, en las marchas, en las escuelas, en las fábricas.

Por eso sabemos que no estamos solos, que Barricada TV es parte de las experiencias de nuestro pueblo y que entre todos vamos a defender los derechos que hemos conquistado.

Natalia Vinelli: “El regulador tiene que funcionar para todo el mapa de medios sino claramente estás de un lado”
Revista Fibra dialogó con Natalia Vinelli, periodista y fundadora de BarricadaTV, sobre la situación que se encuentra atravesando el canal y el lugar que el gobierno nacional le otorga a los medios comunitarios
Por: Agustina Guido
Hoy se cumple exactamente un año de que el canal comunitario Barricada TV ganó un concurso público de antecedentes que lo habilita para emitir desde la frecuencia 33 de la Televisión Digital Abierta (TDA). Sin embargo la señal es interferida en forma total por El Trece (Grupo Clarín), que no tiene licencia para ocupar esa frecuencia.

El canal comunitario presentó una acción de amparo ante el Poder Judicial, quien requirió al Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) que explique por qué mantiene sin pantalla a los canales comunitarios.

El ente oficial sostuvo que los canales “de aire” que transmiten de facto en frecuencias diferentes de las que les fueron adjudicadas lo hacen desde la legalidad, aunque las normas legales vigentes dicen explícitamente lo contrario: que en esas frecuencias no pueden emitir.

Revista Fibra dialogó con Natalia Vinelli, periodista y fundadora de BarricadaTV, sobre la situación que se encuentra atravesando el canal y el lugar que el gobierno nacional le otorga a los medios comunitarios.

Luego de la interposición del amparo en la Justicia, ¿qué explicaciones dio el gobierno ante la falta de pantalla para BarricadaTV?
Ante nuestra denuncia de que “El Trece” emite en la frecuencia adjudicada a Barricada TV, y por lo tanto la bloquea en forma total la posibilidad de tener pantalla de quién sí tiene una licencia legal, el ENaCom enarbola una posición reñida con el más elemental razonamiento jurídico: que el comportamiento de El Trece, aunque unilateral, “es legal” y que la exclusión de BarricadaTV y los canales concursados de la grilla, aunque haya sido parte de un proceso administrativo público y regulado por el propio Estado, es la variable de ajuste del sistema.

Nosotros en el amparo le planteamos al ENaCom que nos tiene que asegurar pantalla, porque la situación de ahora va en contra de nuestro derecho a la libertad de expresión y de la libertad de expresión de nuestras audiencias. Nuestro canal está siendo interferido por otro que no tiene sus papeles en regla cuando nosotros ganamos un concurso público de antecedentes completamente transparente. BarricadaTv no le debe un solo papel al ENaCom. Tiene sobrecumplidos los requisitos legales y administrativos. La única deuda la tiene el Estado. Y lo que se demanda en la Justicia, en todo caso, es participar del reordenamiento del espectro porque se tiene un derecho ganado. No que se reúnan los actores privados con el ENaCom y luego nos informen el resultado de un partido que no jugamos.

Lo que el ENaCom responde está vinculado a la idea de política de comunicaciones que tiene el gobierno: de facto organiza el espectro radioeléctrico y de facto deroga una serie de resoluciones y decretos que eran los que planteaban la migración a digital.

Además, tienen un argumento que utilizan con los medios comunitarios pero que no utilizan con el mercado. Ellos lo que dicen es que todavía está en desarrollo el proceso de habilitación y que por lo tanto nosotros no agotamos la vía administrativa, eso es un entuerto legal para dilatar la situación porque al grupo Artear le conviene ganar tiempo y a nosotros no nos conviene que se estire porque es tiempo que tenemos que sostener una emisora sin tener pantalla real. A nosotros nos condena a la desaparición.

Y en el medio le habilitan a Perfil… no es que todo este tiempo queda congelada la asignación de espectro, ellos siguen utilizando el espectro pero nuestro derecho no lo están escuchando.

Desde el gobierno, ¿ofrecieron alguna solución para revertir la situación?
Después de nueve meses de haber tenido una gran cantidad de reuniones con ellos en las que nunca nos dieron una respuesta concreta, hace quince días nos hicieron una primera propuesta. En teoría se tendría que resolver en los próximos meses pero hasta que no sea concreta y convertida en resolución a través de la reunión del directorio del ENaCom, todavía es una promesa.

Esperamos que se cumpla porque no es que nosotros somos impacientes e interpusimos un amparo. Lo hicimos porque hoy se cumple un año de que resultamos ganadores del concurso y tenemos todos nuestros papeles en regla mientras los canales comerciales no los tienen.

Esperamos con muchas ganas que la propuesta llegue a buen puerto y vamos a poner lo mejor nuestro lado para eso.

¿Cómo sigue el proceso en la justicia?
La Justicia debe resolver en las próximas semanas si dicta una medida cautelar que obligue al Estado a darle pantalla a los medios comunitarios mientras se desarrolla el proceso administrativo de reordenamiento del espectro, que por otra parte nadie conoce en detalle fuera de los decretos que ya se dictaron. Debe resolver si es razonable (y en definitiva si es legal y compatible con nuestro esquema constitucional) que si mientras el gobierno se toma su tiempo para redefinir el mapa de la comunicación, los medios comunitarios –al menos el pequeño segmento que logró concursar en la administración anterior, que es una mínima parte- están adentro o afuera de este statu quo de transición, al mismo tiempo que otros actores privados, que son justamente los que tienen posiciones jurídicas más precarias que Barricada, sí son considerados por el ENaCom y en un lugar de privilegio.

Con respecto a los FoMeCA adeudados, ¿en qué estado se encuentra el proceso de pagos?
Hace dos semanas empezaron a pagar algunas de las primeras cuotas de medios que habían ganado concursos en 2015 y que no les habían pagado ni la primera. Las segundas cuotas no se pagaron tampoco, son cosas que hemos rendido a principios de este año y aún no tenemos ninguna respuesta.

Eso viene muy lento. Hace unas semanas se abrieron las líneas de 2016 y los ganadores van a estar en 2017, entonces esto no es contado como presupuesto de 2016. La verdad es que hay un avance pero no llega a ser significativo para la cantidad de medios que estamos en conflicto por este tema.

¿Qué opinás acerca del espacio que el gobierno le otorga a los medios comunitarios en general?
No es el espacio que nosotros hemos conquistado en este tiempo. Se viene recortando cada vez más nuestro espacio de acción. Ejemplo claro de esto son las manifestaciones del ministro Aguad acerca de cómo entiende a los medios comunitarios cuando dijo que la mejor ley de medios es la ley que no existe. Es decir, que el mercado tiene que autorregular y que siempre los medios dominantes van a avanzar para tratar de quedar mejor posicionados.

Además, el ministro sostuvo que los medios comunitarios hemos vivido siempre del Estado y que tenemos que sostenernos con publicidad. Esto supone un retroceso en la comprensión de qué es un medio comunitario y en la regulación en materia de libertad de expresión y de comunicación en términos de de derechos humanos del sistema interamericano y de numerosos pactos y regulaciones que nuestro país ha firmado.

También esta regresión en materia de libertad de expresión y de derechos para los medios no lucrativos la vemos en la redacción de los puntos para la nueva ley de comunicaciones, donde, entre otras cuestiones, la reserva del 33 por ciento destinada a este sector no aparece mencionada.

Estas políticas limitan nuestro campo de acción, te “corren” y, sumado a la lentitud del pago de los FoMeCA y la desatención a los reclamos de los canales que ganamos concursos, son muchos elementos que van dando el perfil a que no somos prioridad dentro de la política de la alianza Cambiemos y que tenemos un lugar marginal dentro de su definición de la comunicación.

Sale una plataforma en internet en la que tenés 300 caracteres para dar tu opinión en vez de las audiencias públicas en donde podés argumentar. La verdad que la diferencia entre la calidad de la participación de la audiencia y de la plataforma es enorme. No negamos que cada vez que pedimos una reunión la tuvimos, el problema es que es un simulacro de diálogo. Del otro lado tiene que haber una posibilidad de escuchar el planteo y encontrar la solución.

El regulador tiene que regular y tiene que funcionar para todos los sectores del mapa de medios, no solamente para los concentrados, sino claramente estás de un lado.
Fuente: Revista Fibra

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: