domingo, 20 de marzo de 2016

Fabián De Sousa, el socio "tramposo" de Cristóbal López

Ganó millones con un engaño impositivo. Cómo hizo para pasar de empleado a accionista. Vínculos con el kirchnerismo y novia nac & hot
Por: Rodis Recalt, rrecalt@perfil.com @rodisrecalt
Cuando en el 2011 el Grupo Indalo compró la refinería de San Lorenzo y las 360 estaciones de servicio a Petrobras, quien dio el empujón final fue Carlos Fabián De Sousa, el socio patagónico de Cristóbal López. Según l balance que presentó esa empresa en la causa “Lava Jato”, que investiga a funcionarios brasileños por corrupción y a la que Noticias tuvo acceso, la negociación se destrabó con una carta que envió De Sousa en la que oficializaba la intención de comprar esos activos de Petrobras en la Argentina. Esta adquisición fue la madre de las futuras inversiones que vendrían después. Gracias a la “trampa” de quedarse con el ITC (Impuesto a la Transferencia de Combustibles) en cada estación de servicio Oil y no enviarlo a la AFIP, el Grupo Indalo pudo diversificarse en rubros jamás explorados, como los medios de comunicación, o fortalecerse en otros como los alimentos o el petróleo.

Por quedarse con el dinero de ese impuesto, Oil Combustibles llegó a deberle a la AFIP 6.065 millones de pesos a junio del 2015, según la investigación del periodista Hugo Alconada Mon, del diario La Nación. La "trampa", legal según el propio De Sousa, se completaba con el pedido de una moratoria especial, conocida en el ambiente contable como "artículo 32", en alusión a ese artículo de la ley 11.683 y que tiene la ventaja de una tasa excepcional de intereses. La mora actualizada eleva la deuda a 8.000 millones de pesos.

Separación. Allegados a Fabián De Sousa explican que la relación con Cristóbal López no está quebrada. “Es un divorcio, pero de común acuerdo”, sintetizan. La versión oficial es que López “está cansado y planea retirarse de todos los negocios”, incluso de Casino Club, su empresa más rentable. Cerca de Ricardo Benedicto, uno de los socios en el negocio del juego y enemigo de De Sousa, niegan estar al tanto de una posible jubilación del novio de la top model Ingrid Grudke. Entonces, ¿qué significa esta ruptura? El propio De Sousa explicó en una entrevista con el diario Perfil que López estaba “cansado” de la exposición pública por ser accionista en medios y en el juego.
Según expertos consultados por Noticias, De Sousa se quedó con los negocios más deficitarios del grupo. Diarios gratuitos, canales de poco raiting y radios que cayeron en audiencia. Desde el Gobierno sostienen que lo que hasta hoy era Indalo Media se tornará inviable sin el flujo de pauta oficial que recibía, aunque De Sousa afirma que sólo el 28% de la pauta total es pública. De todos modos, con esos números deberá achicarse. El plan está en marcha. Ya estuvo sondeando contadores y abogados para organizar el nuevo “plan de negocios”, que incluye reducción de personal.

Especialistas en el negocio petrolero explicaron a este medio que la refinería de San Lorenzo, uno de los negocios que se quedó De Sousa, es vieja y “hace años que necesita un 'revamping'”, es decir, una modernización. Las estaciones de servicio, explican los expertos, también tienen desventajas con respecto a sus competidores: la mayoría de las 360 estaciones no está en lugares considerados “premium”, como esquinas muy transitadas de grandes centros urbanos o rutas con alto flujo de vehículos. Y tampoco tiene pozos petroleros para autoabastecerse y así controlar toda la cadena de comercialización: explotación, refinación y venta. Desde Indalo aseguran que el negocio es rentable. Los especialistas dicen que “salen empatados”. Con este panorama, parecería que De Sousa se quedó con una pesada mochila para transitar estos cuatro años de macrismo, un gobierno con el cual no tiene la misma sintonía que la que lo unía al kirchnerismo. ¿O quebrar es parte del plan? Los empresarios K Lázaro Báez y Sergio Szpolski, quienes embolsaron millones de pesos durante la última década, llegaron al final del mandato con las cuentas en rojo. Sergio Szpolski, sin arriesgarse demasiado, ya vendió, Báez tiene todas las obras paradas y la UOCRA encima.

CFK. Fabián De Sousa tiene un vínculo directo con el kirchnerismo: Osvaldo “Bochi” Sanfelice, el hombre que administra los bienes de Cristina Fernández. Como se confirmó el año pasado, Sanfelice le alquila una casona en el exclusivo club de campo Puerto Panal en Zárate, donde también vive el ex ministro de Planificación Julio De Vido. A fines de 2012, Noticias contó que Sanfelice había adquirido esa propiedad por pedido de Máximo Kirchner –invocó su nombre–, según habían contado vecinos del complejo y participantes de la transacción. Tiempo después se supo que quien
utilizaba esas instalaciones era Fabián De Sousa gracias a las imágenes que publicaba su novia, la locutora Julieta Camaño, en su cuenta de Instagram. Incluso le hizo modificaciones a la casa y construyó una cancha de básquet, el deporte preferido del empresario.

En privado, De Sousa insiste con otra versión que lo autoincriminaría en un delito: dice que la casona en realidad es suya, y que Sanfelice ofició de testaferro porque al socio de Cristóbal López le surgió la posibilidad de comprar la chacra en medio de un conflictivo divorcio con su ex esposa y no quería dejar pasar la oportunidad.

“El Bochi”, quien es empleado de Cristóbal López en la empresa Alcalis de la Patagonia, ofició también de asesor inmobiliario entre el zar del juego y la ex presidenta. Esta revista reveló, en agosto del 2014, que López alquila las oficinas que son propiedad de CFK en el complejo Madero Center, el mismo edificio donde funcionaba “La Rosadita”.

Otro vínculo con la ex familia presidencial es una joven gerente del grupo de Medios: Desiré Cano. Esta joven militante, novia de Hernán Reibel Maier –íntimo amigo de Máximo Kirchner y ex administrador de la pauta oficial– fue la “comisaria política” de todos los medios de Indalo. Era jefa de todos los directores de los distintos medios: C5N, Ámbito Financiero y las radios. Durante el gobierno de Cristina Kirchner, el desembarco de Cano se explicaba como un canal de comunicación con el Gobierno. Pero tras la adquisición de CN23 y el diario El Argentino con el kirchnerismo fuera del poder, Desiré Cano fue promovida a dirigir esos medios. Los mismos integrantes de Indalo no se explican por qué la conservan. Tienen una sospecha: “A esa chica la puso Máximo Kirchner”. De ser así, el hijo de la ex presidenta tendría la influencia de un socio.

Novia. Uno de los radiopasillos más recurrentes en el Grupo Indalo es sobre la relación de Fabián De Sousa con Julieta Camaño, una locutora que acompañaba al relator Víctor Hugo Morales en su programa “Bajada de Línea” por Canal 9 y que tenía su programa de radio propio en Vale 97.5. Hoy ya es conductora en la señal C5N, propiedad de su novio, con un programa propio sobre moda, gastronomía, fitness y espectáculos, llamado “Right Now”. Entre sus colegas periodistas y técnicos de la empresa suelen elogiar su figura cuando ven las fotos que sube a la red social Instagram. Allí muestra imágenes de ella en poses sexies, con traje de baño, haciendo deportes o probándose ropa. Su usuario es @julietacam.
Orígenes. El padre de Fabián De Sousa, oriundo de Portugal, falleció hace poco más de un año. En el velorio se reencontró con su hermano mayor, Osvaldo, quien trabajaba en el Grupo Indalo, en el sector alimenticio. En el pasado, tras fuertes diferencias, Fabián había decidido echar a su hermano, a quien consideraba un envidioso. De carácter fuerte, el menor de los De Sousa militó de joven en la radical Franja Morada, mientras estudiaba para contador público en la Universidad Nacional de la Patagonia. Luego de recibirse, uno de sus primeros trabajos fue en una compañía petrolera francesa. Cuando estaban por trasladarlo a Venezuela para ascenderlo a CEO de Latinoamérica, Cristóbal López, que lo conocía de Comodoro Rivadavia, le ofreció quedarse a trabajar en Almería Austral, una empresa dedicada a la perforación.

Tras una serie de altibajos, la empresa logró consolidarse y fue vendida a empresarios norteamericanos. Para ese entonces, De Sousa seguía siendo un gerente. Tras la venta, se quedó sin la empresa del sector en el cual era experto, y entonces López le pidió que pensara en un nuevo proyecto. Durante la crisis del 2001, De Sousa le llevó una idea que podría funcionar en tiempos de crisis: una compañía de servicios petroleros. Allí formaron Oil M&S, con la cual alquilaban máquinas, equipos, camiones y otros servicios para yacimientos petrolíferos. Ese día, Cristóbal López le ofreció el 30% de las acciones. Un hombre afortunado.

La Rosadita: Báez in fraganti
Esta semana se conoció uno de los videos más escandalosos de los últimos tiempos. El accionar más sospechado de los últimos años se plasmó en imágenes crudas. Martín Báez, el hijo del mayor contratista de obra pública de Santa Cruz e íntimo amigo de la familia Kirchner, quedó registrado mientras llevaba bolsos con dólares a la financiera SGI, conocida por todo el mundo financiero como “La Rosadita”, en alusión a sus clientes vinculados a la Casa Rosada, la sede del gobierno argentino.

El primogénito del empresario Lázaro Báez aparece en dos videos arrastrando por el piso bolsos repletos de billetes verdes que lleva para contar. Las imágenes fueron tomadas por dos cámaras de seguridad y datan del 2012. Allí se ve como Báez junior se sienta a esperar mientras se cuentan los dólares y toma whisky con Daniel Pérez Gadín, el contador que Federico Elaskar denunció en el programa de Jorge Lanata como quien se quedó con su financiera sin pagarle.

Las imágenes son más que elocuentes. En septiembre del 2013, Horacio Quiroga, un ex gerente que había contratado Báez, contó a Noticias que había visto contar 7 millones de dólares que Néstor Kirchner le había enviado a Lázaro.

En el primer video revelado por el programa “Telenoche”, se calcula que la cantidad de dólares asciende a 2,5 millones. Incluso tras el recuento, sobró un billete de 100 dólares y le fue devuelto a Báez. El hijo del empresario no lo dejó de propina. Lo dobló y se lo metió en el bolsillo de la camisa. En el segundo video la suma asciende a 3 millones de dólares.

En otro video aparece Fabián Rossi, el ex de Iliana Calabró, quien entra a la oficina donde cuentan los billetes y saluda al hijo de Báez. Luego del recuento Rossi se lleva una suma estimativa de 80.000 dólares.

Por esta filmación, el juez Sebastián Casanello citó a declaración indagatoria a Martín Báez para el 21 de abril; Daniel Pérez, el 20 de abril; su hijo Sebastián Pérez Gadín, el 18, y Fabián Rossi, para el 19 del mismo mes. Según el escrito del juez tras la publicación del video, ya “se encuentra reunido el grado de sospecha necesario”.

En una entrevista radial, el fiscal de la causa, Guillermo Marijuan, afirmó que esas imágenes “refuerzan la sospecha” sobre los protagonistas y agregó: “A mí no me sorprende que estuvieran contando esa cantidad de dinero”.
Fuente: Revista Noticias

1 comentario:

  1. hola se que toda esta mentira siempre fue por envidio mucha gente cree que los que tienen plata son tramposos pero fabian de sousa no vino de una familia multimillonaria el se sentó a estudiar de joven y pudo progresar en el futuro pero el se rompió la cabeza estudiando y todos creen que lo que digo es mentira pero si algún día miran el otro lado de la pagina el es un hombre amoroso lleno de felicidad y el todos los días trabaja hasta los sábados y domingos es un trabajador

    ResponderEliminar

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: