miércoles, 18 de febrero de 2009

Los Kirchner y la prensa

Por: Carolina Gil Posse
El levantamiento de un programa de radio conducido por un reconocido periodista argentino volvió a poner el foco en un tema que genera polémica: la relación del matrimonio Kirchner con los medios y los periodistas argentinos.
Cristina Fernández, Presidenta de ArgentinaDurante los últimos años, varias asociaciones no gubernamentales han cuestionado el uso que el gobierno le ha dado a la publicidad oficial. Hace algunos días, un fallo judicial de la sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal obligó al Estado a pautar avisos publicitarios en las publicaciones de la editorial Perfil, que hasta ahora no recibía publicidad oficial por decisión del gobierno. La Justicia argentina sostuvo que el Poder Ejecutivo violó la libertad de expresión al excluirlas de la pauta oficial a modo de castigo, por no ser "afectas al gobierno de turno". Los jueces revocaron un fallo de primera instancia y le ordenaron al Estado que coloque avisos oficiales en los medios de esa editorial dentro de un plazo de 15 días.
Pero la noticia del levantamiento del programa que conducía el periodista Nelson Castro en Radio Del Plata, una emisora de la ciudad de Buenos Aires, reavivó la polémica. A fines del año pasado, la radio había sido comprada por la empresa Electroingeniería, cercana al gobierno. El lunes 5 de enero, Castro se refirió en su programa a un informe de la Auditoría General de la Nación en el que se hacía referencia a sobreprecios en contratos de obras públicas financiadas por el Estado. El informe había sido publicado en la tapa del diario La Nación y la empresa aludida era Electroingeniería, dueña de la radio. Durante ese programa, el periodista entrevistó al diputado que había formulado la denuncia y al vocero de la empresa.

"Profundo desagrado"

Al término del programa, Castro y su equipo de producción fueron informados acerca del "profundo desagrado" que había causado esa nota tanto en los directivos de la empresa como en el gobierno de Cristina Kirchner. Finalmente, después de varios días de rumores, se confirmó la noticia del levantamiento del programa. El periodista tenía contrato firmado con Radio Del Plata para seguir conduciendo el programa hasta diciembre de este año.
En diálogo con Radio Nederland, Nelson Castro asegura que no se trató de una simple decisión empresaria: "Ésta es una información que nosotros tenemos y que la recogimos de parte de las mismas autoridades de la radio, que participaron de todo este proceso tan traumático. Algunas autoridades nos hicieron saber que estaban molestos y también cansados con el hecho de tener que recibir todas las mañanas llamados desde la Presidencia expresando su disgusto por muchos de mis comentarios. Y en especial, en los días en los cuales se produjo el desenlace de todo este episodio, el disgusto presidencial tuvo un pico de expresión con toda la información que dimos sobre la salud de la Presidenta de la República, que había sido muy mal informado por parte de la Presidencia".
Después de conocerse la noticia del levantamiento del programa, ningún funcionario del gobierno se comunicó con Castro, aunque el periodista asegura que muchos están "espantados con la decisión". "Pero, por supuesto, no pueden hablar porque sería sujetos de reprimenda o a lo mejor peligraría su cargo. La decisión proviene fundamentalmente del círculo de los Kirchner. Cuando digo el círculo de los Kirchner, digo el matrimonio presidencial y seis o siete funcionarios que lo rodean, dentro de los cuales no son ajenos los funcionarios que están en la Secretaría de Medios. Éste es el núcleo duro que se dedica a este tipo de cosas. Por supuesto, es el centro del poder, ni más ni menos.", sostiene.

Repudio
La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas expresó su preocupación por "los recientes y solapados avances sobre la libertad de expresión", en un documento en el que solidariza con el periodista Nelson Castro. Y la Sociedad Interamericana de Prensa recordó en un comunicado que "ya habían recibido denuncias de otros periodistas independientes que se sintieron víctimas de represalias" durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. "A mí me pareció muy importante la reacción de organizaciones internacionales como la Sociedad Interamericana de Prensa, el Comité para la Protección de Periodistas de Nueva York, porque obviamente esto nos genera a nosotros una fortaleza y una visibilidad que es fundamental para una lucha que es muy difícil y que se va a mantener durante todo el tiempo que el kirchnerismo esté en el poder. Estamos aquí frente a una estrategia, frente a un plan sistemático destinado a borrar del mapa a la prensa libre", asegura.
El conductor también recibió el apoyo de colegas de la provincia de Santa Cruz, en donde Néstor Kirchner fue gobernador antes de asumir como presidente de la Argentina. Los periodistas aseguran que allí la censura es algo cotidiano y que empresarios cercanos al matrimonio presidencial compran medios de comunicación para anular al periodismo crítico. Castro lo explica de la siguiente manera: "Es un esquema muy simple, brutal, que el gobierno está tratando de extender a nivel nacional. El gobierno maneja a los medios a través de la publicidad oficial. En Santa Cruz, la dependencia de los medios con respecto a la publicidad oficial es fuerte. Y como la actividad privada está muy atada al Estado, también se maneja a la publicidad privada. Porque en el caso en que las empresas privadas anuncien en medios que al gobierno no le gustan, el gobierno las presiona. Y si las empresas no ceden, la presión aumenta a través de inspecciones de la Dirección Impositiva y demás. Así que allí ha habido una situación de agobio económico a la prensa libre muy fuerte, a la cual se ha agregado el acoso judicial".
Además, el periodista recuerda que durante la época en la que Kirchner gobernó la provincia de Santa Cruz, periodistas independientes tuvieron procesos judiciales "realmente muy fuertes y muy preocupantes". "Éste es el manejo que tienen los Kirchner en Santa Cruz, que han tenido y que quieren seguir teniendo. Ha aflojado un poco ahora pero, como en Santa Cruz nada se hace sin la venia de los Kirchner, el esquema todavía continúa. Y esto es algo además que se ha venido denunciando desde hace años por colegas que la han pasado y la están pasando muy mal", dice Castro.

Fuente: Radio Nederland

1 comentario:

  1. Hola cadeluca!
    Este sitio vive alimentando las páginas de Enciclomedios.
    Son unos ladrones.
    Estela

    ResponderEliminar

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: