martes, 24 de mayo de 2016

La misteriosa audiencia que decide sobre las series de TV que salen al aire

Seinfield no fue bien recibido por las audiencias de prueba, pero resultó ser un éxito para NBC
Por: Joe Flint
Gerald Cuesta miraba con incredulidad el gráfico, donde las líneas seguían descendiendo.

El libretista de televisión observaba la reacción de una audiencia de prueba para Babylon Fields, una serie que estaba tratando de vender a la cadena estadounidense NBC para la temporada 2014-2015.

El peculiar drama sobre muertos regresando a la vida tuvo un despegue decente con un focus group. Pero una escena de canibalismo envió los puntajes a niveles de “sótano de la abuela”, dijo Cuesta. “Justo en ese momento supe que no saldríamos al aire”, agregó.

El libretista tenía razón. A pesar de que la presidenta de NBC Entertainment, Jennifer Salke, era fan de Babylon, los muertos de Cuesta no resucitaron después de esa prueba.

El escritor no guarda rencor contra estos jueces misteriosos. “Es simplemente parte del proceso. Si va a crear televisión, las posibilidades de que suceda esto son enormes.

En las últimas semanas, muchos libretistas y productores en el mundo de la televisión estadounidense vivieron en carne propia el dolor de Cuesta. Esta es la época del año en la que las cadenas de televisión del país planean su programación de horario estelar para la próxima temporada. Las series, comedias y concursos que logran salir al aire en la televisión de EE.UU. son las que luego invaden la programación de los canales de cable alrededor del mundo.

Entre los shows que han superado el proceso de selección está una versión para la pantalla chica de la película Arma mortal, la comedia The Good Place, sobre una odiosa mujer que quiere cambiar su comportamiento y el drama Designated Survivor, sobre un miembro del gabinete que termina en la presidencia luego de un ataque en Washington.

Las pruebas de programas nuevos, conocidos como pilotos, son parte clave del proceso de selección. La presión por encontrar nuevos éxitos se está intensificando en una industria acosada por una audiencia fragmentada y la competencia de los medios digitales.

La firma que ha hecho el papel de juez y jurado de buena parte de la industria del cine y la televisión por más de 50 años es Screen Engine/ASI. La empresa somete a prueba unos 250 pilotos al año. Programas que recibieron el visto bueno en el pasado incluyen ER, Modern Family (la comedia con Sofía Vergara) y American Horror Story.

La prueba más tradicional para un piloto es reunir a cerca de 50 personas —la mitad hombres y la mitad mujeres— en una sala de proyección. Los televidentes son reclutados según su edad, género y raza, así como el grupo demográfico principal al que apunta la cadena de televisión. “Es como organizar una boda”, dijo Kevin Goetz, presidente ejecutivo de Screen Engine/ASI.

La audiencia de prueba ve un show y le asigna un puntaje con un aparato portátil que tiene un dial, el cual mueven hacia la derecha o la izquierda dependiendo de si les gusta o no lo que están viendo.
The Good Place es una de las series elegidas para esta temporada. Foto: Justin Lubin/NBC
Entre tanto, algunos nuevos participantes del mercado están tratando de cambiar el proceso para mejorar lo que se percibe como desventajas del modelo tradicional.

Amazon.com carga pilotos de sus nuevos programas a su servicio de streaming donde una gran cantidad de miembros de su audiencia puede calificarlos antes de que la empresa tome una decisión. Los especialistas en nuevos medios BuzzFeed y Vox ven el uso potencial de videos en línea como un terreno de prueba para ver qué se podría desarrollar como un programa de televisión. Netflix dice que no somete a prueba sus shows.

Por su parte, ASI está probando ahora si los programas son tan atractivos como para ver en jornadas maratónicas, en una era en la que mirar varios episodios de series durante una sola sentada se ha vuelto común. Durante una prueba para un show de TV por cable, la audiencia de prueba miró 10 episodios de un programa en el transcurso de cuatro días, participando en focus groups intensos durante este lapso para determinar “en qué punto de la temporada quedaron enganchados o perdieron el interés”, dijo Goetz.

Muchos en la industria detestan la idea de que personas desconocidas decidan qué sale al aire o que les digan que un show cuyo desarrollo les costó millones de dólares es malísimo.

Warren Littlefield, ex presidente de NBC Entertainment, dice que las pruebas son “absolutamente desgarradoras”. La mayoría de los shows, añadió, no salen muy bien de este proceso, y eso es especialmente cierto para programas que son un poco diferentes. Tal vez el show más famoso que tuvo un puntaje muy pobre entre la audiencia de prueba fue Seinfeld, que terminó siendo un éxito rotundo para la cadena NBC.

Littlefield cree que las pruebas para determinar un atractivo masivo son menos relevantes porque hay tantas opciones en los canales de cable que tienen tramas más osadas y atraen una audiencia más pequeña, pero fiel.

“La investigación apuntaba a limar las asperezas que podrían ofender o alejar a una audiencia grande. Hoy buscamos esos bordes irregulares y los acogemos”, dijo.

También hay programas que se realizan con la mira en las audiencias internacionales, especialmente los dramas de una hora.

HBO no hace ninguna prueba de audiencia. “Nuestra apuesta es en la visión creativa y usted nunca puede medir eso mirando únicamente el piloto sin ningún contexto”, dijo Mike Lombardo, presidente de programación de HBO.

De todas formas, estas pruebas tienen bastantes seguidores. “No creo que seamos tan inteligentes y que sepamos qué quiere ver el resto del país”, dijo Preston Beckman, un ex programador de las cadenas Fox y NBC.

David Nevins, presidente ejecutivo del canal de cable premium Showtime, dice que usa las pruebas para ver qué personajes e historias específicas son acogidos por los televidentes. Las pruebas le pueden decir si el televidente está “confundido, enganchado o aburrido”, lo cual ayuda con el proceso de edición, señaló.
Fuente: The Wall Street Journal

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: