lunes, 17 de octubre de 2016

Clarín y Nación se relanzan y se imitan

Una Nación más "aclarinada" y un Clarín "anacionado": ¿la etapa final del papel?
El 31 de octubre es el día clave para el diario La Nación: ese día estrena su señal de cable y comienza a aparecer en formato tabloide, como su colega y rival Clarín. Lo que hace años se preparaba como una forma de modernización hoy es, además, una forma de bajar costos. Los fines de semana, por ahora, seguirá saliendo en el tradicional pero incómodo formato “sábana”.

Ese mismo día estrena su anunciado canal de TV con programas periodísticos y noticieros que se emitirán directamente desde la redacción del diario, como lo son hoy sus precursores ciclos en video web Conversaciones y PM: un formato de noticiero aunque estará lejos de pretender competir con TN o C5N y no contará por ahora con móviles. En lo que sí imita a Clarín es en la necesidad de diversificarse.

Pero el salto que dará el diario Clarín la semana próxima no será para nada menor: de la mano de la nueva incorporación, el ex Cronista Fernando González, la edición papel entra en una suerte de “etapa final” convirtiéndose en algo bastante más parecido a La Nación: mantendrá el formato tabloide, pero su tapa llevará comentarios editoriales, como hoy el diario de los Mitre y Saguier, lo que sacudirá el esquema tradicional de diario masivo de 71 años. Clarín parecerá probablemente un diario bastante más “sofisticado” y más orientado a un lector exigente que el diario masivo que conocemos hoy.

La web tendrá su propio relanzamiento en los meses siguientes, y también apuntará a mayor contenido editorial.

Por qué estas movidas aparentemente contradictorias: los diarios deben buscar un formato para ser sustentables. Hoy las versiones en papel lo son, porque llevan la publicidad a las arcas de los medios, pero las tiradas no paran de bajar, y la audiencia web no para de subir, sin que se le pueda sacar provecho monetario.

Daniel Dessein, director de la Gaceta de Tucumán y flamante presidente de AdEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas), explicó muy claro y en menos de un minuto el dilema de los medios.
Para peor, el advenimiento del 4G hace que Internet penetre cada vez más, y los celulares se lleven la mayor cantidad de tiempo de navegación. La Internet móvil literalmente está liquidando las tiradas de los diarios en todo el mundo.

La apuesta de La Nación: que la TV contribuya a compensar lo que no da la web. La de Clarín: que la web logre un 10 o hasta un 15 por ciento de lectores sofisticados y de buen poder adquisitivo que algún día estén dispuestos a pagar aunque sea unos pocos pesos por contenido editorial de alto nivel. De los casi 15 millones de usuarios únicos por mes de hoy, podrían ser dos millones de lectores que paguen.
Fuente: Update semanal de la Revista Imágen

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: