lunes, 30 de enero de 2017

Los camioneros se unieron a la lucha de los trabajadores de AGR y demoraron la salida de Clarín

Los trabajadores de la planta impresora de Artes Gráficas Rioplatenses (AGR) del grupo Clarín, continúan hoy por tercera semana consecutiva con el local tomado mientras piden la reincorporación de sus puestos
Clarín no está en los kioscos, tituló la Comisión Interna AGR-Clarín en un comunicado y agregaron "7 de la mañana, tras el abrazo en la planta impresora de Clarín las camionetas llegan a los kioscos de diario sin Ole, Clarín, ni la revista Viva". Marcaron la "inmensa solidaridad obrera y popular esta contrarrestando el frente ajustador. Hasta la reincorporación y la reapertura de la planta en no paramos. Contra los despidos. En defensa del convenio y la organización gremial. Si ganamos los gráficos ganamos todos! Unidad de los trabajadores".

Los operarios se mantienen en pie de lucha en reclamo de sus trabajos y han denunciado que el argumento esgrimido por la empresa sobre 'la fuerte reconfiguración que atraviesa el sector de la impresión comercial' es trucho (falso).

La lucha de los trabajadores gráficos tomó fuerza con varias marchas en las calles de Buenos Aires con réplicas en varias partes del país y ayer se sumó el gremio de los camioneros que se negó a salir a repartir los diarios, y el periódico tardó en ser distribuido.

La solidaridad obrera y popular se siente mientras se replica una consigna en las calles y en las redes sociales 'si ganamos los gráficos ganamos todos'.

Pese al cerco mediático en su contra, los trabajadores de la planta, con sede en el barrio de Pompeya, han logrado visibilizar su lucha con conferencias de prensa y manifestaciones.

En reciente diálogo con la emisora Radio 10, el secretario general de AGR-Clarín, Pablo Viñas, agradeció el gran abrazo solidario que se realizó el sábado último en la noche en apoyo a la causa. 'No tengo más que agradecer la solidaridad popular que está rodeando a nuestro conflicto. Creo que hay una conciencia de que la patronal quiere llevarse puestos los puestos de trabajo', dijo. Ese mismo día se sintió con fuerza en twitter una campaña en la que cibernautas llamaron a no comprar el diario Clarín.

"Acá en la fábrica viene el canillita a traer los diarios del domingo. No está el Clarín. Explotan los bombos", publicó Viñas y agradeció "a los camioneros y su organización gremial que decidieron no salir mientras estuviera la manifestación. ¡Unidad de los trabajadores!” y sumó el apoyo del gremio de Aceiteros, del SUTNA, de los docentes de la UBA y destacó el apoyo de más de veinte organizaciones de la villa 21-24, barrio lindero a la planta de AGR, expresó desde su cuenta de Twitter en las primeras horas de la jornada.

Aún no se sabe que sucederá. Los operarios siguen en huelga tras las rejas verdes que rodean la planta, donde se encuentran día y noche.

'Acá no es que hicimos paro. Nos presentamos el lunes a trabajar y nos encontramos con que dicen que la empresa cerró, que la gerencia se fue, vaciaron la administración de computadores', sostuvo Viñas el jueves último en rueda de prensa.

Estamos ante despidos ilegales, agregó. Por ley, la empresa si quiere despedir más del 15 por ciento de los empleados, está obligada a ser un procedimiento ante el ministerio de Trabajo.

'No hay ninguna crisis. En esta planta está la rotativa 3026, que es una de las más poderosas de América Latina. No estuvo parada en todo el año ni en toda la década. Todas las revistas se están haciendo afuera en talleres en el interior', resaltó.

Asimismo denunció la fuerte represión que sufrieron en días anteriores, cuando fueron atacados por la fuerza pública con balas de gomas, e incluso con agua caliente y gases contra sus familiares que se encuentran afuera de la planta, y siguen sufriendo con el despliegue policía que se mantiene hasta el día de hoy.

Viñas y sus compañeros de AGR-Clarín reclaman inmediatamente ser recibidos por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para que le den una solución a este problema.

"Hoy Clarín, no saliendo, informa a su pesar, del conflicto de AGR que estuvo censurando desde su inicio mediante un bloqueo mediático enorme", expresó esta mañana.

En tanto el diario publicó en su edición papel:
Manifestantes del PO y otros grupos de izquierda
Intentaron bloquear la salida del diario Clarín
Un piquete junto a la planta impresora de Clarín en Barracas, producido desde la noche del sábado hasta la madrugada de ayer, provocó inconvenientes y demoras en la distribución del diario y también de Olé. Sectores del Partido Obrero y otros de izquierda, se manifestaron en esa zona, en apoyo al reclamo de la Comisión Interna de un taller la empresa AGR. La producción del mismo fue discontinuada hace dos semanas, debido a la crisis de este sector de la industria gráfica.

A raíz de lo ocurrido –y que impidió ayer una distribución normal del diario- Clarín presentó una denuncia penal en la Comisaría 30, de Pompeya, dando intervención a su fiscalía. Y dado que el impedimiento a la circulación de la prensa también es delito federal, es probable que intervenga la Justicia federal. Los sucesos junto a la planta Zepita reeditaron lo ocurrido en años anteriores, durante el gobierno kirchnerista, cuando también fue bloqueada la distribución de los medios del Grupo Clarín.

Este sábado por la noche, grupos de militantes llegados en micros, se acercaron hasta la planta impresora y durante varias horas cortaron el puente de Vélez Sársfield. Posteriormente cortaron el acceso de camiones, en Zepita y Magaldi, y poco después, el resto de los accesos a la planta.

No avanzaron sobre la misma, que se encontraba bajo la custodia de efectivos de Policía y Gendarmería. El bloqueo obligó a retrasar las salidas de nuestros medios. La producción de los diarios Clarín y Olé se retuvo hasta las 4 de la madrugada. Sobre las 6.30, la Gendarmería pidió que se abrieran las calles y se permitiera la salida de los medios. Finalmente, los manifestantes accedieron y comenzaron a salir los camiones para la distribución de Clarín y Olé en Capital y GBA.

Los retrasos, en cambio, impidieron que se pudiera realizar el resto de la distribución en Provincia de Buenos Aires (incluyendo la Costa Atlántica, Bahía Blanca y los corredores de las rutas 3,5 y 7), y en el sur del país.

Clarín recepcionó los pedidos de suscriptores, por el retraso en la distribución del diario. Finalmente, la distribución se normalizó entre las 9 y las 10.30 en la zona metropolitana, horario desde el cual Clarín y Olé comenzaron a llegar a quioscos y domicilios. A pesar de las dificultades ocasionadas por el piquete, Clarín pudo llegar a gran cantidad de lectores. Y se pidió disculpas a quienes se quedaron ayer sin recibir su ejemplar.

El taller de Pompeya de AGR, empresa perteneciente al Grupo Clarín, fue cerrado debido a la crisis de este sector de la industria gráfica (con caídas del 70% de la producción y el cierre de grandes talleres del segmento, Quebecor y RR Donnelly) y a la intransigencia de la Comisión Interna enrolada en el PO. Esta rechazó todas las propuestas de la empresa para redimensionar el taller.

Más de 200 de los 270 trabajadores integrantes de AGR ya acordaron su desvinculación. Mientras que un grupo de unas 40 personas aún se mantienen allí, ocupando la planta impresora.


Respuesta al ataque del diario Clarín contra los trabajadores de AGR
Por: Miguel Bravetti

En un artículo del día de hoy, titulado “Intentaron bloquear la salida del diario Clarín”, se ataca a los trabajadores de AGR. Lejos de tratarse de una nota periodística, que implicaría por lo menos considerar la opinión de los trabajadores de AGR, “el gran diario argentino” divulga pura propaganda patronal, cuyo objetivo no es otro que justificar la política de despidos masivos que está llevando adelante.
Sucede que los trabajadores de la gráfica -que se encuentran ocupando la planta ante el intento de cierre fraudulento que la empresa quiere imponer y que significaría el despido de todos sus trabajadores en pos de una reapertura con trabajadores precarizados, sin Convenio Colectivo de Trabajo, organización gremial, ni antigüedad- entre una serie de acciones, resolvieron en su asamblea la realización de un abrazo a la planta gráfica de Clarín en la calle Zepita, para ganar el apoyo a su causa de sus trabajadores y seguir ampliando el radio de acción contra la política de despidos de la patronal.

El abrazo fue llevado adelante el sábado 29 y contó con una participación masiva de trabajadores, sindicatos, comisiones internas, organizaciones obreras, etc. El impacto del abrazo fue tal que logró que se plieguen los trabajadores camioneros, que se negaron a repartir el diario frente al pedido de la movilización de apoyo a los trabajadores de AGR.

En el artículo, Clarín sostiene que “el taller de Pompeya de AGR fue cerrado debido a la crisis de este sector de la industria gráfica (con caídas del 70% de la producción y el cierre de grandes talleres del segmento, Quebecor y RR Donnelly) y a la intransigencia de la Comisión Interna enrolada en el PO. Esta rechazó todas las propuestas de la empresa para redimensionar el taller.”

Clarín miente. En primer lugar, con el abrazo quedó expuesta la falsedad de que el cierre de la planta responde a una crisis económica de la empresa. Todo el trabajo que se imprimía en la planta AGR, como por ejemplo la revista Viva, fue derivado a otras gráficas. Todos los productos que se imprimen en AGR se encuentran en circulación y vendiéndose en los kioskos de diarios y revistas -bajo la impresión "hecho en AGR". A Clarín no le falta trabajo, ni debe cerrar la gráfica porque cerraron sus publicaciones sino que pretende solamente deshacerse de los trabajadores de AGR que han conquistado importantes derechos laborales y condiciones de trabajo y retomar la producción en la planta con mayor tecnología de impresión de todo el país con mano de obra precarizada.

Pero, a su vez, Clarín introduce un engaño más profundo, respecto a una supuesta “intransigencia” de la Comisión Interna. No existe por parte de la empresa Clarín propuesta alguna a los trabajadores de AGR, a quienes el lunes 16 de enero recibió en su lugar de trabajo con un cartelito que informaba el cierre de la gráfica -y de quienes nunca más tuvieron noticias.

Algo similar ha hecho el gobierno nacional. Sin ir más lejos, los trabajadores de AGR convocan para el día viernes una movilización al Ministerio de Trabajo para reiterar la solicitud de que el ministro Triaca los reciba y que dé respuestas a su situación. Hasta el momento, las autoridades del Ministerio se han reclamado prescindentes en el conflicto. La Directora Nacional de Relaciones Laborales y el propio Viceministro de Trabajo no solo no han realizado ninguna “propuesta” a los trabajadores de AGR sino que han dicho que “no pueden hacer nada”.

Finalmente, Clarín miente respecto a que solamente unos 40 trabajadores se encontrarían llevando adelante esta lucha. Con tan solo acercarse a cualquier actividad, conferencia de prensa o medida convocada por la asamblea y la Comisión Interna AGR –o pedir un informe a los espías policiales que han instalado en las inmediaciones de la planta- puede comprobarse el alcance de la medida y la firmeza con la que los trabajadores de AGR -y sus familiares y compañeras organizadas en la Comisión de Mujeres y Familiares de Trabajadores de AGR- están peleando por sus puestos de trabajo.

Por donde se lo mire, se trata de una mentira que no busca sino amedrentar y desmoralizar a los obreros y quienes están apoyando su lucha, además de engañar a sus lectores y a la población en general respecto a lo que sucede en el diario. La causa judicial que anuncia el artículo busca este objetivo. En ese sentido, y gracias al espionaje que realizan sobre la fábrica las fuerzas de seguridad, Clarín está intimidando con llamados y mensajes amenazantes a trabajadores y sus familiares para que acepten los despidos ilegales.

La enorme solidaridad que viene reuniendo la lucha de los trabajadores de AGR tuvo otro hito este mismo fin de semana cuando, gracias a la campaña difundida en afiches, publicaciones en redes sociales y medios que colaboran en romper el cerco mediático que impone Clarín, se viralizó el pedido a la población para el domingo no comprar Clarín. Decenas de miles se sumaron a la campaña compartiendo el HG #NoComprenClarin o haciéndose eco de diversas formas para defender que la revista Viva no pase a producirse por personal precarizado.

El formidable apoyo y solidaridad que han recibido los trabajadores de AGR, sobre la base de estar dando una fuerte lucha contra el plan precarizador del gobierno nacional, es un sustento fundamental para que la misma siga en pie. La asamblea de AGR y la Comisión Interna convocan a todas las organizaciones y al conjunto de la población a acompañar su movilización el día viernes, de Plaza de Mayo al ministerio y solicitan al Ministro de Trabajo que los reciba para atender a su situación.Foto: Ignacio Smith
Fuentes: Prensa Latina, ANRED, Clarín, PO

Ver anteriores: Clarín cierra su planta gráfica y deja a 300 trabajadores en la calleSindicato de Prensa Rosario y la Federación Gráfica Rosarina repudian el vaciamiento de la planta impresora del Grupo ClarínSolidaridad con los despedidos en AGR Clarín, La policía reprimió a trabajadores que protestaban por despidos en AGR ClarínGráficos convocan a un paro de actividades por despidos en AGR ClarínSindicato de Prensa Rosario y la Federación Gráfica Rosarina rechazan la brutal represión en AGR-ClarínLos trabajadores de Infobae se solidarizan con los compañeros de AGR-ClarínClarín disfraza comunicación institucional de información periodística, dicen sus trabajadoresBrutal represión en AGR-Clarín: llaman a una jornada de solidaridad de todo el gremio de prensaEl Grupo Clarín informó a la Bolsa de Comercio el cierre de AGRLas CTA repudian la represión a los trabajadores y trabajadoras de AGR–ClarínSindicatos de Prensa del país se solidarizan con los obreros de AGR -ClarínTrabajadores de Prensa de la TV Pública: solidaridad con los trabajadores de AGR-ClarínNuevamente la Policía Federal hace espionaje sobre los trabajadores de AGR-ClarínTrabajadores de Prensa de La Nación apoyan a los Gráficos de AGR-ClarínOLGA! Eliminaron de La Nación la nota sobre el conflicto en AGR-ClarínJornada nacional de movilización por la reincorporación de los trabajadores de AGR-ClarínDespidos en Clarín: el caso testigo que usa el gobierno para la reforma laboral, imprime Tiempo ArgentinoJornada Nacional por la reincorporación de los trabajadores de AGR-Clarín#BloqueoMediático: #ClarinDespide y sus trabajadores se movilizanLos gráficos de AGR-Clarín luchan contra el diablo MagnettoEn solidaridad con los trabajadores de AGR-Clarín, el domingo...Los camioneros se unieron a la lucha de los trabajadores de AGR y demoraron la salida de ClarínAGR-Clarín: FoPeA denuncia invisivilización de conflictos laborales y censuraLos gráficos de AGR-Clarín marchan a la Plaza de Mayo por despidos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: