lunes, 23 de enero de 2017

Israel promueve la “Ley de Facebook” y amenaza la libertad de expresión

Por: Marwa Fatfata, traducido por: María Ángeles Jurado Bello
La Knesset israelí aprobó, la semana pasada, una primera lectura de la nueva polémica ley, que permitiría a las Cortes israelíes obligar a las compañías de redes sociales a eliminar el contenido online que se considere “incitante”.

La “eliminación del contenido criminalmente ofensivo de internet”, conocido como “la ley de Facebook”, permite a las administraciones de Israel, a petición del gobierno, otorgar órdenes a las plataformas sociales como Facebook y Twitter pidiéndoles que eliminen contenido online considerado violento. La ley tiene que someterse a dos rondas más de aprobación por la Knesset israelí para que se convierta en una ley.

Las Normas Comunitarias de Facebook ya habían prohibido, explicitamente, incitar a la violencia, aunque existen pruebas de que la empresa lucha para reforzar esta política en todo el mundo. Además, el Gobierno de Israel ha indicado que ya está trabajando con Facebook para controlar las publicaciones “provocadoras”. En el 2016, una delegación del gigante de la redes sociales, con sede en EE. UU., se reunió con representantes del gobierno israelí y ambas partes llegaron al acuerdo de trabajar juntos para controlar las “provocaciones” en la plataforma. Aún no está claro cómo puede afectar el cambio en la legislación israelí a los procesos de Facebook relacionados con el contenido en Israel.

La ley está patrocinada por la Ministra israelí de Justicia, Ayelet Shaked, y el Ministro israelí de Seguridad Pública, Gilan Erdan, quienes habían atacado previamente al gigante de las redes sociales por avivar lo que describen como provocación de Palestina hacia Israel, siguiendo un aumento de violencia en octubre del 2015. La creciente frustración provocada por el fallido proceso de paz, mientras Israel continúa ocupando territorios palestinos y violando los derechos humanos de sus habitantes, había explotado en una oleada de violencia en Jerusalén y Cisjordania, dejando al menos 220 palestinos y 30 israelíes fallecidos. A pesar del acuerdo previo con Facebook, Shaked dijo que “es importante que esta colaboración se convierta en obligatoria”.

Según los medios israelíes, la nueva ley define la provocación online como: “la propia publicación es un delito, y su visibilidad pública puede presentar un riesgo potencial para la seguridad personal, pública y nacional”.

Hay que tener en cuenta que los palestinos que son ciudadanos y residentes de Israel caen bajo la jurisdicción civil israelí, mientras que los palestinos que viven en territorios ocupados se encuentran bajo el dominio militar. La jurisdicción legal territorio de la ley aún está por determinar.

Aunque la ley se aplique a todos los ciudadanos de Israel, los palestinos tienen miedo de seguir siendo el objetivo de detenciones e investigaciones relacionadas con lo que publican. Irónicamente, la misma Shaked, que está impulsando esta ley ahora, usó Facebook para hacer un llamamiento a la guerra contra la sociedad palestina y promover, incluso, que se asesinen a las madres de aquellos involucrados en la violencia. Sin embargo, fue nombrada Ministra de Justicia a pesar de su publicación (que ya ha sido borrada, pero a la que se puede acceder desde el Internet Archive), la que algunos investigadores argumentan es un llamado a lo que la ONU denomina genocidio.

Mientras la introducción de la ley asegura que “habrá instrucciones y limitaciones para prevenir daños a la libertad de expresión”, la vaga definición de lo que constituye una amenaza para la seguridad pública y nacional arroja luz verde sin precedentes al estado online de censura y vigilancia.

Muchos palestinos han recurrido al uso de las redes sociales como una forma no violenta de expresar críticas y rabia por violaciones de derechos humanos, y como una manera de mostrar simplemente las realidades cotidianas de la ocupación. En caso de que sea aprobado, el proyecto de ley podría ser utilizado para silenciar este tipo de discurso y de ese modo extender la ocupación al mundo en línea.

Un caso prominente es la detención de Dareen Tantour, una poetisa palestina de 35 años, por publicar un poema en Facebook como protesta por el asesinato de tres niños palestinos. El 11 de octubre del 2015, la policía israelí entró a su casa, cuando amanecía, y la detuvo por “incitar la violencia” y la puso bajo arresto domiciliario. En el poema, titulado “resiste, mi pueblo, resísteles”, Tantour escribe:
En Jerusalén, vestía mis heridas y respiraba mis penas,
Y llevaba el alma en la palma,
hacia una palestina árabe,
no sucumbiré a la “solución pacífica”,
Nunca bajaré mi bandera,
Hasta que no los expulse de mi tierra.
Dentro de poco los echaré.
Resiste, mi pueblo, resísteles.
Resiste al robo de los colonos,
Y sigue a la caravana de los mártires.
En una campaña solidaria con Dareen, Salil Tripathi, presidente del Comité de Escritores en Prisión de Pen International, dijo:
Los cargos presentados contra Dareen Tatour son serios, y el estado de Israel quiere plantear el caso de que sus palabras han llevado directamente a incidentes violentos. Sin embargo, Israel no ha mostrado un vínculo directo. Todo lo que Dareen Tatour ha hecho ha sido escribir un poema. Nunca debería haber estado bajo arresto domiciliario.
Dareen no está sola. Entre octubre del 2015 y enero del 2016, Israel detuvo a 150 palestinos por motivos de “provocación en las redes sociales”, según un informe de 7amleh, del Centro árabe para el progreso de las redes sociales.

La Sección Palestina de Defensa Internacional de la Infancia también informó que Israel había puesto, ilegalmente, a docenas de niños palestinos bajo la detención administrativa, debido a lo que publicaron en Facebook. Fueron interrogados y encarcelados durante meses sin la presencia de un padre o una madre.

En setiembre del 2016, los activistas palestinos documentaron numerosas suspensiones de las cuentas personales de Facebook de los periodistas palestinos y páginas de medios. Cuatro editores en la Agencia de Noticias Shehab, en Palestina, y tres periodistas de la página de noticias, Al Quds, con millones de seguidores, tuvieron que cerrar las cuentas. Los seguidores respondieron con una protesta online bajo la etiqueta #FBCensorsPalestine. Poco después, Facebook lamentó la suspensión explicando que había sido un error.

Los israelíes también están preocupados por la ley. Tehilla Shwartz Altshuler, líder del Centro de Valores e Instituciones Democráticas del Instituto Israelí de Democracia, le dijo a Bloomberg que la ley es “un asalto a la libertad de expresión en una escala internacional” y necesita ser revisada. En una entrevista con el Jerusalem Post, MeyTal Greiver-Schwartz, de la Asociación israelí de Internet, alertaba que la ley “permitiría la retirada de contenido legítimo, puessolo incluye términos vagos y generales – como el “daño a la sociedad o nación” – que no se pueden interpretar de forma general.

Aún no está claro el impacto que puede tener la ley en los políticos y partidos en Palestina. Pocos días después de la aprobación de la primera lectura de la ley el 3 de enero, los activistas palestinos informaron que Facebook había cerrado casi 30 cuentas personales, 90 páginas de Facebook, que creían estaban vinculadas con el Movimiento de Resistencia Islámico, Hamas. Recientemente, este conmemoró el 21 aniversario del asesinato de su líder Yaha Ayyash, el primer ingeniero del ala militar de Hamas, quien fue asesinado por Israel en 1966. Honorado en Palestina como un héroe, los seguidores de Hamas publicaron en su memoria “Se como Ayyash” en Facebook.

El cierre podría haber sido el resultado de las Normas Comunitarias de Facebook, las cuales prohíben la presencia de lo que se conoce como “organizaciones peligrosas” involucradas en el terrorismo o actividades del crimen organizado. Tanto para el gobierno israelí y estadounidense, Hamas está considerado como una organización terrorista.
Imagen: Wikimedia, “Discurso de odio” por Carlos Latuff
Fuente: Global Voices

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: