domingo, 9 de octubre de 2016

Represión a la prensa en el Encuentro Nacional de Mujeres

Nuestro compañero José Granata, reportero gráfico de la corresponsalía de Rosario, sufrió esta noche tres heridas de bala de goma producto de la represión perpetrada durante la movilización realizada a la Catedral de la ciudad durante la clausura del Encuentro Nacional de Mujeres, que cubría junto a un equipo de trabajadores de la agencia. Nos solidarizamos con él.

Granata fue asistido de inmediato y se encuentra fuera de peligro. La delegada Carla Gaudensi, quien participaba del Encuentro con la columna del SiPreBA, lo acompañó en todo momento.

“Vi la agresión a un grupo de mujeres y a la prensa para que no podamos sacar fotos y filmar. Eso fue lo que sucedió: impedirnos la libertad de trabajo y mostrar la marcha. Tengo una bala en la cabeza, otra en el brazo derecho y otra en la cara”, narró Granata.

La agresión a Granata fue parte de una indiscriminada balacera arrojada contra el grupo de periodistas y fotógrafos que cubrían la movilización y que terminó con varios heridos. Repudiamos una vez más el accionar represivo de las fuerzas de seguridad.
Comisión Gremial Interna TelAm
NdE: Además fueron agredidos el periodista Alberto Furfari, LT3 y Telefe Noticias y el fotoperiodista Sebastián Pittavino, de la Revista Panza Verde, todos fueron asistidos por el Sistema de Emergencias del municipio y están fuera de peligro.
La represión en el 31º Encuentro Nacional de Mujeres se ensañó con quienes comunicaban
Laura Sosa, integrante de Mucho Palo Noticias (RNMA); Johana, fotógrafa de la Garganta Poderosa; José Granata, fotógrafo de Télam; Sebastian Pittavino, de Revista Panza Verde y una fotógrafa de ANRed (Agencia de Noticias RedAcción) y Emergente, entre otras personas que estaban difundiendo, resultaron golpeadas y heridas con balas de goma.

La Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) repudia el accionar represivo de la policía de Santafesina ocurrido durante la Marcha del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres. Por segundo año consecutivo la policía reprime la movilización.

Subestimando la organización feminista las fuerzas de seguridad provocaron constantemente y reprimieron con balas de goma y gases lacrimógenos a las mujeres que marchaban y a quienes estábamos cubriendo los hechos. Repudiamos el accionar de las fuerzas policiales que tenían la clara intención de que los medios de comunicación  no registráramos lo sucedido, golpeando y disparando a periodistas y rompiéndoles sus cámaras fotográficas.

Denunciamos la represión policial que actúa en defensa de las instituciones patriarcales, contra una marcha que contó con la participación de cerca de 100 mil mujeres, lesbianas y trans.

De todos modos, la represión no conseguirá callar las voces de miles de mujeres de todo el país y el continente que año a año nos organizamos para viajar, encontrarnos, debatir y seguir luchando contra la opresión machista, patriarcal y capitalista.

Repudiamos una vez más la violencia patriarcal de la iglesia católica contra mujeres, lesbianas y trans que pidió la presencia y fue parte del operativo represivo, permitiendo que los efectivos permanecieran en la casa parroquial de donde salieron a golpear y gasear a las compañeras.

Quienes elegimos la comunicación como herramienta de lucha, seguiremos participando y comunicando con la misma intensidad.

Desde la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) decimos: Basta de represión. Denunciamos la responsabilidad estatal del gobierno rosarino y santafesino y de la iglesia católica.
Comunicado de la Red Nacional de Medios Alternativos

FoPeA se solidariza con los periodistas heridos en incidentes en Rosario
El Foro de Periodismo Argentino (FoPeA) se solidariza con el fotógrafo de Télam, José Granata y con el periodista de Canal 5, Alberto Furfari, quienes resultaron heridos por impacto de balas de goma mientras realizaban su trabajo profesional, cubriendo los incidentes registrados frente a la Catedral de Rosario en el marco de la marcha de cierre del Encuentro Nacional de Mujeres en esa ciudad.

Los periodistas estaban ubicados al costado de la Catedral tomando imágenes del enfrentamiento entre un grupo de 50 manifestantes que se desprendieron de la multitudinaria marcha y las fuerzas policiales que procuraban evitar destrozos en bienes públicos y privados. Los profesionales -muy conocidos en Rosario- no tenían identificación pero llevaban cámaras y micrófonos en las manos.

FoPeA reclama a quienes ejercen el derecho de peticionar, a las autoridades, y a quienes se desempeñan en fuerzas policiales y de seguridad, que consideren y respeten la tarea de los periodistas, reporteros gráficos, camarógrafos y auxiliares de medios de comunicación, que realizan su tarea con el objetivo de informar sobre lo que sucede, y que en ocasiones deben enfrentar riesgos personales y daños en bienes materiales y equipos, que conspiran contra el ejercicio de su profesión y con el derecho de la ciudadanía a contar con una información completa y precisa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: