miércoles, 1 de agosto de 2018

Piden derecho a réplica al diario La Nación

Escribió el doctor Adrián Gindin: "El pasado domingo el diario La Nación, en clara contradicción con su pretensión de ser un medio de comunicación objetivo, publicó una nota editorial que debería aceptar derecho a réplica. Como es poco probable que me acepten ese ejercicio va mi respuesta esa editorial"
Respuesta al editorial de La Nación
Señor Director:
Solicito se publique mi réplica a la editorial del diario del día domingo 29 de julio
Cada párrafo y su respuesta están separados por un espacio. El texto de la respuesta esta en cursiva

Nos hemos cansado de escuchar todo tipo de afirmaciones, muchas de ellas mendaces, en torno al debate sobre el tema del aborto. En tiempo de definiciones parlamentarias, es necesario agotar las instancias de información, clarificación y reflexión para no caer en decisiones equivocadas. Compartimos aquí algunas consideraciones a postulados en relación con el proyecto que legaliza el aborto, eufemísticamente llamado también de "interrupción voluntaria del embarazo".

En primer lugar el proyecto no legaliza el aborto, sino que deja de considerarlo un delito si se practica bajo determinadas condiciones ya que el aborto en otras circunstancias, no es objeto de persecución penal actualmente. Llamarlo Interrupción Voluntaria del Embarazo es para diferenciarlo de otros cuadros y procedimientos que también son abortos.

" No se trata de una interrupción, porque jamás se vuelve a reanudar: truncar una vida es siempre un acto irreversible."
Una vida es también lo que se trunca cuando se mata una bacteria o una planta. El uso de la palabra vida es una forma de mezclar conceptos de la biología con conceptos de los valores. Se truncan vidas cada vez que se mata a una vaca para convertirla en alimento. Vida no es persona. Independientemente de eso las acepciones de Interrupción son:”1 Hacer que una cosa empezada pero no acabada no continúe definitivamente o por un tiempo limitado. 2-Impedir a alguien que continúe lo que estaba haciendo.

"Tampoco es voluntaria, porque la voluntad termina manipulada cuando se mueve a partir de premisas falsas y no se templa en la verdad."
Justamente ES voluntaria por que no es obligatoria. Es una opción para una mujer que no quiere continuar un embarazo, es una decisión de una persona sobre una parte de su cuerpo. Porque el embarazo ES parte del cuerpo de la persona que gesta. El sofisma casi tautológico de afirmar que una premisa es falsa solo por calificarla sin argumentar no merece mayor comentario. Lo mismo vale para el sofisma de llamar verdades a algo que se estipula como tal en forma de pre-juicio y sin fundamento.

"El aborto nunca es seguro, porque los riesgos, tanto físicos como psíquicos, siguen siendo muy grandes."
Lo que en medicina llamamos “seguro” no es un sinónimo de ausencia de riesgo. Con este criterio un embarazo ES inseguro, por eso la medicina realiza ciertas medidas para protegerlo. Si creyésemos que lo riesgoso debería ser ilegal entonces caeríamos en el ridículo de ilegalizar el embarazo por inseguro. La palabra grandes implica una comparación, si algo es grande es porque otra cosa es chica. Los riesgos físicos y psíquicos de realizar un aborto clandestino, sin el debido cuidado de las complicaciones, con instrumental quirúrgico sin esterilizar o meras sondas sin higiene, sola, con miedo a ser perseguida penalmente, sin posibilidad de ser asesorada, son sin dudas mucho más grandes. Por ende el aborto realizado con medicamentos, bajo control y asesoramiento de personal de la salud y sin miedo a ser penalmente perseguida tiene riesgos mucho más chicos que los realizados en la clandestinidad.

"No es gratuito, porque la vida no tiene precio y porque lo pagamos todos los contribuyentes si su costo lo asume el Estado."
Gratuito se refiere a que es asumido como libre de pago monetario para quien lo realiza. Con respecto al gasto monetario que eroga el país en atención de los abortos clandestinos y sus complicaciones comparado con los que se realizarían si fuese aprobada la ley en la relación costo/riesgo/beneficio es claramente favorable a la utilización de Mifepristona y Misoprostol como primera medida. El sofisma de que la “vida no tiene precio” olvida colocar la palabra persona luego de vida. Y esto es porque no se puede sostener moral y jurídicamente que un embrión sea persona. Al respecto de por qué un embrión no es persona me remito a la exposición que realizara la Dra. Florencia Luna en los plenarios de las comisiones de la cámara de Diputados.

"No es propio de una sociedad que dice buscar ampliar derechos llamar "agresión" al hecho de golpear a un adulto, "crueldad" al maltrato animal y "salud" al aborto de un bebe".
Lo que se aborta no es un bebé, es un embarazo. Es así tanto cuando una mujer tiene un aborto espontáneo, si lo que se aborta es un embarazo fruto de una violación, o se aborte un embarazo de un feto con una malformación como la anencefalia (todas situaciones de abortos que hoy no son objeto de persecución penal) o si el aborto se realiza porque la persona gestante no desea continuar con el embarazo. Ninguna de estas situaciones son vividas con alegría. Son todas tragedias personales. Perseguir penalmente a una mujer que aborta es agravar su sufrimiento.

"Apelar a eufemismos no es llamar las cosas por su verdadero nombre, es recurrir a distorsiones y falacias para disfrazar una verdad tan comprobable como incuestionable."
Lo mejor de esta frase es que llamar “bebé” a un embrión es un eufemismo. Llamar “responsabilidad” a querer obligar a alguien a sufrir es una falacia, y finalmente decir que algo es “incuestionable” es negar la base del raciocinio.

"Ser incapaces de reconocer la vida en el vientre habilita más fácilmente a eliminar al bebe sin ambages, reduciendo el valor de una persona a una cosa."
La placenta está viva, los espermatozoides están vivos, muchas células de cuerpo humano están vivas aún después de que la persona de la que forman parte haya muerto. Recurrir a la falacia de llamar “bebé” al embrión no lo convierte en persona, y hasta ahora en ninguno de los argumentos listados se ha demostrado que un embrión sea una persona. De hecho el concepto de persona no es biológico sino moral, jurídico y ético. Por ende reconocer que las células del embrión están vivas desde el punto de vista biológico no las convierte en “persona”.
Las leyes son temas de los hombres, no de los dioses. Las leyes y las sociedades evolucionamos. Los paradigmas cambian. La divinidad no debe entrometerse con lo terrenal. Que sea Ley".
"Reducir el debate a una cuestión religiosa o de fe es simplista, porque la ciencia y la tecnología demuestran hoy de manera indubitable que la vida se inicia en la concepción, y nuestras leyes avalan esta posición."
La vida (como concepto biológico) existe antes de que el espermatozoide se una al óvulo. La concepción para la mente humana es precisamente un “concepto” Se concibe una idea, se concibe el deseo de tener hijos, desde el punto de vista de la mente humana lo que no ideamos no es concebido. Cogito, ergo sum.

"El proyecto aprobado por Diputados vulnera tanto principios de nuestra Constitución nacional como numerosos tratados internacionales suscriptos por nuestro país y varias constituciones provinciales."
No por enunciarlo se demuestra una afirmación. Sin embargo es bueno que se reconozca que esto es un problema de lo terrenal y no de lo divino. Las leyes, las constituciones y los tratados son el producto de la reflexión humana. No son Eternos y Divinos. Están sujetos a revisión y es legítimo cambiarlos. Forzar el argumento de los textos citados para impedir la aprobación de la ley es una falacia.

"No es "una deuda de la democracia", sino una obligación con la vida."
Ni una ni otra cosa, es una decisión social, o proseguimos con los abortos clandestinos o dejamos de perseguir penalmente a mujeres que atraviesan decisiones que le son dolorosas.

"No se trata solo del cuerpo de la mujer, porque antes del plazo de 12 o 14 semanas que propone el proyecto de ley, el bebe ya tiene un ADN propio y huellas dactilares."
Todas las células tiene ADN que les es propio, y los monos tienen huellas dactilares. También tienen ADN propio y la potencialidad de convertirse en personas en determinadas condiciones los millones de espermatozoides que hay en una eyaculación.

"Es un error plantearlo como problema de salud pública, porque un embarazo no se contagia ni es una patología. Es, generalmente, producto de una decisión voluntaria."
Las vacunas tampoco son patología y no se persigue penalmente a quien adquiere tétanos por no vacunarse. El síndrome de Down, o el autismo no se contagian y no son patologías sino condiciones, el fondo de este argumento esconde el prejuicio de que el goce femenino debe tener un “costo”. Con respecto a que el embarazo es generalmente una “decisión voluntaria” es una falsedad, las personas tenemos sexo en búsqueda del placer. Lo que debería ser una decisión voluntaria” es la opción de continuar o no con un embarazo cuando el mismo no fue buscado.

"No se plantea solamente una opción voluntaria de despenalización para la mujer, porque obliga a los profesionales y a las instituciones médicas a prácticas que colisionan con cualquier objeción de conciencia, estableciendo nuevas penas para ellos."
El proyecto aprobado en diputados contempla la objeción de conciencia, atributo propio de las personas y el pensamiento de los seres humanos. Las instituciones NO son seres humanos, por ende no tienen pensamiento propio, y por ende no pueden pensar en objeciones.

"Hay 39 causales de muerte de mujeres en edad fértil en el país, mucho más letales y de las que muy pocos se ocupan con el mismo interés y seriedad."
Eventualmente el diario La Nación como otros medios de comunicación debería también ocuparse de esas causales de muerte. Ninguna de esas causales producen en las personas que las padecen sean perseguidas penalmente.

"No se puede pretender matar a miles de niños para que no mueran decenas de mujeres por año. No se puede ponderar una vida más que otra."
Ningún niño muere en un aborto, ninguna persona muere en un aborto voluntario. Se interrumpe un proceso biológico que ocurre en el cuerpo de una mujer.

"No son, como se ha dicho, centenares de miles de mujeres las que mueren en la clandestinidad, porque se han manipulado groseramente estadísticas y evidencias científicas comprobables."
No es un problema de número de mujeres muertas, ni siquiera es un problema estadístico. Cada mujer que atraviesa el doloroso momento de realizar un aborto lo podrá hacer más segura, con menos miedo y con menos angustia. Que sea Ley.

"No es un aborto lo que puede borrar las tristes huellas de una violación; solo suprimirá al ser en gestación y sumará el sufrimiento de haber abortado."
Lo irónico de esta frase es que si la ley no se aprueba al sufrimiento de la violación y del aborto se le sumará el sufrimiento de realizarlo en forma clandestina con o sin los riesgos biológicos y el riesgo de ser penalmente perseguida.

"Las mujeres que mueren importan, tanto que por eso insistimos en que se salven ambas vidas."
En un embarazo clandestino corre el riesgo de morir una persona, la gestante. La única persona, la única que podría perder su capacidad de gestar en las complicaciones de un aborto clandestino.

"Contraponer "legal" a "clandestino" soslaya que, de las dos formas, un ser humano deja de existir."
Ningún ser humano deja de existir, ya que no se es ser humano hasta no ser persona. El delito actualmente tipificado como aborto es diferente del delito tipificado como homicidio.

"Tampoco se puede asociar el apoyo al aborto con progresismo o feminismos vetustos propios de los años setenta cuando hoy las vanguardias globales promueven el trabajo de mujeres y varones, codo a codo, para lograr los cambios necesarios."
Quienes apoyamos la ley no estamos a favor del aborto, como tampoco se está a favor de la apendicetomía. Estamos a favor de que una persona gestante pueda decidir sin miedo que hacer frente a un embarazo no deseado. Quienes se oponen a la educación sexual, a la divulgación y entrega de métodos anticonceptivos son quienes realmente favorecen la realización de abortos. Quien escribe estas líneas se reconoce varón e incapaz de embarazarse, por eso la decisión siempre es de la persona gestante.

"Investigaciones serias y no manipuladas confirman que no es cierto que el aborto sea una demanda de las mujeres más pobres."
La ampliación de derechos no siempre se realiza desde el reclamo mayoritario. No todo lo que es mayoritario es moralmente correcto. Sobran ejemplos en la historia al respecto.

"Además de educación para prevenir, el Estado debe brindar contención y apoyo a la embarazada."
Si aceptamos que se puede “prevenir” entonces aceptamos que se trata de un problema de salud integral. Por lo tanto la editorial se contradice a si misma cuando afirma “Es un error plantearlo como problema de salud pública, porque un embarazo no se contagia ni es una patología” Nuestro país tiene muchas políticas pública en contención y apoyo a la embarazada que han sido duramente criticadas por el diario La Nación.

"Experiencias en otros países confirman que la mortalidad materna no desciende necesariamente con la despenalización."
Siendo la mortalidad del aborto con Mifepristona y Misoprostol menor a la mortalidad del aborto instrumental plantearlo en estos términos es una falacia. Las razones por las que asciende o desciende la mortalidad materna son multifactoriales.

"No es cierto que quien comete hoy un aborto con la legislación vigente vaya presa pues en los hechos está despenalizado."
Si es así, ¿cuál es el problema de dejar de perseguir penalmente al aborto y disminuir el sufrimiento de las personas que se ven en la disyuntiva de no continuar con un embarazo no deseado?

"Muchos enarbolan falsas promesas en su afán de hacer negocios que ponen en peligro la vida."
La aprobación de la ley también terminaría con estas falsas promesas.

"Entran en contradicción quienes pretenden asociar las consignas del #NiUnaMenos con la despenalización del aborto."
Las mujeres que se ven obligadas a recurrir a abortos clandestinos y mueren por sus complicaciones son muertes de mujeres que la sociedad podría evitar aprobando al Ley. No aprobarla, eventualmente, entra en contradicción el movimiento de Ni una menos.

"Pocos hablan de los graves efectos secundarios de medicamentos como el misoprostol, prohibido ya en países como Francia."
Es la asociación del uso de Mifepristona (que no se comercializa en Argentina) y Misoprostol en dosis adecuadas (que tampoco se comercializa en nuestro país) el procedimiento médico más apropiado para realizar un aborto en las primeras semanas del embarazo. Los efectos secundarios no son limitantes absolutas para el uso los medicamentos. Usar medicamentos sin control de profesionales de la salud es lo que es arriesgado.

"Llamar "bebe/beba" a la vida en las entrañas y no usar su nombre técnico no es ignorancia, es reconocer y respetar el milagro de la vida desde la concepción."
El embrión no crece en las entrañas, sino dentro del útero rodeado de un órgano muy peculiar que se llama placenta. La placenta tiene la particularidad de no tener el mismo genoma que la mujer gestante y sin embargo estar lleno de lagunas de sangre materna. Con respecto a la calificación de “milagro” es indiscutible porque pertenece al ámbito de las creencias religiosas. Las leyes pertenecen al mundo de lo concreto. Parafraseando lo que habría dicho un gran pensador de la humanidad según quienes relataron su vida “Al césar lo que es del césar y a dios lo que es de dios”. Que sea Ley.

"Plantear temas de derechos o libertades cuando en muchos casos se disfrazan o se encubren actos de egoísmo o de comodidad propia o del entorno, busca acceder a una salida facilista para terminar con la vida del más indefenso."
Atrás de esta línea argumental se esconden dos afirmaciones que no son ciertas. Que el goce femenino debería tener un costo y por lo tanto ejercer la sexualidad sin fines reproductivos es “egoísta” y que el embrión tiene derechos de persona. Ningún embrión hereda bienes, solo para poner un ejemplo de por qué afirmo de que persona y embrión no son conceptos intercambiables.

" No defendemos los derechos humanos cuando se viola el derecho a vivir, el primero y más fundamental de todos los derechos."
El aborto no asesina a ninguna persona, ni en los casos que está penalizado ni en los que está despenalizado. El derecho a la vida no es privativo de las personas, pero la vida de una persona tiene prioridad sobre la vida de una no persona.

"No se defiende la tan mentada igualdad de género cuando se deja al padre fuera de la decisión de abortar. La decisión no compete solo a la mujer, porque el padre tiene voz y el bebe tiene derechos."
La que lleva adelante el proceso llamado embarazo es la persona con derechos. El que aportó el espermatozoide puede ser parte si la persona embarazada lo desea, con respecto a llamar “bebé” al embrión ya hemos desenmascarado esta falacia.

"No se puede asignar al consentimiento de la mujer mayor protección legal que a la vida inocente, distinta de ella, que habita en su seno."
No hay ninguna persona habitando en el cuerpo materno durante el proceso del embarazo, y mucho menos en sus glándulas mamarias. Y por supuesto que es necesario que la persona de su consentimiento, precisamente las personas son las que tiene conciencia. Esto viene bien para aclarar que las instituciones no son capaces de dar consentimientos porque no tienen conciencia. Y si no tienen conciencia no pueden objetar.

"Promover el proyecto tal como lo aprobó Diputados mirando al resto del mundo, cuando desde muchos centros de poder internacional se impulsa este atajo para el control de la natalidad en los países más pobres, no nos convierte en modernos, independientes o progresistas."
Ni la ley ni los que la propulsamos afirmamos que el aborto sea un método de control de la natalidad. Pero resulta altamente sugestivo que la enorme mayoría de las voces contra la aprobación de la ley fueron las mismas que se alzaron contra la Educación sexual integral, los programas de procreación responsable y la entrega gratuita de anovulatorios orales y preservativos.

"Dar cuenta del millonario financiamiento aportado por la IPPF (International Planned Parenthood) a instituciones locales para promover la legalización del aborto es transparentar que se trata de interesados subsidios o subvenciones que no imponen obligación de devolución."
La obra de Escrivá de Balaguer, más conocida como Opus Dei es tan legal como la IPPF. La iglesia Católica recibe subsidios directos e indirectos del estado argentino. Y es precisamente la institución iglesia católica la que se opone al proyecto de ley, a los programas de procreación responsable y la educación sexual.

"No es fomentar la clandestinidad ni condenar a la muerte a una mujer pedir que este proyecto de ley no se apruebe tal como fue sancionado en la Cámara de Diputados; es comprometerse con una educación responsable que permita construir sociedades más maduras para evitar así tanto la muerte de la madre como la del bebe."
Este argumento contradice prácticamente todos los enunciados anteriores que se oponen a cualquier redacción de la ley. Llamar bebé al embrión sigue siendo una falsedad.

"No es serio dar por supuesto que instaurando el aborto legal se terminará con la falta de educación, la pobreza o las muertes maternas. Defender la vida no es ser anticuado. Es ser humano."
No es cierto que prohibiendo el acceso a abortos seguros se terminará con la falta de educación, la pobreza o las muertes maternas. Por lo pronto con la legislación actual nada de esto se logró. El proyecto de diputados se complementa con la obligación de realizar un seguimiento de las metas de los programas de educación sexual integral.

"En una clara lucha de poder se plantea que el derecho a la vida es equiparable al derecho a la libertad que puede reclamar una embarazada, pero se olvida que la vida es precondición de la libertad y que es obligación del Estado proteger a los más débiles. No puede haber libertad sin vida."
Estamos frente a una posición tomada desde una de las teorías éticas, la teoría personalista. Si una mujer muere producto de las complicaciones de un aborto clandestino es porque teniendo ella vida no tuvo libertad de elegir si continuar o no dicho proceso. La teoría personalista también entiende que existe una responsabilidad en el ejercicio de la libertad, que la ley permita que una mujer pueda recurrir al aborto no impide que otra, siguiendo sus convicciones, siga adelante con un embarazo no buscado.

"Los legisladores enfrentan el enorme desafío de superar las actuales confrontaciones para concretar un sano y muy necesario aporte a la convivencia pacífica entre los argentinos, en un debate respetuoso que haga honor a la verdad, dispuesto a concertar esfuerzos desde una mirada superadora y positiva que contribuya a defender activa y comprometidamente las dos vidas."
Las leyes son temas de los hombres, no de los dioses. Las leyes y las sociedades evolucionamos. Los paradigmas cambian. La divinidad no debe entrometerse con lo terrenal. Que sea Ley.

Adrián D. Gindin
DNI 17802928
Médico Pediatra
Especialista en Medicina Paliativa
Profesor adjunto equiparado de Bioética
Facultad de Medicina
Universidad de Buenos Aires

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: