martes, 11 de octubre de 2011

Periodista uruguayo obligado a quitar enlaces de su sitio al de la Real Academia Española

Hace dos semanas, el periodista Ricardo Soca fue intimado a quitar los enlaces que desde su página web dirigían al sitio de la Real Academia Española (RAE). Quien contactó al investigador uruguayo no fue la RAE, sino la división jurídica del grupo editorial Planeta, desde su sede en Madrid
Durante los dos últimos años, Soca recopiló en elcastellano.org los adelantos que daba la RAE de su próximo diccionario (DRAE), que publicará en 2014. Pero mientras que en www.rae.es los nuevos términos son accesibles de a uno, Soca consiguió volcarlos en forma de listado, ofreciendo además la posibilidad de comparar los cambios introducidos respecto a ediciones anteriores.

Intimación a elcastellano.org abre debate sobre disponibilidad de contenidos en la webTras una serie de averiguaciones (que se pueden seguir en elcastellano.org), Soca decidió retirar los contenidos cuestionados. Ahora el link "Próximo DRAE" de su web indica que el material ha sido "suprimido en virtud de una intimación de la Academia Española, que no ofrece este contenido de la forma en que lo presentamos".
Consultado por la diaria, el encargado de prensa de la RAE respondió que oficialmente la institución se limita a informar lo que emitió en un comunicado del 5 de octubre. Allí se dice que tanto el Diccionario de la lengua española (DRAE) como el Diccionario panhispánico de dudas, el Nuevo tesoro lexicográfico de la lengua española y el Banco de datos (del que Soca tomó la información cuestionada) son de libre acceso, pero que "si alguno de estos contenidos, concretamente el DRAE, se quieren enlazar desde plataformas o dispositivos electrónicos ajenos a la Academia, ésta estudiará las peticiones recibidas, como viene haciendo hasta ahora. Su autorización, o no, dependerá del destino que vayan a tener. La RAE está a favor de facilitar los enlaces externos de sus recursos públicos siempre que haya una petición formal que no tenga, por parte de terceros, fines comerciales o lucrativos".
Asimismo, ante el revuelo internacional que causó lo ocurrido con elcastellano.org, la institución anuncia que "Carece de fundamento, sin embargo, afirmar que la RAE impide el acceso y el enlace gratuitos con sus obras en línea, que estarán siempre a disposición de los hispanohablantes de todo el mundo y gratuitamente como hasta ahora. Lo que la RAE y las editoriales con las que trabajan las academias no pueden permitir, como titulares de los derechos de autor de las obras, es una utilización interesada de estos recursos".
Para Soca, el reclamo "es absurdo". El periodista considera que el contrato que mantiene con Google -que incrusta avisos en elcastellano.org- no le permite cubrir los costos de mantenimiento del sitio, por lo que en su caso no se puede hablar de fines lucrativos. "Mi punto es que la RAE es una institución académica financiada parcialmente con dinero público y el uso de sus contenidos no puede ser retaceado por razones mercantiles, y menos por intermedio de un poderoso grupo comercial. Y digo 'reataceado' porque el diccionario que está en la web no ofrece lo mismos contenidos que el DVD, que ofrece numerosos diccionarios extra. La ortografía tampoco está en la web, y además la publicación de 2010 fue innecesaria, ya que tiene muy pocos cambios respecto a la anterior, por lo que sólo se justifica por razones comerciales", dice Soca.
Elcastellano.org está online desde 1996 y es la primera página web dedicada al idioma castellano (la RAE y el Instituto Cervantes recién tendrían presencia en internet durante la década siguiente). En sus inicios, Soca dirigía el sitio desde Río de Janeiro -donde se exilió tras ser liberado en 1978, luego de padecer seis años de prisión- y a partir de 2004 lo hace desde Montevideo. De acuerdo al periodista, hoy el sitio recibe 12.000 visitas diarias y a su boletín "La palabra del día" se han suscripto más de 200.000 usuarios. Por su parte, Soca es autor de tres libros de etimología (La fascinante historia de las palabras, Palabras fabulosas y Palabras milenarias).
A partir del episodio, Soca promueve la petición online "La lengua es de todos, no de las corporaciones", que puede consultarse en http://ladiaria.com/UY y que había superado las 3.700 adhesiones.
Fuente: La Diaria

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: