jueves, 1 de marzo de 2012

Intendente de Bariloche limita el acceso a la información pública

El intendente Omar Goye (Frente para la Victoria) dio un nuevo manotazo al derecho ciudadano de acceso a la información pública y la transparencia en la gestión. El nuevo sitio web oficial del municipio no permitirá el acceso a las Resoluciones y limitará el conocimiento de las mismas a la adquisición del Boletín Oficial que se imprime cada 15 días y sólo publica discrecionalmente esas normas. Así, sólo con un complejo pedido por escrito se podrá acceder al detalle sobre, entre otros aspectos, el manejo de los fondos públicos. La decisión del Intendente se suma al silencio impuesto a los Secretarios que, a pesar de ser funcionarios políticos, deben pedir permiso al jefe comunal para dialogar con la prensa
En las próximas horas, el Gobierno de Bariloche limitará el acceso a las Resoluciones del Ejecutivo, planteando un claro retroceso en relación al proceso de transparencia que el propio municipio -en consonancia con las más avanzadas miradas sobre el acceso a la información pública- había dado.
Sin que medie Resolución -por lo menos se desconoce su texto-, el Intendente Omar Goye quitará de la página web oficial del municipio la carga de las normas que rubrique, a las que, hasta hace 15 días, podía accederse de manera sencilla y transparente.
A partir de esta medida, defendida por el subsecretario de Comunicación y Protocolo del Ejecutivo, Fernando Núñez, en diálogo con el Diario Río Negro, sólo se podrán observar las Resoluciones -trámite administrativo que acredita, entre otros puntos, el manejo de los fondos públicos- a través de engorrosos pedidos por escrito o accediendo al Boletín Oficial, que se imprime cada 15 días. Además, el Boletín municipal no incluye la totalidad de las Resoluciones, sino que selecciona, con un criterio no especificado en ninguna norma, aquellas que dejará que la ciudadanía observe. Por ejemplo, no se publican Resoluciones sobre subsidios y pago a proveedores.
En la última edición del Boletín Oficial, del 24 de febrero, aparecen impresas las Resoluciones 200, luego salta a la 249, y de esa a la 298. Es decir, un porcentaje mínimo de las normas se transparentarán.
Se trata, ni más ni menos, que del ocultamiento de información clave para el control ciudadano de la gestión. Es que la decisión no sólo afecta la tarea periodística, sino también aquello por lo que las organizaciones intermedias que pugnan por la transparencia en el manejo del Estado habían logrado a partir de la sanción de la nueva Carta Orgánica Municipal, y que se plasmó con la ordenanza 1851 de acceso a la información pública de 2008.
La página web del municipio se encuentra, hace unos 15 días, fuera de servicio, y es imposible el acceso a las Resoluciones. La explicación oficial, fue la tarea de readecuación del sitio, que en las próximas horas estaría nuevamente online.
Sin embargo, Núñez indicó al Diario Río Negro que ya la Resoluciones no podrán leerse a través de internet. Para ello, sin embargo, debiera existir una Resolución que modifique o elimine los términos de una norma anterior, la 4989 de 2008, que instruía a la Dirección de Sistemas para que “incluya en la Página Web oficial, el listado de las Resoluciones dictadas por el Departamento Ejecutivo Municipal”. Si existe una Resolución superadora de la mencionada, el Gobierno la mantiene oculta.
Aquel ciudadano -sea periodista o no- que pretenda conocer aspectos de la gestión a través de la lectura de las Resoluciones tendrá la opción de pedirlas por escrito y esperar 10 días máximo que el Ejecutivo responda. La decisión contraría el artículo uno de la ordenanza de acceso a la información pública que, si bien estipula ese plazo, también plantea el concepto de “facilitar” por parte de las autoridades el conocimiento pleno de la ciudadanía sobre los actos de gobierno.
Esta decisión del Intendente Omar Goye se emparenta con su “directiva” de impedir a los Secretarios conversar con la prensa, y la obligación que tienen los funcionarios de su gabinete de informarlo sobre los temas a tratar con los medios de comunicación.

Goye impide a sus Secretarios hablar con la prensa
El Ejecutivo puso en marcha una política de concentración y acotamiento de los canales de contacto con los medios de comunicación. La decisión impide el acceso a información de carácter público, genera demoras en las respuestas institucionales, y limita a los principales funcionarios manifestar su opinión sobre diversos temas. Antes de responder a los medios, “los Secretarios tienen que informar al Intendente” sobre las consultas recibidas, explicó Goye a ANB. “Cuando tengamos cosas importantes para anunciar, convocaremos a conferencia de prensa”, arguyó. El subsecretario de Comunicación y Protocolo -oficina que elevó a ocho el número de funcionarios y empleados- argumentó: “Los medios no nos van a marcar la agenda”. La página web del municipio que permite el acceso a las Resoluciones se encuentra caída desde hace una semana.
Los Secretarios del Ejecutivo municipal no pueden informar a la prensa ni realizar declaraciones sin antes poner al tanto al Intendente Omar Goye, y acomodar sus respuestas a una “estrategia” digitada desde el área de Comunicación oficial.
La nueva y limitante política comunicacional genera dificultades de acceso a la información pública, demoras en la respuesta institucional a consultas realizadas por la prensa, e impide a la primera línea del Ejecutivo esbozar sus opiniones o miradas sobre temas de la realidad local.
Fue el propio jefe comunal quien dio la directiva de acotar el contacto de sus funcionarios con los medios. “Cuando tengamos cosas importantes para anunciar, vía el sector de prensa de la municipalidad vamos a convocar a conferencia de prensa”, explicó a ANB.
El diálogo fue el siguiente:
Goye: Es una directiva que hemos bajado. Creemos que es nuestra forma de comunicar. Algunos la han criticado, la han calificado. Están en su derecho, no lo comparto, pero están en su derecho. Seguramente no vamos en ningún momento a violar lo que es el derecho a la información pública que en buena parte no tiene plazos establecidos, y nosotros siempre vamos a comunicar, de hecho hay acceso a las resoluciones del municipio. Cuando tengamos cosas importantes para anunciar, vía el sector de prensa de la municipalidad vamos a convocar a conferencia de prensa.
ANB: La idea de lo que es importante o no, no sólo la tiene el municipio sino también los medios, y si a veces no podemos informar porque un secretario demora dos días en respondernos porque tiene que dar una vuelta administrativa el pedido, deja de ser una posibilidad de acceso a la información.
Goye: Pero de ninguna manera una violación al derecho de acceso a la información. Lo que pasa es que a veces el medio tiene un método de trabajo; nosotros tenemos otro método de trabajo, que por ahí es eso en lo que no estamos coincidiendo, pero de ninguna manera en cercenar el derecho a la información pública. De hecho ustedes siempre consiguen la información...
ANB: Sí, pero el Ejecutivo puede facilitarla o no...
Goye: A través de la oficina de prensa seguramente podremos...
ANB: Es decir que los Secretarios tienen que ir a la oficina de prensa a consultar si responden o no a las inquietudes de los medios.
Goye: A ver. Lo que se dijo es que los Secretarios primero tienen que informar al Intendente, como corresponde, y a partir de allí es el canal de la comunicación.
La política del embudo comunicacional fue también defendida por el Subsecretario de Comunicación y Protocolo, Fernando Núñez, quien explicó a ANB que se adoptó para evitar que “los medios nos marquen la agenda”.
“Es una directiva del intendente que los funcionarios antes de hablar con los medios se comuniquen con prensa. Los medios no nos van a marcar la agenda”, argumentó, y aseguró que además la medida busca evitar el “vedettismo” de los funcionarios.
Explicó que en anteriores gestiones, “había declaraciones de un funcionario distinto en cada medio”, y eso ahora “no va a pasar”.
Núñez se quejó porque “hay un par de medios que desde temprano marcan (la agenda) y después van a ver a los funcionarios”.
“Tendrán que esperar un día para la coordinación de la respuesta”, planteó, y agregó que la “directiva” de Goye implica la prohibición de hablar antes de las conferencias de prensa.
“Esta estrategia hay que respetarla”, sentenció el funcionario.
Paralelamente, el área de Comunicación y Protocolo municipal fue elevada de rango, a subsecretaría, y duplicó la cantidad de funcionarios y empleados. Son ocho personas, en total, los encargados de comunicar y organizar el protocolo del Ejecutivo.
En sintonía con la instrumentación de la política comunicacional restrictiva, desde hace una semana se encuentra "en construcción" el sitio web oficial del municipio, a través del cual puede accederse a las Resoluciones firmadas por el Intendente. Si bien se había anunciado la inminente renovación de la lastimosa página web del gobierno municipal, luego de dos meses y medio de la nueva gestión el sitio permanecía igual hasta hace una semana, cuando fue levantada para "mejorar el servicio".
Fuente: ANB

1 comentario:

Osvaldo dijo...

Quiero decir que cuando vi el nombre del intendente me causo mucha gracia. Recuerdo que cuando fui a bariloche el lugar típico para comprar los chocolates, se llamaba la abuela goye (corríjanme si me equivoco) así que cuando vi el principio de la nota me reí mucho

Quizás también le interese: