lunes, 16 de enero de 2017

Sindicato de Prensa Rosario y la Federación Gráfica Rosarina repudian el vaciamiento de la planta impresora del Grupo Clarín

Repudio a los masivos despidos y solidaridad con la lucha de los trabajadores
El Sindicato de Prensa Rosario (FeTraCCom-CTA) y la Federación Gráfica Rosarina repudian el vaciamiento de la planta impresora de las revistas del Grupo Clarín con el despido masivo de 300 trabajadores, quienes cuando se disponían a entrar a trabajar se encontraron con un cartel de la empresa Artes Gráficas Rioplatense del grupo Clarín, ubicada en el barrio de Pompeya de Buenos Aires, en el que anunciaba “la decisión de cerrar la planta aduciendo una crisis que no es tal (aquí se imprimen Revista Viva, Rumbos, Genios, Jardín, Cablevisión, Guías telefónicas, libros escolares, folletería, etc). Se trata evidentemente de una maniobra que busca quebrar la organización de la planta para imponer el ajuste que al amparo de la política oficial ya ha avanzado en otros sectores del gremio”, según denuncia la Comisión Interna de los trabajadores gráficos en un comunicado.
Los gremios de Rosario apoyamos las medidas que llevan adelante los trabajadores de AGR-Clarín, quienes se encuentran en este momento en su lugar de trabajo desarrollando un paro por tiempo indeterminado en defensa de sus puestos de trabajo. Expresamos nuestro repudio ante el despliegue policial frente a los trabajadores y nos solidarizamos con su lucha a la que consideramos como propia.
Rosario, 16 de enero de 2017
Sindicato de Prensa Rosario - Federación Gráfica Rosarina
Ver anterior: Clarín cierra su planta gráfica y deja a 300 trabajadores en la calle

La cobertura de PaginaI12
La planta gráfica de AGR-Clarín, ocupada por sus obreros contra 380 despidos
Los trabajadores denunciaron maniobras de vaciamiento y realizaron una vigilia el fin de semana. Hoy se encontraron con la imprenta cerrada y un cartel con un teléfono para retirar la liquidación final. Esperan una respuesta del Ministerio de Trabajo. La Gendarmería y la Federal rodean el predio
Por: Nahuel Lag
Unos 380 trabajadores de la empresa Artes Gráficas Rioplatense (AGR), perteneciente al Grupo Clarín, ocuparon esta mañana la planta que funciona en el barrio de Pompeya al ser notificados de un despido masivo. Los operarios gráficos encontraron una carta de la empresa en la puerta de la imprenta -la mayor del país- en la que se los convoca a retirar sus liquidaciones y justifica los despidos por "un proceso de fuerte reconversión para responder a las nuevas demandas del mercado gráfico".

"Estamos tapados de trabajo. Acá no hay una situación de quiebra sino una especulación de parte del grupo económico del señor (Héctor) Magnetto para atacar a los trabajadores, lograr que deje de funcionar la planta bajo convenio colectivo y reabrirla con trabajadores precarizados", denunció el delegado Pablo Viñas, quien convocó a organizaciones sociales y políticas a acercarse a la toma, que se sostiene en medio de un fuerte operativo de seguridad. A las 16 horas habrá un acto en las puertas de la fábrica.

"Llegamos a la planta esta mañana y la encontramos cerrada con un cartel en el que figuraba un teléfono para comunicarse y retirar la liquidación final. La carta de la empresa dice que en AGR trabajan 700 personas y para cubrir la salud financiera de la empresa deciden echar a los 380 que estamos en la imprenta", describió Viñas la situación vivida esta mañana y calificó de "lock out patronal" la decisión del Grupo Clarín.

Los trabajadores de AGR habían iniciado una vigilia en la puerta de la imprenta, ubicada en Corrales 1393, desde el sábado, cuando denunciaron diferentes "maniobras de vaciamiento", entre ellas, el desvío de los trabajos, que cifraron en "millones de pliegos" e insumos como "16 mil bobinas de papel" a otras plantas gráficas, y el desmantelamiento de las oficinas de administración. "Buscan quebrar la organización de la planta para imponer el ajuste al amparo de la política oficial, que ya ha avanzado en otros sectores del gremio", habían denunciado el fin de semana mediante un comunicado.

En la planta de Pompeya de la empresa gráfica del Grupo Clarín se imprimen materiales de Arte Gráfico Editorial Argentino (AGEA), la pata editorial del multimedio con el diario como emblema, entre ellos, las revistas Viva, Genios, Miradas; además de libros y folletería. En el comunicado que la empresa envió a los trabajadores, sostiene: "La totalidad del complejo industrial de AGR involucra a 780 personas, un 35 por ciento de las cuales corresponde al taller de Pompeya. El cierre del mismo es una decisión que apunta a preservar la salud financiera y la fuente laboral de todo el resto del complejo industrial de AGR, permitiéndole enfocarse en aquellas actividades que le aseguren un modelo de sustentabilidad a futuro".
A pesar de que los trabajadores aseguran estar "tapados de trabajo", el Grupo Clarín atribuye su decisión a una "crisis a nivel mundial del mercado de impresiones comerciales masivas" y recuerda los casos de las gráficas Quebecor y RR Donnelley, esta última denunciada por quiebra fraudulenta en 2014 y recuperada por sus trabajadores. Además, el comunicado de AGR culpa a la comisión interna de delegados que "rechazó sistemáticamente todas las propuestas realizadas" y enumera entre ellas "el rechazo total a un plan de retiros voluntarios, la negativa a que los operarios pudieran ser reasignados a un sector o máquina diferente y el rechazo a la realización de trabajos de impresión por 'solidarida gremial', al provenir de talleres que habían cerrados su puertas".

"Hemos ingresado a la planta para cuidar nuestra fuentes de trabajo porque no van a doblegarnos", afirmó Viñas sobre la ocupación de la planta, a la espera de una respuesta del Ministerio de Trabajo, donde hace varios días solicitaron que sean citadas las autoridades del Grupo Clarín. En tanto, en la puerta de la redacción de Clarín, donde se encuentran las oficinas de AGEA y AGR se montó otro operativo de seguridad de la Policía Federal, que mantiene vallada la zona y cortada la calle al tránsito.

Desde AGR aseguraron que no son 380 despidos como sostienen los trabajadores sino que serían alrededor de 270. “Todos los despidos van a ser conforme a la ley. No se trata de un lock out, es una decisión comercial: el taller imprime un 80 por ciento menos que hace diez años y las revistas no significan ni el 20 por ciento de la capacidad de la gráfica”, sostuvo el abogado de la empresa, Matías Fredrick. En el mismo sentido, Fredrick negó que la decisión de cerrar la gráfica se trate de un plan de ajuste. “El Grupo Clarín creó 1.500 puestos de trabajo el año pasado”, sostuvo el abogado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: