sábado, 4 de agosto de 2018

Congreso de Estados Unidos pide sancionar a el "Fantasma" por corrupción

Ángel Remigio González y González, figura en la lista de personajes a los que los senadores de Estados Unidos piden sancionar por estar involucrado en casos de corrupción
Por: Carlos Castro Gamboa
El personaje que bajo “el anonimato” figura como dueño de la empresa Representaciones Televisivas S.A. (Repretel), la cual está bajo el mando de la Red de Afiliación de Medios Albavisión con sede en Miami, Florida (EE.UU.), está otra vez en el ojo del huracán.

Es Remigio Ángel González González, de nacionalidad mexicana, quien ahora está en una lista de personas que los senadores del Congreso de Estados Unidos adjuntan en una carta al presidente Donald Trump, como sujetos que serían sometidos a investigación por corrupción o crimen organizado.

Los legisladores estadounidenses se basan en la aplicación de la “Ley Global Magnitsky sobre Responsabilidad de Derechos Humanos”, norma que permite al Gobierno de Estados Unidos imponer sanciones económicas a ciudadanos de todo el mundo que hubieran cometido abusos a los derechos humanos y actos de corrupción en sus propios países de origen.

“A medida que los Estados Unidos continúan apoyando los esfuerzos en la región del Triángulo Norte de América Central para luchar contra la corrupción y el crimen organizado, le pedimos que determine si los siguientes individuos cumplen los criterios para rendir cuentas en virtud de la Ley”, dice la misiva.

González es seguido por los gringos por presuntos crímenes cometidos en Guatemala, donde contaba con parte de su emporio de comunicación.

Junto a él aparecen en la carta los empresarios salvadoreños José Aquiles Enrique Rais López, José Luis Merino; los guatemaltecos Gustavo Adolfo Alejos Cambara, Luis Alberto Mendizabal Barrutia y el diputado hondureño Oscar Ramon Najera.

En la comunicación escrita para el mandatario se especifica que se adjunta documentación detallada de cada uno de los individuos para que se tome una decisión en su contra.

“Instamos al Departamento de Estado y al Departamento del Tesoro, trabajando con otras agencias relevantes de la Rama Ejecutiva, a que investiguen prontamente a estas personas y entidades y, si lo merecen, que los sancionen según lo autorizado en la Ley Global Magnitsky.

Esperamos con interés un diálogo continuo con la Administración para apoyar la implementación robusta de la ley Global Magnitsky y los esfuerzos de los Estados Unidos para combatir la corrupción y los abusos contra los derechos humanos en la región del Triángulo Norte de América Central y alrededor del mundo”, destaca el escrito.

Esposa en problemas
Pero este no es el primer problema que enfrenta el guatemalteco-mexicano, pues cuenta con un historial de acciones que han tomado diferentes instituciones de América con el afán de frenar su crecimiento que califican como desmedido y dominante.

Sin embargo, sus embrollos no lo siguen solo a él, recientemente en Guatemala se emitió una orden de captura internacional de Interpol contra su esposa Alba Lorenzana por el cargo de financiamiento ilícito a un partido político por $2,2 millones. (más de ¢1,170 millones). En nuestro país Repretel posee los canales 4, 6 y 11.

La coyuntura no solo toca a la señora en el campo de los medios de comunicación, sino que autoriza arrestos a banqueros, exministros de Estado y eslabones en diferentes campos de la política en ese país.

En su momento se informó que esta red de corrupción que viene desde el expresidente Otto Pérez Molina y su número dos, Roxana Baldetti, en prisión por supuesta corrupción, lideraron desde 2008 un "emporio criminal" de lavado de dinero que les permitió llegar al poder y desde ahí cooptar el funcionamiento del Estado de Guatemala.

La información fue dada a conocer por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y su presidente Iván Velásquez.
El emporio del "Fantasma"
Desde el 2006 se le conoce como “El Fantasma”, debido a que sin necesidad de usar su nombre es dueño de decenas de medios de comunicación en Centroamérica, Suramérica y el Caribe.

Ángel González, por medio de Albavisión tiene bajo su poder 45 canales de televisión, 68 estaciones de radio, 65 salas de cine y un medio impreso en 16 países en los que ha penetrado con su fortuna.

González González nació en el estado mexicano de Nueva León en 1944, pero con 29 años se desplaza a Guatemala, país que hizo su patria tras obtener la nacionalidad.

En 1981, con el apoyo financiero de Televisa, funda las bases de su imperio mediático (Televideo, que se convierte en “Albavisión” en el 2008 en honor a su esposa Alba) al comprar sus primeros canales televisivos (Canal 3 y Canal 7).

En cuanto al uso negativo que da a los medios bajo su control, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) han señalado en reiteradas ocasiones que sus monopolios privados han mantenido una política destinada a moldear la opinión pública a favor de sectores gubernamentales, obstruyendo de este modo el trabajo del periodismo independiente, que debe estar comprometido a informar y orientar sobre cuestiones de interés general.

“El Fantasma” opera del consorcio de medios Albavisión, en cuyas televisoras figura como propietaria su esposa Alba Elvira Lorenzana Cardona, de nacionalidad guatemalteca y quien tiene en su contra una orden de captura internacional por parte de La Interpol.

En sus informes críticos, la SIP ha consignado que González está presente en 11 países de América Latina con 35 canales de televisión en Chile, Perú, Paraguay y Canal 9 en Argentina, además de 114 estaciones de radio, 2 periódicos y empresas cinematográficas.

González, quien vive en Miami desde 1987, ha podido eludir las leyes que prohíben los monopolios y restringen la propiedad extranjera de los medios nacionales, utilizando para ello compañías fantasmas dirigidas por parientes locales, amigos y supuestos asistentes.

La Fiscalía guatemalteca implicó a su esposa en el esquema de corrupción establecido para financiar ilegalmente la campaña presidencial de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

El nombre de González aparece también en los llamados Papeles de Panamá como accionista de la compañía offshore Global Holding Properties Corporation.

Su carrera televisiva comenzó en 1971 vendiendo telenovelas mexicanas en América Central. En 1973 se trasladó a Guatemala, donde continuó su negocio de venta de publicidad para el Canal 7. En Guatemala, conoció a su primera esposa, hermana de Luis Armando Rabbé Tejada, ministro de Comunicación durante la presidencia del empresario y político Alfonso Antonio Portillo Cabrera.

Rabbé fue acusado por el Ministerio Público de Guatemala en mayo de 2016 por autorizar la creación de puestos “fantasmas” o desocupados dentro del Congreso con el fin de obtener ganancias. Rabbé está casado con una de las hermanas de González. En 1981 González adquirió los canales guatemaltecos 3 y 7, se asoció con la empresa Telecine Productions International, propiedad de Gerardo Sampedro y Domingo Alejandro Moreira Martínez, disidentes cubanos que tenían varios negocios en Guatemala.
Fuente: Diario Extra

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: