jueves, 20 de febrero de 2014

Pilo Monzón: de empleado "todo servicio" de Daniel Vila a...

Por: Guillermo Acrich
Los trabajadores de Diario UNO de Santa Fe, a lo largo de ocho años y medio, hemos padecido hasta no hace tanto tiempo a quien fuera director periodístico, Pilo Monzón (Juan Raúl Santos Monzón). Bajo su conducción, los aprietes, maltratos, persecuciones –incluso ideológicas– fueron una constante que cualquier compañero puede corroborar.
Dentro de su larga lista de provocaciones se encuentra haber tratado de romper el histórico paro del diario La Capital en 2010, cuando echaron a 26 trabajadores de LT8.

Durante cinco días, desde Santa Fe y Paraná, se abocó a confeccionar un pasquín que murió en la intrascendencia; no logró su cometido, aunque está orgulloso de haberlo hecho. Incluso, en una última carta que le mandó a Daniel Vila, le recordó el favor que le hizo.

Este año, después de más de un siglo de tener una justicia penal absolutamente inquisitiva, debutó el Nuevo Código Procesal Penal y con él se pusieron en marcha los organismos que le dan vida a la reforma. En ese contexto, se están realizando varios concursos para cargos específicos: entre ellos el de jefe de Oficina de Prensa y Difusión del Ministerio Público de la Acusación.

Allí, en ese concurso, para este instituto nuevo, que tendrá ni más ni menos que trabajar fuertemente en la investigación criminal, preservando las garantías constitucionales y los pactos internacionales, está inscripto Juan Raúl Santos Monzón (Pilo). Sí, el mismo que llevó adelante los aprietes, los maltratos y las persecuciones en el UNO. Espero, más allá de las valoraciones técnicas que tengan los jurados, los cuales me merecen todo el respeto, también tengan en consideración estas y muchas otras objeciones.

Sólo eso... Tal vez, será justicia.
*Periodista del Diario UNO


Ver anteriores: Tres tristes traidores (A la causa de los trabajadores), Uno contra Víttori, Uno contra Víttori II, Cuando el UNO suena algo se trae...

2 comentarios:

  1. Cuando Pilo Monzón "recuperó" la cámara.

    Después de que se conociera la noticia de que Pilo Monzón se anotó en el concurso para Jefe de Prensa del Ministerio Publico de la Acusación, quería sumar algunas experiencias que grafican los aprietes y la persecución a los trabajadores cuando él era Director Periodístico del Diario Uno de Santa Fe.
    El día previo a la primera elección de delegado, llegó a las casilla personal de cada uno de los trabajadores del Diario Uno, una mail -anónimo, obvio – difamando de manera cobarde e inescrupulosa a los compañeros que integraban la única lista que se presentó. Se los acusaba de recibir dinero del diario El Litoral, de estar locos, de ser cobardes y hasta de abusar sexualmente de un menor.
    En esa primera elección de delgados, junto a Nico Lovaisa y Hugo Pafumi - normalizador de la FATPREN - fuí fiscal de mesa. A Nicolás lo despidieron un mes después. El telegrama que le llegó decía que “su accionar atentaba contra la imagen de la empresa”.
    Como esa historia hay miles. Pero me quiero detener en una, que es la del paro del Diario La Capital, en abril de 2010. Y no voy a referirme a la carneada de la cual todavía Pilo se enorgullece de haber protagonizado, sino de otro hecho cobarde que sólo se conoció puertas adentro.
    El día del paro, junto con Guillermo Acrich, viajamos a Rosario para apoyar a los compañeros de La Capital. En el trayecto, uno de los reporteros gráficos del Diario Uno me llamó para decirme que había desaparecido un equipo completo de fotografía. El armario donde guardábamos las cámaras estaba en la oficina de Pilo. El día anterior yo había trabajado al último turno. La empresa jamás hizo la denuncia policial del robo. Y tiempo después, Pilo nos comunicó que parte del equipo de fotografía había aparecido. Nunca dio detalles de nada, sólo dijo que él negocio con un intermediario y así lo recuperó.
    En Diario Uno hoy existe un cuerpo de delegados que logró, junto con los trabajadores, muchísimas mejoras, tanto laborales como económicas. Creo que esa unión entre compañeros tiene mucho que ver con la necesidad de cerrar filas ante el maltrato, la soberbia y la persecución que realizaron personas como Pilo Monzón.
    Para terminar, dejo una de las fotos que saqué en el paro de La Capital. Cuando la veo, pienso que mientras estos tipos estaban en la calle, otros los estaban carneando. Creo que habla por sí sola.

    ResponderBorrar
  2. Manuel, cuando enviaste tu CV o te convocaron a trabajar en ese Diario sabias que era de VILA-MANZANO, que la guita que paga tu sueldo es producto del lavado que años atrás nos robaron... sabias que te contrataban los mayores delincuentes de esta era... calavera no chilla. Sdls

    ResponderBorrar

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: