domingo, 4 de octubre de 2015

El lado "B" de la noticia: "Wichís queman vivos a policías"

"Fue una violenta represión contra pacíficos manifestantes que reclamaban trabajo, en Morillo (Salta) a la empresa Vertua", explicó en las Señales, la abogada Sarah Esper, que acompaña a la comunidades wichi de Morillo. Muchos medios contaron otra cosa.

La fuente de varios medios fue la jefa de prensa de la policía de Salta, Marina Bustos, ella detalló que en el lugar había “entre 100 y 120 personas” y que muchas de ellas estaban “armadas”. Asimismo, señaló que los dos policías atacados permanecen internados, “uno de ellos tiene el 40% del cuerpo quemado”. En primer término ambos efectivos fueron trasladados en el avión hidrante al Hospital de Orán y luego derivados a otra institución.

Según el parte que entregó la policía, "piqueteros armados de elementos contundentes y bombas molotov acudieron sorpresivamente" a la empresa y "una guardia policial impidió que tomaran el lugar".
El ministro de Seguridad de Salta, Alejandro Cornejo, sostuvo que "un grupo de delincuentes, que extorsiona a las empresas, intentó tomar uno de los campamentos" que tiene la firma Vertúa en la zona. "Van con la intención de amedrentar y extorsionar con nafta y una antorcha. Respaldamos el trabajo que hizo la policía", dijo Cornejo, que aseguró que no hay wichis involucrados en el ataque.

Pero hay un lado "B" de esta noticia. Escuchá a Sarah Esper y la otra versión de los hechos:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: