viernes, 16 de octubre de 2015

Indignación de la familia de José Luis Cabezas con Daniel Scioli

Pasaron casi 19 años. Aquel 25 de enero de 1997 en que los asesinos de José Luis Cabezas cometieron uno de los peores crímenes de la historia argentina y el peor atentado contra la libertad de expresión desde el retorno de la democracia, también lo que hicieron fue destruir a toda una familia.

Pese a los intentos mafiosos para que el homicidio quede impune, la lucha de su familia, de sus compañeros, colegas y de la sociedad en su conjunto, sirvió para condenar a los asesinos. Fue una sentencia ejemplar que luego fue insultada cuando los asesinos comenzaron a salir en libertad antes de tiempo y pese a la que las condenas a perpetua fueron ratificadas en las instancias superiores de la Justicia. Pero la Justicia penal hizo lo suyo, pese al injusto resultado. La familia de José Luis Cabezas siempre priorizó ese reclamo de justicia. Paralelamente se "desarrollaba" la causa civil -las comillas son porque estuvo atada a la suerte de la causa penal- por la que los responsables del crimen debían pagar también económicamente por el resultado de su empresa criminal. Hubo un fallo de primera instancia, ratificado en julio de 2015 por la Cámara Civil de San Isidro por el que la Provincia de Buenos Aires (por ser responsable de los policías que intervinieron en el crimen), los herederos de Alfredo Yabrán (el empresario suicidado a quien la Justicia calificó como autor intelectual del crimen), el jefe de la custodia yabranista Gregorio Ríos y el resto de los implicados, deben indemnizar a la familia Cabezas por el terribe e irreparable daño ocasionado cuando decidieron quitarle la vida y los sueños a nuestro compañero.

Ahora, con el fallo civil en firme, la familia Cabezas le está reclamando a la provincia de Buenos Aires que cumpla con su parte, frente a las versiones que no tendría los recursos para hacerlo.
Esta es la carta -la tercera- que le enviaron al gobernador Daniel Scioli...
Sr Daniel Scioli
Gobernador de la Provincia de Buenos Aires

Nosotros, la familia de José Luis Cabezas, reportero gráfico asesinado en General Madariaga el 25 de enero de 1997, le pedimos formalmente una respuesta como máxima autoridad de la provincia de Buenos Aires, por las insistentes versiones que señalan que su gobernación no estaría dispuesta o no tendría las recursos para cumplir con la sentencia de la Cámara Civil de San Isidro que condenó al Estado bonaerense -junto con los otros co-responsables del crimen- a pagar la indemnización correspondiente a quienes somos los deudos de José Luis.

Después de casi 19 años en los que esta familia debió soportar desde aquel degarro brutal por semejante asesinato de nuestro querido José Luis, hasta la enorme dilataciones de parte de la justicia, pasando por una sentencia a los criminales que sólo cumplieron una mínima parte de su condena en prisión y la prolongación de esta agonía en materia penal y civil, es que exigimos que ahora que finalmente llegó esta resolución judicial se cumpla con lo dispuesto por los jueces.

Le recordamos que la Provincia de Buenos Aires fue condenada judicialmente porque miembros de su Policía fueron autores directos del asesinato de nuestro hijo, hermano, esposo y padre. Que incluso fueron miembros de esta fuerza los que siguieron, secuestraron y finalmente asesinaron a nuestro José Luis, junto con otros sectores que ocuparon esta mafia criminal. Y que fueron los máximos responsables de la jefatura policial de Pinamar los que liberaron la zona para que este crimen brutal se pueda cometer. Lejos de su función como Policía que debe cuidar a los ciudadanos de bien, como José Luis, lo mataron y encubrieron su asesinato.

Por toda esa responsabilidad es que, después de muchos años, la Justicia civil condenó al Estado provincial que hoy usted conduce a pagar la indemnización correspondiente. Y es conocido por todos que el Estado provincial tiene los recursos para afrontar esa deuda, más allá de que es su obligación habiendo una resolución en firme emanada por los tribunales.

Lamentablemente a José Luis no los va a devolver nada ni nadie. En estos años nuestra familia se desgarró. Los padres se quedaron sin su hijo, su hermana sin su hermano, su mujer sin su pareja, sus tres hijos sin su padre. Ninguno de sus seres queridos eligió vivir de esta manera. Sin José Luis. Pero una mente criminal decidió arrebatarle su vida y sus sueños, por el simple hecho de cumplir con su trabajo y con su rol en la democracia argentina.

Por eso el crimen de José Luis fue una afrenta para la democracia. Fue el peor atentado contra la Libertad de Expresión desde el retorno democrático. Fue un atentado contra toda la ciudadanía argentina y por eso movilizó a toda la sociedad, a los medios y a los periodistas de todo el país, generando un impacto mundial. Pero para nosotros fue todo eso y mucho más. Fue el abismo. El dolor más profundo. El vacío. Y una lucha sin cuartel para que hubiese justicia.

Después de 19 años, con una condena penal en firme y con una condena civil ratificada en segunda instancia, le pedimos como gobernador de la provincia de Buenos Aires que cumpla con su obligación de responder a esta decisión judicial y de llevar algo de tranquilidad a esta familia que siempre apostó a la Justicia y nunca a la venganza. Porque creemos que un país sin respeto a la Justicia y a sus decisiones es un país sin futuro. Esperamos sinceramente que usted piense lo mismo y actúe en consecuencia.

A la espera de su pronta respuesta, lo saludamos atte.
Familia de José Luis Cabezas
Reportero gráfico asesinado en democracia
Fuente: Gabriel Michi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: