martes, 12 de abril de 2016

Fernando Sokolowicz, abandona otra vez PáginaI12

El editor envió un mail a los empleados de la empresa para comunicarles su salida del diario; quedará como consultor externo del nuevo titular de la empresa, el sindicalista Víctor Santa María
Por: José Crettaz
El empresario Fernando Sokolowicz, uno de los fundadores del diario PáginaI12 y presidente de la empresa editora, La Página SA, hasta su venta meses atrás al grupo Octubre, comunicó hoy a los empleados del periódico su salida del periódico.

La carta está encabezada por una frase atribuida a Peter Drucker, uno de los padres del management: "Emprender no es ni una ciencia ni un arte. Es sólo una práctica". Allí, Sokolowicz -que en 1987 fundó el diario junto con Jorge Lanata y Ernesto Tiffenberg- anuncia: "Después de 29 años, dejó PáginaI12. A pesar de ser un final, lo hago con alegría".

Y continúa: "En primer lugar, porque queda en las excelentes manos de Víctor Santa María y su equipo, que han demostrado en estos años gran compromiso, seriedad, visión, talento e idoneidad para liderar medios de comunicación. Mucho tiempo atrás, PáginaI12 se abrió un espacio entre los clásicos matutinos, demostrando que existía un lugar vacante para un medio pluralista y comprometido con la democracia. Acompañaré a Víctor como consultor externo en esta nueva etapa que imagino superadora", anunció Sokolowicz.

"Este cambio es para mí un redireccionamiento profesional. Hace más de 25 años que me dedico a la producción audiovisual y me propongo profundizar mi energía, mi trabajo y mi pasión en esa industria, esperando obtener tantas satisfacciones como las que en su momento me brindó el mundo editorial", adelantó el hasta ahora editor responsable del diario, uno de los mayores productores de cine de la Argentina con su firma Aleph Cine.

En diciembre pasado, La Nación anticipó que el diario -que fue un icono del periodismo de investigación en la década de los 90 y durante el kirchnerismo se convirtió en un órgano partidario del gobierno- iba a ser adquirido por la Fundación Octubre de Trabajadores de Edificios, algo que finalmente se concretó a principios de este año. Según fuentes de esa fundación, los hasta ahora propietarios (Sokolowicz, Jorge Prim y Hugo Soriani) pasan a ser accionistas minoritarios pero siguen en control de la dirección editorial.

En junio de 2015, en una entrevista con La Nación, Sokolowicz había anticipado los pasos que daría el matutino. "El tema de los medios ahora pasa por cómo nos vemos después del 10 de diciembre, porque va a cambiar la agenda y va a haber una situación totalmente distinta, habrá que repensarse. Creo que PáginaI12 debería recorrer un camino de búsqueda de nuevos capitales, de asociaciones de otros tamaños como lo pudo hacer Clarín con Goldman Sachs [en referencia a un acuerdo de 1999] o con grupos tecnológicos", dijo en aquella conversación. Finalmente, es lo que estaría ocurriendo.

Al asumir el control del diario, Santa María fue enfático al sostener que el periódico "tiene una línea editorial en la que no vamos a intervenir". Por lo pronto, según pudo saber La Nación, todos los esfuerzos del nuevo management de la empresa se enfocan en el relanzamiento de la oferta digital de PáginaI12 (que desde hace años no tiene actualizaciones). Aunque la circulación del diario no es auditada por el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC), PáginaI12 habría aumentado sus ventas tras el cierre de Tiempo Argentino, el diario del grupo kirchnerista de medios liderado hasta su reciente extinción por Sergio Szpolski.

Al concretarse la salida de Sokolowicz, PáginaI12 pasa a formar parte del grupo Octubre -vinculada indisolublemente al Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta Horizontal (Suterh)-, un conglomerado de empresas e instituciones de medios, cultura, educación y deportes. En medios, suma AM 750 (donde días atrás debutó Víctor Hugo Morales), FM Malena 89.1 Mhz (una emisora dedicada al tango), el semanario porteño Diario Z y las revistas Planeta Urbano y Caras y Caretas; en cultura, administra el Centro Cultural Caras y Caretas; en educación, el Instituto Superior Octubre (ISO) y la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET); la universidad y el centro cultural tienen dos salas de teatro con una oferta de espectáculos que da pelea en el circuito comercial porteño; en cine, arte y libros, tiene los fideicomisos Filmar y Fondart y la Editorial Octubre; y en deporte, ya a título personal, Santa María es presidente del Club Sportivo Barracas, que en su gestión se reafilió a la AFA y logró el ascenso a la Primera C. Aunque pocos lo saben, "Intratables" -exitoso show televisivo enfocado en la política- es coproducido por GP Media, productora fundada por Gastón Portal cuya quiebra quedó en manos del grupo Octubre.

Santa María buscará generar sinergia entre los medios del Grupo Octubre y PáginaI12. Por ejemplo, incluir a los periodistas del semanario Diario Z para cubrir los temas de la ciudad en PáginaI12; y poner a revistas del grupo, como Planeta Urbano o Caras y Caretas, como revista dominical del diario. De todos modos, esos anuncios específicos todavía se están discutiendo y se harán el 4 de mayo en un evento que está organizando el Grupo Octubre.Foto:Maximiliano Amena
Fuente: Diario La Nación y Clarín


Nosotros (Cuando Sokolowicz se asociaba con Daniel Hadad)
Por: Jorge Prim, Hugo Soriani y Ernesto Tiffenberg*
Hace 15 años el manual de estilo de este diario estableció que, salvo grave necesidad, nadie estaba autorizado a escribir en primera persona. Página/12 no hablaría de “nosotros”. Quizá llegó el momento de hacerlo.

“Nosotros”, Página/12, no somos apenas la propiedad de un empresario ambicioso, como la asociación de Fernando Sokolowicz con Daniel Hadad parece insinuar. “Nosotros”, Página/12, no dejamos de existir hace casi 9 años, cuando Jorge Lanata eligió abandonar el diario para probar suerte en otros rubros. “Nosotros”, Página/12, no somos el juguete de ninguna empresa, grupo económico, periodista o aventurero de los medios. “Nosotros”, Página/12, tampoco somos sólo los 200 inconscientes que cada día llenamos estas páginas de letras e imágenes. “Nosotros”, aunque a muchos les cueste entenderlo o aceptarlo, somos en realidad esa enorme porción de argentinos que, desde el fin de la última dictadura, viene peleando y soñando con otro tipo de país y que desde 1987 avanzó sobre el poderoso y ajeno mundo de los medios para experimentar con este diario un verdadero laboratorio de construcción colectiva que lo exprese y represente.

El ataque desatado esta semana sobre el diario quizá buscaba poner en duda su fortaleza pero sirvió para confirmarlo.

El jueves al mediodía Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), pidió pasar un segundo para vernos. Entró llorosa en la sala y, antes de que pudiéramos preguntar qué le pasaba, contó apresuradamente el motivo de su angustia. “No puedo creer que esté en peligro Página/12 así que antes de andar escuchando tonterías por ahí (–hoy tengo varias reuniones y seguro que éste es el único tema–, aclaró) decidí que mejor me daba una vuelta antes por acá y me enteraba de la verdad.”

Con la ayuda de un café para levantar la presión, y la rápida aclaración de que Fernando Sokolowicz se había asociado con Daniel Hadad para la compra de Azul pero que Hadad no había entrado ni entraría en la sociedad que maneja Página/12, Nora empezó a tranquilizarse. Primero incrédula, después casi satisfecha, escuchó cómo Hadad había tenido su única reunión con el diario. Página/12 había publicado una contundente nota de Roberto Cossa, titulada “La serpiente puso otro huevito”, donde comparaba a Hadad con los nazis por sus campañas racistas contra los inmigrantes. “¿Por qué me atacan?”, preguntó. “Por lo que hacés”, fue la seca respuesta de uno de nosotros. En apenas minutos Hadad estaba de vuelta en la calle.

También escuchó cómo la dirección había rechazado la posibilidad de hacer un canje de publicidad con La Mega, la emisora de FM de Hadad, para evitar cualquier tipo de colaboración con el grupo de medios encargado de difundir los beneficios de la mano dura, el racismo chovinista, el autoritarismo político y el ultraliberalismo económico en cómoda mixtura.

Tanta distancia desapareció sin embargo en un segundo cuando el miércoles pasado Sokolowicz anunció su insólita asociación. Y el desconcierto fue aprovechado al instante por aquellos que desde hace años buscan la oportunidad de aislar y debilitar al diario. Pero la aparición de Nora, entre otros miles de los verdaderos dueños de Página/12 que reaccionaron entre la angustia y la indignación cuando vieron que con la excusa de Hadad o la más antigua excusa de Clarín se atacaba la supervivencia de su propiedad, sirvió para disipar cualquier confusión. Para el enorme colectivo de Página/12 nadie tiene derecho a poner en peligro su diario, compañía y consuelo en la desesperanza; información, denuncia y análisis cada día; pasión compartida en el festejo.

El camino tomado por Sokolowicz, comprendió Nora y comprendimos todos, no era ni podía ser compartido por Página/12. El sería invitado a dar un paso al costado y el diario seguiría su rumbo. A Nora le tocaría llevar esa noticia a otros tan conmocionados como ella. Y a los que hacemos el diario nos corresponde entregar todas las mañanas un producto capaz de compensar a los lectores los esfuerzos dedicados a garantizar su vitalidad y crecimiento. También nos corresponde defender a los que forman parte de la aventura de los ataques de aquellos que decidieron abandonarla (como las intrascendentes críticas de Sokolowicz a Miguel Bonasso en la revista 3puntos, tan lejanas a la necesaria discusión de diferentes puntos de vista que siempre enriqueció al diario. O las muy grotescas pero aún más agresivas historias desplegadas por Lanata –con la obvia y permanente intención de dañar al diario–. O las de la revista Veintitrés, cuyoeditor Eduardo Lerner se vio en la poco elegante situación de tener que disculparse con la tan remanida frase de “qué querés que le haga, necesito vender alguna revista”).

Esta fue una semana difícil para los que hacemos, los que leemos, los que esperamos, los que criticamos, los que vivimos Página/12. Quizás deje alguna cicatriz en la ya curtida piel de semejantes rastreadores de esperanzas. Quizás haya permitido descubrir que, más allá de las andanzas de su accionista mayoritario, hay algo compartido en este diario que no estamos dispuestos a permitir que nos arrebaten.
*Equipo de dirección de Página/12. Publicado el domingo, 14 de julio de 2002

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: