lunes, 4 de julio de 2016

Cosecha repudios la salvaje agresión en Tiempo Argentino y Radio América

La Asociación de Prensa de Tucumán exigió una rápida respuesta de las autoridades políticas, las fuerzas policiales y la justicia para investigar y sancionar a los patoteros que irrumpieron en las instalaciones de la cooperativa de trabajo
La Asociación de Prensa de Tucumán repudió la terrible agresión que sufrieron los compañeros de Tiempo Argentino, y exigió una rápida respuesta de las autoridades políticas, las fuerzas policiales y la justicia para investigar y sancionar a los patoteros que irrumpieron en las instalaciones de la cooperativa de trabajo.

“Tanto el Ministerio de Trabajo de la Nación, como las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a través de las fuerzas policiales y los funcionarios de la Justicia, deben tomar medidas de manera urgente para terminar con estos atropellos en contra de los trabajadores de Tiempo Argentino, debidamente organizados para mantener sus fuentes de trabajo ante el abandono por parte de los antiguos propietarios”, manifestó la APT a través de un comunicado de prensa.

“Es llamativo y lamentable que justo que los compañeros comenzaron a encontrar la salida al desbarajuste que dejaron los dueños anteriores, desaprensivos e irresponsables, aparezca un grupo de patoteros para destruir las herramientas de los trabajadores de prensa, amedrentarlos y mandar un claro mensaje de que nadie intente autogestionarse por fuera del sistema, con libertad y voz propia”, expresa la organización gremial en otro párrafo.

Trabajadores del diario Tiempo Argentino y Radio América fueron desalojados esta madrugada del edificio que ambos medios ocupan en el barrio de Palermo por un grupo de desconocidos que tomaron las instalaciones del lugar. Según denunciaron los trabajadores, los sujetos estaban "armados con navajas y encapuchados", y responsabilizaron por lo ocurrido al empresario correntino Mariano Martínez Rojas.

El SiPreBA repudia el violento intento de ocupación del edificio de Tiempo Argentino y Radio América
En horas de la madrugada una patota de al menos 20 hombres encabezados por el empresario Mariano Martínez Rojas ingresaron a la redacción ubicada en Amenábar 23 y destruyeron las instalaciones periodísticas y el depósito donde guardaban la ayuda solidaria que reciben, lugares que minutos después de las 5 fueron recuperadas por las y los compañeros

En declaraciones a medios periodísticos, los delegados Alejandro Wall, Randy Stañaro y Alfonso Villalobos denunciaron que lxs trabajadorxs que se encontraban de guardia fueron amenazados con navajas y golpeados, pese a que no opusieron resistencia. Explicaron que de esta manera tomaron así la refacción, y detallaron mientras esto ocurría, patrulleros vigilaban desde la puerta como amparando el proceder. Desde adentro, la patota tapó las ventanas para que no se viera lo que hacían adentro.

Estuvieron toda la madrugada y cuando vieron que la policía dejaba pasar el tiempo, la presión de los compañeros y luego de forcejeos pudieron entrar tres compañeros con un policía para negociar con la gente que estaba adentro, y recién a las 5 de la mañana pudieron tomar dominio de la redacción.

“Los matones se fueron, los dejaron ir, no hay detenidos, Martínez Rojas estuvo hasta pasadas las 7:30”, detallaron.

Los representantes de los trabajadores se relataron que “nos encontramos destrozos de vándalos, no rompieron computadoras pero sí cortaron cables, rompieron los casilleros personales, destruyeron discos con información...”

Alejandro Wall explicó que el hecho se produce en momentos en que se desarrollan negociaciones para que los propietarios del edificio pudieran recuperarlo. Al respecto, aclaró que Martínez Rojas no es el dueño del edificio ni acredita ser el dueño del diario, es simplemente un usurpador. En cuanto a la Cooperativa, el trabajador señaló que al revisar la oficina donde guardan la documentación, que fue ocupada, no parecía faltar nada.

Estimaron que la intención fue amedrentar y tratar de evitar la salida del diario. Recordaron que días atrás, Martínez rojas con una metodología similar tomó la planta transmisora de Radio América de Villa Soldati y sacó del aire a la emisora que funciona en la AM1190.

Los compañeros de Tiempo Argentino y de Radio América convocaron a una conferencia de prensa para las 9:30, y anunciaron que presentarán una denuncia formal por el hecho.

El empresario que dice ser el dueño de Tiempo Argentina y de Radio América salió protegido por la policía, al igual que los matones que destrozaron la redacción.

Los delegados relataron que pese a la gravedad de los hechos la fiscal Verónica Andrade no ordenó detención alguna, tampoco dialogó con los trabajadores sino que quien mantuvo la comunicación fue el comisario Aparicio de la seccional 31ª.

Los delegados agradecieron la solidaridad puesta de manifiesto por colegas de distintos medios de comunicación que dieron a conocer lo que sucedía en el diario gestionado por sus trabajadores a partir del vaciamiento propiciado por Sergio Szpolski y Matías Garfúnkel, y continuado por el correntino Mariano Martínez Rojas, quien encabezó la patota que amedrentó, golpeó compañerxs y destrozó la redacción del medio del que dice ser el dueño.

Prensa Rosario repudia el salvaje ataque en las instalaciones de Tiempo Argentino
Solidaridad con las y los trabajadores del diario, de Radio América y los despedidos de Revista Veintitrés
El Sindicato de Prensa Rosario FeTraCCom-CTA repudia enérgicamente la brutal violencia con que irrumpieron patotas encabezadas por el empresario Mariano Martínez Rojas en las instalaciones del diario Tiempo Argentino y Radio América. La patota destruyó las instalaciones de la redacción  y el depósito donde guardaban la ayuda solidaria los compañeros. El gremio de prensa expresa la más amplia solidaridad con las trabajadoras y los trabajadores de la cooperativa Tiempo Argentino.

El SPR exige a las autoridades políticas y judiciales una inmediata investigación por la violenta agresión que padecieron lxs trabajadores del diario y un esclarecimiento para sancionar a los atacantes. Este hecho es otra señal de amedrentamiento contra trabajadores de prensa que después de soportar el abandono de los dueños del medio, de organizarse para sostener la fuente de trabajo son sometidos a un ataque que destrozó las instalaciones y atenta contra la libertad de expresión.

La solidaridad activa con las compañeras y los compañeros de Tiempo Argentino y Radio América quienes denunciaron que “los sujetos estaban armados con navajas y encapuchados", responsabilizaron por lo ocurrido al empresario correntino Mariano Martínez Rojas y estimaron que la intención fue amedrentar y tratar de evitar la salida del diario. Recordaron que días atrás, Martínez Rojas con una metodología similar tomó la planta transmisora de Radio América de Villa Soldati y sacó del aire a la emisora que funciona en la AM1190.

Asimismo nos solidarizamos con lxs trabajadores despedidos de Revista 23, de nuestra ciudad y Mar del Plata y reiteramos el rechazo a esta metodología de achiques y más precarización en los medios de nuestro país.
Sindicato de Prensa Rosario FeTraCCom-CTA

La FATPren repudia el violento ataque sufrido en la redacción de Tiempo Argentino
La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPren) se solidariza con las y los trabajadores de la cooperativa Por Más Tiempo y de Radio América quienes sufrieron en horas de esta madrugada un intento de usurpación y de violencia por parte de Mariano Martínez Rojas y su patota
Alrededor de las 1 a.m. ingresaron por la puerta de Radio América rompieron la puerta que conecta la redacción de Tiempo Argentino, “se dirigieron al área de sistemas a romper el servidor, cortar los cables de red, generar incomunicación en un espacio donde es indispensable para la salida del diario”, expresó Javier Borelli, presidente de la cooperativa Por Mas Tiempo. Se trató de un ataque violento para corromper la organización de las y los trabajadores de prensa que vienen llevando adelante una lucha muy importante en defensa de sus puestos laborales. De manera patoteril echaron y golpearon a los trabajadores que estaban cuidando el lugar.

“Pedimos al Estado que garantice nuestro bienestar y que también garantice que no se cierre un medio de comunicación que recuperamos con mucho esfuerzo los trabajadores”, afirmó Borelli. Cabe mencionar que pasaron mas de cinco horas adentro del edificio sin que la policía los detuviera, sino todo lo contrario que la fuerza de seguridad los escoltaron al salir.

La FATPren repudia el terrible ataque que sufrimos todos los trabajadores de prensa, y que también va en contra la libertad de expresión. En ese sentido, se encuentra en estado de alerta ante semejante agresión que recuerda a los tiempos más oscuro de la historia argentina. Además, la FATPren denuncia la connivencia de las fuerzas de seguridad con Mariano Martínez Rojas y los violentos que atentaron contra la organización de los trabajadores. Y exige al gobierno nacional que intervenga en el conflicto, en defensa de los trabajadores que vienen resistiendo el abandono patronal -ahora la agresión física directamente-, y que la justicia castigue a los responsables de semejante agresión. No están solos.

Libertad y democracia sindical
La CTA Autónoma repudia el ataque a la redacción de Tiempo Argentino y Radio América, y se solidariza con los trabajadores organizados
Esta madrugada, un grupo de alrededor de 20 personas que dijeron responder al empresario Mariano Martínez Rojas irrumpió en el edificio que comparten Tiempo Argentino y Radio América, golpeando a los trabajadores que cuidaban el edificio y rompiendo las herramientas de trabajo.

La patota atacó a tres trabajadores y destruyó instrumentos claves para el funcionamiento de la redacción con el claro objetivo de impedir la salida del diario.

La CTA Autónoma se solidariza con los trabajadores que hace tres meses se constituyeron como cooperativa de trabajo contra el vaciamiento del periódico, lanzando una herramienta de comunicación autogestiva y al servicio de las luchas que el campo popular viene llevando adelante contra las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

Esta actitud constituye un verdadero atropello a la organización de los trabajadores de prensa, cuyo protagonismo viene creciendo en defensa de los puestos de trabajo y la libertad de expresión.

Asimismo, desde la Central nos solidarizamos con la organización de los trabajadores, poniendo al servicio las herramientas de comunicación de nuestra organización y acompañando cada uno de los conflictos.

Además, Libertad de Expresión invitó al empresario Mariano Martínez Rojas
Por el ataque a Tiempo Argentino, diputados del FPV-PJ piden la interpelación de Bullrich y Burzaco
El bloque de diputados nacionales FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, solicitó hoy la interpelación de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y del secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, para que expliquen la actuación de las fuerzas policiales en el atentado sufrido esta madrugada por trabajadores del diario Tiempo Argentino y Radio América. Asimismo, la comisión de Libertad de Expresión invitó al empresario Mariano Martínez Rojas, presunto dueño de ambos medios, a una reunión convocada para mañana a las 12 en la Sala 2 del Anexo A.

El pedido de interpelación lleva la firma de los diputados Héctor Recalde, Teresa García, Máximo Kirchner, Mayra Mendoza, Carlos Kunkel, Liliana Mazure, Andrés Larroque, Josefina González, Carolina Gaillard, José Luis Gioja, Juan Cabandié y Carlos Moreno, y señala en sus fundamentos que “el ataque coordinado de un grupo de tareas a la redacción del diario Tiempo Argentino, hoy bajo la modalidad de cooperativa Por Más Tiempo, resulta una violación flagrante a la libertad de expresión y a los derechos humanos de los trabajadores” y “un verdadero agravio a la democracia, principalmente por la finalidad que tiene dicho accionar, que no es más que censurar a un medio de comunicación independiente”.

Los legisladores sostienen que “no puede soslayarse que se trata de uno de los pocos medios de comunicación que han sido críticos de algunas de las medidas del gobierno actual”, y remarcan que “llamó la atención la actuación de las fuerzas de seguridad, las cuales mostraron una total pasividad ante un hecho delictivo flagrante”.

Por ello, los diputados piden “que las autoridades brinden las explicaciones correspondientes ante esta Cámara y ante la sociedad toda. No podemos dejar pasar por alto este tipo de hechos de amedrentamiento e intimidación, ejecutados por grupos paraestatales, hacia un sector del periodismo y dirigentes de la oposición que se vienen sucediendo desde que asumió este Gobierno el 10 de diciembre pasado”.

La Asociación de Periodismo Digital repudia el ataque a las instalaciones y los trabajadores de Tiempo Argentino:
La Asociación de Periodismo Digital (APD) expresa su más profundo repudio por la situación que vivieron esta madrugada los integrantes de la Cooperativa Por Más Tiempo, quienes fueron atacados por una patota que ingresó de manera violenta a la redacción donde funcionaba Tiempo Argentino y Radio América.

La patota, conformada por unas 20 personas, encabezada por el empresario Mariano Martínez Rojas, irrumpió por la fuerza en el lugar en horas de la madrugada, echó a los tres integrantes de la cooperativa que estaban en allí y provocó destrozos en la redacción.

Desde la APD repudiamos enérgicamente el ataque sufrido y la forma que recuerda los peores momentos del país. Tal cual lo dejamos asentado en nuestro documento fundacional, bregamos por la protección de la libertad de expresión.

Los integrantes de la Cooperativa Por Más Tiempo asumieron el compromiso de mantener viva la edición del periódico luego de que los propietarios del Grupo 23 Sergio Szpolski y Matías Garfunkel dejaran de pagar los salarios y resolvieran de manera unilateral cerrar el diario y la radio.

Desde esta asociación expresamos nuestra completa solidaridad para todos los integrantes de la cooperativa.

Patota empresarial ataca a trabajadores de Tiempo Argentino y Radio América
Esta madrugada, el empresario Mariano Martínez Rojas  irrumpió con una patota en Amenábar 23, sede de la redacción del periódico  Tiempo Argentino y estudios de Radio América, hoy gestionados por los trabajadores ante la política de vaciamiento patronal con complicidad del estado que amenazó con su cierre a comienzos de año.

La patota atacó a los trabajadores que se encontraban presentes en el lugar, echándolos por la fuerza, lesionándolos y destrozando las instalaciones y los bienes personales y de la actividad específica de los compañeros.

El accionar delictivo del empresario y su grupo de choque fue además facilitado por los policías llegados al lugar, quienes en lugar de detener la agresión y aprehender a sus autores, se escudaron en la  orden de la Fiscal Verónica Andrade a cargo de la Fiscalía Contravencional, Penal y de Faltas Nº 6 que simplemente mandó a "impedir el ingreso de los trabajadores convocados en la puerta y a que salgan los que estaban dentro".

Ante la firme actitud de los trabajadores, que pugnaban por defender su derecho al trabajo junto a organizaciones políticas, sociales y sindicales que solidariamente acudieron al sitio,  la orden cambió y se logró ingresar, constatando la magnitud del ataque. No menos grave y bochornosa fue la nueva disposición de la fiscal, quien lejos de ordenar la aprehensión de los agresores, simplemente pidió su identificación sin ninguna medida asegurativa y permitiendo que se fueran del lugar, además, custodiados por los efectivos.

El caso es un claro ejemplo de tercerización de la represión, en donde el empresario cuenta con el guiño estatal (la omisión de la policía y las órdenes de la Fiscal lo avalan) para que la patota haga el trabajo sucio de los gobiernos patronales que lo administran.

Desde CORREPI expresamos toda nuestra solidaridad con los trabajadores y las trabajadoras de Tiempo Argentino y Radio América, honrados de que nos confiaran su patrocinio en la querella judicial, y, sobre todo, llamando a movilizarnos permanentemente en defensa de los derechos de los trabajadores.
¡Organización y Lucha!

Repudio al ataque a Tiempo Argentino. Reclamo al poder ejecutivo
Comunicadores de la Argentina (COMUNA) repudia enérgicamente el ataque cometido en la madrugada del lunes 4 de julio a las instalaciones de la cooperativa "Por Más Tiempo", editora de Tiempo Argentino, y reclama al Poder Ejecutivo Nacional que se haga cargo de sus responsabilidades para darle seguridad a la sede de la publicación y a sus trabajadores.

Los testimonios reunidos en el lugar y las declaraciones públicas no desmentidas de integrantes de la cooperativa demuestran que hubo connivencia policial con el agresor principal, el empresario Mariano Martínez Rojas, y un grupo de patoteros, algunos encapuchados, que irrumpieron en el lugar y agredieron cobardemente a las tres personas presentes.

Luego del esfuerzo heroico de los trabajadores de Tiempo Argentino y Radio América por mantener en funcionamiento a esos medios, Martínez Rojas pretende presentarse como su titular y apropiarse de marcas y bienes, sin que las autoridades nacionales hagan lo necesario para impedirlo.

La agresión de hoy de Martínez Rojas no sorprende, dado el ataque anterior a la planta transmisora de Radio América, del cual las autoridades debieron tomar nota, al punto que dispusieron una custodia en el predio, como reclamaron los trabajadores, para evitar que los  agrediera y que suspendiera las emisiones.

Pese a este preaviso manifiesto, agentes de la Policía Federal le garantizaron impunidad para permanecer en la madrugada del lunes 4 en la sede de la cooperativa y realizar toda clase de desmanes y destrozos, lo que contradice los compromisos que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había adoptado con delegados de Radio América.

La protección policial a Martínez Rojas obligó a los trabajadores a ingresar por su cuenta y riesgo al diario, mientras los agentes intentaban dilatar la situación y hasta postergar la recepción de la denuncia, lo que da lugar a pensar en una orden política directa para favorecer a la patota agresora y a su cabecilla.

COMUNA celebra además la adhesión y el apoyo a los trabajadores expresado inmediatamente después de los hechos por la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Exhorta a quienes estén comprometidos verdaderamente con la comunicación democrática y la libertad de expresión a hacer conocer su condena, como ya lo hizo la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina, entre otras organizaciones.

También pide que todos los legisladores nacionales se interesen en el tema y exijan al Poder Ejecutivo Nacional actuar con responsabilidad y garantizar la libertad de expresión y la circulación libre de ideas y opiniones, como es su obligación.

El Gobierno repudió el ataque que sufrió el edificio del diario Tiempo Argentino
La Secretaría de Comunicación Pública, además, advirtió que los empleados son "víctimas desde hace meses del accionar irresponsable de un grupo de empresarios"

El gobierno nacional manifestó hoy su “más enérgico repudio al ataque” al edificio del barrio porteño de Palermo en el que funcionan el diario Tiempo Argentino y la radio América, y expresó su solidaridad con los trabajadores de esos medios de comunicación.

La administración central, además, advirtió que los empleados son “víctimas desde hace meses del accionar irresponsable de un grupo de empresarios”.

“La Secretaría de Comunicación Pública expresa su más enérgico repudio al ataque a las instalaciones del diario Tiempo Argentino y se solidariza con los integrantes de esa redacción, víctimas desde hace meses del accionar irresponsable de un grupo de empresarios”, se sostuvo en un breve comunicado de la Presidencia de la Nación.

Trabajadores de ese periódico y de radio América denunciaron que fueron desalojados esta madrugada por “matones armados con navajas y encapuchados”, comandados supuestamente por el empresario correntino Mariano Martínez Rojas, del edificio donde funcionan ambos medios de comunicación, en la calle Amenábar 23.

Del Colectivo de Trabajadores de Prensa
“Martínez Rojas y los ‘matones’ que contrató, armados con navajas y encapuchados, echaron a los trabajadores que se encontraban en las instalaciones, tapiaron las ventanas y puertas y comenzaron a destrozar el lugar, las herramientas de trabajo y documentación de la cooperativa ‘Por más tiempo'”, enfatizó el Colectivo de Trabajadores de Prensa (CTP).

El CTP, en un comunicado, puntualizó que el empresario correntino, quien “dice ser el dueño de ambos medios pero no tiene absolutamente nada que lo respalde, irrumpió en el edificio ubicado en (la calle) Amenábar 23, donde funcionan la redacción de Tiempo Argentino y radio América”.

Sostuvo asimismo que “los trabajadores tienen la custodia de los bienes y herramientas por decisión del Ministerio de Trabajo”.

El conflicto en Tiempo Argentino y radio América viene desde el año último, luego de que los empresarios Sergio Szpolski, ex candidato a intendente del partido bonaerense de Tigre por el Frente para la Victoria, y Matías Garfunkel, dejaran de pagar los salarios en diciembre, por lo cual los trabajadores decidieron armar una cooperativa.

Martínez Rojas, a mediados de junio último, denunció ante la Justicia a Szpolski “por estafa y amenazas”.
Fuente: Agencia DyN

La Defensoría del Público solicitó medidas urgentes a ENaCom y puso en conocimiento a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH del ataque a la libertad de expresión en Radio América
El organismo reitero la solicitud realizada un mes atrás al Ente Nacional de Comunicaciones para que garantice la continuidad del servicio audiovisual. También informó a la Relatoría de la CIDH y expresa su repudio ante el grave ataque.

La Defensoría del Público expresa su repudio ante el grave ataque a la libertad de expresión sufrido por los y las trabajadoras de Radio América y Tiempo Argentino que sufrieron agresiones donde desempeñan sus tareas. Por otra parte, el organismo informó de la situación en relación a Radio América a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y reiteró la solicitud al Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) para que adopte medidas que garanticen la continuidad del servicio de comunicación audiovisual y la seguridad de los y las trabajadoras.

En una nota firmada por la Defensora del Público, Lic. Cynthia Ottaviano, dirigida a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, el organismo advierte de los hechos sucedidos en la madrugada de hoy, en la que de acuerdo con la denuncia de quienes trabajan en el lugar, una patota de al menos 20 personas, ingresó por la fuerza en las instalaciones de Radio América (donde también funciona el diario Tiempo Argentino), provocando lesiones a los y las trabajadoras, ante la inacción policial, y destrozos en el inmueble.

Por otra parte, el organismo reiteró el pedido realizado hace un mes al Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) para que informe las medidas tomadas en pos de una solución del conflicto en Radio América o "adopte medidas urgentes y efectivas que garanticen la continuidad del servicio de comunicación y la seguridad de los y las trabajadoras".

La Defensoría considera que se trata de un ataque gravísimo a la libertad de expresión y recalca la irresponsabilidad de los licenciatarios y el rol clave que tiene el Estado como garante del derecho humano a la comunicación y del ejercicio del pleno derecho a la libertad de expresión, establecidos en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA).

Episodio violento que requiere un esclarecimiento pleno
El violento desalojo de las instalaciones del diario Tiempo Argentino y AM 1190 Radio América por parte de una patota en la que se encontraba Mariano Martínez Rojas, quien se atribuye haber comprado esos medios, genera legítima preocupación y compromete la libertad de expresión.

Desde la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (AdEPA) condenamos el ataque producido en la madrugada de hoy en la ciudad de Buenos Aires y transmitimos nuestra solidaridad con el personal afectado.

Asimismo, reclamamos de las autoridades el pronto esclarecimiento de lo ocurrido, en especial de la presunta inacción policial mientras se desarrollaban los hechos, así como de la responsabilidad que pudiera corresponder a los anteriores propietarios de ambos medios de comunicación, Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, y a quienes hoy figuren como los actuales titulares.

Dicho grupo empresario fue el principal beneficiario de los fondos asignados de manera dispendiosa por el anterior gobierno nacional para sostener un aparato paraestatal de propaganda. Pese a ello, no sólo incumplió las normas fiscales, laborales y previsionales durante esos años sino que, apenas conocida la derrota del kirchnerismo en las recientes elecciones, se apresuró a anunciar la venta del diario, la emisora y otros medios, en una maniobra poco transparente.

Desde entonces, el personal de Tiempo Argentino y Radio América intenta garantizar su continuidad laboral y preservar las instalaciones y equipos, lo que ahora se ve comprometido por este absurdo intento de copamiento por quien dice ser propietario de ambos medios pero no ha podido hasta ahora demostrarlo.

Prueba de ello es que la fiscal Verónica Andrade, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de la ciudad de Buenos Aires, imputó por los delitos de usurpación y daños a Martínez Rojas y a quienes ingresaron con él a las instalaciones.

La Justicia debe investigar sin dilaciones el repudiable ataque y las circunstancias que rodean a la supuesta transferencia de Tiempo Argentino y Radio América, que hasta ahora ha derivado en una delicada situación para 200 empleados que ven peligrar su fuente de trabajo.

FoPeA repudia enérgicamente el ataque que sufrieron Tiempo Argentino y Radio América
El Foro de Periodistas Argentinos (FoPeA) repudia enérgicamente el ataque que sufrieron los trabajadores del diario Tiempo Argentino y Radio América en la madrugada de este lunes por parte de un grupo de violentos liderados por el autodenominado empresario Mariano Martínez Rojas quien, aduciendo una propiedad de los medios que no ha podido demostrar, intentó desalojar por la fuerza el edificio de Amenábar 23 y provocó destrozos que buscaron impedir la salida del diario y la emisión normal de Radio América.

FoPeA, además de solidarizarse con los trabajadores de ambos medios que atraviesan una grave crisis desde hace más de siete meses, reclama a las autoridades judiciales y políticas que se adopten las medidas necesarias para garantizar la integridad física y la fuente laboral de quienes cumplen tareas, tanto en Tiempo Argentino como en Radio América. Al mismo tiempo, exige que se encaminen las acciones tendientes a hacer justicia con quienes aparecen como los dos más claros responsables de esta situación: el empresario Sergio Szpolski y hoy Mariano Martínez Rojas, quien dice ser comprador de ambos medios, aunque hasta ahora no lo ha podido demostrar.

La usurpación del edificio donde están instalados ambos medios se dio alrededor de la 1 de la mañana de este lunes 4 de julio, cuando un grupo de entre quince y veinte personas encabezadas por Mariano Martínez Rojas ingresó destrozando todo lo que encontraban a su paso y golpeando a los trabajadores con los que se cruzaban. Entre las víctimas de esas agresiones físicas se encuentra un trabajador de Tiempo Argentino que sufre discapacidades físicas.

El tiempo que el grupo de patovicas pasó dentro del edificio hasta que la Justicia les ordenó retirarse, lo utilizaron para provocar innumerables destrozos tanto en el diario como en la radio, con la clara intención de que ambos medios dejaran de funcionar, aunque también provocaron destrozos en los sectores de administración y recursos humanos de la empresa. Los trabajadores denunciaron la inacción policial y judicial, que permitió que todos estos violentos, incluido el propio Martínez Rojas, se retirasen del lugar custodiados por los uniformados, en lugar de llevarlos detenidos por los delitos cometidos. Al mediodía la fiscal Verónica Andrade, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de la ciudad de Buenos Aires, decidió imputar a Martínez Rojas y a una decena de sus patovicas por los delitos de usurpación y daños.  Aunque horas antes un grupo de esos “custodios” se habían escapado por la terraza a las casas de los vecinos que denunciaban a los gritos por esta nueva usurpación y ante la pasividad de las fuerzas policiales.

Este no es el primer ataque de Mariano Martínez Rojas con el propósito de impedir la salida de un medio de comunicación. Veinte días atrás ingresó también a la planta transmisora de Radio América e interrumpió la salida al aire de la programación de emergencia que venían realizando los trabajadores, lo que constituye un gravísimo hecho de censura. Este autodenominado empresario, con un pasado cargado de antecedentes penales, desde que dijo haber comprado ambos medios realizó a los trabajadores y autoridades nacionales una serie de promesas y compromisos que nunca cumplió.

Vale recordar que Sergio Szpolski obtuvo en los últimos años cientos de millones de pesos en pauta publicitaria del anterior gobierno nacional. Pese a ello, después de haber incumplido todo tipo de normas y obligaciones, abandonó a su suerte a las empresas de medios de comunicación que decía eran de su propiedad y en consecuencia a sus trabajadores, en una clara muestra de irresponsabilidad empresaria que no puede quedar impune.

Por todo ello desde FoPeA exigimos que la Justicia actúe con la celeridad y el rigor que marcan las leyes al respecto. Y que se investigue el accionar policial. En estos hechos no sólo hay una violación a los derechos laborales sino también un ataque directo a la Libertad de Expresión. A la vez que exigimos que las autoridades públicas pertinentes (como el Ministerio de Seguridad, el Ministerio de Trabajo, el ENaCom –para el caso de Radio América- y la Secretaría de Comunicación Pública) tomen cartas en el asunto, asumiendo cada cual sus responsabilidades frente a una situación dramática que afecta a más de 200 trabajadores que desde hace siete meses no cobran sus salarios.

Ataque a las instalaciones y trabajadores del diario Tiempo Argentino
La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) manifiesta su repudio y  preocupación por el violento ataque a la redacción del diario Tiempo Argentino, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante la madrugada del día 4 de julio del corriente.

El ataque ocurrió minutos después de la medianoche cuando un grupo de personas ingresó al diario pretendiendo desalojar la redacción. Entre insultos, golpes y forcejeos, varios trabajadores sufrieron heridas, mientras las instalaciones y mobiliario sufrían destrozos severos.

De acuerdo a la información periodística, el hecho tendría directa vinculación con el vaciamiento de la empresa y la posterior operación de venta entre el grupo Szpolski y los nuevos propietarios. Como consecuencia de esta decisión empresaria y luego del cese del pago de salarios, desde el mes de diciembre de 2015, los trabajadores continúan su labor a través de una cooperativa autogestionada, reclamando ante la justicia los salarios adeudados.

Durante las primeras horas de la tarde la Fiscalía Contravencional N°6 a cargo de la Dra. Verónica Andrade imputó a Mariano Martínez Rojas por el ataque y los destrozos cometidos. Martínez Rojas deberá responder junto a 10 personas más por los delitos de usurpación y daños.

Para la Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) lo sucedido constituye un atentado contra el derecho a la libertad de expresión y a la integridad de los periodistas y trabajadores de prensa responsables de la edición del medio en conflicto.

Ante ello es importante recordar que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la OEA establece taxativamente que “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

La Fundación LED reitera la importancia del respeto al trabajo de la prensa como condición indispensable para la consolidación de una sociedad democrática y reitera la importancia del accionar de la justicia en casos como el del grupo Szpolski a fin de resolver la situación de los trabajadores y preservar sus derechos laborales.

Solidaridad con los trabajadores de Tiempo Argentino y Radio América. No al desalojo
En la madrugada del lunes una patota de veinte personas encabezada por el empresario Martínez Rojas irrumpió violentamente en el edificio de Amenábar 23, agrediendo a los compañeros que estaban en la guardia y destruyendo parte de las instalaciones periodísticas y del galpón donde los trabajadores guardaban la ayuda solidaria recibida durante los meses de conflicto.

Ante la complicidad de la Policía Federal, que asistía en silencio a la destrucción del lugar, los trabajadores decidieron ingresar y recuperar las instalaciones. En la mañana del lunes, decenas de medios participaron de la conferencia de prensa y una enorme cantidad de organizaciones sociales y políticas se acercaron al edificio para acercar la solidaridad. Incluso el Ministerio de Trabajo ha tenido que convocar una reunión con los representantes de los trabajadores para abordar lo sucedido.

El episodio es resultado de una política de encubrimiento de los empresarios vaciadores por parte del gobierno nacional, que en más de siete meses de conflicto han incumplido con todas sus responsabilidades para con los trabajadores. Esto vale en primer lugar para la dupla kirchnerista Szpolzky-Garfunkel, y en segundo lugar para el pseudo empresario Martínez Rojas. La situación de vaciamiento empresario por parte del que fuera candidato a intendente de Tigre por el FPV, Sergio Szpolzky, ha sido avalada por el gobierno macrista en todos los meses que éste no atendió los reclamos de los trabajadores.

Exigimos que el Estado Nacional de una respuesta inmediata a los trabajadores al respecto del usufructo del edificio y de los recursos necesarios para la salida y continuidad del diario realizado por ellos mismos, garantizando salarios igual a la canasta familiar.
La Naranja de Prensa

La CNM Sana Fe repudia los hechos violentos en el diario Tiempo Argentino
La Corriente Nacional de la Militancia expresa su más enérgico repudio a los violentos hechos acontecidos anoche en la redacción del diario Tiempo Argentino, donde un grupo de personas se adueñó de las instalaciones y se enfrentó con los trabajadores durante algunas horas en la madrugada de este lunes.

Es inadmisible que hoy, en pleno ejercicio de la democracia, vivamos estas situaciones de abuso de poder, de inoperancia policial, donde tras ver fotos y videos en redes sociales de los propios trabajadores de prensa del diario queda demostrada la violencia y la destrucción de muchos elementos, incluso del mismo inmueble. Ante la actitud pasiva de la policía, no se registraron detenidos.

Tiempo Argentino se convirtió en una cooperativa gracias a la lucha de quienes allí se desempeñan para poder conservar no sólo las fuentes de trabajo sino también un espacio de información.

Nos solidarizamos con todxs y cada unx de los trabajadores

El kirchnerismo repudió el ataque a periodistas de Tiempo Argentino
El bloque de diputados del FpV pidió al gobierno de Macri encabezar una investigación para detener a los responsables de la agresión, que vinculó a un “intento de censura” y de “intimidación” a la oposición en general.

El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ expresó su “más absoluto repudio al accionar de una patota” que este lunes ingresó violentamente a la redacción del diario Tiempo Argentino para agredir y a amedrentar a periodistas y a personal gráfico que se encontraba en el lugar.

“No solo estamos en presencia de una clara manifestación de intento de censura sino que, como no se veía desde hace muchos años, un grupo de violentos ingresa a una redacción y agrede a trabajadores de prensa cuyos fines deberán ser investigados por la Justicia”, advirtió la bancada conducida por el abogado laboralista Héctor Recalde.

En esta línea, los diputados del FpV consideraron que “el Gobierno nacional no debe dejar pasar por alto este grave hecho y tiene que ponerse a la cabeza de una investigación para detener a cada uno de los 20 patoteros que, seguramente, actuaron por mandato de un autor intelectual”.

“El bloque reitera su preocupación por los hechos de amedrentamiento e intimidación hacia un sector del periodismo y dirigentes de la oposición que se vienen sucediendo desde que asumió este Gobierno el 10 de diciembre pasado”, manifestaron a través de un comunicado de prensa.

Ver anteriores: Un grupo de violentos destrozó la redacción de Tiempo Argentino, Cosecha repudios la salvaje agresión en Tiempo Argentino y Radio América, Imputaron a Mariano Martínez Rojas por los destrozos en Tiempo Argentino, Mañana edición especial de Tiempo Argentino, Asamblea general abierta en la puerta de Tiempo Argentino y Radio América, “Los intrusos contaron con el acompañamiento de la Federal”, acusó periodista de Tiempo Argentino, Alejandro Wall: "No podrán ponernos de rodillas", Ataque a Tiempo Argentino: Los tres poderes del Estado están en mora, La tapa de Tiempo Argentino después del feroz ataque

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: