domingo, 20 de mayo de 2018

Que no paguen los trabajadores de El Diario los contubernios del poder

Así lo manifiestan en un comunicado la Junta Abya yala por los Pueblos Libres
Resistir al movimiento de pinzas que remata con despidos masivos en El Diario
Frente al despido de medio centenar de trabajadores de El Diario de Paraná, la Junta Abya yala por los Pueblos Libres expresa su solidaridad con los damnificados y sus familias, y repudia la actitud de los empresarios que siembran zozobra en los hogares entrerrianos.

Cuando les va bien, acumulan. Cuando les va más o menos, echan empleados. ¿Adónde creen que llegarán con esa válvula del egoísmo y la usura?

El Diario está controlado en su economía por grupos de afuera de la provincia que pertenecen a la llamada “patria contratista”. Ellos deben ser convocados a dar razones, por el poder político. Así como se han hecho favores mutuos por años, es hora de que respondan por los trabajadores, expresiones vivas de un siglo de obreros del periodismo, la imprenta y tantos oficios que demanda un diario.

Los otros accionistas que son entrerrianos y pertenecen a la familia fundadora, en vez de vaciar la empresa y echar obreros debieran echarse al hombro la responsabilidad que les cabe con sus vecinos. Lo que inviertan en bienes les volverá en dignidad.

Los políticos cómplices de la destrucción de la credibilidad de El Diario durante esta década, que siguen gobernando, esos mismos que apretaban a los trabajadores para imponer títulos y temas, hoy deben dar la cara y afrontar con su patrimonio parte del descalabro. Sí, con su patrimonio. ¿No les bastó con la censura, que ahora necesitan también demoler la fuente de empleo?

En la actualidad, una industria que promete una inversión millonaria sólo garantiza cuatro o cinco puestos de trabajo, y acá nos atacan con medio centenar de bajas, sin aviso. Es de una perversidad inusitada.

Los gobiernos de distintos signos políticos actuaron sobre la prensa entrerriana con un avieso movimiento de pinzas: asaltaron medios, destruyeron sindicatos, obstaculizaron la formalización de sindicatos nuevos privándolos de inscripción gremial, hicieron la vista gorda ante empresarios que no pagaban sus obligaciones, en salarios y aportes, y desmantelaban las empresas. Le siguió la exoneración de un delegado gremial, con auxilio de jueces serviles a la patronal, por el “delito” de defender a sus compañeros y denunciar los maltratos. Cuando sumaron ocho meses de salarios incumplidos y vieron que los trabajadores descorazonados y endeudados entraban en un lógico desgaste, entonces apelaron a las cartas documento para la puntada final: el despido masivo.

Empresarios y políticos de Cambiemos, el PJ, el Frente para la Victoria, todos metieron mano para hundir con sus arbitrariedades y abusos a los trabajadores. Si han estado de acuerdo para endeudar el país y la provincia, ¿no habrá acuerdo para salvar puestos de trabajo?

¿Adónde irán las compañeras y los compañeros expulsados de sus lugares? Frente a la delicada condición del país, los han encerrado, y hay políticos y empresarios responsables. Son mínimamente cuatro bien conocidos, y algunos de ellos ministros o legisladores. Esto no es un terremoto, es el fruto de errores sobre errores, atropellos sobre atropellos, engaños sobre engaños. No es tampoco un hecho aislado, porque el ajuste castiga a los medios masivos del país.

Ante la embestida patronal y política, nos comprometemos a apoyar a los trabajadores que siguieron asistiendo por meses aún sin cobrar sus salarios. Invitamos a las demás agrupaciones a la resistencia, para revertir este proceso y que no siente precedentes.

A no bajar los brazos. Que vuelvan las y los trabajadores. Que no paguen los trabajadores los contubernios del poder. Castigo a los responsables de sembrar tristeza en los obreros. Aceptaremos, claro, sus disculpas si llegaran.
Hoy todos somos trabajadores de El Diario de Paraná
Junta Abya yala por los Pueblos Libres
El secretario general de la Gobernación de Entre Ríos, Edgardo Kueider, pidió la intervención de la secretaría de Trabajo en el conflicto desatado ante los despidos de 52 trabajadores de El Diario, así lo comunicó en su perfil de Facebook:
Ante los despidos producidos en Diario Uno, Canal 9 y El Diario de Paraná, hemos solicitado la intervención de la Secretaría de Trabajo. No podemos pasar por alto estas medidas que atentan contra los trabajadores de medios de comunicación en general, y en particular de aquellos a los que el Estado provincial les ha brindado un importante apoyo, independientemente de que sean empresas privadas y toman decisiones como tales.

Si bien en el caso de Diario Uno y Canal 9 estas definiciones pudieron haber sido acordadas con los trabajadores en el marco de procesos de retiros voluntarios u otras figuras, nos preocupa de sobremanera el caso de El Diario donde la decisión tomada por los titulares del medio no habría sido consensuada previamente con los trabajadores o representantes gremiales, generando incertidumbre en periodistas, gráficos y sus familias.

Desde inicios de esta gestión, el gobierno ha recibido en numerosas ocasiones a trabajadores de este medio y se ha puesto a disposición no solo con palabras sino con acciones concretas, tales como el acompañamiento en la pauta oficial más para sostener la fuente laboral que por un criterio publicitario, atento a que este matutino de amplia y reconocida trayectoria en el país ha visto deteriorado su nivel de llegada un poco por el avance de la tecnología, pero fundamentalmente por estrategias de comunicación que no dieron los resultados esperados.

Asimismo, hace poco recibí en mi despacho a los trabajadores gráficos e instruí de inmediato al Secretario de Trabajo para que en aquellas negociaciones con la patronal se deje constancia de que el ciento por ciento de la pauta oficial se destine al salario de los trabajadores.

También en las últimas horas he tomado contacto con los propietarios del medio a los fines de que se remitían a la cartera laboral para acordar acciones a seguir en el marco de los derechos de los empleados de la empresa.
Cambió bruscamente la línea periodística
Simón Volcoff, secretario del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SEPTyC), en diálogo con “Club de Amigos”, por Oíd Mortales Radio, recordó que “Cuando vende su mayoría accionaria en 2010, El Diario vendía alrededor de 5 mil ejemplares y con picos aún mayores, tenía suscriptores y anunciantes en sus páginas. La publicidad oficial era apenas un ingreso más”.

Más adelante, dijo que con la llegada de los nuevos dueños, relacionados con el gobierno de Sergio Urribarri, el diario “Cambió bruscamente la línea periodística, se va la mayoría de los suscriptores, los comerciantes dejaron de anunciar y El Diario pasó a vivir de la pauta oficial y sus directores tampoco se preocuparon por dejar la vigencia del diario como producto periodístico”.

Volcoff aseguró que: “El Diario se convirtió un boletín oficial. Ya no lo leían ni siquiera los funcionarios porque ya sabían lo que decía. El criterio periodístico no estuvo más y, cuando se estafa a los lectores, pasa lo que pasó”.

En esa línea se manifestó Pedro Galimberti, Presidente del Comité Provincial de la UCR e intendente de Chajarí, en un comunicado:
Solidaridad con los trabajadores de El Diario de Paraná
57 familias de trabajadores de El Diario de Paraná se quedaron si su fuente de trabajo y los entrerrianos vemos cómo lentamente el medio gráfico más importante de la provincia se apaga lentamente. Con El Diario no sólo se extinguen fuentes de trabajo sino también un espacio de prensa libre y plural que supo dar las plumas más importantes de Entre Ríos.

La situación es conocida por todos y no es nueva. La actualidad de El Diario es, claramente, el resultado previsible cuando la política mete sus narices donde nada tiene que hacer. Eso es lo que sucedió con este medio de prensa cuando el Urrikirchnerismo comandado por el ex Gobernador Sergio Urribarri y su entonces Ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Baez, tomaron a El Diario como órgano de prensa oficial. La realidad comenzó así a desvirtuarse, a ser narrada según el relato de época y eso no tardó en generar la pérdida de confianza y credibilidad, que son dos valores emblemáticos de cualquier medio libre.

Como hombre de la política creo en la libertad de expresión y también considero que el Estado Provincial, que hoy conduce el Gobernador Bordet, debe tomar cartas en el asunto y actuar por intermedio de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social de Entre Ríos para garantizar el derechos de los trabajadores.

Desde mi lugar brego por una pronta solución al conflicto y para que nunca más la prensa sea usada como medio de comunicación del gobierno y sus intereses.
Ver también: Echaron a 52 trabajadores de El Diario de Paraná, Prensa Entre Ríos junto a los trabajadores despedidos de El Diario de Paraná y de La Acción, de NogoyáQue no paguen los trabajadores de El Diario los contubernios del poder

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: