sábado, 19 de mayo de 2018

Comunicado del Grupo Crónica: La gran diferencia entre censurar y bastardear al periodismo

Las emociones de los periodistas que están en televisión atraviesan la pantalla. Si un conductor está contento y quiere transmitir alguna información, seguramente la noticia se vestirá de tonalidades agradables, pero si está en un estado de ira permanente lo único que va a traspasar por la pantalla… ¿qué puede ser?… Sí más ira o más enojo.

Los medios de comunicación nos hacemos cargo de lo que sucede mientras se prenden las cámaras o se tipean las palabras, pero el pensamiento del periodista es libre. Ante la secuencia de insultos sin necesidad del conductor Santiago Cúneo a periodistas, políticos, comunidades e instituciones, se tomó la decisión de que no esté más en la pantalla de Crónica. ¿Es censura? No. Lo que el conductor ha conseguido es distorsionar la información; bastardear al periodismo; no cuidar la fuente de trabajo y no respetar la línea editorial del medio de comunicación. La línea editorial del medio no hace referencia a si se apoya o no al Gobierno de turno, como vulgarmente intentan hacer entender quienes quieren minimizar y menospreciar la esencia de la prensa. La línea editorial es, sobre todas las cosas, la forma en que se transmiten las noticias. En la elegida por Crónica prevalece el respeto. Como medio somos diferentes a otros, nuestra manera de dar las noticias puede gustar o no, pero sin duda hemos marcado una tendencia en el mundo de las comunicaciones. Para nosotros, el respeto hacia las personas o instituciones sobrepasa a cualquier informe periodístico. Esto es clave al momento de informar a la gente.

Muchos utilizarán este hecho para sacar rédito político y lo analizarán a la luz de las cuestiones partidarias. En Crónica lo que nos interesa transmitir ante lo ocurrido es que la violencia no conduce a nada, que la responsabilidad como medio de comunicación se debe honrar día a día y que, si las formas no son las adecuadas, se tomarán decisiones drásticas.

De este episodio, también creemos que cabe destacar la entereza periodística de Silvia Mercado, que a pesar de haber sufrido un ataque misógino, prendió la cámara y, con sus emociones movilizadas, se lanzó a realizar su programa junto a su equipo de columnistas. Aunque creemos que no es necesario aclararlo, lo hacemos. Desde el Grupo Crónica rechazamos, y lamentamos, las ofensas que desde la pantalla de nuestro canal se hicieron a la comunidad judía.

La intención de este texto no es tapar el sol con las manos, simplemente intenta dejar a la vista los problemas que existen en esta profesión y que nada tienen que ver con la libertad de expresión. En Crónica se dio espacio a un programa de actualidad política y su conductor se excedió en agravios. Mientras abogamos por la libertad de prensa, ratificamos nuestro compromiso por mostrar la realidad como siempre lo hemos hecho.
Alejandro Olmos, Director General Grupo Crónica
Ver también: La DAIA denunciará penalmente a Santiago Cuneo de CrónicaTV

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: