martes, 14 de noviembre de 2017

Petrolera rusa detrás del fondo de inversión que compró el grupo de Cristóbal López

El fondo OP Investments asegura que Lukoil aportará US$ 120 millones, en un plan de rescate por US$ 300 millones. Pagarían $10.000 millones de deudas a la AFIP y no se desprenderían por ahora de los medios. Falta la aprobación de la Justicia
Vista general de las oficinas del gigante petrolero ruso Lukoil, en Moscú
Por: Alejandro Alfie
Se develó el secreto. Detrás del fondo de inversión OP Investments está la petrolera rusa Lukoil, que se comprometió a invertir 120 millones de dólares en el ex Grupo Indalo, en un plan de inyección de 300 millones de dólares, si se aprueba la venta de las empresas de Cristóbal López al fondo de inversión que lidera Ignacio Rosner. Allí también se propone la venta de activos no estratégicos por 100 millones de dólares, entre los que se destacan la Petrolera Cerro Negro y la planta de Paraná Metal, pero no incluye la venta de los medios de comunicación. Y una propuesta de pago de 10.075 millones de pesos de deudas a la AFIP, en un plan de 90 cuotas de 112 millones de pesos mensuales, con un prepago inicial de 972 millones.

Los abogados del fondo OP Investments presentaron ayer el Plan Estratégico ante el juez en lo comercial Héctor Hugo Vitale, quien citó a los representantes de Oil Combustibles para que mañana expliquen en una audiencia el alcance de la venta de acciones y de cómo planean sacar al Grupo Indalo del concurso de acreedores.

Si la Justicia aprueba la propuesta de OP Investments -aún si lo hiciera el juez Vitale restaría el OK del juez federal Julián Ercolini-, la petrolera Lukoil Pan Americas LLC ingresará al grupo controlante del ex Grupo Indalo y aportará 120 millones de dólares en préstamos, que luego se podrán convertir en acciones de Oil Combustibles (OCSA); y otros 80 millones de dólares en "financiamiento de inventarios", para la compra de petróleo crudo y derivados.

El Plan Estratégico, al que accedió Clarín, destaca la importancia del ingreso de "un nuevo inversor extranjero estratégico de la envergadura y trayectoria de Lukoil, que acompañe a OCSA en esta nueva etapa". Sería el desembarco de una de las empresas petroleras más grandes del mundo, que cotiza en Bolsa y tiene una capitalización bursátil de US$ 36.000 millones. Eso permitiría sacar del concurso de acreedores a las empresas que eran de Cristóbal López, así como salir de los embargos e inhibición de bienes que les impuso la Justicia.

La Ratificación del Grupo Lukoil figura como uno de los anexos que presentó OP Investments ante la Justicia y está firmada por Betty Leon, gerente de originación de Negocios para Latinoamérica y el Caribe de Lukoil Pan Americas LLC.

"La posibilidad de que Lukoil sea nuestro socio estratégico es el resultado del cambio de dirección en Oil Combustibles y del país, signado por el clima favorable a la inversión y al desarrollo productivo", dijo en un comunicado Ignacio Rosner, accionista y CEO de OP Investments y presidente de Oil Combustibles. Y agregó: "Venimos a hacer un aporte importante al desarrollo del país, a dejar atrás el pasado y cumplir con nuestras obligaciones como corresponde".

Si la Justicia aprueba este plan, "se podrían preservar los 4.000 puestos de trabajo directos y los 11.000 indirectos que tienen las empresas del ex Grupo Indalo", dijo una fuente del fondo de inversión a Clarín. Y agregó: "Cristóbal López ya no pertenece al Grupo Indalo. Se hizo la venta 'en forma irrevocable', el cambio de accionistas y de los directorios de las empresas. Por ejemplo, hoy asume Ignacio Rosner como presidente del directorio de Oil Combustibles. Pero necesitamos que la Justicia apruebe este Plan Estratégico, para reestructurar las empresas, potenciarlas y que no vayan a la quiebra", dijo esta mañana una fuente de OP Investments.

En un comunicado, señalaron que el Estado nacional tiene "deudas impagas" con empresas del grupo por aproximadamente $1.200 millones. "Dichos atrasos han debilitado fuertemente el capital de trabajo del Grupo Empresario, cuyas sociedades además no tienen acceso al sistema financiero, poniendo en riesgo el pago de los salarios, pago de contribuciones previsionales y planes de regularización y cancelación de deudas impositivas, profundizando innecesariamente la crisis de las empresas".

El ex Grupo Indalo, "cuya nueva denominación se informará en los próximos días", cambió el domicilio en la Inspección General de Justicia, fijándolo nuevamente en la ciudad de Buenos Aires, ya que Cristóbal López pretendió mudar el domicilio de la casa central a Comodoro Rivadavia, para intentar zafar de la Justicia.

De hecho, el frente judicial está muy complicado para Cristóbal López y su socio Fabián de Sousa. La Corte Suprema va a fallar pronto sobre si sigue adelante o se anula el concurso de acreedores del Grupo Indalo, ya que la AFIP sostiene que fue un concurso fraudulento. En simultáneo, el juez federal Julián Ercolini tiene la causa por más de $ 8.000 millones del impuesto a la transferencia de combustibles, que se apropiaron Cristóbal y De Sousa; aunque Ercolini todavía espera que la Cámara de Casación defina si la causa pasa a un juez federal económico o sigue en sus manos.

La salida de los empresarios Kirchneristas no sería sencilla ni estaría garantizada, ya que "no pueden vender nada sin autorización de la Justicia", dijo una fuente oficial. Y agregó que esa propuesta debería estar avalada por la AFIP, que le inició 13 juicios por evasión a los dueños de Grupo Indalo, por más de $ 10.000 millones. El titular del organismo recaudador, Alberto Abad, no sólo pretende que paguen sus deudas, sino que además intenta llevar a la cárcel a López y De Sousa por asociación ilícita. La AFIP recordó, hace unos días, que no se puede hacer ninguna venta del Grupo Indalo sin la habilitación del juez o del organismo oficial, algo que todavía no ocurrió.

El fondo OP Investments presentó ayer el Plan Estratégico a la Justicia junto con varios anexos, como la Transferencia de Acciones, los Antecedentes de los Nuevos Administradores, la Ratificación del Grupo Lukoil, el Plan de Negocios de OCSA, la Nueva Estructura Societaria y el Flujo de Fondos Proyectado. Se trata de una información preliminar, para dar "explicaciones escritas", que serán ampliadas en la audiencia de mañana ante el juez Vitale.

Habrá que ver no sólo qué decide el juez Vitale, a cargo del concurso de acreedores, sino también el juez Ercolini, que hasta ahora bloqueó la modificación accionaria de las compañías y tiene embargadas las cuentas e inhibidos los bienes por la deuda de más de $10.000 millones que reclama la AFIP. De hecho, el juez Vitale debería determinar de cuánto es efectivamente la deuda que deberán pagar al organismo recaudador.

El fondo de inversión de Rosner mostró al fin sus cartas. Ahora la decisión está en manos de la Justicia.

Presentación ante la Justicia
Cuáles son las empresas de Cristóbal López que propone vender el fondo de inversión de Ignacio Rosner
Si la Justicia lo autoriza, OP Investments planea la venta inmediata de "activos no estratégicos", como Petrolera Cerro Negro y Paraná Metal, para recaudar US$ 100 millones. Pero no los medios.

El Plan Estratégico que los abogados de OP Investments presentaron ayer a la Justicia incluye la venta de "activos no estratégicos", con los que pretenden recaudar US$ 100 millones. Esa operación forma parte de un plan de inyección de US$ 300 millones, con la activa participación de la petrolera rusa Lukoil, si es que la Justicia aprueba la transferencia de las empresas de Cristóbal López al fondo de inversión de Ignacio Rosner.

OP Investments propone vender, en un plazo de hasta 90 días, Petrolera Cerro Negro, cuya valuación es de US$ 21 millones; la planta de Paraná Metal, en Villa Constitución, Santa Fe, en US$ 8 millones; un centro comercial en Comodoro Rivadavia, de Urbanizadora GEA, valuado en US$ 30 millones; el terreno Solares del Buen Ayre, en US$ 20 millones; terrenos bonaerenses en Canning y Tigre, por US$ 12 millones; una turbina de Alcalis de la Patagonia, en US$ 6 millones, entre otras.

En el escrito que presentó ante la Justicia, el fondo de inversión de Rosner sostuvo que "la venta de activos no estratégicos no afectará los flujos de los seis negocios centrales del grupo", que son: los medios de comunicación, entre los que se destacan C5N, Radio 10, FM Pop y el diario Ámbito Financiero; Oil Combustibles, para refinación de petróleo crudo y comercialización de derivados; CPC, en el sector de construcción e infraestructura; Oil M&S, para servicios petroleros; Alcalis de la Patagonia, en la producción de carbonato de sodio; y "una sexta división que agrupa las demás unidades de negocios", como el banco Finansur, el hotel Los Notros y la productora de dulce de leche La Salamandra, según figura en la presentación judicial de OP Investments.

De todos modos, fuentes cercanas al fondo de inversión de Rosner explicaron a Clarín que, de aprobar la justicia el Plan Estratégico, buscarían socios para que gestionen los medios de comunicación, en un acuerdo similar al que ya cerraron para Oil Combustibles con la petrolera rusa Lukoil. Un dato que llamó la atención es que los medios de comunicación figuran con el 94,34% en manos de empresas que eran del ex Grupo Indalo; mientras que el 5,66% está en poder de empresas que eran de Sergio Szpolski, a través de las sociedades LPDM y Uluru Corp.

Por la venta de esas empresas, titulares del canal CN23 y el disuelto diario gratuito El Argentino, hay una deuda con Szpolski de US$ 1,7 millón y $ 959.750. En los papeles presentados ante la Justicia, también figura una deuda con Marcelo Tinelli, de $135.375.000, por el contrato de exclusividad y conducción del programa Showmatch; junto con otra deuda con Tinelli por US$ 12,9 millones, por la compra del 19% de la productora Ideas del Sur.

Un especialista, que revisó los papeles presentados por OP Investments en la Justicia, se sorprendió por los activos que decidieron no vender Cristóbal López y Fabián de Sousa. De lo que era el Grupo Indalo, se excluyeron de la venta las empresas Inverco del Cono Sur, en Comodoro Rivadavia; Parador 10, en Rada Tilly, Chubut; Promet, que produce aceite de oliva en la provincia de Catamarca; tres departamentos en el Edificio Madero Center y dos casas en Bariloche, que son de la constructora CPC; así como dos aviones King Air C 90 y un avión Barón 58. Además, se excluyeron de la venta los vehículos "actualmente utilizados por los accionistas", que son dos autos BMW, tres camionetas Toyota Hilux, una Toyota Prado, un Jeep Cherokee y un Jeep Wrangler.
Foto: EFE
Fuente: Diario Clarín

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: