domingo, 21 de mayo de 2017

Clarín promete hacer buen periodismo en la Web

Desde el 1° de junio Clarín.com se rediseña. Llegará más lejos y más rápido, pero siempre cuidando la calidad, asegura Ricardo Roa, editor del diario
Las rotativas tuvieron hijos y ahora la noticia llega más rápido y más lejos. Está más globalizada que nunca. Internet aceleró todo y hay una borrachera informativa a la que hay que ponerle sobriedad.

El chequeo de la información requiere un nuevo esfuerzo de filtración y ponderación de lo que es importante además de interesante. Verificar y discriminar lo verdadero de lo falso: los diarios son los que avalan la credibilidad que muchas veces en las redes se hace sospechosa.

La rutina es la misma y a la vez es diferente. Se trata de describir y de mostrar lo que ocurre según una racionalidad profunda: importa lo que nos afecta de cerca. Lo próximo aunque ocurra lejos. Importa lo que afecta a muchos. Importa comunicarlo con claridad.
Cuando hablamos de periodismo hablamos de uno solo: el que se preocupa de todo lo que importa. El que sostiene a la gente, no a los gobiernos. El que se hace con pasión.

Clarín lanzará el 1° de junio un rediseño de su Web que se inserta en la misión de ofrecer información de calidad de forma amigable y práctica. La portada, que es la plaza común de los lectores, se organizará en bloques horizontales para que cada uno pueda ubicarse mejor en su recorrido. Y pueda acceder directamente al área de noticias que más le interese.

Aumentaremos el número de noticias y el diseño y la programación del sitio cumplirán con los requisitos más avanzados de velocidad de carga. El acceso desde móviles será más veloz. Habrá coberturas y transmisiones de eventos en vivo.

Los contenidos serán accesibles desde cualquier tamaño de pantalla. Una muestra en marcha es la Claringrilla pero también estarán próximamente carteleras, estadísticas deportivas, otros pasatiempos y la información sobre los mercados.
Llegar más rápido y más lejos pero siempre cuidando lo importante: la calidad de la información. El periodismo de siempre sigue aunque se transforme todo el tiempo. El periodismo profundo permanece.

Es el de O Globo que acaba de publicar las grabaciones que involucran directamente al presidente Temer. El de The New York Times que difundió las pruebas de las filtraciones de Donald Trump a los rusos. Y es también el de Clarín que había revelado la red de corrupción en Sueños Compartidos que la Justicia comprobó luego de una investigación de años.

El periodismo se amplía con las nuevas tecnologías pero no por eso deja de ser periodismo.

2 comentarios:

  1. Marcelo J. Tull21 mayo, 2017 11:48

    ¿Cambian de dueño? ¿Siguen los mismos? Entonces es la misma mierda con diferente envase.- Un tereso colocado en un pirotín, decorado con papelitos de colores y vendido en una pastelería, sigue siendo un tereso y con sabor a tereso.- Su éxito no dependerá de los que sabemos que es y no lo consumimos ni locos.- Sino de los que (despistados) lo compren, lo coman y no se den cuenta.-

    ResponderEliminar

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: