martes, 14 de junio de 2016

Radio América: el ENaCom intimó al supuesto comprador

Fuerte conflicto y toma de las instalaciones. Pide el ente de control que Martínez Rojas muestre los papeles que lo acreditan como comprador y demuestre tener la solvencia necesaria para sostener la emisora
Planta transmisora de Radio América, Pergamino 4055, CABA. Foto Alfredo Martínez
Por: Alejandro Alfie
El Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) intimó al empresario Mariano Martínez Rojas a que “en un plazo perentorio” presente la documentación que lo acredite como dueño de Radio América y que demuestre que está en condiciones de hacerse cargo de la emisora que le compró a Sergio Szpolski el 22 de enero. “Para nosotros no es un usurpador y la radio sigue emitiendo. La semana pasada presentó algunos papeles, que eran insuficientes, y ahora lo conminamos a que presente el resto de la documentación”, dijo una fuente del ENaCom. Y agregó: "El resto de los problemas tendrá que resolverlos en el Ministerio de Trabajo".

La polémica surgió luego de que Martínez Rojas tomó por la fuerza el control de la planta transmisora en Villa Soldati, durante el fin de semana, y comenzó a emitir música desde ahí, cortando la programación de emergencia que emitían los trabajadores desde los estudios de Amenabar 23, en Belgrano. Es que el empresario nunca pagó los salarios de los trabajadores -desde hace seis meses no cobran- "e incumplió varias actas acuerdo rubricadas ante el Ministerio de Trabajo, donde se comprometía a afrontar dicha deuda", aseguró el Foro de Periodismo Argentino (FoPeA).

De hecho, hubo una audiencia en la Justicia, porque hay una orden de desalojo del edificio desde donde emiten los empleados -ahora lo hacen sólo por la web-, ya que nadie paga su alquiler desde hace un año.

FoPeEA repudió “la interrupción compulsiva de las transmisiones” por parte de Martínez Rojas, “lo que constituye un gravísimo ataque a la libertad de expresión, sin antecedentes de estas características desde el retorno democrático”. Por eso, la entidad que defiende los derechos de los periodistas instó "a la Justicia y a las autoridades públicas, en particular al ENaCom, a intervenir de manera inmediata en esta situación".

El plan de Martínez Rojas es presentar en estos días el resto de la documentación en el ENaCom, alquilar nuevos estudios de transmisión y lanzar una nueva programación el mes que viene, con sólo 30 de los 100 trabajadores que heredó de Szpolski. "El resto fueron despedidos y está todo en la Justicia", afirmó el empresario.

En cambio, los delegados gremiales ratificaron en la Justicia la denuncia penal que hicieron durante el fin de semana contra el empresario “por intrusión, daño y corte de la programación”. Según ellos, el ENaCom tendría que ordenar la caducidad de la licencia y convocar a una nueva licitación, que garantice la estabilidad laboral de sus 100 empleados -80 titulares y 20 suplentes-.

El ENaCom movió sus fichas en este conflicto, conminando a Martínez Rojas a presentar en breve toda la documentación que lo acredite como titular de la licencia de Radio América y que demuestre tener la solvencia necesaria para mantener la emisora. "Si presenta los papeles y se hace cargo de la radio, ya no sería un tema nuestro, sino del empresario con el Ministerio de Trabajo, por el pago de los salarios de sus empleados", dijo una fuente del organismo oficial. En caso que Martínez Rojas no cumpla con los requisitos para ser titular de la licencia de Radio América, el ENaCom intervendría la frecuencia AM 1190 y convocaría a una nueva licitación, tal como se hizo en LT9 de Santa Fe.

Algunos empleados de Radio América dijeron que el Gobierno protege a Martínez Rojas, por los vínculos de Szpolski con Darío Richarte, Javier Fernández y Juan José Gallea, vicepresidente de Boca, auditor general de la Nación y director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE), respectivamente. Las tres personas fueron acusadas por el ex socio de Szpolski, Matías Garfunkel, de ser los socios ocultos de Szpolski. Para justificar los vínculos, los empleados aseguraron que Richarte era el abogado de Szpolski y es muy cercano al presidente de Boca, Daniel Angelici; mientras que Gallea fue designado en la actual gestión de Gustavo Arribas como director de Administración y Finanzas de la AFI, pese a que fue durante muchos años gerente general del grupo de medios de Szpolski.
Fuente: Diario Clarín
Ver anterior: Mariano Martínez Rojas sacó del aire Radio América, que emite por internet con sus trabajadores

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: