miércoles, 16 de mayo de 2018

Insultar a los gays, a Putin y a las mujeres rusas en una semana: solo en Argentina

Por: Sebastián Fest
Inflemos el pecho de orgullo, inflémoslo bien fuerte, porque de algo especial, muy especial, debemos estar hechos los argentinos. ¿O hay algún otro pueblo capaz de, en medio de una crisis devaluatoria brutal, encontrar gente con tiempo para insultar a los homosexuales de todo el planeta, burlarse del presidente Vladimir Putin y rebajar la dignidad de las mujeres rusas? No, es récord mundial. Nadie logró tanto en tan poco tiempo. Y somos capaces de más.

Ironías aparte, la combinación de los dos recientes affaires -el aviso de TyC Sports y el insólito Manual de la AFA explicando cómo seducir mujeres rusas- deja serios temores acerca de algunas ideas que anidan en la cabeza de los argentinos.

Es injusto generalizar, podría alegarse con razón. Pero no se trata de eso. Ni aquel aviso infausto fue la broma de un grupo de millennials carentes de mundo, ni el Manual fue distribuido por una asociación barrial limitada al copy/paste. Son gente con experiencia, poder y dinero, pero sobre todo con enormes responsabilidades e influencia.

La preocupación es doble, entonces, porque el mensaje que se les transmite a los muchos argentinos que viajarán a Rusia es peligrosísimo. Podría generar situaciones entre desagradables y peligrosas durante el Mundial que comienza en 29 días. No viene mal repetirlo: la Plaza Roja no tiene nada que ver con las arenas de Copacabana. ¿Treinta mil argentinos bebiendo y cantando a los gritos en Moscú durante la madrugada como cuatro años atrás en Río? La respuesta está en una revista que reparte el propio consulado ruso en Buenos Aires: "Nunca mires a un policía a la cara, es probable que te pare para pedirte los documentos".

¿Son tan bellas las mujeres rusas? Nadie lo negaría, mucho menos Claudio "Chiqui" Tapia, encandilado por Viktoria Lopyreva, una de las embajadoras del Mundial, durante su visita de unos meses atrás a la AFA.

Pero el asunto no pasa por ahí. ¿Alguien recuerda un Manual para mujeres con consejos sobre cómo seducir hombres rusos? No, y debe ser porque al Mundial no viajará ninguna mujer. O quizás porque la mujer siempre es objeto y el hombre sujeto.

¡Queda tanto por aprender! Un ejemplo: no hay, al día de hoy, una postura clara y valiente de la AFA sobre los casos de abusos de menores en las divisiones inferiores del fútbol argentino.

Ahí sí que falta un Manual.
Fuente: Diario La Nación

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: