martes, 3 de mayo de 2016

Libertad de prensa bajo presión en todo el mundo

En el Día Internacional de la Libertad de Prensa, el derecho de los ciudadanos de todo el mundo a la libre información se ve cada vez más amenazado. Periodistas venezolanos y mexicanos denuncian amenazas a la libertad de expresión
"Son malos tiempos para para la libertad de expresión y de prensa, y para los derechos humanos en general", dice el abogado y activista Gamal Eid. En El Cairo se lleva a cabo un proceso contra él y otro activista, Hossam Bahgar, por supuestos "daños a la reputación del país". Hoy día "es peligroso trabajar como periodista, expresar su opinión en una novela, en Internet o en un periódico", dice Eid a DW y no habla solo de su país, Egipto, sino de toda la región del norte de África y Oriente Próximo.

Su evaluación se ajusta a la realidad de todo el mundo. Así lo confirma el último informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF), basado en datos, encuestas y observaciones en 180 países: 110 periodistas, 27 periodistas ciudadanos y otros 7 trabajadores de los medios pagaron con sus vidas por su trabajo en 2015.

En Turquía o Rusia
La ONG, que defiende la libertad de expresión y prensa en todo el mundo, advierte contra "gobiernos con tendencias autoritarias, como Turquía", ilustra Christoph Dreyer, vocero de RSF. Allí, los periodistas críticos han sido masivamente llevados ante la Justicia, numerosas páginas web bloqueadas. El Freedom of Speech Award de DW de este año fue a dar a las manos del redactor jefe de Hürriyet, Sedat Ergin, quien –como muchos otros colegas− enfrenta un proceso por supuesta ofensa al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

En países como Rusia, abunda Dreyer, el marco de actuación para la prensa independiente se ve sistemáticamente reducido, con éxito, según parece. "No hay prohibiciones formales, pero cada quien sabe qué puede decir dónde", escribe el periodista y bloguero independiente ruso Alexander Plushev, quien trabaja para la radioemisora crítica Ekho Moskvy y escribe una columna para la DW en ruso. "Cuando se cierra o se vende una redacción especialmente atrevida, nadie protesta", agrega.
Blogueros arriesgados
Los intentos por silenciar a la prensa libre tienen muchas caras. En conflictos armados, los periodistas suelen estar entre las primeras víctimas, cuenta Christoph Dreyer, de RSF. En países dominados por ideologías que demonizan a los medios, como Arabia Saudita o Bangladés, los blogueros arriesgan sus vidas si reportan críticamente sobre asuntos religiosos.

Así, el bloguero saudí Raif Badawi, galardonado con el Premio Sájarov del Parlamento Europeo y el primer Freedom of Speech Award de DW el pasado año, es apenas un ejemplo. Badawi fue condenado a diez años de cárcel y mil latigazos en mayo de 2014, entre otras cosas, por considerar iguales a musulmanes, cristianos, judíos y ateístas. Tras haber sido públicamente azotado en enero de 2015, continúa detenido como preso político. Asimismo, cuatro blogueros secularistas fueron asesinados en 2015 en Bangladés. Las autoridades hacen poco por hallar a los culpables.
Lucha antiterrorista a expensas de la libertad de prensa
También Dunja Mijatovic, encargada de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para la libertad de prensa, sigue el desarrollo de los 57 Estados miembros con preocupación creciente: "En lo que respecta a la libertad de los medios y el periodismo, los países de la OSCE no se diferencian mucho del resto del mundo", dice la experta en derechos humanos y medios a DW, al margen de una conferencia de periodistas europeos.

Se refiere especialmente a las medidas antiterroristas, que han limitado la libertad de prensa en muchos países. "No se trata de poner en duda el derecho legítimo de un gobierno a combatir el terror u otras amenazas", resalta y precisa: "pero no puede ser a costa de la libertad de expresión, un componente muy importante de nuestra democracia."

Y Mijatovic no alude solo a los "sospechosos habituales". El pasado 6 de abril, la encargada de la OSCE para la libertad de prensa pidió, por ejemplo, a raíz de un fallo del gobierno canadiense, mejorar las condiciones con que cuentan los periodistas para proteger a sus fuentes. Igualmente "preocupante" considera la experta la decisión del Gobierno alemán de iniciar un proceso contra el humorista Jan Böhmermann, a pedido de Turquía, en relación con su poema satírico sobre el presidente turco y basado en un polémico artículo de la constitución germana.

Guerra en el ciberespacio
"La nueva arena de la prensa libre está en el ciberespacio", destaca Mijatovic. "La globalización de los medios y el acceso a la información, los nuevos periodistas blogueros ponen muy nerviosos a ciertos gobiernos, que intentan ahogar la digitalización", explica.

En este sentido, RSF critica la creciente vigilancia digital de la prensa por parte los servicios secretos en Estados Unidos, así como la creciente persecución que han sufrido los informantes bajo el gobierno de Barack Obama. Mientras, la censura sistemática en países como China, Irán o Turquía, bloquea el acceso de los ciudadanos a páginas de Internet indeseadas por esos gobiernos.
África pierde, Túnez se levanta
La situación de los medios en África se considera entre "difícil" y "muy grave". Burundi ocupa uno de los puestos rezagados en el índice de libertad de prensa de RSF: el 156. El bloguero Alain Amrah Horutanga describe la actual situación, tras el intento de golpe contra el presidente Pierre Nkurunziza en mayo de 2015:

"La gente en la calle tiene miedo de expresar su opinión, muchos periodistas han tenido que dejar el país o enfrentan procesos judiciales. Nuestra libertad de expresión está amenazada y los periodistas que aún viven en Buyumbura tienen que esconderse", dice Horutanga al periodista de DW Eric Topona. También Topona, procedente de Chad, tuvo que dejar su país tras un arresto por "poner en peligro el orden constitucional", y vive desde entonces en Bonn.

No obstante, hay ejemplos positivos: la revelación del año ha sido Túnez, que subió del lugar 126 al 96 en el índice de RSF. Allí no todo es color de rosa, advierte el vocero Dreyer. Los periodistas críticos siguen siendo acosados, pero han cesado las detenciones arbitarias. Y el nuevo marco legal ofrece esperanzas de que el país norafricano se mueva en la dirección correcta. Mientras, siete países se mantienen, impasibles, en la cola del índice de RSF: Sudán, Vietnam, China, Siria, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

En Venezuela: graves problemas de libertad de expresión
Periodistas venezolanos denunciaron este martes hostigamientos y censura por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro, durante una marcha en Caracas con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa
Los comunicadores avanzaron hasta la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a cuyos representantes pidieron vigilar las acciones el gobierno frente a la libre expresión.

“Hemos venido a decir que en Venezuela hay graves problemas de libertad de expresión y (…) ustedes tienen responsabilidad, cuando aprobaron este Día Mundial de la Libertad de Prensa, de hacer un seguimiento a la situación”, dijo Carlos Correa, director de la organización no gubernamental (ONG) Espacio Público.

Por su parte, el secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz, dijo que esperan que los funcionarios del PNUD “sean contralores de la actuación del Estado y de las garantías para comunicarnos con la libertad necesaria”.

Espacio Público registró el año pasado 286 violaciones a la libertad de expresión, ocasionadas principalmente por intimidación, hostigamiento verbal y censura, advierte el informe anual que la organización presentó este martes.

“De manera sistemática se persigue cualquier crítica y persisten la violencia y las amenazas contra medios y periodistas”, indicó Correa.

“No más ataques a periodistas” y “¡Censura es dictadura!”, fueron algunas de las consignas de reporteros, fotógrafos y camarógrafos que recorrieron una neurálgica avenida del este capitalino venezolana.

La periodista Lorena Meléndez manifestó contra “el control injusto del acceso al papel para periódicos que ejerce el gobierno”.

“Las redacciones se están quedando vacías, y las que aún trabajan, lo hacen con las uñas por la falta de recursos”, aseguró Meléndez a la AFP.

El presidente del diario El Impulso (estado Lara, oeste), Carlos Carmona, sostuvo que los periodistas están en “zozobra permanente” pues la falta de papel compromete sus puestos de trabajo.

“La gente no sabe si va a cobrar esta quincena. No sabe si el periódico va a seguir saliendo o no la semana que viene”, comentó.

La ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) ubicó a Venezuela en el puesto 137 de 180 en su clasificación mundial de la libertad de prensa para 2015, dos lugares por debajo del año anterior.

Maduro niega las acusaciones de censura y sostiene que algunos medios pretenden estar por encima de la ley y apoyan las maniobras de la oposición para derrocarlo, como asegura ocurrió durante el golpe de Estado que sacó brevemente del poder al fallecido presidente Hugo Chávez en 2002.

En México la libertad de expresión atraviesa por etapa crítica
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) aseguró que la libertad de expresión atraviesa por una de sus etapas más críticas y, por tanto, prevalece como asignatura pendiente para el Estado mexicano la obligación de garantizar la seguridad de los comunicadores en su desempeño profesional
En ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa —3 de mayo—, este Organismo Nacional llamó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a poner fin a la impunidad ante el aumento de la frecuencia y gravedad de las amenazas y las agresiones directas contra periodistas y medios de comunicación, que se han convertido en destinatarios de actos violentos en los años recientes.

De conformidad con las cifras del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, del año 2000 a la fecha se han registrado 113 homicidios de periodistas, 20 periodistas han desaparecido desde el año 2005 y se han registrado 49 atentados a medios de comunicación desde el año 2006, lo que da cuenta de la gravedad del problema.

Tan sólo en los cuatro primeros meses de 2016, un total de seis periodistas han sido asesinados.

La CNDH dijo que estos asesinatos deben motivar la atención de todas las autoridades del país a fin de crear un frente común para atender una problemática de suma gravedad que afecta la estructura misma del régimen democrático.

Entre los derechos fundamentales que el Estado, en su calidad de garante, está obligado a proteger, sobresale el hecho de que los profesionales de la comunicación cuenten con las garantías necesarias para salvaguardar su integridad y seguridad jurídica, así como su derecho a una debida procuración e impartición de justicia, indicó la Comisión Nacional.

En este contexto, agregó, debe reconocerse la posición de los periodistas como un sector particularmente destinatario de agresiones y de violaciones a sus derechos fundamentales, así como la necesidad que se tiene de proteger su actividad pública en beneficio de la vida democrática del país.

Esta fecha, recordó el Organismo nacional, conmemorativa establecida por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1993, tiene como objetivo recordar los principios fundamentales de la libertad de expresión en el mundo.

"Esa afirmación no se refiere únicamente al reconocimiento del derecho que tienen los periodistas, comunicadores y medios a expresarse con libertad, sino involucra el derecho de los individuos a estar informados de manera oportuna sobre aquello que acontece en la vida pública", dijo la CNDH.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha señalado que los medios de comunicación social se cuentan entre los forjadores básicos de la opinión pública en las democracias actuales, y es indispensable que tengan aseguradas las condiciones para difundir las más diversas informaciones y opiniones. Ello, indicó, hace necesario garantizar a los periodistas el goce de condiciones adecuadas para desempeñar su trabajo.

En igual sentido, la Corte Interamericana de Derechos Humanos indicó que es fundamental que los periodistas que laboran en los medios de comunicación gocen de la protección y la independencia necesarias para realizar sus funciones acabalidad, ya que son ellos quienes mantienen informada a la sociedad, requisito indispensable para que ésta disfrute de una plena libertad.

Desde hace más de una década, los propios medios de comunicación así como distintas organizaciones civiles defensoras de derechos humanos, y en particular de la libertad de expresión, han venido realizando foros, seminarios, encuentros, manifestaciones, informes y alertas con la intención de llamar la atención de las autoridades a fin de que se frene la ola de agresiones en su contra, pues esas conductas además de afectar distintos derechos provocan autocensura e inhiben el trabajo periodístico de los comunicadores.

Ante esta situación, el 8 de febrero de este año el Consejo Consultivo de este Organismo Nacional aprobó la Recomendación General 24 “Sobre el ejercicio de la libertad de expresión en México”, en la que se pone de relieve la situación de riesgo que enfrentan los periodistas y comunicadores en el país, y donde se hacen señalamientos a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, para que establezcan políticas públicas que deriven en su protección.
Fuentes: Deutsche Welle, AFP, CNDH

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: