martes, 23 de agosto de 2016

Buscan regularizar la Radio Pública Luján

En Luján, ante la repentina puesta en marcha de la emisora, concejales buscan aprobar una normativa que establezca reglas de funcionamiento. Se propone que la emisora funcione en el ámbito del área de Cultura y esté administrada por un director designado por el Ejecutivo y el Concejo
Por: Nicolás Grande
Ante la reciente puesta en funcionamiento de la Radio Pública Municipal, una iniciativa que se valió de los recursos materiales y humanos que hasta meses atrás le daban vida a FM La Casa, la concejala Érica Pereyra -con el acompañamiento de Facundo Romero y Silvio Martini- presentó un proyecto de ordenanza con el objetivo de regularizar el funcionamiento de una emisora que nació rodeada de polémica.

De esta manera, se buscará llevar al recinto del Concejo Deliberante el debate de una propuesta que, a pesar de su carácter público, quedó limitada a las disposiciones del actual subsecretario de Comunicaciones, Pablo Vera.

El proyecto establece una serie de objetivos que, de aprobarse, deberán caracterizar al funcionamiento de la radio. Se corresponden, de manera casi textual, con los establecidos por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: promover y desarrollar en su ámbito el respeto por los derechos humanos consagrados en la Constitución Nacional y en las Declaraciones y Convenciones incorporadas a la misma; promover el pluralismo político, religioso, social, cultural, lingüístico y étnico; garantizar el derecho a la información de los todos los habitantes, considerando el rol social que los medios de comunicación poseen; y contribuir con la educación formal y no formal de la población, con programas destinados a diferentes sectores sociales.

También se enumera la intención de promover el desarrollo y la protección de la identidad local, en el marco pluricultural de todas las regiones que integran la Provincia de Buenos Aires; destinar espacios a contenidos de programación dedicados al público infantil, así como a sectores de la población no contemplados por el espectro comercial; promover la producción de contenidos propios y contribuir a la difusión de la producción regional, provincial y nacional; y promover la formación cultural de los habitantes de la localidad y la zona en el marco de la integración regional.

En otro de los artículos, el proyecto establece que la planificación de la Radio Pública “incluirá en su programación contenidos educativos, culturales, científicos e históricos, garantizando el acceso a la misma a todos los sectores sociales, culturales y políticos”.

Se propone que la emisora funcione en el ámbito del área de Cultura de la Municipalidad y esté administrada por un director designado por el Departamento Ejecutivo en acuerdo con el Concejo Deliberante.

Por otra parte, la norma propuesta impone la obligación de que se garantice un espacio en la programación diaria al Departamento Legislativo, con la inclusión de la transmisión en directo o diferido de las sesiones ordinarias y extraordinarias del Concejo.

A su vez, la Radio Pública “brindará difusión a todos aquellos actos de gobierno que las autoridades municipales requieran”, como así también “llamados a la solidaridad y anuncios de organizaciones y/o entidades educativas, culturales, científicas, artísticas, deportivas o vecinales sin fines de lucro”.

La Radio Pública “podrá efectuar durante su programación la difusión de espacios o auspicios publicitarios en base al régimen de aranceles tarifarios correspondiente”. En ese sentido, “los ingresos generados serán destinados exclusivamente a la producción de contenidos propios, en función de garantizar los objetivos generales de la emisora.

Fundamentos
Luego de enumerar las distintas legislaciones y disposiciones que regulan la creación de medios públicos a nivel nacional, provincial y municipal como parte de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el proyecto destaca que “es fundamental que los Estados Municipales puedan tomar la palabra, porque son ellos, justamente, los que mantienen la relación más cercana con la comunidad, quienes mejor conocen la realidad de cada barrio y localidad, promoviendo, a la vez, una comunicación más plural, con más diversidad, abordando temas de interés en los cuales quienes los escuchan se reconozcan”.

Se agrega que “una radio municipal tiene que ser una herramienta válida para educar en aspectos tan variados como la salud, la historia, las ciencias, las artes, tendiendo al desarrollo total e integral de las personas, ampliando el espectro para una radio que sirva para formar hábitos y conductas cívicas, democráticas y solidarias”.

“La filosofía de la radio municipal es la de permitir expresarse a los que no tienen voz, de servir de portavoz de los oprimidos (se trate de una opresión racista, sexista o de clase social) y, en general, de ofrecer una herramienta para el desarrollo de una comunidad, de una población determinada”, se plantea en el proyecto.

Se marca que en América Latina existen, aproximadamente, unas mil radios que se pueden considerar comunitarias, educativas, populares o ciudadanas: “Se identifican por sus objetivos políticos de transformación social, de búsqueda de un sistema justo, con vigencia de los derechos humanos, con acceso y participación de las mayorías en el poder. Se reconocen también por no tener fines de lucro. Esto no les impide crecer, intentando una inserción en el mercado”.

“Este tipo de radios buscan construir un camino común para apoyarse y fortalecer la comunicación de nuestro pueblo, al ser radiodifusoras que se reconocen parte integrante de la comunidad en la que participan, y como medio desarrollan una comunicación pluralista y participativa, abierta a la necesidad de expresión de los sectores sociales y culturales con menor posibilidad de acceso a los medios con fines exclusivamente comerciales”.
Fuente: El Civismo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: