miércoles, 26 de octubre de 2016

Encuentro, Pakapaka y DeporTV renuevan su programación e imagen

Desde noviembre, las pantallas de las tres señales se renovarán en imagen y contenidos con estrenos de producciones propias, nuevos personajes e historias, y artistas y conductores sumados a las grillas
El Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos presentó ayer en Tecnópolis la nueva imagen y programación 2016-2017 para los canales Encuentro, Pakapaka y DeporTV.

A partir de noviembre, las pantallas de las tres señales se renovarán desde su imagen y sus contenidos con estrenos de producciones propias, nuevas historias y personajes, artistas y conductores. Además, continuarán las series más exitosas y se incorporarán nuevos productos.

La nueva imagen y programación de los canales Encuentro, Pakapaka y DeporTV fueron presentadas anoche, durante el acto que el Sistema Federal de Medios y Contenidos, con su titular Hernán Lombardi y el jefe de Gabinete del Gobierno, Marcos Peña, realizó en Tecnópolis. Junto a Lombardi se encontraban la secretaria de Contenidos, Gabriela Ricardes, y los directores de los canales: Fernanda Rotondaro (Encuentro), Karina Wroblewski (Pakapaka) y Francisco Irarrazával (DeporTV).

Marcos Peña aprovechó para felicitar a los equipos que han trabajado en la remodelación de esta programación y habló del "desafío" que tienen tanto estos canales como la radio nacional o la agencia oficial de noticias TelAm de construir la Argentina "del futuro".

En declaraciones a los medios, el jefe de los ministros añadió en esta línea que su Ejecutivo trabaja en una nueva ley de comunicaciones que tiene el objetivo de garantizar que "cada rincón del país tenga acceso a la misma conectividad y a la misma banda ancha", herramientas básicas, afirmó, para lograr ese objetivo.

Lombardi mencionó que la nueva propuesta no pretende "borrar todo lo que hizo la gestión anterior", sino conservar lo valioso y trabajar por unos contenidos que contemplen "todas las voces", al tiempo que criticó que durante la gestión anterior algunos de estos medios tuvieran "propaganda política".

"Los argentinos necesitamos un cambio cultural que nos ayude a convivir mejor y a ver que el que piensa diferente no es un enemigo", añadió el dirigente, quien apuntó que este tipo de plataformas deben servir para igualar "las oportunidades de todos los argentinos" y expresar todas las voces de la sociedad.

Para Hernán Lombardi, los canales Encuentro, Pakapaka y DeporTV “están pensados sobre la base de la pluralidad de miradas, buscando llegar a todos los argentinos para enriquecer la vida de cada uno de nuestros ciudadanos y propiciar el cambio cultural”.

Y aseguró: “Creemos que los medios públicos pueden ser un canal formidable para la construcción del diálogo en la Argentina. De eso se trata, de abrir espacios de conversación, de reflexión, de disensos. Brindar la oportunidad para sumar e intercambiar para transitar juntos el camino. Celebramos la inclusión de todos los programas nuevos y la continuidad renovada de los clásicos. Contenidos de calidad, modernos e innovadores que ayudan a educar, informar y descubrir nuevas posibilidades. En suma, que ayudan a mejorar la vida de las personas”.
Los nuevos contenidos
Pakapaka estrena “Alta noticia“, un noticiero de actualidad realizado por chicos y para chicos. Entre las nuevas producciones propias del canal infantil y juvenil se encuentran “Laboratorio de Superhéroes“, “¿Neuroqué?“, los micros “Grandes que fueron chicos” y las series animadas “Puerto Papel“, “El capitán Nariz de lata“, “Ciencia Zapata” y “Superinsectos“. Se suman además las nuevas temporadas de “Amigos“, “Minimalitos” y “Listo el Pollo“; y otra gran novedad será el estreno de “Mafalda“, que llega por primera vez a la pantalla de Pakapaka.

Encuentro incorpora temáticas y nuevas voces: “¿Qué piensan los que no piensan como yo?“, conducido por Diana Cohen Agrest; “Conversaciones en el Laberinto” con Claudia Piñeiro; “En Clave de Cuba” con Fena Della Maggiora; “Encuentro en la Cúpula” con Lalo Mir; “Susurro y Altavoz” con Ruth Kaufman; “Nacidos por Escrito” con Silvina Hopenhayn; “Los Visuales” y “Diálogos transatlánticos” son las nuevas series de producción propia. La programación también incluirá ciclos originales dedicados a la naturaleza, la ecología y la historia y nuevas temporadas de los clásicos del canal.

DeporTV presenta entre sus novedades el programa “Equipo Mixto“, donde se unen dos personalidades reconocidas en una entrevista; el ciclo “Capitanes“, conducido por Juan Pablo Sorín; junto a “El deporte amateur en vivo” y la NBA.

En el libro "La otra pantalla: Educación, cultura y televisión", Tamara Smerling recordó como se gestó la imagen del canal Encuentro:
Se comenzó, además, a trabajar con el nombre, la identidad y el diseño audiovisual: la marca de Canal Encuentro.

Steinbranding Design Studios fue quien ganó el concurso para la realización de la imagen del nuevo canal: el desarrollo de la marca, el isologotipo y todos los elementos relacionados con la comunicación dentro y fuera del aire.

Se trataba de un estudio de diseño gráfico que se creó en 2001, con oficinas en Palermo, y que Rotondaro conoció de cerca cuando llevó adelante el diseño de la imagen de Canal (á).

Tristán Bauer le dio, desde el inicio de la tarea, una gran importancia a sus propuestas: la búsqueda de un isologotipo (el logo) y una marca propia se le presentaban importantes para la estética y la calidad que pensaba para el canal del Ministerio.

Guillermo Stein llegó a una reunión con Rotondaro y Bauer. Estaba intrigado: era la primera vez que iba a trabajar para un canal del Estado. Su carrera estaba solidificada en todo tipo de diseño institucional para señales de televisiones privadas y comerciales –su estudio, Steinbranding, había creado el diseño corporativo de más de cincuenta canales de televisión–, pero público, nada:

—Mirá, lo que nosotros queremos hacer es un canal educativo. Pero no el típico aburrido sino algo de calidad y atractivo. Por eso, la identidad visual que le queremos dar tiene que ser tan buena como cuando vemos HBO o MTV —le dijeron los directores.

El diseñador audiovisual se quedó encantado. Lo único que le dijo a Bauer, bien terminó la reunión, fue que era muy importante cambiarle el nombre. “Encuentro” le sonaba a un canal de citas.

—No hay modo, ya lo discutimos y no hay forma de cambiarlo.

La palabra “encuentro” encerraba diferentes connotaciones para los funcionarios: la “e” de educación, la “e” de equidad o la “e” de encuentro, era parte de lo que se buscaba narrar a partir de los formatos, los contenidos y el mismo discurso del canal.

Stein se puso a trabajar sobre dos pilares básicos: por un lado, la generación de la marca, y por el otro, la creación de todo el branding de Encuentro. En un estudio de diseño, la creación de una marca no resulta habitualmente gran cosa. Se trabaja de manera cotidiana y, de hecho, es algo bastante usual. Sin embargo, la labor que le encomendaron en esa oportunidad para todo el desarrollo de las piezas televisivas le llevó más tiempo del acostumbrado porque siempre que se lo presentaba, Bauer le encontraba alguna cosa –una intuición a prueba de balas, su meticulosidad y cierta dosis de obsesión– y terminaba por desestimarlo.

El diseñador empezó a sentirse desconcertado. Las reuniones pasaban sin encontrarle la vuelta. Una mañana, en uno de estos encuentros, mientras se hablaba de la igualdad, la equidad y la educación, Stein pensó que un canal que estuviera dirigido a todas las personas, incluso a aquellas sin recursos, mostraba a las claras que cualquier aprendizaje era posible, en cualquier rincón de la Argentina, solo con una tiza y un pizarrón. Esa era la expresión más genuina y simple de la enseñanza. La idea de “igualdad” o de “equidad”, que también era una marca fuerte para pensar Encuentro, se le presentó de un modo muy claro: el signo “igual”, bien grande, con la textura de la tiza sobre el pizarrón, como el logo.

En el signo gráfico aparecieron entonces dos juegos principales. El primero, vinculado a un par de signos enfrentados, como símbolo de conjunción. Los trazos que unieron los dos rectángulos fueron los protagonistas del logo, ya que a través de lo que simbolizaban, dos grafismos de tiza realizados a mano, conformaban el signo “igual” (equivalente) como las figuras de igualdad y educación que buscaba privilegiar el canal. Entre los dos rectángulos se formaba un espacio contenedor –con una proporción de 3 x 4–: el formato universal de la televisión. Una segunda interpretación permitió ver que la animación sobre la pantalla era similar a la composición de dos rectángulos que mostraban las hojas de un libro.

Bauer, le preguntó:
—¿Y la Argentina? ¿Los colores? ¿Dónde aparecen?

El pizarrón fue dividido al medio, de manera vertical, entre dos tonos de celeste. La tiza fue la estela blanca que generaba la idea de la bandera argentina. Un símbolo a medio camino entre lo nacional y lo federal del Canal. Stein lo dibujó a mano alzada y, apurado, lo llamó a Bauer para que pasara por su estudio para verlo:

—¡Es eso! ¡Por fin! —exclamó el director de Encuentro, apenas se topó con el logo. Stein se dio cuenta con sólo verle la cara.

La palabra “Encuentro” era lo único que le faltaba escribir en la pantalla. En un primer momento probó con las mayúsculas. No le gustaba. Después lo redactó con mayúscula y minúsculas. Tampoco. Lo delineó solo en minúsculas y, definitivamente, le agradó. La escritura en minúsculas del nombre propio del Canal se le presentaba como parecida a la que se daba por entonces en las redes: sin reglas. Era provocador. Encuentro también: un canal con pretensiones de romper ciertas reglas impuestas por la televisión pública o comercial. Un canal de la nueva era.

La tipografía fue otro punto muy importante: estaba convencido de que si usaba una fuente de Alemania o Estados Unidos no iba a presentar el mismo valor. Rubén Fontana, uno de los diseñadores gráficos, tipógrafo, docente e investigadores más prestigiosos de la Argentina, que diseñó su propia fuente tipográfica –para la edición 25a de la célebre revista tipoGráfica y que denominó justamente Fontana ND– fue la elegida a la hora de escribir “Encuentro”. La pintó en negro, para que el celeste resaltara un poco más.

La “mosca”, la pieza que identifica a un canal y que queda permanentemente en la pantalla, se ubicó en el extremo superior derecho como marca distintiva para la audiencia. Si bien permaneció fija durante varios segundos, luego decidió animarla para la siguiente secuencia con la idea de reforzar su significado: una representación metafórica del libro y su secuencia de páginas para transmitir los valores de la enseñanza, la lectura y el aprendizaje. El desarrollo de la identidad visual del Canal fue determinante y uno de los principales motores para que Encuentro se instalara dentro de las opciones de la grilla de programación durante 2007.

Por eso, después de toda la labor sobre el logo, el diseñador recibió la invitación de Encuentro para realizar el branding del canal. Por un lado, se buscaba “vestir” a las promociones –es decir, los avances de programación que narran qué programas, en qué días y horarios se van a ver—y, por el otro, todo el branding que le daba una identidad visual al canal. La primera parte fue articulada a partir de una idea muy simple: un abecedario. Una suerte de animación que fue entrelazada con todas las letras hasta formar “Encuentro”. La permanencia del logo en la pantalla, luego del cierre de la promoción, era de cinco segundos, lo cual aseguraba su pregnancia.

Las promociones fueron pensadas a partir de las fichas o ficheros de las bibliotecas, el almacenamiento del conocimiento o el índice de un libro, bajo la idea de que todas las presentaciones remitieran a esos escenarios del aprendizaje. Mientras todos hablaban de la muerte del libro, Stein pensaba que era posible revivirlos sobre la pantalla con imágenes de capítulos, tapas o contratapas, índices, nomencladores, carpetas, anillados, los giros y movimientos, los ganchos que se abren, dando lugar de ese modo a todas las sensaciones que nos transmiten la vuelta de una hoja o la escritura en una página.

Stein buscaba mostrar a la Argentina también desde una mirada que escapara al turismo. Una visión intimista pero que reflejara la cotidianeidad, la calidez y la inclusión de la identidad nacional en una serie de piezas gráficas muy concretas, con enunciados propios y acordes a la premisa del Canal.

Se reunió con Bauer y lo fueron a ver a Filmus. La idea era mostrarle al Ministro de Educación todo el desarrollo de las imágenes y las animaciones, a través de placas que detallaban las promociones de los contenidos, los separadores y los identificadores de la señal, los pequeños formatos relacionados con la marca, las presentaciones o las aperturas. El diseño y la identidad del canal en movimiento: sus principales conceptos visuales después de un largo año de trabajo.

Filmus lo miró y solo les dijo:

—Me gusta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: