domingo, 23 de octubre de 2016

El SiPreBA y los delegados del Grupo 23 atienden a Matías Garfunkel

En los últimos días se filtraron fotografías del ex dueño del Grupo 23, Matías Garfunkel, junto con su esposa, Victoria Vannucci, donde se exhiben junto al cadáver de varios animales como leones, hipopótamos o antílopes tras haber pagado exorbitantes cifras para poder cazarlos. Producto del carácter repudiable de las mismas, no tardaron en viralizarse y obtener un amplio rechazo en las redes sociales.

Sin embargo, más allá del tenor lamentable de las imágenes, las mismas vienen a ratificar algo que desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires y los delegados del Grupo 23 hemos denunciado innumerables ocasiones: mientras Garfunkel se victimiza y reclama estar "exiliado" en Miami con su esposa, por otro lado sigue viviendo una vida millonaria de lujos que muy lejos está de ser la situación de los 800 ex trabajadores del Grupo que atraviesan innumerables trastornos y adversidades producto de haber quedado en la calle sin sus sueldos e indemnizaciones correspondientes.

Esta situación no podría haberse dado sin el amparo del Estado que, en todos sus niveles, avaló y/o permitió uno de los mayores vaciamientos empresarios de la historia del periodismo nacional. En ese sentido, tanto el gobierno anterior como el actual mantuvieron el pago de pauta oficial a pesar de los flagrantes fraudes laborales en los cuales incurrieron estos empresarios.

Asimismo, resulta fundamental destacar la otra pata del vaciamiento del Grupo 23, nos referimos a Sergio Szpolski y sus socios, quienes incluso siguen operando impunemente ahora a través de una empresa que provee servicios de seguridad.

Reclamamos que el gobierno intervenga en forma inmediata para que Garfunkel y Szpolski rindan cuentas ante la Justicia y en todos los organismos correspondientes por el fraude realizado, y que reciba a los trabajadores del Grupo 23 para dar una respuesta definitiva a todos nuestros reclamos.
Comisión Directiva del SiPreBA y delegados del ex Grupo 23 (Tiempo Argentino, Infonews, Radio América, El Argentino Zona Norte y Sur y Revistas 7 Días y Cielos Argentinos)

El exilio sangriento de un estafador
Crece el repudio por las imágenes de Garfunkel y su esposa tras matar animales. El ex socio de Szpolski es uno de los vaciadores del Grupo 23 y dejó a 800 familias en la calle

Escándalo y repudio causaron las imágenes del empresario Matías Garfunkel y su esposa, la mediática Victoria Vannucci, posando sonrientes frente a los cuerpos de animales salvajes que mataron por diversión en un safari en África. La noticia fue tapa de varios diarios locales y se replicó en portales de internet y redes sociales con el repudio y enojo de los lectores. Garfunkel es un viejo conocido de Tiempo Argentino ya que, junto a su socio Sergio Szpolski, fue el responsable del vaciamiento del Grupo 23, que publicaba el diario y estafó a 800 familias que trabajaban en la empresa.

Ahora el empresario está en el centro de las críticas de personajes famosos quienes salieron inmediatamente a mostrar el repudio frente a la publicación de las fotos que se difundieron en Twitter. Garfunkel se excusó en una presunta violación a la intimidad: "Siento mucha impotencia acerca de la invasión a la intimidad y las amenazas que seguimos sufriendo.”

Estafador. El personaje en cuestión tiene un oscuro historial sobre sus espaldas, como empresario es uno de los principales responsables del vaciamiento del grupo de medios 23. Ochocientas familias sufrieron el abandono de las obligaciones patronales de Garfunkel y sus socios, Sergio Szpolski, Darío Richarte y Juan José Gallea, director de Finanzas de la AFI en la gestión Cambiemos.

Los trabajadores (de medios como Tiempo Argentino, Infonews, Radio América, El Argentino y varios medios del interior del país) no fueron despedidos, ni suspendidos, ni intervino ninguna instancia de mediación laboral. Simplemente a través de maniobras engañosas, como ventas fraudulentas, se deshicieron de sus responsabilidades legales. El cinismo de este personaje, que dice estar “exiliado” en Miami rompe cada vez más límites.

Queda la pregunta acerca de si a Garfunkel le pasó por la mente que el dinero despilfarrado livianamente en el sangriento tour africano podría haber sido utilizado para saldar parte de la deuda que mantiene con las víctimas de sus nefastas prácticas empresariales. Pero, volviendo al tema de la ostentación de la matanza de animales, las fotos fueron originalmente publicadas en la web de la empresa responsable del safari, African Sky Hunting. Los valores por animal cazado varían según la raza, por ejemplo, un león cuesta 8.450 dólares, un hipopótamo 7.950, un búfalo 12.250 dólares, un cocodrilo 6.450.
Fuente: Tiempo Argentino
Imagen: Revista Barcelona

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: