viernes, 8 de abril de 2016

Sostienen que el autoritarismo avanza en Radio Nacional

Comunicadores de la Argentina (ComunA) repudia la designación como director de LRA 14 Radio Nacional Santa Fe del señor Carlos Fornés (foto), ex agente de inteligencia de la Policía provincial puesto después a periodista, condenado recientemente en un fallo judicial por prácticas injuriosas y vinculado en varias publicaciones con la reivindicación del Terrorismo de Estado.

Su nombramiento confirma la política de degradación del sistema público de medios emprendida por los funcionarios macristas Hernán Lombardi y Ana Gerschenson, que comenzaron su gestión con maniobras de denigración y despidos de comunicadores por la sola razón de expresar ideas diferentes a la de la fuerza política gobernante desde el 10 de diciembre de 2015.

Carlos Fornés fue designado en el Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe por el decreto 535 del 12 de marzo de 1985, firmado por el gobernador José María Vernet. Eran tiempos en que la policía prolongaba las prácticas ilegales de la dictadura cívico-militar, con vigilancia e infiltración en organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos que luchaban por memoria, verdad y justicia.

El designado director de la radio pública santafesina compartió el trabajo en medios relacionados con la dictadura. Por ejemplo, incursionó en “Sin Mordaza”, propiedad de Carlos Delicia, quien fue asesor del ex diputado del PJ Enrique Vallejos, ex integrante del Batallón de Inteligencia 601. Participaba del mismo medio Carlos Rodríguez Mansilla, acusado de crímenes de lesa humanidad en San Luis, donde se desempeñó como fiscal.

Desde hace varios años Fornés dirige el sitio CFIN.com.ar, que se caracteriza por minimizar o censurar la información sobre los juicios y las condenas por el Terrorismo de Estado, con énfasis especial en la protección de los militares y policías involucrados en Santa Fe.

Su ideología se trasluce también en una sección de ese espacio llamada “Se comenta”, que por ejemplo en septiembre de 2012 se dedicó a la designación de dos jefes de comisaría con “orientación homosexual”, con una irónica felicitación al gobierno socialista de entonces por su “apertura”. En las cloacas de la actividad periodística, publicaba en ese espacio que el nombre de uno de esos jefes policiales “comenzaría con F”, en tanto el apellido del otro “tiene el nombre de una calle santafesina”.

En cuanto a la actualidad política, criticó en su cuenta de Twitter al “aparato socialista” que “gasta dinero contra Miguel Del Sel”, ahora embajador macrista en Panamá, y tecleó felicitaciones al sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas, conocido por encubrir a empresarios que someten a regímenes de semi esclavitud a los trabajadores de su propio rubro.

Fornés fue también asesor del senador justicialista Jorge Massat, protegido político del senador Carlos Reutemann. Massat estuvo al frente de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones en los años 90, en la era menemista. El ahora designado director de Radio Nacional se ocupaba de la atención a la prensa. De paso, su esposa fue también contratada como “asesora” del legislador, denunciado por enriquecimiento ilícito.

Pocas semanas atrás Fornés fue condenado por causar “daño y perjuicio”, en un programa suyo en Cablevisión, una de las empresas del grupo Clarín, al actual titular de FOECYT Santa Fe y ex secretario de la CGT local, Alberto Cejas, a quien había vinculado con el “delito de ventas de medicamentos oncológicos adulterados, y con la muerte de personas”.

El Tribunal Colegiado de Responsabilidad Extracontractual Nº 1 falló que Fornés “en ningún momento siquiera invocó las fuentes o tan siquiera las razones a partir de las cuales concluyera que el demandante se encontraba involucrado en la denominada Mafia de los Medicamentos”. Agregó que el ex agente policial demostró “una notable despreocupación por chequear la fuente de información” y, peor aún, sabía que “lo que se disponía a dar a publicidad era falso”.

El nombramiento de una persona que, como Fornés, está asociado a posturas ultraconservadoras y a la reivindicación del Terrorismo de Estado no sorprende en Lombardi y Gerschenson, visto que en Radio Nacional hubo una orden para intentar prohibir que en las emisoras del sistema se incluya el enunciado “dictadura cívico-militar”, para permitir únicamente el de “dictadura militar”.

Asimismo, equipos periodísticos de LRA 1, Radio Nacional Buenos Aires, habían preparado programas especiales de evocación con motivo de los 40 años del golpe del 24 de marzo de 1976, pero la dirección a cargo de Gerschenson prohibió su salida al aire, denunciaron trabajadores de la emisora que, por temor a represalias, pidieron la reserva de su nombre.

Esta designación en Santa Fe hecha por la gestión macrista se suma a la ya realizada para Radio Nacional Neuquén. Allí fue designada una abogada, Dalila Pinacho, ex vocera del multimillonario británico Joe Lewis, amigo personal de Mauricio Macri, quien pasó días de descanso en las extensiones que en la zona cordillerana posee el empresario, en un hecho que está denunciado por aceptación de dádivas por parte del titular del Ejecutivo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: