domingo, 13 de marzo de 2016

El Frente de Mujeres Evita reclama "Basta de Violencia Mediática"

"Los medios de comunicación son parte de la construcción y reproducción de una mirada social que delimita comportamientos e identidades y sanciona en términos estéticos. De manera cotidiana y constante, construyen y reproducen mitos, irradian imágenes y discursos que delimitan los modelos estéticos y corporales, divulgan un catálogo de productos, consumos y acciones catalogadas como imprescindibles para acercarse al modelo hegemónico”
Como Frente de Mujeres Evita decidimos destacar el párrafo citado anteriormente perteneciente al material de formación de promotoras y promotores de salud en Perspectiva de Género, para dar a conocer nuestro punto de vista con respecto a cómo los medios de comunicación audiovisual tratan esta temática.

Cuando hablamos de violencia de género, no solo nos referimos a la violencia física, psicológica o económica, sino a actitudes, gestos, patrones de conducta, llevadas a cabo en cualquier espacio físico y social, que se consideran naturales.

La ley Nacional 26.485, "de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales”, describe a la violencia simbólica como la que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, iconos o signos, transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación hacia la mujer.

Por medio de esta ley, uno de los espacios para repensar el enfoque de la perspectiva de género son los medios, que a partir de la ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual se consagró un nuevo paradigma que concibe la comunicación como un derecho humano fundamental para el ejercicio de la ciudadanía.Y plantea que los medios audiovisuales deben "promover la igualdad entre varones y mujeres y el tratamiento plural, igualitario y no estereotipado, evitando toda discriminación por género u orientación sexual” (Artículo 3, inciso M).

La violencia mediática es un exponente de la violencia simbólica, y ante esto proponemos prestar atención en la violencia representada y difundida en y por los medios de comunicación audiovisual.

Ante esto, utilizaremos como puntapié el caso de la joven de 23 años sucedido el domingo 28 de febrero. Cabe aclarar que no apuntamos a lo acontecido, ni a como lo están tratando judicialmente, sino a como fue procesado por algunos medios de comunicación.

Una de las primeras notas publicadas como primicia en varios medios locales desde la web tenía como título: "La joven hallada muerta tenía pedido de captura por drogas”. Consideramos que en este título, el agregado de "pedido de captura”construye representaciones que cosifican o estigmatizan a la joven, justificando su muerte, justificando al agresor,disparando comentarios como "algo habrá hecho para aparecer muerta”, "seguramente estaría drogada”, "mantuvo relaciones sexuales en un baldío y por su sobredosis le agarro un ACV y se murió”. ¿En qué papel ponemos el respeto? ¿En qué papel colocamos el dolor de la familia?

En otra de las publicaciones de la web se realizaron dos hipótesis sin tener aún el resultado de la autopsia: "Se especula con las hipótesis de las causales de muerte, entre un homicidio pasional, o muerte por consumo de sustancias”. En esta cita consideramos que el término de "crimen pasional” pone el acento en justificar la conducta del agresor. "La mató por celos", "fue un ataque de furia", por ejemplo, son formas discursivas que en última instancia promueven la condena a la mujer que sufrió violencia.

El artículo 70 de la Ley de Medios establece que las programaciones de los medios audiovisuales deben evitar todo tipo de discriminación, entre otros, por orientación sexual. Y por eso es obligación del comunicador y la comunicadora conocer y difundir estos derechos establecidos por leyes democráticas al momento de informar o debatir sobre estos temas.

Desde el Frente de Mujeres Evita exigimos a los medios correspondientes el respeto de la ley 26.522, tener precaución al momento de difundir información, preservar la integridad, dignidad y la imagen de la víctima. Basta de matarnos vivas y muertas, basta de jugar con el dolor de las familias, de usar nuestro cadáver para poder vender su morbosidad. Necesitamos un periodismo que informe comprometido con los valores que transmite a la sociedad ya que tienen una importante influencia en la opinión pública. Construyamos una sociedad basada en el respeto.
Frente de Mujeres Evita

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: