sábado, 24 de octubre de 2015

Las radios de Institutos de Educación Superior, otra manera de comunicar

Por: Mariano Molina*
Hace pocos días, mientras se cumplían seis años de la aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, en la ciudad de Buenos Aires sucedía un hecho educativo y comunicacional inédito: el 8 y 9 de octubre se realizó el primer Encuentro Nacional de Radios de Educación Superior (Radios IES) organizado por el Instituto Nacional de Formación Docente (Infod) del Ministerio de Educación de la Nación, donde participaron más de 600 estudiantes, docentes y directivos.

Y si las leyes muchas veces son invisibles en la vida cotidiana, en este acto concreto aparecen instituidas de políticas públicas y prácticas colectivas. El proyecto, potenciado al amparo de la Ley de Educación Nacional y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, comenzó hace menos de tres años. En este corto plazo, el Infod, en convenio con la Afsca y la CNC, emplazó 50 radios en Institutos de Educación Superior de 21 provincias y realizó casi 200 capacitaciones y asistencias técnicas que alcanzaron a más de 12 mil personas (entre estudiantes, docentes, directivos y actores de cada comunidad) para poner en marcha la propuesta. Además, las emisoras cuentan con un equipamiento que –en su gran mayoría– les permite llegar a toda la ciudad donde están radicadas; datos que muestran la clara voluntad de una política socio-educativa de carácter masivo e inclusivo.

Estos medios de comunicación se proyectan sobre dos ejes centrales. Por un lado entender a la radio como herramienta pedagógica dentro del contenido curricular, lo que implica reconocer al dispositivo como un elemento clave y necesario en la cotidianidad del mundo educativo y el acceso a otros lenguajes, interpelando los sentidos puramente difusionistas o instrumentales. Por otro lado, participar como actores públicos en la vida de cada una de las comunidades donde están ubicadas.

Las radios socioeducativas –entonces– no se planifican como simples espacios de recreación. El enorme esfuerzo del Ministerio de Educación no se reduce a una declaración de buenas intenciones, sino que propone intervenir en los debates públicos de cada localidad y en esa acción –a la vez– construir medios de comunicación que puedan establecer diferencias claras con la hegemonía comunicacional que se expande por el territorio nacional.

Esta desafiante tarea de promover y generar lenguajes y prácticas de comunicación que tratan de cambiar el orden establecido implica ir un poco más allá de la transmisión de otros contenidos (los contenidos “ocultos”), porque se busca promover una acción de comunicación que interpele las formas dominantes construyendo espacios alternativos, contra-hegemónicos, plurales y diversos.

Esta experiencia, junto a otras existentes, refuerza el cambio de paradigma en relación al lugar que ocupan algunas instituciones del Estado y sus iniciativas en la vida social y política. En la actualidad, gran parte de las luchas e interpelaciones a los poderes dominantes y concentrados se da desde territorios estatales. Y si no se realiza el ejercicio de profundizar algunos debates puede suceder que la educación se siga entendiendo como simple aparato de control estatal, lo que produce una paradoja (o contradicción) interesante, porque –precisamente– es desde prácticas estatales que se propone ejercer resistencias y en el mismo acto promover alternativas, multiplicar voces y consolidar derechos, lo que explica un poco el inédito y desafiante momento que vivimos.

A la vez, estas políticas que contienen actores diversos y contradictorios, establecen un marco democrático y republicano que contrasta –casualmente y no tanto– con la mirada dominante que la corporación mediática quiere imponer sobre las políticas públicas.

Las Radios Socioeducativas IES se pusieron en marcha y van caminando. El desafío de continuar creciendo no se va a resolver únicamente en un acto eleccionario, porque depende (también) del compromiso permanente de quienes trabajamos en el sistema educativo público y de las comunidades que intervienen. No es un camino fácil y seguramente se presentarán nuevos obstáculos. Pero si miramos un instante hacia atrás, es una apuesta novedosa, provocadora y motivante para quienes entendemos que el mundo de la comunicación y la educación no pueden transitar por sendas separadas y que estas políticas constituyen soberanías y horizontes de igualdad que hay que cuidar y seguir construyendo.
*Periodista y docente
Santa Fe, San Luis y La Pampa no cuentas con emisoras del IES

Más voces para una mejor educación: Primer encuentro Nacional de Radios IES
Verónica Piovani, Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente (INFD), brindó unas cálidas palabras de bienvenida a los y las asistentes y celebró las jornadas como un espacio de intercambio, aprendizaje y proyección de futuro. También felicitó a directivos, docentes y alumnos por la responsabilidad y el entusiasmo con el que llevan adelante los proyectos de radio.

“La radio nos enseñó el trabajo colectivo, la dimensión de la organización y el trabajo político, la construcción de discursos comunicacionales con voz propia. Nos enseñó a perderle el miedo al micrófono y a darle a las localidades un medio que refleje sus necesidades y construya propuestas”, aseguró la titular del INFD, quien manifestó además que con la red de medios del sistema formador “estamos creando un reservorio nacional de productos comunicacionales para la emancipación del conocimiento y la democratización de la palabra”.

“Es un orgullo poder entramarnos en estas jornadas. Ustedes son hacedores, tras una larga lucha popular, de una nueva comunicación, de la recuperación democrática de la palabra que estaba encerrada en pocas manos”, fueron las palabras de iniciales de Cynthia Ottaviano, responsable del organismo creado por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA), encargado de hacer lugar a los reclamos de oyentes y televidentes.

La Defensora expresó que “La comunicación es una oportunidad extraordinaria para incluir y crear un aula. El estudio de radio es una gran oportunidad de enseñanza y enlace para exteriorizar el derecho a la comunicación, para dejar de ser dichos por otros” y agregó: “No hay comunicación sin identidad. Si no sabemos quiénes somos, ¿qué vamos a comunicar? Lo que ha hecho el neoliberalismo es decirnos cómo y quiénes pueden comunicar, silenciando voces. Sin embargo, todos podemos comunicar todo lo que necesitemos. Tenemos que ser grandes amplificadores de los históricos silencios. Tenemos que desarmar las lógicas de producción naturalizadas; hay que cuestionar, poner en tensión. Esa es la transformación cultural”.
Finalmente, se dirigió a las radios presentes con un mensaje: “Creemos profundamente en estos proyectos. Nuevos sujetos, productores de sentidos, que fortalecen la educación junto a la comunicación. En este camino de restitución histórica, donde nos preguntamos de dónde venimos y a dónde vamos, ustedes son el presente. Y aquí y ahora tienen que vivir sus derechos. Un pueblo sin educación, sin cultura, sin identidad y sin comunicación no es un pueblo. ¡A levantar la voz, la palabra y a decir: aquí estamos!”.

El proyecto de Radios Socioeducativas ha instalado 50 emisoras en ISFD de todo el país que permiten visibilizar a los Institutos y su oferta curricular. A su vez, el proyecto posibilita el diálogo permanente de la institución educativa con la comunidad en la que se inserta.

Daniel Calabrese, coordinador nacional del proyecto, festejó el encuentro y anunció con alegría la noticia del reciente emplazamiento de la 50° radio socioeducativa en Torquinst. “Este es el comienzo de un proyecto que involucra a todos los ISFD para que sean interpelados por la riqueza del lenguaje sonoro. Calabrese felicitó el esfuerzo de equipo nacional, los referentes, los capacitadores y los/as integrantes de las emisoras. “Una geografía entera hoy se cruza en este proceso federal de integración de los dos objetivo de este proyecto: interpelar a las instituciones educativas sobre el rol que la radio puede tener en mejorar los trayectos formativos, y garantizar el derecho a la palabra y su circulación que nos otorgó la LSCA”, manifestó.

El primer encuentro de radios IES contó con talleres de intercambio de experiencias, donde los proyectos pusieron en común los logros y dificultades en la gestión de la radio como un espacio áulico en el corazón de las instituciones. Además, los directivos compartieron mesas de intercambio bajo la consigna “La radio en la currícula y la currícula en la radio”. También se realizaron talleres específicos para docentes y alumnos de ISFD que no tienen radio, con el objetivo de fortalecer una red más sofisticada e inclusiva de productores/as que garantice la palabra de todos los institutos.

Además de la instalación de las emisoras, el proyecto de Radios IES realizó en total 85 asistencias técnicas y mesas de gestión con directivos, estudiantes y docentes; 74 capacitaciones en ISFD con radios y más de 20 en aquellos que no las tienen emplazadas. De estas acciones participaron más de 12 mil personas. En simultáneo a este trabajo territorial, se agrega la elaboración de materiales y publicaciones, la radioteca para el intercambio de producciones y el trayecto formativo en el Programa “Nuestra Escuela” sobre Lenguajes sonoros y radios socioeducativas.

Las programaciones de las Radios IES cuentan con contenidos curriculares, programas bilingües en lenguas originarias y producciones realizadas en contextos de encierro. También se suman propuestas de las comunidades donde están insertas las emisoras, radios abiertas y campañas de bien público. Muchas emisiones han recibido el reconocimiento por su interés cultural.

En las intensas jornadas del encuentro nacional, se realizaron paneles con experiencias locales y exposiciones de especialistas, como Claudia Villamayor, docente, investigadora y referente de la comunicación popular y comunitaria.

Villamayor destacó el papel de las políticas de Estado, y el reconocimiento de muchos actores en la LSCA. “Formamos parte de un sector audiovisual que sueña otro país distinto a la concentración de la tierra, la riqueza y las comunicaciones. Apuntamos a un modelo social que haga medios sustentables y sostenidos, porque el derecho a la comunicación hay que sostenerlo en el tiempo”, advirtió.

“Los medios neoliberales quieren imponer la idea de que nadie escucha medios alternativos, que son aburridos, que no son profesionales, hay un contrasentido con el que hay que luchar todo el tiempo. Y no es cuestión de una radio, sino de radios enredadas, por eso es importante encontrarse y trabajar en red”, explicó Villamayor quien hizo hincapié además en que “una radio se caracteriza por ser un lugar de visibilidad de los conflictos sociales, y para eso hay que hacer hablar a la comunidad, convocarla para ser productora de sentido de su propio relato”. Finalmente, reivindicó la convicción de que hacer periodismo radiofónico y producir, en todos sus géneros, siempre tiene una dimensión educativa.

El cierre del Encuentro contó nuevamente con la participación de la Directora Ejecutiva del INFD, Verónica Piovani, quien celebró el arduo y comprometido trabajo realizado durante las jornadas: “Hemos hecho mucho y también tenemos mucho por delante. Cada reivindicación de derechos implica seguir construyendo. Si durante estos días les hemos aportado algo nos sentimos felices, pero sepan que ustedes nos aportaron muchísimo a nosotros”, expresó.

Antes de regresar a sus localidades, los y las participantes disfrutaron de un show artístico en el cierre del evento a cargo de estudiantes de la Escuela Superior de Música de Misiones.
Fuentes: PáginaI12 y RadiosIES

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: