sábado, 24 de enero de 2015

A 18 años de su asesinato: no nos olvidamos de Cabezas

Cuando el próximo domingo se cumple un nuevo aniversario, el 18º, del brutal asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas, ocurrido el 25 de enero de 1997 en Pinamar, el Sindicato de Prensa Rosario recuerda, con el mismo estupor que entonces, el caso que mostró la acción del poder mafioso en toda su dimensión y más que nunca sostiene ¡Cabezas presente! ¡Basta de impunidad!
José Luis Cabezas fue quien puso rostro a la figura de uno de los empresarios más fuertes, poderosos y mafiosos de la Argentina, el conocido como el ‘cartero’ Alfredo Yabrán ligado al gobierno menemista. La foto que tomó Cabezas y que dio vuelta al mundo no fue una imagen más, tampoco lo fue el asesinato del fotógrafo, un hecho bisagra, emblemático, que intentó ser aleccionador no sólo con los trabajadores de prensa sino con la sociedad toda para que nadie pretenda meterse con el gran poder económico que tiene aliados en sectores de la Justicia, en las corporaciones mediáticas, en el poder financiero y en algunos espacios del ámbito político.
La muerte de José Luis Cabezas está rodeada de situaciones de impunidad. La causa judicial que se siguió recibió numerosas críticas desde distintos sectores del derecho, de las organizaciones que nuclean a trabajadores de prensa y desde otros espacios sociales porque las decisiones que se tomaron fueron más que livianas, y hasta se incumplieron las condenas dadas a los responsables del macabro asesinato. Gladys Cabezas, hermana del fotógrafo, convocó al acto que el domingo, a las 19, se realizará en la plaza de los Dos Congresos donde clamará por el “No se olviden de Cabezas”, una consigna que a través de los años se hizo extensiva a otros casos ocurridos con posterioridad al 25 de enero de 1997. El poderoso y largo brazo del poder mafioso llegó hasta otras víctimas: Sandra Cabrera, dirigente de las meretrices en Rosario; Jorge Julio López, el testigo en el juicio que condenó al genocida Miguel Etchecolatz, en La Plata; y hasta la ex detenida durante la dictadura militar, Silvia Suppo, testigo y querellante en los juicios por delitos de lesa humanidad.
Con 18 años transcurridos desde la muerte de Cabezas, las amenazas y agresiones contra los trabajadores de prensa no cesaron y, en los últimos tiempos, se agudizaron por la acción de sectores del delito, particularmente ligados con el narcotráfico. También por la acción de la intolerancia de personajes que tanto desde el ámbito público como del privado ignoran el valor de derecho humano y bien social que tiene la información y el rol del trabajo periodístico que permite a la sociedad encontrarse con esa información. Muy poco tiempo atrás esta organización expresó la total condena por el atentado contra la revista Charlie Hebdo, ocurrido en París, como otra muestra de la intolerancia fundamentalista.
En el particular momento que vive la Argentina, en relación con la muerte del fiscal Alberto Nisman, el SPR reclama, como muchas organizaciones y tantas voces en el país, que la Justicia llegue hasta donde tenga que hacerlo para esclarecer el hecho. Al mismo tiempo el SPR se expresa por la defensa del proceso democrático y la plena vigencia de la institucionalidad en todas sus dimensiones.
Como desde 1997: ¡Cabezas presente!, ¡Cabezas presente!, ¡Cabezas presente!
Comisión de Libertad de Expresión y Formación Profesional
Sindicato de Prensa Rosario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: