viernes, 5 de febrero de 2016

Mariano Martínez Rojas es Szpolski y Garfunkel hasta que demuestre lo contrario

Otra vez Tiempo Argentino no sale a la calle. Los trabajadores cumplimos 59 días sin cobrar lock out patronal, incumplimientos y quite de colaboración de los trabajadores
Los trabajadores de Tiempo Argentino cumplimos 59 días sin cobrar nuestros salarios. Hoy mismo vence el plazo legal para el pago del sueldo relativo al mes de enero. Ante la situación angustiante por la que atravesamos, luego del tercer paro de 24 horas, cumplido el miércoles 3, decidimos realizar un quite de colaboración para la edición de este viernes 5 de febrero. Sin embargo, fue la empresa Grupo M Deluxe, que conduce Mariano Martínez Rojas (quien desde hace dos semanas se adjudica la propiedad del diario), la que resolvió no sacar a la calle la edición de hoy. Denunciamos esta maniobra como un lock out patronal que se asemeja a las mismas prácticas de la patronal de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, vaciadores del Grupo 23.

Ayer los trabajadores de Tiempo Argentino forzamos que la empresa se presentara en una audiencia del Ministerio de Trabajo. Aunque la cartera laboral intimó a que se pagaran las deudas este mismo viernes, la parte patronal aseguró con total impunidad que no lo hará. Tampoco dio una fecha para que eso suceda, a pesar de que semanas atrás había entregado a la Comisión Interna un cronograma de pagos, que por supuesto incumplió. Cuando hace 15 días el empresario Mariano Martínez anunció la compra del diario, sostuvo que mantendría los puestos de trabajo y que su prioridad era abonar los sueldos haciéndose cargo de la deuda que dejaron el dúo Szpolki-Garfunkel. Hasta acá no ha puesto un peso, lo único que entregó Martínez fueron promesas incumplidas.

Mientras afuera los compañeros de Tiempo Argentino y Radio América, junto al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), cortaban en su totalidad la avenida Callao al 100, donde se encuentra una de las sedes del Ministerio de Trabajo, adentro la abogada de Martínez, María Luisa Paonessa, se comprometía a presentar un plan de pagos el próximo miércoles 10 de febrero. Los trabajadores de Tiempo Argentino no podemos esperar. Reclamamos a la patronal una respuesta urgente a nuestras demandas.

Por otro lado, en una audiencia previa, nuestros compañeros de Radio América firmaron un acta con la empresa para el cumplimiento de un plan de pagos que debería sustanciarse hoy mismo. Nos mantenemos en estado de alerta a la espera del cumplimiento de ese compromiso asumido con ellos.
Lock Out. Al regresar de la audiencia y la movilización, los trabajadores de Tiempo Argentino supimos que la intención de la empresa que conduce Martínez era no imprimir el diario. La información era que no le había pagado a la imprenta. Reunidos en la asamblea sobre la calle Amenabar, decidimos por unanimidad declarar un quite de colaboración que dejó expuesta a la patronal acerca de sus maniobras, las mismas que se encargaron de realizar Szpolski y Garfunkel durante los meses previos, en los inicios de este conflicto. Dejamos en claro que si la edición de hoy no salió a la calle fue por decisión de Martínez, lo que demuestra que se trata de un empresario que mantiene prácticas similares a sus supuestos sucesores.

Martínez es Szpolski y Garfunkel hasta que demuestre lo contrario.

Los trabajadores de Tiempo Argentino no tenemos constancia de que se haya realizado la operación de venta del diario. Reclamamos a los empresarios y al Estado que, en forma urgente, se acredite si ocurrió lo que anunciaron tanto Szpolski como Martínez. Mientras tanto, dejamos en claro que la responsabilidad sobre nuestra situación recae tanto en quien se jacta de ser el actual dueño del diario como en sus anteriores propietarios.

Reclamamos la intervención urgente del Gobierno nacional, tanto desde el Ministerio de Trabajo para que ejecute las medidas necesarias que den una solución definitiva al conflicto gremial, como también desde aquellas dependencias que garanticen el pago de REPROs hasta tanto eso ocurra.
Dejamos en claro que vamos a llevar adelante las medidas necesarias para hacer cumplir nuestros derechos. Pagar los salarios no es una opción, es una obligación patronal. Seguiremos con nuestra lucha para conseguirlo.

Que se paguen los sueldos en Tiempo Argentino. No al vaciamiento del Grupo 23.
Asamblea de Trabajadores de Tiempo Argentino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: