jueves, 26 de septiembre de 2013

"Somos trabajadores, no somos la empresa periodística"

Conflicto docente, contra la discriminación, en defensa de los trabajadores de prensa. Sobre nuestra responsabilidad y las responsabilidades compartidas
Por si quedan dudas aclararemos que como trabajadores de prensa apoyamos la lucha de los trabajadores de diferentes sectores. Muchos de ustedes pueden dar fe del apoyo incondicional que muchos periodistas, fotógrafos, diseñadores, camarógrafos, incluso administrativos han dado a las distintas luchas emprendidas en estos años. En estos últimos días asistimos a situaciones confusas que nos hablan de desconocimiento acerca de nuestro rol en los medios de comunicación, en nuestra calidad de trabajadores en relación de dependencia.
Somos trabajadores, no somos la empresa periodística. Sin embargo, mientras realizamos nuestra tarea a diario recibimos reproches acerca de las coberturas, que como hemos dicho muchas veces, quizá no representan lo que "vemos" u opinamos acerca del conflicto. Los mismos reproches que más de una vez recibimos en las redacciones y salas de producción dado que no son funcionales a los intereses empresarios, y prima siempre la responsabilidad como profesionales, como ciudadanos. De hecho en muchas ocasiones son los trabajadores los que toman la iniciativa de cubrir las luchas de los diferentes sectores aun cuando están lejos de ser prioridad para las empresas, afrontando todo el trabajo extra que esto representará, conscientes de que nuestro deber es dar cuenta de estas luchas.
Entendemos la tensión que se vive en este conflicto y sepan que también nosotros hemos librado nuestras luchas -sin cobertura de medios claro esta-, entonces pedimos que los reclamos por las líneas editoriales se realicen a quien corresponde: los dueños de los medios de comunicación. Es que responsabilizar a un trabajador de prensa sobre las ediciones y publicaciones finales de los medios de comunicación sería lo mismo que cuestionar el contenido de los programas brindados en las escuelas por los docentes. Incurriríamos así en una afirmación injusta, que además no da lugar a matices. Por otra parte volveremos a expresar aquí que no es lo mismo un trabajador que un empresario, y muchas veces al analizar los medios de comunicación esta diferenciación no se hace. Abogamos para que las miradas y las lecturas críticas acerca de los medios sea cada vez más frecuente y se lleve a las aulas, de hecho realizamos capacitaciones en diferentes ámbitos para que esto sea así.
Con la misma preocupación promovimos coberturas respetuosas con los derechos de los niños y la discriminación en todas sus variantes. Por ello repudiamos la situación de violencia que vivieron nuestros compañeros de Canal 9, instando a la empresa a no exponer de esta manera a los trabajadores en forma innecesaria. Consideramos que es necesario y urgente que se investigue este hecho, de la misma manera que pedimos justicia por el femicidio de la niña, Yasmín Chacoma. Por otra parte consideramos que no se debe desconocer que los vecinos de la extensión de las 1008 han sido blanco permanente de la violencia en todas sus formas, como la quema de sus hogares, un hecho que tampoco tuvo avances ante la justicia. En este marco cuestionamos a los empresarios de medios y periodistas pero también a funcionarios y ciudadanos que fomentan cada día la xenofobia y el odio, invisibilizando así las verdaderas causas de los problemas sociales que se reprochan a los migrantes.
En este contexto renovamos nuestro apoyo solidario y compromiso profesional por construir una sociedad más justa, que funde los acuerdos sociales en el dialogo, el debate democrático y respetuoso.
Comisión Directiva y afiliados Sindicato de Prensa de Comodoro Rivadavia
Fuente: Diario Crónica, Comodoro Rivadavia

Un equipo de Canal 9 fue baleado, agredido y amenazado
El grave incidente se produjo mientras un equipo de periodistas se encontraba en el predio de Radio Nacional y la Policía que acompañaba el trabajo realizó el relevo de guardia. En ese momento – que no fueron más de 10 minutos- un grupo de hombres pertenecientes al barrio de Los Paraguayos agredió a los trabajadores con armas de fuego, picos y palos
El sábado por la noche, un grupo de periodistas y productores del programa “Ciudad Abierta”, que es emitido los días miércoles a las 22 horas por Canal 9, se encontraba en el predio de Radio Nacional, recreando la escena del crimen de la niña de 11 años Yasmín Chacoma, quien fue asesinada y violada el lunes pasado. Mientras sucedía esto, los trabajadores fueron amenazados y baleados por un grupo iracundo de hombres procedentes del denominado barrio de Los Paraguayos.
En este sentido, la productora del programa televisivo, Leila Cambero, relató que "todo pasó en inmediaciones del predio de Radio Nacional, cuando hacíamos imágenes en un sector donde hay luz. Escuchamos tiros, nos dispararon alrededor de 150 personas. Corrimos, nos caímos en el medio del campo. A mí me pusieron un pico en la cara y a Adolfo Morales un machete. Los incidentes se produjeron en los 10 minutos de recambio de la camioneta policial que nos acompañó todo el tiempo. En ese momento, salieron a dispararnos".
En comunicación con Radio Del Mar, señaló que "el equipo planteó hacer la recreación de los pasos de Yasmín Chacoma el sábado. Se hicieron diferentes tareas que tenían que ver con el caso. Un chico hizo la misma compra que realizó la nena, para hacer la recreación del hecho. El sábado realizamos la pre producción en las 1008, con apoyo de la policía. Sergio Cavichioli (conductor) avisó que estaríamos en el lugar. Acompañados por la policía, hicimos todo el recorrido. Fuimos a La Anónima, hicimos las mismas compras que Yasmín y empezamos el recorrido".
En esta línea, Cambero sostuvo que "desde allí nos fuimos al predio de Radio Nacional. La camioneta tenía un relevo y nosotros empezamos a filmar en la zona de los arcos donde hay luz. Estábamos por llegar al lugar donde encontraron al cuerpo de Yasmín. Estuvimos cerca del lugar. Faltaban 10 minutos para terminar nuestra tarea y justo la camioneta de la Policía se fue porque tenía que venir el relevo. En ese momento sentimos disparos. Miramos hacia el barrio (de Los Paraguayos) y era todo una nube de fuego. Empezamos a correr, yo me caí junto con Adolfo (Morales) en el medio del campo. Era como una película. Corrió la gente hacia nosotros con armas. Nos agarraron en la Constituyentes y calles del lugar y nos pusieron tumberas en la espalda. A mí me pusieron un pico de construcción en la cara. Y a Adolfo lo amenazaron con un machete. Venían del barrio de los Paraguayos".
"Para que no nos hicieran nada yo estiraba la mano para mostrar que no teníamos armas. Les decíamos que éramos periodistas. En eso apareció la policía y comenzó a dispersarlos. También enfrentaron a la policía. Estamos todos vivos, unos más golpeados que otros. Estamos enteros y la podemos contar. Sólo ingresamos al barrio, no nos metimos con ellos. A uno de los chicos le robaron la cámara y después se la devolvieron", finalizó.

"Hay varias armas en el barrio"
Por su parte, el jefe de la Brigada de Investigaciones, Leonardo Bustos indicó que se hizo un acompañamiento al quipo de Canal 9 en el sector de las 1.008 “esto sucedió en el lugar que menos se pensó que iba a suceder”.
Mientras tanto aclaró que “estas personas que están ahí en forma ilegal, más allá del consumo de alcohol y de otras cosas, dan cuenta de que hay varias armas en el barrio y esto se puede llegar a un nivel de conflicto que no teníamos pensado”.
Bustos aseguró que hay que tomar los recaudos rápidamente y sacar las armas del lugar, pero aclaró que para ello es preciso contar con las órdenes de allanamiento correspondientes, ya que no se pueden hacer de manera general.
“Se debe acercar al juez datos concretos para el allanamiento, como por ejemplo, en qué viviendas están las armas”, indicó.
Fuente: El Patagónico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: