miércoles, 9 de mayo de 2018

La prensa es la primera gran muralla contra las noticias falsas

Según opinan los directores de medios de la Alianza de Periódicos Líderes en Europa
Los directores de los medios de la Alianza de Periódicos Líderes en Europa (LENA, por sus siglas en inglés) han defendido este martes 8 de mayo el poder de la prensa y los medios de comunicación tradicionales como "la primera muralla" de defensa contra las noticias falsas o 'fake news', y sostienen que no son una novedad.

Así lo han puesto de manifiesto los editores de las cabeceras 'Die Welt' (Alemania), 'La Repubblica' (Italia), 'Le Figaro' (Francia), 'Le Soir' (Bélgica), 'Tages-Anzeiger' (Suiza), 'Tribune de Genève' (Suiza), 'El País' (España), y 'Gazeta Wyborcza' (Polonia), en el marco de la jornada 'Fake News: Cómo combatir las noticias falsas en Europa', celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Durante el evento, organizado por la Oficina del Parlamento Europeo en España y por la Alianza de Periódicos Líderes en Europa, con la colaboración de 'El País, el editor de 'Die Welt', Stefan Aust, ha negado que las noticias falsas hayan cambiado su país, Alemania, ni tampoco la política. Sin embargo, ha alertado de que cuando sale a la luz una noticia que resulta ser verdad, pero cuya fuente se desconoce, "puede ser un problema".

"Lo importante es saber de dónde se sacan las noticias", ha avisado Aust, al tiempo que ha insistido en que el problema de la desinformación "no es ninguna novedad" en Alemania. En este sentido, el editor del diario alemán cree que "no hay que tener miedo" a las noticias falsas ya que, en la mayoría de las ocasiones, "a la primera" se descubre que lo son.

A su juicio, los medios tradicionales deben hacerse cargo de esta tarea, así como evitar publicar noticias sin saber exactamente cuál es la fuente. "Yo procuro documentarme, estoy enterrado en documentación", ha declarado, para después rechazar nuevas legislaciones que regulen la proliferación y difusión de 'fake news'.

Por su parte, el director de 'Le Soir' (Bélgica), Christophe Berti, ha relatado a los asistentes a la jornada que el año pasado un desconocido creó una página web falsa, que emulaba a la de 'Le Soir', y publicó una noticia bajo el título "Arabia Saudí financia la campaña de Emmanuel Macron". Según ha comentado Berti, aquello le trajo "graves dificultades".

"No estamos preparados para esto", ha manifestado el director del medio belga, que ha advertido de que es "muy fácil" piratear o copiar una página web, mientras que es "muy difícil" averiguar quién lo ha hecho. Berti aclaró que su medio no era el autor de aquella información. "Siempre queda un poco", ha asegurado.

Desde Francia, el director de 'Le Figaro', Alexis Brezet, ha puesto el acento en la incitación al odio o a la discriminación que está circulando por las redes sociales, algo "preocupante", y ha defendido que las 'fake news' "no explican todo" por sí solas, citando como ejemplo, la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, o el apoyo al Brexit en Reino Unido. "Hay una indignación contra el sistema", ha recalcado.

"El mejor instrumento contra las noticias falsas"
Desde su punto de vista, a pesar de las "carencias" de la prensa tradicional, ésta sigue siendo "la primera muralla" de defensa contra las 'fake news'. Así, ha hecho hincapié en que "el mejor instrumento" contra las noticias falsas "es el Derecho" y ha añadido que las plataformas que las transmiten y las difunden también tienen que ser responsables "y poder responder ante un tribunal".

"Nuestro Estado de Derecho está basado en última instancia en la verdad. Si la verdad no prevalece, si confundimos opiniones con hechos, si no defendemos la verdad, perderemos con ella la democracia", ha manifestado el director de 'El País', Antonio Caño, quien ha apostado por "reformar los instrumentos" que tienen los profesionales del periodismo para darle valor a la verdad.

Según ha defendido Caño en su discurso de bienvenida, "el periodismo riguroso y profesional es el único antídoto para combatir esta plaga" de las 'fake news' que han existido "toda la vida". A su juicio, se trata de mentiras escaladas a la categoría de "arma de destrucción masiva", un problema ante el que los periodistas están "expuestos y poco protegidos". No obstante, se ha mostrado optimista respecto al "brillante futuro" que le espera al periodismo de calidad en este contexto.

El director de 'Tribune de Genève', Pierre Ruetschi, ha apuntado a la responsabilidad de las redes sociales ante la difusión de las noticias proveedores, pero ha apuntado que en el pasado los periódicos también fueron "proveedores" de estas, en alusión a los tabloides sensacionalistas. Para Ruetschi, se trata de un problema social y con las redes sociales, porque "gente que lee noticias falsas, las lee y quiere creerlas".

Tampoco el director general del área digital de 'La Repubblica', Massimo Russo, cree que este fenómeno sea algo novedoso, y recalca que en la actualidad se produce "a mayor escala" y "más rápido". Asimismo, ha subrayado que, en muchas ocasiones, existe un incentivo o beneficio económico por la difusión de las noticias falsas.

Por su parte, el director adjunto de 'Gazeta Wyborcza', Piotr Stasinski, ha denunciado que en su país los medios independientes están siendo atacados "ferozmente" por las autoridades y ha criticado que en Polonia existe un Gobierno "muy potente" que hace uso de las "noticias falsas, la propaganda y la distorsión". Así, ha explicado que su cabecera está apostando por el muro de pago y la suscripción para contar con "lectores leales" dispuestos a mantener el periodismo que practican.

"Este fenómeno no es nuevo", ha defendido también la directora de Tages-Anzeiger, Judith Wittwer, que apunta a la tecnología como elemento diferencial de esta época. Así, ha apostado por cooperar con otros medios y periodistas, por debatir y hablar sobre esta temática, y por el desarrollar un periodismo de "contraste".

Finalmente, el director general de Comunicación y portavoz del Parlamento Europeo, Jaume Duch, ha abogado por "cooperar contra esta plaga moderna", así como por apostar por el periodismo de calidad y el establecimiento de redes de comprobación de datos.

La clausura del acto, a cargo de la vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha tenido que ser suspendida por el escape de gas que se ha producido por la rotura de una tubería en el centro de Madrid.
Fuente: Europa Press

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: