martes, 22 de octubre de 2019

Periodistas repudiaron la justificación de abusos y la violencia de género

"La violación no es un error, ni una conducta insana, es un tipo de violencia física y psicológica tipificada en el Código Penal y se establece como una de las formas de odio por razón de género", subrayaron las trabajadoras de prensa e instaron a "reflexionar sobre la responsabilidad social" del periodismo y los medios de comunicación"
Desde el colectivo Periodistas con Visión de Género de Entre Ríos y la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género de Argentina advertimos con gran preocupación el tratamiento que se ha dado en torno a la muerte de Lucas Carrasco por parte de algunos comunicadores que justifican o intentan desmerecer o desacreditar la condena de 9 años de prisión por abuso sexual agravado que el periodista había recibido recientemente.

Sabemos que la cultura de la violación se sostiene cada vez que alguien dice frases que lo que intentan es validar prácticas misóginas que reproducen la violencia de género.

Nada justifica la violencia, mucho menos las violaciones, ni las enfermedades, ni sostener que “era una buena persona”, ni mucho menos decir “creo que…” o “era inteligente”. Repudiamos enérgicamente estas justificaciones. Reivindicamos el proceso judicial por el cual a través de la participación de especialistas –profesionales de la psiquiatría y psicología, de la medicina, de la abogacía, etc- se determinó que Lucas Carrasco fuera condenado. La violación no es un error, ni una conducta insana, es un tipo de violencia física y psicológica tipificada en el Código Penal y se establece como una de las formas de odio por razón de género.

Decimos que no se trata de saber cuántas víctimas fueron, ni en qué instancias se estaba desarrollando el juicio, que había sido apelado y por lo cual Carrasco esperaba “dar vuelta” como señalan algunos comunicadores. Apelamos al tratamiento responsable en los medios de comunicación de los temas de violencia de género – más aún cuando se trata de un medio público-

Creemos que como sociedad debemos pensar y preguntarnos sobre qué mecanismos, prácticas, ideologías o instituciones se nutren esas violaciones, en vez de cuestionar o culpabilizar a las víctimas, o poner sus testimonios en sospecha. Instamos a periodistas y medios de comunicación a reflexionar sobre la responsabilidad social que tenemos, y a capacitarnos en el marco de la Ley Micaela en el tratamiento de los temas de género basados en los derechos humanos.

Manifestamos nuestra solidaridad para con las víctimas.

Reiteramos que la cultura de la violación nos muestra de qué manera la sociedad – a través de sus instituciones, medios de comunicación y las opiniones basadas en prejuicios- culpa a las víctimas y normaliza la violencia sexual, que no es otra cosa que lo que venimos denunciando desde los colectivos feministas, respecto a la manera en que se admite, se silencia o se mira para otro lado en casos de abusos sexuales a mujeres o niños.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: