martes, 6 de marzo de 2012

Denuncian censura en el Diario La Capital

La Comisión de Libertad de Expresión y Formación Profesional del Sindicato de Prensa Rosario expresa su profundo rechazo y preocupación por el hecho de censura practicado en el diario La Capital en relación con una nota producida y escrita por el periodista de la sección Policiales Leo Graciarena. La censura no es sólo un cerrojo para el trabajador de prensa sino que se convierte en un tabique, en algo que le impide a la sociedad toda conocer la verdad

Publicidad del City Center en La Capital
En el caso que nos ocupa, a Graciarena, se le encomendó la producción de la nota sobre el tema de los ciudadanos de nacionalidad turca que fueron acusados de estafar al City Center Rosario y que estuvieron retenidos dentro del edificio del mismo por dos horas, en manos de la seguridad privada del lugar, hasta que fueron entregados a la policía. Cuando Graciarena ya había escrito su trabajo, el personal jerárquico del diario hizo correr el pánico, ya que si se publicaba la nota, según dijeron, el casino de la ciudad no publicaría una pauta mucho más que importante y seguramente vería cuál sería su comportamiento futuro. Sin duda había llegado una ‘orden’ del estimado anunciante.
El alerta llegó hasta los dueños del Multimedios La Capital SA. y la orden fue clara, concreta, sin fisuras: la nota no se publicaría: ni ese día ni ningún otro. Es más que comprensible el malestar de Graciarena, pero además no hay que perder de vista que ante la censura o autocensura es el público, parte de la sociedad, la que se ve enormemente perjudicada. De esta manera no se escuchan todas las voces imprescindibles en una producción periodística de calidad y con la vocación de mostrar las distintas posturas para que, en este caso el lector, saque sus propias conclusiones o construya la visión del mundo y de la sociedad según su criterio.
Si bien sabemos que hechos como el descripto ocurren varias veces al día en las redacciones y servicios informativos de los distintos medios de comunicación, se trata de sucesos que no deben naturalizarse y que no está bien que se produzcan, sino todo lo contrario, porque los medios tienen una profunda responsabilidad que cumplir en lo que hace a la información veraz de la sociedad y en el aporte a la construcción de la conciencia social.
Comisión de Libertad de Expresión y Formación Profesional
En la imagen aviso del City Center en página 5 del domingo 5 de marzo en La Capital

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: